Magazine DC España – Mayo

Empezamos mayo y con la primera tanda de novedades de ECC/DC llega, también, el Magazine DC, lleno de lo mejor de lo mejor de nuestro Universo superheroico favorito.

INTRODUCCIÓN

Mayo es un mes en el que el aire cambia de aroma. El calor empieza a hacer acto de presencia y la primavera se asienta con contundencia en nuestras vidas. Sobre todo en los alérgicos que deben pasar un calvario… Así que toca intentar desgranar lo mejor del mes de mayo en lo que a Novedades DC se refiere, para aplacar reacciones adversas al polen, y disfrutar de ese Universo al que todos somos afines.

Para este mes no tenemos entrevista, pero ya estamos trabajando en una que esperamos os resulte muy interesante y que verá la luz el mes que viene. Hemos hablado con dibujantes, con entintadores y un traductor, por lo que para junio os convocamos a todos a pasaros por aquí y disfrutar de una agradable conversación con uno de los grandes profesionales del color. Su nombre… lo sabremos en la siguiente entrega.

En cuanto a cómics, tenemos un mes de finales. Cerramos unas cuantas etapas y series, como Flash, Legión de Superhéroes, Escuadrón Suicida, Young Justice y llega a su fin La Tumba de Batman. Sin embargo, mientras unas se van, otras llegan y en mayo tenemos el regreso, ansiado, de dos grandes personajes. Por un lado, vuelve Wonder Woman por todo lo alto y continúa Aquaman con la llegada de su Segunda Temporada. Y dentro de la línea Kodomo le damos la bienvenida a Las Aventuras de Superman que arranca serie en grapa este mismo mes.

Seguimos con nuestras habituales secciones de coleccionismo, ventas y para el final os dejamos la encuesta con la que valorar vuestras intenciones de compra e interés por el final de etapa o serie que más expectación os levanta. No hagáis trampas y leer primero las secciones…
Y sin más os dejamos con el Magazine DC de mayo. Pasarlo en grande.

TITULARES

Una nueva temporada

Hace unos meses, con motivo de las entrevistas a Mike Perkins, Steve Lieber y Liam Sharp debatíamos sobre la posibilidad de que la industria se adaptara a ciertos elementos procedentes de la industria cinematográfica. Fundamentalmente, en lo relativo a que las colecciones de cómic pasaran a tener un formato de temporada y que fuera el éxito o fracaso de las mismas la que diera paso a renovaciones por una segunda, tercera o sucesivas. Que se estructurara por parte de los propios autores, en sintonía con esta idea editorial el futuro de las mismas, permitiéndoles reaccionar ante lo que el lector/comprador juzgara a través de su selección de compras mensuales. Las consecuencias de esto, tal y como expresábamos en las conclusiones entonces, podrían ser muy positivas para la editorial. Ahora, no obstante, hablamos de una realidad distinta (aunque no tan alejada si pensamos en la relación cada vez más cercana entre los conceptos lector y espectador) y propia del mercado español: el formato temporada para la recopilación de material americano de DC Comics por parte de ECC Ediciones, ¿Qué nos parece?

En primer lugar, conviene reflejar lo dispuesto en la última oración del párrafo anterior, la idea de cómo la industria cinematográfica y de las plataformas digitales ha introducido sus conceptos en otro tipo de negocio. Considero, por tanto, que la propia categorización de TEMPORADA a la hora de captar la atención de neófitos es muy adecuada en este sentido. Tener tomos de ciertas colecciones que, por la razón que sea no han triunfado en otro formato, con este tipo de nombre, puede hacer que este se decida por comprar dicho tomo. Por ejemplo, un aficionado a la serie de TV de los Titanes que quiera leer algo de ellos encontrará mayor facilidad con este tipo de introducción en un mercado distinto como es el del cómic. En ese sentido, veo un aspecto positivo destacable y entendible a su vez desde el punto de vista de negocio por parte de la editorial.

En segundo lugar, veo lógico para ECC que se use este nombre para tratar de dar un impulso a colecciones que no han funcionado (tristemente, Wonder Woman). Como empresa, no deja de ser un modo de intentar optimizar algo que podría hacerlo pero no lo ha hecho históricamente. Quizás, tanto por la pervivencia de la importancia del personaje en un entorno cinematográfico como por este nuevo impulso en las novedades, haya tanto veteranos como nuevo público a los que el nombre Temporada les resulte atractivo.

Por el lado contrario, creo que para el lector asentado esta categorización (nos) cuesta más. Para un veterano que ve como sus colecciones fetiche va evolucionando de formato a formato sin coherencia cuando son puestas juntas en la estantería, la introducción de un nuevo (de tantos) formatos resulta engorroso. El aspecto coleccionista de leer cómics difícilmente va a ser satisfecho con un formato de TEMPORADA de primeras, dado que el mismo, a la espera de ver la continuidad del mismo, no es históricamente uno que haya sido utilizado y que concuerde con colecciones largas.

Especialmente, cuando la publicación ha sido errática, este formato puede ser incluso confuso. Se han publicado como primera temporada arcos que no son comienzo de nada y que dan continuación a, en ocasiones, como ocurre con Deathstroke, más de treinta números. No deja de ser equivoco decir que es primero algo que no lo es en absoluto.

Por todo esto, vemos tanto aspectos positivos como negativos. Fundamentalmente, me interesa el nombre Temporada para nuevos lectores, no así para aquel que ya conozca las colecciones, a los que por diversas razones puede no gustar esta medida. Considero que da más de lo que quita, habida cuenta de que no se tratan en ningún lugar de colecciones que estén funcionando por lo que en muchos casos esto se traslada en que, o vaya a ser publicado así o quizás de ningún otro modo. Por ello, a la espera de ver cómo las mismas funcionan, recojo con interés una parte importante de este modo de recopilar.


WONDER WOMAN PRIMERA TEMPORADA – LA CACERÍA SALVAJE

Wonder Woman no ha tenido mucha suerte últimamente con su serie principal. Quizás desde su primera etapa en el Renacimiento, con Greg Rucka al guion, no goza de un run a la altura de la amazona. Distintos equipos creativos han intentado sin éxito caracterizar correctamente a Diana e integrarla en una trama atractiva para el lector. Por suerte, Grant Morrison y sobre todo Daniel Warren Johnson han brillado con sus acercamientos a la mítica heroína y han mitigado el desasosiego que producían sus historias dentro del canon. Llega ahora el turno para Steve Orlando, autor no demasiado valorado, pero que suele demostrar un amplio conocimiento del universo DC y sus personajes en cada cómic que escribe para la editorial. Su etapa es recopilada en este tomo de primera temporada publicado por ECC.

El tomo abre con Cheetah, que ha cometido un deicidio y tiene inquietantes planes para Themyscira. Por supuesto, no será la única adversaria del libro, hay cuatro jinetes que tendrán mucho que decir, incluso Gorila Grood, habitual enemigo de Flash, tendrá su aparición. Donna Troy también se dejara ver, formando equipo con Diana, algo que no ocurre de forma tan habitual como cabría esperar, por lo que la colaboración de ambas amazonas gustará a más de un aficionado.

Una gran cantidad de artistas se dan cita en el tomo, entre ellos, Jesús Merino o Emanuela Lupacchino, entre muchos otros, otorgando un buen nivel artístico.
Orlando entiende a Wonder Woman, la escribe como debe y su trama cumple sobradamente, siendo esta una de las mejores opciones recientes para leer a la Mujer Maravilla en el universo principal de DC Comics.

LIGA DE LA JUSTICIA OSCURA #09

A estas alturas, la calidad de la colección apenas ha de ser ponderada. Estamos ante una de las mejores series de los últimos años para la editorial, un verdadero refugio para la creatividad en lo que respecta a la Liga de la Justicia y la salud de la que han gozado las distintas cabeceras que llevan por título al grupo más famoso e importante de la editorial. Tanto cuando los guiones los firmaba James Tynion IV como cuando hablábamos de Ram V, los mismos han sido espectaculares. Desde el homenaje al viejo Vértigo, aquel que enamoró y encandiló a una generación entera hasta las interesantes reflexiones sobre la magia y el poder, no han pretendido quedarse en el umbral de las mismas, sino ir un poco más allá para atraer nuevas ideas y explicaciones.

En cuanto a los dibujos, en plena sintonía, han sabido reflejar el espíritu de los guiones, en muchos casos con el añadido de la dificultad absoluta que tiene adaptar un conjunto muy amplio tanto de personajes como de escenarios sin que el reto reste la visión que se tiene de la historia. En este caso, no podría estar en mejores manos, con Amancay Nahuelpan. Tanto desde las composiciones de página, como el propio diseño de los personajes, acude de un modo continuista y de calidad como venía siendo vista en arcos precedentes (en los que destacaban dibujantes como Álvaro Martínez Bueno).

Especialmente, destaca el papel de tres personajes en concreto. John Constantine, en primer lugar, que en manos de estos autores ha recuperado su socarronería y carácter pendenciero alejado de lo heroico que tan poco casa con la idea de su creación y posterior desarrollo. En segundo, la propia Wonder Woman. Particularmente relevante es el rol que se le ha reservado, dejando de lado las dudas iniciales que podía reportar su relación con la magia. No solo ha sido coherente, sino que ha permitido avanzar al personaje como su colección no ha sabido hacer desde hace demasiado tiempo. Finalmente, tenemos a Zatanna, un personaje sobre el que siempre pesa la impresión de que gusta más al aficionado que a la propia editorial, lo cual ha tenido un efecto en su errático tratamiento. Los tres están fantásticos y son el principal reclamo para la lectura de este último tomo de una colección que se echará en falta, al menos hasta comprobar la posición que ocupará en la línea general para el Universo DC en el año 2021. Quedan tres números que, con toda seguridad, van a satisfacer el interés generado con un nuevo pico de calidad.

FLASH #55

Cuando Joshua Williamson aterrizó en Flash con la llegada de Renacimiento (2016) su intención, como así manifestó en varias ocasiones, era la de escribir cien números. Con la publicación en España del Flash #762, Williamson cumple su sueño, pues son 101 entregas consecutivas las que este escritor ha dedicado al Velocista Escarlata.

Ya se puede decir que esta etapa es la más larga escrita por un guionista en Flash desde su relanzamiento post Crisis. Mark Waid completó un total de 92 entregas (contado anuales) y no fueron consecutivos, pues en medio de su etapa hay trabajos de Grant Morrison y Mark Millar. Geoff John completó 61 entregas que si fueron sin descanso y Messner-Loeb llegó a un total de 43 entregas en las que también tuvo un descanso. Así, de esta forma, Williamson se convierte en el guionista en hacer la etapa más larga con Flash desde 1986.

Ha sido una larga etapa con sus más y sus menos, con grandes arcos argumentales que daban paso a otros de corte mucho menos elaborado. Arcos que han hecho que el cómputo global del trabajo de Williamson se valore como irregular y sin apenas aportaciones que sean realmente significativas… Al menos hasta su arco final en el que de verdad parece motivado para quemar todos sus barcos y reconciliarse de lleno con los lectores y aficionados al personaje.

Estamos antes un cierre que viene a arreglar todo cuanto se puso en marcha desde los Nuevos 52. Un final de etapa digno, que viene a demostrar que el problema de Williamson con el personaje no era una cuestión de ideas, sino más bien de desarrollo. El guionista no ha logrado asentar nada perdurable y eso es preocupante cuando se escriben más de cien entregas. Se ha tenido tiempo para ello y la introducción de nuevas fuerzas puede que pueda ser una de las cosas que ha llamado algo la atención, pero que con el tiempo van a caer en el olvido.

Una etapa que también queda marcada a fuego por haber contado con dibujante de alto nivel como Rafa Sandoval, con tintas de Jordi Tarragona, Howard Porter, Chirstian Duce, Scott Kolins (puede que el más flojo de todos) y Carmine Giandomenico, entre otros, que han aportado sus lápices a esta larga etapa. Talento a raudales que dejan el listón en lo más alto.

Ha faltado caracterización y coherencia. Ha faltado evolución y una mejor gestión de la carga emocional del personaje y de los secundarios. Williamson apenas ha sabido sacar partido al rico universo de Allen y es una lástima, pues este último arco demuestra que cuando se centra de verdad puede sacar diamantes del carbón más oscuro. Diamantes que incluso atacan a la base de una de las ideas más controvertidas de Johns con la muerte de la madre de Barry.

Hay que decir que hay un epílogo de este arco y que forma parte de Death Metal, centrado en el gran ausente de esta historia. Alguien al que todos queremos y que Wiliamson escribe para darle dos grandes momentos.

Si has llegado hasta aquí, disfruta de este arco final y no te puedes perder lo que vendrá a partir de la publicación de Future State. Avisados quedamos todos.

ESCUADRÓN SUICIDA #11

Tom Taylor durante mucho tiempo ha sido un guionista muy querido por el público por su trabajos en Injustice, DCSOS o Tierra 2. Los aficionados nos preguntábamos cuándo la editorial le daría la oportunidad de demostrar su valía con una serie en continuidad y así poder premiar al excelente guionista. La circunstancia no llegaba y se tendía a pensar que el australiano estaba infravalorado. El reciente anuncio de que será el encargado de Superman: Son of Kal-El, su participación en la serie limitada de Batman: The Detective o su nombramiento como guionista de la serie regular de Nightwing, lo colocan en el lugar que le corresponde dentro de DC Comics, el de autor estrella. Ninguna de estas obras está disponible todavía en nuestro país, habrá que poner a prueba una vez más nuestra paciencia (los lectores de cómics sabemos de esto) y disfrutar con la encarnación del Escuadrón Suicida que nos regala el escritor, cómic entretenidísimo que llega al final de su etapa.

Junto al patrio Bruno Redondo con un dibujo muy inspirado (que también forma tándem creativo en la mencionada Nightwing) el cómic es todo lo que se espera de la colección de la Fuerza Especial X. Un nuevo Escuadrón nace del primer capítulo (no solo en cuanto a sus integrantes sino también a su líder, la eterna Amanda Waller es sustituida) con personajes únicos muy bien perfilados y viejos conocidos cuyo tratamiento, por supuesto, también está a la altura. Y es que Taylor es capaz de dotar de humanidad cada personaje que escribe haciendo que entiendas y empatices con sus actos y motivaciones, a la par que te lleva en volandas por una trama, no excesivamente original, pero sí conducida magistralmente.

Un cómic tremendamente divertido y entretenido que te hará pasar un buen rato y con el que no te equivocarás si lo coges de la estantería. Una serie que llega a su fin y que nos deja esperando más de Taylor. Por suerte sabemos que en los próximos meses se vienen tebeos muy interesantes firmados por el australiano, disfrutemos de este último número que nos queda e ilusionémonos por lo que está por llegar.

LEGIÓN DE SUPERHÉROES #04

Llega a su fin el último intento por parte de DC de poner en marcha una nueva etapa para la Legión de Superhéroes. Un relanzamiento que se vino abajo cuando los retrasos de la obra de Geoff Johns y Gary Frank, Doomday Clock, hicieron que el engranaje no acabara de cuadrar como debiera. Nació de la mano de Michael Brian Bendis, con Ryan Sook en el dibujo, así como una buena infinidad de otros autores, que no han acabado por dar con la tecla del que ya se antoja el grupo del Universo DC más complejo de escribir.

Todo aficionado al grupo ha visto como los años han pasado sin que se haya podido alcanzar las altas cotas de calidad de la serie a finales de los años 70 y principios de los ochenta, con una enorme cantidad de reinicios y relanzamientos que no lograban captar la esencia del grupo y por tanto acaban por generar suficiente desafección entre los lectores, como para añadir una nueva muesca de fracaso para el grupo.

Bendis a contado poco en su etapa, pero al mismo tiempo se ha logrado que, gracias al enorme trabajo de Sook y compañía, se haya dotado a esta nueva encarnación de una mayor pluralidad y un aspecto visual mucho más actual e integrado en lo que podría considerarse el futuro oficial del Universo DC. Considerar este trabajo como fallido no sería justo, pues Bendis ha sentado unas bases con las que poder trabajar y ahora solo queda ver como es capaz de evolucionar en las manos de futuros equipos creativos.

El guionista de Superman ha logrado, también, que la serie tenga voz propia, sin entrar en los gustos particulares de cada lector, sin mirar al pasado con intención de imitarlo y mucho menos recuperarlo. Ha sabido a poco y su final no solo deja de nuevo huérfanos a muchos lectores, sino al propio Universo DC que necesita desesperadamente poder contar con una serie regular de la Legión estable.

DEATH METAL – METALVERSO #02

El macroevento Death Metal es tan grande, afecta a tantos héroes y presenta tantas versiones retorcidas de Batman que las entregas de su serie regular se hacen escasas para contar todo lo referente a esta tierra de pesadilla. Literalmente, pues los continentes se han reorganizado formando una gigante masa de tierra con forma de murciélago. ¿Cómo sabemos esto? Porque hemos leído la primera entrega del Metalverso. Importantes detalles son desvelados en ella y dotan de trasfondo muchas de las versiones oscuras del murciélago que atormentarán al planeta. El Batmanhattan y su despertar, el origen del Robin King o la caída de los distintos héroes son algunas de las historias que forman el primer volumen, entre otras muchas. Su lectura por sí sola es satisfactoria, con ese toque que siempre gusta a los aficionados de contar orígenes propios de Elseworlds. Además tiene la virtud de mejorar la lectura de la serie principal.

Este segundo ejemplar cuenta con tres cómics importantes para la trama central, como el intento de ataque al Castillo del Murciélago de una trinidad potenciada, la lucha de distintos personajes del Multiverso contra Perpetua o el devenir de cierto velocista, aún no desvelado como importante, pero que todos intuimos que lo será en esta abominable locura, Wally West, el Flash que fue Kid Flash recuperado en el especial de Rebirth.

La colección del Metalverso reúne historias referentes al lore de Death Metal que ayudan a entender mejor el nuevo mundo que es el universo DC y que otorgan una mayor profundidad a sus personajes, siendo un cómic fundamental que sin duda disfrutarás si te está gustando el evento.

LIGA DE LA JUSTICIA – DOOM METAL

Estando como estamos inmersos ya en la continuación de Metal, con el bonito y sugerente título de Death Metal, este mes toca ración extra de diseños extremos e ideas radicales cortesía de Joshua Williamson y Xermanico, que se encargan de expandir la serie central del evento hasta las páginas de la Liga de la Justicia.

Seguimos para pleno y aquí el exceso es lo que abruma en cada página bajo las directrices del maestro de ceremonias, Snyder, que continua a vueltas con Perpetua (de aquella enorme y larga etapa en la JL) para placer visual del personal. Un tomo que recopila los números 53 al 57 con carga extra de lujuria oscura, con la que seguir avanzando en las tenebrosas aguas de Death Metal.

ECC acertadamente saca de la serie regular de la Liga estas entregas y las apelmaza en un solo tomo para que se pueda seguir sin problemas el evento del año con todo lujo de detalles. Un tomo donde hay de todo y para todos, con héroes que deben atravesar el planeta Tierra, romances imposibles, destinos implacables e ideas grandes, muy grandes, con las que poder seguir explotando este Multiverso que tanto juego le esta dando a DC.

Ánimo, lectores que el destino nos espera.


EL ARTE DE LEE BERMEJO – LUGARES OSCUROS

Una rara avis en las novedades de este mes se encuentra en este libro ilustrado con el protagonismo de uno de los mejores dibujantes de comic norteamericano de los últimos años, Lee Bermejo. Con el objetivo de descubrir sus profundas aspiraciones, intereses e influencias notables (que van desde lo más comercial hasta lo europeo) se da comienzo a un apasionante trabajo, accesible e interesante. A pesar del desigual recibimiento que han tenido algunas de sus obras (pensemos por ejemplo en el caso particular de Batman Condenado), siempre llevan consigo la precisión de que el aspecto grafico (lo atribuible a Bermejo) es espectacular o notable, muchas veces por encima del guion. Incluso cuando las mismas son mejor recibidas o tienen un sello de calidad (Joker, reeditada en numerosas ocasiones en nuestro país y muy recomendable), lo que más se suele destacar es su dibujo y diseño para los personajes. En el caso del propio payaso, pocos autores han sabido reflejar la locura y peligro que entraña, acercándose al terror puro y provocando reacciones únicas en los lectores.

Se acompaña esto con relatos y entrevistas a sus colaboradores con los que apoyar reflexiones certeras sobre la importancia que ha tenido como dibujante en el siglo XXI para la editorial DC, así como la propia influencia que ha tenido y tendrá para futuros creadores. Todo ello presenta un conjunto espectacular, imprescindible para todo aquel aficionado que le tenga encumbrado en un podio elevado dentro de la lista de autores deceítas de los últimos años.


LA TUMBA DE BATMAN #12

El famoso dúo creativo de The Authority, Warren Ellis y Bryan Hitch vuelve a unirse para contar esta historia de Batman. Cómic que llega a la conclusión de su publicación en grapa este mes por parte de ECC con la salida al mercado de su último número. Un tebeo donde Ellis ha estado comedido, sin caer en sus tropos habituales relacionados con la ciencia ficción. Tampoco se ha mostrado especialmente transgresor con personajes que rompan el molde prefijado, algo frecuente en el guionista. No, el autor de Inyección escribe un Batman por encima de todo detectivesco, con una asombrosa capacidad de ponerse en la piel de la víctima o del verdugo. Para esto es necesario tener empatía, algo que el murciélago de Ellis demuestra tener, en especial con Alfred, único personaje marca de la casa del autor que se puede ver por el cómic. Este mayordomo se deja caer en el vicio del alcohol, es perspicaz, sarcástico y no tienen ningún cuidado por herir a su protegido con sus afiladas palabras. Un Alfred mucho más pesimista y atormentado de lo que últimamente estamos acostumbrados, cínico y mordaz. Una interesante representación que se permite robar las escenas conjuntas que comparte con su ahijado. En contraparte, Batman, es más optimista de lo habitual, o al menos no es el héroe apaleado y angustiado que solemos leer. Detective, trabajador y paciente son las palabras que definen este murciélago de Ellis.

Bryan Hitch exhibe un recuperado nivel en esta serie limitada, alejado del dibujo con apariencia de boceto, con aspecto a medio terminar, que mostraba en sus “recientes” trabajos con la Liga de la Justicia. Hicth otorga el arte de altura que se le supone, ayudado enormemente por el guion de Ellis. No es raro encontrar páginas y páginas sin texto, destinadas a que el dibujante demuestre sus cualidades narrativas en escenas de acción. Los seguidores del artista estarán de enhorabuena, Hitch regresa a un gran nivel.

Un cómic que muchos han seguido en grapa, al que otros muchos se acercarán con la probable recopilación en tomo que se haga de la obra, por autores, personaje protagonista y calidad, sería extraño no verla próximamente en una edición unitaria.


ESPECIAL DETECTIVE COMICS #1027

1027 números. 1001 números para el murciélago. 82 años de historia y de historias, toda una vida digna de la más ilustre de las celebraciones para un icono de editorial como no ha habido otro, protagonista o motivo de algunas de las mejores aventuras que se han dado en el medio, matriz a su vez de toda una producción cinematográfica que han traído lustre, orgullo y respeto para el mundo del cómic. Hablamos de Batman. Solo hay que leer la lista de nombres involucrados en este especial para captar nuestro interés, tanto de guiones (Peter Tomasi, Matt Fraction, Greg Rucka, Brian Michael Bendis, James Tynion IV, Kelly Sue DeConnick, Tom King, Grant Morrison, Marv Wolfman, Dan Jurgens, Mariko Tamaki) como de dibujo (Brad Walker, Chip Zdarsky, Eduardo Risso, David Marquez, Riley Rossmo, John Romita Jr., Walter Simonson, Chris Burnham, Emanuela Lupacchino, Dan Jurgens, Dan Mora). Sencillamente espectacular.

Un personaje tan popular, en un sentido quizás exacerbado del término, tiene detrás multitud de interpretaciones y visiones, desde las más populares, que agotan las posibilidades de la literatura de detectives y misterio (con toda una tradición detrás en la que apoyarse, con infinitas líneas argumentales), hasta las periféricas, en las que autores menos iconoclastas combaten ciertos presupuestos ya canónicos en el personaje. Puede ser un desafío o un homenaje, puede tratarse de un modo de superarse como artista, llevando nuevas vías de creatividad a una colección que, como decimos, supera las ocho décadas de historia, o bien un modo rutinario de dar referencia a aquellas aventuras que, tal vez, le enamoraron de joven. De cualquier modo, a veces solo se necesita una ciudad impía, un villano de folletín y un hombre atormentado pegado a una capucha negra. Y funciona.

En este especial se pretende recoger esta multiplicidad de ideas, dar acomodo a los distintos lugares que puede ocupar el héroe, con toda su tradición y leyenda, desde aquellas que son más cercanas al respeto a historias pretéritas hasta otras que miran al futuro. Un ejercicio imprescindible para todo fan del personaje que quiera recordar (o aprender) y disfrutar de aquel que todos respetamos. El héroe de Gotham.


AQUAMAN SEGUNDA TEMPORADA – AMNISTÍA

Un año. Ese es el tiempo que ha pasado desde que se publicara en España la primera tanda de números escritos por Kelly Sue DeConnick. Un año que se ha antojado largo, pero que responde más a una decisión editorial motivada por las siempre irregulares ventas de Aquaman que a cualquier otro aspecto del personaje. Para muestra de ello, este mes, le dedicamos la sección de ventas al Rey de Atlantis para que sea indicativa de como el personaje se mueve a través de los años con fuertes fluctuaciones en lo que a ventas se refiere.

El trabajo de DeConnick responde a un cambio en el estatus quo del protagonista y un reenfoque de la dirección que venía trazando Abnett desde que se hiciera cargo de Aquaman con Renacimiento. Este nuevo especto, el tratamiento de Arthur y un giro a tramas más familiares con la futura llegada de un nuevo miembro a la familia, hacen de este trabajo algo interesante incluso para los que no puedan sentirse muy atraídos por la idea de sumergirse en los océanos del Universo DC.

En la actualidad la serie en USA se resiente en ventas de manera alarmante, pero lo curioso es que su calidad no justifica que se vea relegada a puestos tan bajos en el top 300. Cómic con menos méritos están más arriba, mientras que Arthur se tiene que conformar con mirar desde abajo a sus competidores. Ni el tirón cinematográfico parece haber logrado asentar a Aquaman en el imaginario colectivo.

Aquaman lleva publicándose en España de manera, más o menos regular, desde que empezaran los Nuevos 52 en nuestro país. Todo un hito para su protagonista ya que con anterioridad apenas llegaban números de su serie. En los noventa, Zinco, llegó a publicar las primeras entregas de su serie regular (precedida de la miniserie Tiempo y Marea), para acabar perdido en el limbo al perder los derechos. Y ya no sería hasta la llegada de los citados Nuevos 52 cuando el héroe volvería a las vidas de los lectores de España, esta vez de la mano de Geoff Johns e Ivan Reis, en una etapa que devolvió a la gloria el personaje, tratándolo de forma honesta y respetuosa. A la marcha de Johns le llegó el turno a Dan Abnett que supo mantener al personaje a un nivel más que aceptable tanto en los Nuevos 52, así como cuando llegó el momento de Renacimiento, hasta la llegada de DeConnick.

Pero no todo se reduce a la serie regular, también se han rescatado trabajos inconclusos, como la citada etapa de David con Arthur y la de Will Pfeifer, John Ostrander, Joe Kelly, entre otros. Por lo tanto, se puede decir sin mucho temor a equivocarse que estamos disfrutando de unos años de publicaciones regulares del personaje como nunca se habían registrado antes. Y eso siempre es algo bueno, aunque la espera entre un tomo y otro pueda ser algo larga, lo que resulta relevante es poder seguir tenido a Mera, Arthur y compañía con nosotros.


BATMAN: EL LARGO HALLOWEEN EDICIÓN B/N

El 31 de octubre despierta pasiones entre los artistas. Una noche especial que estimula la imaginación y que en DC no iba a ser menos, cuando, antes de llegar a la publicación de este Largo Halloween, se había editado hasta tres historias ambientadas en tan memorable fecha, Choices, Ghost y Madness. Y es que Batman y la noche de las brujas tiene muchos puntos en común como para dejarlo pasar de largo. Algo, por supuesto que, los autores de los tres especiales anteriores, no podían dejar escapar, por lo que se volvieron a reunir a fin de recuperar y unir a Batman y la noche de Halloween de nuevo en una maxiserie de 13 entregas cuyo éxito nos ha estado acompañado desde que se publicara a finales de los años noventa.

Cuando se van a cumplir los 25 años de su publicación se vuelve a editar en España, pero bajo la línea de obras en las que se prescinde del color a fin de resaltar el trabajo de dibujo y tintas llevado a cabo por Tim Sale. Todos aquellos fans seguidores del trabajo del gran Gregory Wright, deberán alejarse de este edición, pues aquí el protagonismo es para el glorioso blanco y negro.

Todo empieza cuando una serie de asesinatos comienzan a azotar Gotham siguiendo un siniestro patrón, pues su inicio y final se corresponde con la oscura noche de Halloween. Es la hora del asesino Festivo.

El tándem Loeb-Sale es muy conocido entre los aficionados al noveno arte y en concreto al género superheroico. Siempre que ambos han coincido en una obra, han sacado lo mejor de cada uno para lograr alcanzar una cota de calidad que por separado parecen tener negada.

Loeb es un guionista versado en varios campos, pues su producción no se limita a los cómics, siendo también artífice de trabajos en cine y televisión. Su talento natural para lograr plasmar en sus historias la parte más humana de los personajes hace de su trabajo algo diferenciador. Y ese algo se ve potenciado gracias al estilo único que tiene Sale para plasmar visualmente las ideas de Loeb. Su dinámico sentido de la narrativa, unido a la una elegancia sobrenatural, hace que cada uno de sus encuentros sea aplaudido por los aficionados. De esa forma se ha podido ver colaboraciones no solo con Batman, sino también con Catwoman, Superman, Capitán América, Hulk o Spiderman, por citar algunas de las más memorables.

Así que con esta nueva edición se descarna más a la obra, despojándola de todo tipo de florituras para centrar la atención en su crudeza. Una crudeza que sería de nuevo explotada por el mismo tándem creativo en una secuela (aunque no sea justo ni le hace justicia que se la denomine de tal forma) titulada Dark Victory.

Loeb-Sale se adentran en el mito y construyen un relato con un Batman/Wayne más humano que nunca, que se ve superado por los acontecimientos. Un Batman más detective que nunca, con un caso que parece no poder resolver y que se lee como si de una novela negra se tratara. Lo de menos es si aparece o no Batman, lo que importa es lo que sucede y eso es lo que la hace grande.


SUPERMAN ADVENTURES #01

Entre 1996 y 2002 se publicaron las 66 entregas de esta serie que venia a plasmar la continuidad de la serie de animación de Superman en los cómics. Sus creadores, Paul Dini y Rick Burchett, son ya viejos conocidos de esta línea de cómics de DC, que venían a extender el ya fabuloso trabajo realizado en las series de animación de Warner.

No es del todo justo empaquetar esta serie dentro de la línea Komodo. Si bien es cierto que resulta un buen vehículo como puerta de entrada para lectores noveles, sus historias son más densas de lo que su dibujo, mucho más sencillo que el que uno espera de un cómic de Superman al uso, puede dar a entender. Su estructura narrativa si busca aligerar el tono, pero no por ello se retrata a un Superman menos icónico. La esencia del mito es totalmente reconocible y los matices de sus tramas logran convencer incluso al lector más trabajado.

Es una buena noticia que se recuperan estas series en nuestro país, aunque sean publicadas dentro de una urna que posiblemente las haga perder posibles lectores. Si se busca una lectura en la que se pueda ver a un Superman prístino, sin dobleces, centrado en todo lo que hace grande al género, esta es tu serie. El guion de Dini no defrauda, con una caracterización del entorno cercano de Clark a la altura de lo que construye en su propia persona. Y lo mejor de todo es que son relatos autoconclusivos, toda una lección de concreción, de dinámica narrativa tanto argumentalmente como visualmente, lo que hace de cada entrega una joya en potencia de la que poder disfrutar mes a mes.

BATMAN: LA HISTORIA DE SU ORIGEN

El origen de Batman es un origen marcado por la tragedia. Una que resulta demasiado cruda y cercana para que no impresione a los jóvenes lectores. Si bien es cierto que el de Superman tampoco esta exento de dolor y perdida, la perdida de Krypton es algo lejano en su vida, siendo criado por dos amorosos padres adoptivos que se esfuerzan en hacer de Clark una buena persona.

Sin embargo, Bruce, debe vivir una vida diametralmente opuesta. Apartado del cariño de sus padres en el peor momento de la vida, la soledad y la oscuridad forman parte de su propio destino. Plasmar esto en un libro ilustrado no es fácil, pues no se puede ignorar la perdida del personaje ni el dolor que ello conlleva. Pero en este libro no se habla solo de la tragedia, se habla de la superación, del esfuerzo, de la tenacidad, de la capacidad para sobreponerse a lo peor que puede dar la vida para acabar llegando a ser un héroe. Y es que Batman es un héroe con todas las letras y así se vende en el libro en el que sin edulcorar nada, se muestra al personaje libre de sus traumas internos mientras lucha contra el crimen. Un trabajo que acerca a los más pequeños uno de los aspectos más duros de la vida y la capacidad para poder sobreponerse a ellos.

Ilustrado con profusión, página a página, el relato se ve salpicado de vistosas imágenes a color que desgranan brevemente los textos para los más pequeños. Publicado ya hace unos años por ECC, vuelve a las tiendas ahora con tapa dura, algo innecesario dado el público al que va destinado, en el que los más pequeños van a poder descubrir como nace el mayor detective del mundo.

ES HORA DE DORMIR, BATMAN

Una perfecta adquisición para padres que busquen una lectura adecuada para niños, en la línea Kodomo de ECC Ediciones, muy bien ilustrada y divertida, como adaptación de ideas e historias de DC con la franja de edad a la que se dirige de un modo concreto. Tanto por contenido como temas es ideal en lo relativo a ese tipo de aventura que leer antes de dormir, algo ligero, dinámico y con dibujos atractivos que hagan que el interés por lo visual se mantenga (siendo esto lo principal que hay que tener en cuenta cuando se da forma a un producto de este tipo), todo ello además combinado con el rostro de Batman. Muchos dibujantes saben darle categoría y un aspecto atemorizante, sobre todo cuando se trata de apelar a un público adulto, en esta ocasión (tal y como se ha comentado en otro punto del Magazine y habida cuenta de la multiplicidad de visiones sobre el héroe), se opta por el diseño infantil y descacharrante que también puede tener, por parte Ethen Beavers, que le viene muy bien. Así que ya sabéis, al ir a la cama, tebeo del murciélago y buenas noches.

EL PEQUEÑO GRAN LIBRO DE LOS TEEN TITANS GO!

Las guías de personajes siempre han sido un gran plus para los seguidores de la ficción. Conocer detalles sobre aquellos personajes que lees habitualmente de forma específica, muchos inéditos en el transcurso de la trama, deja un gran poso de satisfacción y es capaz de estimular la imaginación al mismo nivel que el cómic en sí. Muchos aficionados aún disfrutamos de este tipo de detalles y somos ávidos buscadores de distintas guías que expandan nuestro universo de ficción favorito y aporten información adicional sobre aquello que nos apasiona. Quizás con el paso de los años, algunos, no se detengan en este tipo de libros, pero sin duda de pequeños las guías ilustradas sobre cualquier afición que tuviéramos en ese determinado momento eran un regalo muy apreciado. Dentro de la línea Kodomo, llega ahora la guía definitiva sobre el universo de Teen Titans Go! una muy divertida forma de conocer más sobre la serie, películas o cómics que protagonizan estos divertidos personajes con fanáticos entre los que se incluyen tanto aquellos con bigotes de leche y azúcar en la imaginación, como señores que ya peinan canas, adolescentes o jóvenes. Aquí podrás encontrar toda la información sobre Robin, Starfire, Raven, Cíborg y Beast Boy, sus poderes, habilidades, sus villanos o hechos y trivialidades de este particular universo que traspasa medios, formatos y edades.


CRISIS DE IDENTIDAD EDICIÓN XP

Nueva edición XP por parte de ECC, tras el éxito (suponemos) de La Noche Más Oscura, Flashpoint y Crisis, le toca el turno a Crisis de Identidad. La verdad es que el evento bien merece otra edición. Lo que hicieron Brad Meltzer y Rags Morales fue sorprendente y sofisticado a la vez que fresco y entretenido. Meltzer ya era un afamado escritor de novelas cuando fue tentado por DC, universo del que era ya aficionado. Y se nota, vaya si se nota. Primero al aplicar su experiencia de escritor en la sutilidad de los personajes, o en las conversaciones y textos a tres o cuatro niveles. Pero especialmente demuestra su afición al medio en los cientos de detalles de cariño y atención a la historia de los personajes, a los poderes y, en general, al universo ficticio de la editorial. Aunque todo esto no hubiera resultado tan efectivo sino fuera por el inconmensurable trabajo de Morales. Algunas de las escenas se te quedan grabadas y pueden producir emociones semejantes a las que describen (digo esto y no puedo dejar de ver a Ralph intentando controlar su cara ante la emoción). Con la dificultad añadida de dibujar muchos personajes, a veces en una sola viñeta, y que no se vea desproporcionado ni saturado. Sin mencionar sus expresivos rostros, necesarios a lo largo de todo el emotivo relato.

Y la historia, bueno, si alguien no la ha leído nos ahorraremos spoilers, porque merece la pena dejarse sorprender por ella. Al menos comentar que es de esas contadas ocasiones en que las tragedias no son absoluto gratuitas, sino que tienen un sentido para el avance de la trama y de los protagonistas, y unas consecuencias valientes y con poso en el relato y para el futuro. Como en otro momento clave de la editorial, en el que la madurez de los superhéroes fue interpretada como una necesidad de oscurecer los cómics, la epopeya de Meltzer y Morales influyó de manera errónea y muchas historias subsiguientes se llenaron de muertes y tragedias sin sentido. Pero de eso por supuesto no tienen la culpa los autores, sino la falta de talento de los imitadores.

Respecto a la edición ¿qué suponen incluir todos los cómics asociados?
Por lo pronto comenzamos con una bonita sorpresa, ya que incluye los tebeos clásicos en los que escarbó Meltzer para hacer creíble su acertado ejercicio de retro-continuidad. En concreto la saga en la que la Liga de la Justicia de América intercambió sus mentes con la Sociedad Secreta de Supervillanos. Esta comienza con un número de la bizarra serie dedicada a los propios enemigos, por Bob Rozakis, Mike Bosvurg y Bob Smith, con un encanto de la edad de plata irresistible. Y ya continúa con los tres números del grupo de héroes, que en aquella época guionizaba un muy inocentón aunque ocurrente Gerry Conway y dibujaban los rígidos Dick Dillin y Frank McLaughlin. Y una última curiosidad, el primer especial de Sword of the Atom, ya en plenos ochenta, que cuenta el divorcio de Ray Palmer y su mujer como una mezcla de fragmentos de novela y maravilloso cómic, cortesía de Jan Strnad y el magnífico Gil Kane.

De estos pasamos a los verdaderos crossovers, o no tanto, ya que se incluye mucho material que poco o nada tiene que ver con el evento. Por ejemplo, de la, por otra parte muy entretenida e interesante, serie de Manhunter, de Marc Andreyko, Jesus Saiz y Jimmy Palmiotti, se incluyen del 1 al 5 aunque sólo el último es el auténtico (y escaso) cruce. Igualmente, de la serie de Firestorm de Dan Jolley y Chris Cross nos encontramos los números del 1 al 6 pese a ser únicamente el sexto (con cambio de dibujante por Chris Batista) en el que se explica la relación directa. Al menos vale la pena, ya que la serie no la habíamos visto publicada por estos lares y tiene algún que otro concepto atrayente y un dibujo que se ve evolucionar por momentos.

El resto de material pertenece casi todo al “universo Johns”, que en ese momento dominaba el panorama de DC comics aportando sus guiones a Flash, JSA, Jóvenes Titanes y JLA. Aunque la verdad es que bien merecido lo tenía. Geoff Johns quizá no tenga la sutileza o dominio literario de Meltzer, pero ya quisieran muchos su profesionalidad y maestría del mundo súper-heroico. Los números incluidos de la serie de Flash, para empezar, son trepidantes y asimilan el evento orgánicamente. Cualquier secundario o héroe invitado (y son muchos) tiene su personalidad definida y acorde con su historia vital. Además, se acompaña de un Howard Porter en plena forma que seguía perfilando su estilo, perfecto para la serie de un súper como el velocista escarlata. Luego pasamos al número del grupo fetiche del escritor y me trago mis recién escritas palabras. En el número de la JSA incluido, Johns demuestra sutilidad a raudales, honestidad y cariño por el detalle. Para colmo está dibujado por Dave Gibbons, que si bien ya no estaba a la misma altura sigue regalando un storytelling brillante y pausado a juego con el emotivo relato. A continuación los Titanes, en los que comienza con otro conmovedor relato ilustrado por Tom Grummet, para luego adentrarse en otras consecuencias de estas Crisis, acompañado de Mike McKone, en tres números más simplones pero llenos de acción. Finalmente, los cinco números de la JLA plenamente integrados en la trama, en los que Allan Heinberg ayuda a los guiones y están dibujados por Batista. Aunque son entretenidos y juegan bien con las consecuencias de lo visto en Identity Crisis, se dan muchas vueltas a lo ya visto y finalmente, se aprovechan como preámbulo de las siguientes Crisis Infinitas, del propio Johns.

Rematando el tomo tenemos un número de Las Aventuras de Superman de Greg Rucka (acompañado por Nunzio Defilippis y Christina Weir), dibujado por Darryl Banks, Karl Kerschl y Adam Dekraker. Por favor, cuanta gente para un solo número tan normalito, que sigue estirando el chicle por última vez.

En resumen, los números clásicos nunca están de más y son bienvenidos. Muchas de las series coetáneas fueron publicadas aquí en su momento, aunque alguna curiosidad quedaba por ahí. Y, en todo caso, la saga por si sola es más que suficiente y solvente. Una trama compleja hecha con oficio, sentimiento y calidad.

LA MALDICIÓN DEL CABALLERO BLANCO

Vuelve el caballero blanco, vuelve el punk y el rock. Después de darle la vuelta a la mitología de Batman con su aclamada primera parte, trasgrediendo líneas rojas de un modo muy valiente y alocado sin perder en ningún momento el norte, nos trae una continuación, expandiendo su anarquía tanto en la escritura como el dibujo. Con pleno conocimiento del canon y los elementos visibles del mismo, de las inagotables fuentes de inspiración que tiene el murciélago y su octogenaria historia, recurre a un nuevo elemento del mismo para, nuevamente, retorcerlo. El nivel de detalle en la configuración de su propia continuidad y diseño de la enfermiza Gotham City, así como el modo que tiene de presentar el conflicto principal entre el héroe y villano, alcanza una nueva entidad y definición propia, de un modo coherente con la historia principal.

El color de Matt Hollingsworth, algo que se suele dejar de lado a la hora de hablar de la obra, le da un matiz distinto, oscuro y potente, sobre todo en los enfrentamientos directos, espectaculares. Va en sintonía con un dibujo que, como decimos, resulta sorprendente, hipnótico, tal y como sucedía en su primera parte. Uno termina pidiendo más, queriendo saber detalles nuevos de la realidad construida a base de momentos muy efectivos a la hora de captar la atención de un lector que, mayoritariamente, está acostumbrado a ver lo mismo de siempre en un tebeo de Batman.

Particularmente, en cuanto al guion, si en la primera parte la presencia del payaso absorbía la narración, sin soltarla en ningún momento con una sucesión de gestos de mente maestra dentro de su perversión, aquí se busca el protagonismo propio, puro y duro del cruzado de la capa, con un diseño tosco y corpulento muy adecuado desde el libreto por parte de Murphy, algo que sin ser novedoso o único, sí termina por serlo por el modo de presentarlo. Efectivamente, es la puesta en escena tan solvente la que envuelve lo notable del tebeo, lo que termina por ser el factor principal para acudir por segunda vez a este universo que parece tener futuro en la línea editorial de DC Comics.

JOKER: SONRISA ASESINA

La obra de Jeff Lemire con el payaso criminal más famoso del medio es recopilada en un solo tomo unitario. Una excelente oportunidad para leer lo que tiene que contar el canadiense con el psicópata de pelo verde, que además incluye el one-shot Batman: Asesino de Sonrisas, donde un joven Bruce Wayne y el propio Batman, deberán dilucidar qué es real y qué no lo es, de la misma forma que el desgraciado protagonista de la historia principal.

Este cómic disecciona fielmente los pasos previos a la locura y sumerge al lector en un terror psicológico muy bien logrado gracias al guion, pero también al dibujo de Sorrentino y al color de Bellaire. Un equipo artístico de lujo que dota de una atmósfera asfixiante e inquietante todo el cómic. Guionista y dibujante son viejos conocidos, han trabajado en varias ocasiones juntos y su sinergia es evidente. Una conjunción de autores muy sincronizada que otorga un trabajo cuidado y bien realizado.

Ben Arnell es uno de tantos psiquiatras decididos a curar al Joker. A pesar de sus esfuerzos, pronto su vida familiar se ve afectada por el estrés generado de tratar con tan infame demente. Poco a poco el Joker indagará en la cabeza del iluso doctor con fatales consecuencias. El trabajo se convierte en obsesión, el tiempo y la realidad se vuelven difusos y dan de sí escenas inquietantes.

Este Joker no es histriónico. Es frío, calculador e inteligente. La versión de Lemire del enemigo de Batman es propia, a la par que reconocible y su caracterización es uno de los grandes aciertos del libro. También lo es la representación de la locura y su imparable caminar que inunda todo el relato. El final decae un poco, conforme al nivel de los primeros capítulos, al querer cerrar la trama con una acción mucho más convencional que lo expuesto a lo largo de la serie, pero aún así cumple. Además, cerrar el tomo con la mencionada continuación de Batman deja un mejor sabor de boca en el lector en una historia de por sí, dura, poco amable. Como casi cualquiera que esté bien escrita y protagonice el Joker.


COLECCIONISMO DC

Bienvenidos un mes más a la sección de coleccionismo de DC Comics. Este mes McFarlane Toys baja el ritmo y no promociona ninguna nueva figura. Las marcas también dejan de explotar el corte de Snyder (y los cómics del otro Snyder) y nos dan un respiro de alivio. Con un volumen de anuncios menor al de otros meses, comenzamos como siempre por la escala más pequeña.

Mezco Toys anuncia un Box set del Superman más clásico en escala 3.75 con cuatro figuras: Superman, Clark Kent, Lois Lane y el robot; con una cabina de teléfono y un diorama. Este tipo de productos no son tan habituales en el mercado como otros, por lo que es de agradecer un trabajo tan cuidado de esta temática y en esta escala.

En la más corriente escala 1:12 tan solo contamos con una Harley Quinn de la película Aves de presa a cargo de Mafex. En este caso es una mejor representación que otras pues el abrigo oculta las articulaciones de los brazos. En las rodillas sigue sin ocurrir. Y es que es muy difícil disimular para este tipo de figuras las articulaciones que no están cubiertas por ropa.

Siguiendo con las figuras articuladas, pero de escala 1/6, Hot Toys abre el pre-order de la figura de Batman Beyond, inspirado en el traje elegible en la saga de videojuegos Arkham. La reina del coleccionismo no trabaja con versiones cómics aunque últimamente se han destapado con algún lanzamiento para Marvel. Quizás algún día le llegue el turno a DC.

Momento ya para las estatuas. La empresa brasileña Iron Studios saca al mercado un logrado Joker a escala 1/10 con dos rostros intercambiables para que puedas elegir tu versión favorita del criminal.

Sideshow Collectibles mete al payaso en un cañón para formar un divertido diorama con Harley Quinn. Las marcas nunca se olvidan de estos personajes y son muy recurrentes a la hora de esculpir figuras.

En escala 1/4 tenemos una nueva versión de Wonder Woman interpretada por Gal Gadot, en esta ocasión a cargo de Queen Studios. Postura muy dinámica, estupendo el lazo de la verdad, gran esculpido del cuerpo y de la base, muy buenos detalles en todo el conjunto. Quizás el rostro de la mujer no es todo lo bueno que cabe esperar de esta marca premium.

Para terminar, una enorme estatua en escala 1/3 de Catwoman de la película de Nolan, The Dark Knight Rises, interpretada por Anne Hathaway. En esta ocasión esculpida por JND Studios. Con accesorios como una máscara de infrarrojos, su propio antifaz de Catwoman, o la posibilidad de desenmascararla. El gran valor de la estatua se encuentra en el espectacular trabajo de esculpido del rostro de la actriz.

XXXXXXX


Vamos a dedicarle atención al Rey de Atlantis y ver como se ha vendido a lo largo de los años desde que se lanzaran la serie regular de la mano de Peter David (donde se muestra más estable). La gráfica es clara en el resultado y centrando la atención en sus inicios de etapa y cierre, la tendencia de Aquaman tiene más dientes que un tiburón. Recordar, hacer click para ampliar la gráfica.

ES LA HORA DE LA ENCUESTA…

Mayo es el mes de la despedida de algunas de las series DC que nos han acompañado a lo largos e un o más años. Por eso os proponemos una encuesta al respecto.

¿Qué final esperas con más ganas? Solo puedes elegir una. Y no, no va con segundas. 🙂

View Results

Cargando ... Cargando ...

Y esto ha sido todo por este mes.

3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ziggy
Ziggy
Lector
6 mayo, 2021 19:33

Recomiendo comprar la Tumba de Batman, y eso que no soy fan de Batman. Sera la ultima colaboración de Hitch y Ellis que veremos en mucho tiempo, si es que vemos otra de nuevo.

Ziggy
Ziggy
Lector
En respuesta a  Ziggy
6 mayo, 2021 20:38

Y no alcance a comentar algo más: yo predije hace tiempo que Bendis se quedaria minimo unos 25 numeros en la Legion, dado su historial.
Lo admito. Me equivoque.
Bendis estuvo 12 numeros. La mitad de lo que supuse haria.

Quisiera estar más contento por ello, pero no me alegra que la Legion sume otra serie discontinuada y nuevamente este ausente del panorama editorial.
Lo mejor que tuvo fue Ryan Sook, un dibujante que es hermoso de ver, pero que tuvo al peor guionista posible, un Bendis muy bueno para armar escenas y escenarios noir pero poco apto para escribir historias epicas y de ciencia ficción. Muy bueno para construir una serie centrada sobre un protagonista rodeado de un grupo de secundarios, pero pesimo para manejar un elenco coral enorme y darles a todos distintas voces.
¿La veremos de nuevo? Quien sabe, Bendis dice que si, que esta esperando al equipo artistico adecuado, pero tambien dijo que Young Justice volveria. No me fio de su palabra. Quizas haga acto de presencia en la JLA que Bendis escribe ahora, pero creo que el hombre esta más preocupado de darle a su personaje, Naomi, más historia y escenario para desenvolverse en la pantalla. Aunque quien sabe, quizas aun Bendis tenga sorpresas con esta Legion.
Si no vemos nuevamente esta Legion antes de un año, ya sea en una nueva serie, en una aparicion de secundarios, como acompañantes en alguna saga ya sea en Liga de la Justicia o incluso en la serie de Jon Kent,(donde seria lógico) me atrevería a apostar que (la nueva directiva) DC ha optado por darle una eliminacion encubierta, para no admiir el fiasco y sutilmente hacer algun nuevo cambio. Pero recuerden que ya me equivoque antes.
Si esto será para mejor o peor, la verdad, ya no lo sé.

Enrique Doblas
En respuesta a  Ziggy
7 mayo, 2021 8:23

Razón no te falta Ziggy. Me hubiera conformado con que le diera voz propia a cada uno, y no las conversaciones molonas pero de quita y pon de Bendis. Y un poco de Space Opera, por favor! Te imaginas como hubiera sido la Legión guionizada por Baron en su época del mejor Nexus? Ahh, soñar…