Magazindie – Abril 2023

En abril... ¡Indie mil! y aquí está el Magazindie para demostrarlo. Un mes más os traemos las novedades y los estrenos, acompañados de artículos variados.

6
2048

magazindie

En el anterior Magazindie hablamos sobre qué es el cómic independiente, al que definimos como “El cómic independiente es el que se realiza desde las empresas, la cooperativas, las asociaciones o los propios autores (mediante la autopublicación) sin que algún agente externo tenga potestad para tomar decisiones sobre el producto final”, y si Image se podía considerar una editorial independiente, lo que era un sí rotundo. Pero además añadimos una encuesta para futuras “Reflexiones independientes”, siendo la opción ganadora “Quiero que compares ventas para ver si esa gran época del indie es realidad o ficción”.

No era la opción más fácil, no os voy a engañar, pero no tanto por la documentación, que por “deformación profesional” uno está acostumbrado a mirarlo, como por el tamaño de las entradas de este tipo. Así que vamos poco a poco, que las prisas, aún estando de moda, son malas, y dedicaremos más de una introducción al Magazindie a este tema.

Teniendo en cuenta el mundo en el que vivimos, con una inmensa red de comunicaciones global y un predominante sistema capitalista, sobre todo teniendo en cuenta que nos vamos a referir al cómic estadounidense, hay tres pistas que nos pueden indicar si estamos viviendo una buena época para los cómics indie. La primera es fácil, mirar si la gente habla de ello. En Zona Negativa ya hace más de una década que hay una sección dedicada al cómic independiente USA, iniciada por Mariano Abrach y Enrique Ríos.Que una página web especializada en el noveno arte dedique un equipo a informar de ello es que ahí está pasando algo. Y esto es solo un reflejo de lo que pasa tanto en el resto de medios como en las RRSS en general, a saber, que el cómic indie da que hablar y eso es por algo.

Otro indicativo importante es la cantidad de obras que llegan a España desde allí. Nunca, literalmente, se habían publicado en España tantos cómics de editoriales independientes como ahora, y la cifra ha seguido creciendo en los últimos años, teniendo en cuenta que la inmensa mayoría son tomos (que años atrás se publicaba mucho también, pero era en grapa). Podéis consultar esto en los Magazindie de diciembre de 2021 y 2022, donde hacemos repaso anual y veréis el crecimiento. Aunque el Magazindie también tiene otra sección importante para ver esto, la de estrenos USA, que ha aumentado de forma considerable. Pero también es cierto que aquí hay un poco de trampa pues la mayoría son series limitadas, pero esto es un tema diferente.

Evidentemente la principal forma de mirar si es cierto que vivimos una época dorada del indie son las ventas. Hoy en día tenemos el problema de que las ventas son menos aproximadas que nunca, la caída de Diamond como la gran distribuidora ha propiciado que las cosas ya no estén tan claras como antes, bueno, eso más la subida del cómic digital o el ascenso de los tomos recopilatorios, pero podemos tirar un poco de historia y un poco de las estimaciones para ver las importantísimas ventas, ¿verdad? Pues, más o menos, porque esto tiene truco. Y es que el cómic independiente no solo se nutre de las ventas.

El cómic independiente ha tenido varios hitos en la historia. Momentos donde el éxito de algo propiciaba la creación de pequeñas empresas que se lanzaban a la publicación de cómics desconocidos. Muchas desaparecían, otras morían tras ser vendidas a terceros pero algunas conseguían mantenerse y todavía siguen. Los noventa fueron sonados, arrastrados por uno de esos hitos, Las Tortugas Ninja, que hicieron millonarios a sus creadores. Igual pasó con Spawn, McFarlane siempre ha sido considerado el magnate de Image. ¿Qué tienen ambas en común? Que sus creadores no ganaron esa fortuna por sus cómics sino por sus juguetes. En esa época proliferaron las editoriales independientes, cosa que ahora vuelve a pasar. ¿Dónde está el punto de inflexión? En The Walking Dead, pero no por los cómics, por los derechos de televisión.

Antes de comparar ventas hay que tener en cuenta que los derechos de los cómics gustan y los estudios las compran, son baratos, son de pequeños empresarios, de autónomos, y te dan gran parte del trabajo hecho, pues al final muchos de ellos sirven de pseudo-storyboards (de hecho una crítica habitual al cómic indie actual es que muchos parecen storyboards hechos para vender a los estudios). Vamos, todo un chollo para estudios de gran tamaño y un dinero extra para los autores o las editoriales, dependiendo de quién tenga los derechos, que posiblemente sea mayor que el que ganen con el cómic y con una inversión de trabajo mínima, solo necesitan tener en plantilla o contratar a alguien que se los mueva. Lo que viene siendo un Win/win.

Esto no significa que publicando en una editorial independiente USA ya lo tengas todo hecho, es un mercado complejo y competitivo, de difícil acceso y en el que se publica tanto material que es complicado llamar la atención. Pero la cesión de derechos es una realidad que existe, que aporta un apoyo económico muy importante a la pequeña y mediana empresa y que ha propiciado que exista ese boom del cómic indie en la última década (y un poco más). Ya solo esto explica la existencia de una mayor inversión en la creación de nuevas licencias, lo que ha beneficiado enormemente a la industria, dando mucha variedad y haciendo que otros cómics, fuera de la hegemonía superheroica, levanten la mano demostrando que existen y que son buenos.

La introducción ya se está haciendo larga, dejaremos la comparativa de ventas para el mes que viene, pero hagamos un pequeño adelanto a ver qué nos dice la década.

La primera década del presente siglo nos dejaba el indie de la siguiente manera para las grapas en su top 300:
Dark Horse colaba tres números (111, 192 y 254), todos de Buffy Cazavampiros.
• Siete pertenecían a Dreamwave (128, 145, 175, 190, 200, 223 y 253) la editorial de Pat Lee que se había hecho con los derechos de publicación de Transformers, siendo todo de esta licencia y publicados bajo el amparo de Image.
Image Comics se llevaba dos (137 y 248) para Spawn en su número cien y el doce de Fathom, respectivamente.
• El resto de la lista es para Marvel, con 185 cómics, y DC, con 103.

Según las malas lenguas, para ver un cómic de Dynamite tendríamos que ir hacia el puesto 1200, y de IDW sobre los 3000. Esto es un poco engañoso con respecto a las pequeñas editoriales pues solo son números sueltos, cuando lo que cuenta es el mes a mes y la cantidad de ellos en general, de ahí que durante varios años de esa década Image era la quinta editorial en ventas mientras que IDW llegó a ser la tercera. Pero esto sí que nos sirve para una cosa: No son comparables las ventas de las dos grandes con las del resto, por mucho que nos intenten vender la moto.

Pasemos a la siguiente década, la de los 10 con el mismo estudio, los 300 de Diamond en grapa:
• Los puestos 6 y 10 eran para BOOM! Studios, eso sí, con one-shots de licencias externas (Bravest Warriors Tales Holo John y el cruce Big Trouble in Little China/Escape From New York)
• Entre medias, en el 7, otra licencia (Orphan Black) que lleva IDW.
• El arranque gordo lo vemos con Image, que de dos (creator owned) pasa a ocho. Repite Spawn con dos números (puestos 34 y 84), The Walking Dead mete hasta cinco grapas (puestos 14, 18, 19, 154 y 294) y se cuela el primer número de la serie de Mark Millar, The Magic Order.
• Todas tienen una cosa en común, todas tiene productos audiovisuales asociados de alguna manera, aunque ya hay que tener en cuenta que las de Image son obras de creación propia.

Todo esto no parece gran cosa, no hay mucha diferencia en la cantidad de obras que entran, pero si nos fijamos lo hacen en puestos más altos, de forma que prácticamente todas ellas pasan de las 150 mil copias.

Con respecto a esto, la presente década tiene mucho que decir, pues hay series como BRZRKR (BOOM! Studios), que ha pasado las 600 mil copias, lo que la situaría en un primer puesto. Y luego está Image, muchos futurólogos afirmaban que sin TWD, Invencible o con el parón de Saga la editorial volvería a caer (lo cual de base ya supone que no saben cómo funciona dicha “empresa”) pero a rey muerto, rey puesto y ahí llegaron sorpresas que reventaron récords de la propia casa, como Nocterra, Vanish, Crossover o Geiger.

Como decía, las pequeñas editoriales no se pueden comparar con las dos grandes, los tops de ventas por década lo demuestran, pero hay muchos más factores que esto para ver el ascenso del indie en USA. Concretamente hay dos muy interesantes, la diferencia a nivel mensual en la cantidad de ventas en la parte baja de la tabla, que es lo realmente importante para las pymes, y los tomos recopilatorios, un reclamo muy importante, cada vez más, para las obras fuera del cómic superheroico. Pero eso lo dejaremos para el mes que viene.

Igor Álvarez Muñiz

Planeta Comic

¿Tenéis la cartera preparada? Hoy empezamos el Magazindie con nueve novedades de Planeta. Vale que dos de ellas son grapas, BRZRKR llega a su número once, mientras que Geiger, ya finalizada, nos ofrece un especial de mayor grosor del habitual, pero es que hay hasta cuatro integrales. Los tenemos más modestos, la última aventura de Grendel llega completa en un tomo realizado por Matt Wagner como autor completo, que recopila sus ocho números, mientras que Chu, el spin-off de la deliciosa Chew, también está entera en un solo volumen. Pero hay otros dos integrales de los voluminosos (y de soltar panoja) como son el segundo de Madman, y el precioso arte de Allred, y el tercero (y último) de Mage, con lo que Wagner repite este mes. Y si os parece poco, en su sección de novela gráfica, la editorial publica Red Room, del autor conocido por resumir, a su peculiar manera, la historia de la Patrulla-X, Ed Piskor. Pero no se vayan todavía que aún hay más, pues está el segundo volumen recopilatorio de la mencionada BRZRKR así como el estreno de una de las nuevas series del universo Spawn, The Scorched, y es que McFarlane y sus asociados están que no paran.

BRZRKR nº 11, de Keanu Reeves, Matt Kindt y Ron Garney, 3,50 €, BOOM! Studios
BRZRKR Tomo 2, de Keanu Reeves, Matt Kindt y Ron Garney, 17,95 €, BOOM! Studios
Spawn: Scorched 1, de Todd McFarlane y Varios artistas, 17,95 €, Image Comics
Mage Integral nº 03, de Matt Wagner, 45 €, Image Comics
Grendel: La odisea del diablo, de Matt Wagner, 24 €, Dark Horse
Madman Integral nº 02, de Mike Allred y Laura Allred, 60 €, Dark Horse
Chu, de John Layman y Dan Boultwood, 30 €, Image Comics
Geiger: Extra 80 páginas, de Geoff Johns, Gary Frank y varios artistas, 6,95 €, Image Comics
Red Room, de Ed Piskor, 30 €, Fantagraphics

Panini Comics

Panini tiene preparadas tres novedades para finales de este mes. Comenzamos con una nueva incursión en el famoso cimerio con la Biblioteca Conan, esta vez con las historias de Dark Horse que realizaron Kurt Busiek y Cary Nord. Seguimos con una serie que nos ha impresionado a cada tomo, Faithless, arte, demonios, Azzarello y Llovet, lo mejor de la vida. Y ponen el punto final con un nuevo cómic de Mark Millar, la continuación de Prodigy, una serie para los seguidores más acérrimos del autor.

Biblioteca Conan. Las crónicas de Conan 1, de Kurt Busiek, Cary Nord y Fabian Nicieza, 47 €, Dark Horse
Faithless 3, de Brian Azzarello y Maria Llovet, 24 €, BOOM! Studios
Prodigy 2, de Mark Millar y Matteo Buffagni, 22 €, Image Comics

Norma Editorial

Tras el éxito de IN, Norma trae a España Amor y Alimañas, un recopilatorio de historias cortas e ilustraciones para prensa que hizo su autor, Will McPhail. Así mismo la editorial sigue con Hellboy, aunque la historia principal del personaje ya finalizó hace tiempo Mignola sigue sacando miniseries sobre su pasado, para el deleite de sus seguidores. También continúa Monstress, la serie de Liu y Takeda reaparece con su tomo anual, como es costumbre. Por último un estreno, el de Rogue Sun, una nueva serie ambientada en el Massive-verse de Radiant Black, realizada además por Ryan Parrot, considerado al igual que Kyle Higgins como uno de los grandes hacedores de las últimas aventuras de los Power Rangers.

<

Monstress 7, de Marjorie Liu y Sana Takeda, 22,50 €, Image Comics
Hellboy 26: El club de la linterna de plata, de Mike Mignola y Varios Artistas, 25 €, Dark Horse
Amor y Alimañas, de Will McPhail, 32 €, Harper Collins
Rogue Sun 1, de Ryan Parrot y Abel, 17,50 €, Image Comics

Se podría decir que el tomo de La guerra del medio siglo es la gran novedad de Moztros, con James Stokoe sobre un soldado que asistió a la primera incursión de Godzilla en Japón y sobrevivió a él, lo que le llevará a cultivar una obsesión por el kaijuu. Pero no nos podemos olvidar que este mes preparan un nuevo tomo de las grandes estrellas de la editorial, Mighty Morphin Power Rangers, así como la continuación de Home Sick Pilots, una obra tan atrevida como interesante.

Mighty Morphin Power Rangers 5, de Varios artistas, € BOOM! Studios
Home Sick Pilots 2, de Dan Watters y Caspar Wijngaard, 19,90€ Image Comics
Godzilla: La guerra del medio siglo, de James Stokoe, €, IDW

Astiberri

Tras Gideon Falls y Primordial, Jeff Lemire y Andrea Sorrentino se han embarcado en un conjunto de historias de terror autoconclusivas, auspiciadas bajo el subtítulo Los mitos del huerto de los huesos. Este mes Astiberri nos trae la primera, El pasadizo.

El Pasadizo, de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino, 15€, Image Comics

ECC

Mes variadito el que nos propone ECC, y por primera vez en mucho tiempo sin el nombre de Kirkman en medio (en realidad hay una obra de Skybound, pero él no está involucrado). Quienes si continúan son las Tortugas ninja, catorce tomos ya y este último dedicado a Bebop y Rocksteady. Sigue la grapa de Amor eterno, con King y Charretier al mando parece la obra más oportuna para que ECC apueste por este formato. Al igual que siguen las Historias para una noche de Halloween apadrinadas por John Carpenter, Pero hay sitio para dos novedades, una ya la conocemos, aunque nunca llegó a ser publicada por completo en España, hablamos de em>Fantasmas con Joshua Williamson y Goran Sudžuka, que se presentará en dos integrales. Y para acabar el tomo autoconclusivo Otoñal, de Daniel Kraus y Chris Shehan, una de las obras más alabadas de Vault Comics.

Las Tortugas Ninja vol. 14 de Varios artistas, 19,50€, IDW
John Carpenter: Historias para una noche de Halloween vol. 3 de Varios artistas, 20,95€, Storm King
Amor eterno núm. 02 de Tom King y Elsa Charretier, 2,5€, Image Comics
Fantasmas vol. 1 de Joshua Williamson y Goran Sudžuka, 26€, Image Comics
Otoñal de Daniel Kraus y Chris Shehan, 26€, Vault Comics

Sapristi aparece con una nueva obra de Jen Wang, la autora de El príncipe y la modista, para contarnos la vida de tres amigos en San Francisco con el título Koko quiere ser buena.

Koko quiere ser buena de Jen Wang, 23,90€, First Second

Ya está aquí abril y parece que con él la tónica general entre los estrenos es clara: continuaciones. En este cálido cuarto mes del año nos encontramos con nuevo volumen del Second Coming de Russell y Pace, secuela del Money Shot de Vault y número especial del Sweet Paprika de Mirka Andolfo. Todo ello rematado por un tercer volumen ya de la ácida Hey Kids! Comics! del gran Howard Chaykin. Pero no es lo único interesante. La dupla Matt Kindt-Tyler Jenkins regresa con Hairball, Dan Watters sigue atrayendo nuestra atención con Seasons Have Teeth y el equipo de Giant Days estrena nueva serie. También tenemos a Phillip Kennedy Johnson cogiendo los mandos de 007, el inquietante Piotr Kowalski dibujando arañas o esa curiosa línea de Dynamite sobre villanos de Disney. Eso sin olvidar que Fernando Blanco ha unido fuerzas con James Tynion IV para crear una nueva historia de terror. ¡Y más cosas, más! Ya sabéis que en abril, cómics mil.

The Mighty Barbarians
(G): Michael Moreci
(D): Giuseppe Cafaro

Black & White: The Rise and Fall of Bobby Fischer
(G): Julian Voloj
(D): Wagner Willian

The Last Count of Montecristo
(G): David Roach
(D): David Roach

Bram Stoker: Monster Hunter
(G): Olivia Cuartero-Briggs, Adam Glass
(D): Emilio Pilliu

Second Coming: Trinity
(G): Mark Russell
(D): Leonard Kirk, Richard Pace

The Cult of that Wilking Boy
(G): Cullen Bunn
(D): Dan Schoening

Expanse the Dragon Tooth
(G): Andy Diggle
(D): Rubine

Seasons Have Teeth
(G): Dan Watters
(D): Sebastian Cabrol
DESTACADO

The Great British Bump Off
(G): John Allison
(D): Max Sarin

Aún tenemos un profundo vacío en el alma por el fin de Giant Days. La magnífica serie creada por John Allison y Max Sarin (sin olvidar los brillantes primeros números dibujados por Lissa Treiman) ha sido una de las colecciones más disfrutables y maravillosas de las que hemos podido disfrutar en los últimos años, una disección del paso a la madurez con un sentido del humor tan grande como su sensibilidad. Su ausencia duele, pero estamos de enhorabuena, porque cuando solo han pasado dos meses desde que Fandogamia nos trajera el volumen final, ya tenemos en las tiendas (estadounidenses, eso sí), el nuevo trabajo de sus autores.

Hablamos de The Great British Bump Off, una serie publicada por Dark Horse en la que acompañamos a Shauna Wickle, una joven que se presenta al Concurso Nacional de Repostería con toda la ilusión de convertirse en campeona y hacer todos los amigos posibles por el camino, con tan mala suerte de que ¡pum!, un concursante aparece muerto por envenenamiento durante la competición. ¿Será capaz Shauna de descubrir la identidad del indeseable asesino antes de convertirse en la siguiente? Así se plantea este who-done-it al más puro estilo de Agatha Christie, pero con ese toque especial de Allison y Sarin que seguro logrará hacernos reír más de lo que deberíamos con un asesinato.

Hairball
(G): Matt Kindt
(D): Tyler Jenkins

All Eight Eyes
(G): Steve Foxe
(D): Piotr Kowalski

007: For King and Country
(G): Phillip Kennedy Johnson
(D): Giorgio Spalletta

Disney Villains: Scar
(G): Chuck Brown
(D): Trevor Fraley

Reynard’s Tale
(G): Ben Hatke
(D): Ben Hatke

Hungry Ghost
(G): Victoria Ying
(D): Victoria Ying

Ancient Enemies: Wraith and Son
(G): Dan DiDio
(D): José Luis, Jonas Trindade

Star Trek Deep Space 9: The Dog of War
(G): Mike Chen
(D): Ángel Hernández

TMNT/Usagi Yojimbo: Wherewhen
(G): Stan Sakai
(D): Stan Sakai

Deep Cuts
(G): Kyle Higgins, Joe Clark
(D): Danilo Beyruth

Terrorwar
(G): Saladin Ahmed
(D): Dave Acosta

The Giant Kokju
(G): Gerry Duggan
(D): Scott Koblish
DESTACADO

W0RLDTR33
(G): James Tynion IV
(D): Fernando Blanco

A veces uno se siente repetitivo, pero es difícil no serlo cuando este tipo sigue estando en lo más alto. Desde el estreno de Something is killing the children, James Tynion IV no ha parado de mostrar el mejor estado de forma que pueda tener un escritor. El guionista encadena éxito tras éxito tras éxito, y por el momento no parece que tengas intención de bajar el nivel, al menos viendo lo que nos llega este mes. W0RLDTR33 es otra serie de terror más de Tynion, y nosotros encantados por varios motivos. Primero, porque es el género en el que más brilla su talento. Segundo, porque ha sabido buscar a un compañero a la altura de la situación. Nuestro gran Fernando Blanco es el responsable del dibujo de esta nueva serie, y sabiendo que estará acompañado por la grandísima Jordie Bellaire en el color, no nos cabe ninguna duda de que el resultado final será excelente. Juntos nos traen una serie en la que un grupo de amigos descubrió Undernet, una arquitectura oculta por debajo de internet que, sin embargo, tuvieron que aislar para dejar encerrado allí a un mal que amenazaba con expandirse por el mundo. Ahora, sin embargo, ese mal llamado PH34R ha vuelto, y el grupo deberá reunirse de nuevo para intentar pararlo.

Con un aroma muy intenso al It de Stephen King, esta nueva historia vuelve a ser un catalizador de las grandes reflexiones de Tynion sobre los males que nos acechan en la actualidad, formando un desasosegante díptico con El Departamento de la Verdad. Ya sabemos que internet terminará matándonos a todos, pero Tynion está dispuesto a hacer que eso ocurra ya con esta nueva serie de larga duración, que saldrá publicada en Image Comics.

Hey Kids! Comics! vol.3
(G): Howard Chaykin
(D): Howard Chaykin

Junk Rabbit
(G): Jimmie Robinson
(D): Jimmie Robinson

Summoner’s War: Awakening
(G): Justin Jordan
(D): Luca Claretti, Igor Monti

Sweet Paprika: Black, White and Pink
(G): Mirka Andolfo, Stjepan Sejic, Katana Collins, Various
(D): Mirka Andolfo, Stjepan Sejic, Retsu Tateo, Various

Exorcist Never Dies
(G): Steve Orlando
(D): Sebastian Piriz

Missing You
(G): Phellip Willian
(D): Deyvison Manes, Melissa Garabeli

Codename Rick Flair
(G): James Haick III
(D): Rafael Loureiro

Grim Space: P1 Nocchio
(G): Frank Martin
(D): Ramiro Borrallo

Parting Ways
(G): Alex Scherkenbach
(D): Gustavo Novaes

Tales of Vulcania
(G): Marco Daeron Ventura Palmquist
(D): Matteo Leoni

Count Dante
(G): J C Barbour
(D): Wes Watson

META
(G): Marcelo Sarava
(D): Andre Freitas

Nouns Nountown
(G): David Leach
(D): Danny Schlitz

The Nasty
(G): John Lees
(D): George Kambadais

Money Shot Comes Again
(G): Tim Seeley
(D): Gisele Lagace

Esther, Daisy y Susan

Suena a tópico, pero pocas épocas hay en la vida como la universidad. Es ese momento en el que siendo atolondrados adolescentes superando los últimos vestigios de la edad del pavo cogemos una maleta y cambiamos las reducidas fronteras de nuestro instituto y nuestro barrio por un mundo que se antoja infinito y lleno de posibilidades. La comodidad de tu cuarto se queda en casa y te encuentras en un escenario poblado por compañeros que vienen cada uno de un lugar diferente, con vidas distintas y extrañas, un escenario en el que de pronto te das cuenta de lo grande que es el mundo y lo pequeño que eres tú. Pero caray, son días apasionantes, días irrepetibles en la vida. Días mágicos. Días gigantes.

En 2009 John Allison decidió iniciar un spin-off (ya había reutilizado personajes de su primera obra) llamado Bad Machinery, pero en un momento de falta de confianza en el proyecto comenzó a diseñar los bocetos de otro spin-off más, uno nacido a partir de un personaje femenino de su obra anterior llamado Esther de Groot.

Allison vio mucho potencial en la historia que había comenzado a dar a luz alrededor de Esther y otras dos chicas que comparten amistad en su primer año de universidad. La semilla germinó y finalmente el autor británico lanzó tres números titulados Giant Days. Sería justo entonces cuando conocería a Shannon Watters, editora de BOOM! Studios. Watters se encontraba en ese momento lanzando BOOM! Box, un nuevo sello de la editorial destinado a publicar el trabajo de autores ajenos a la industria del cómic. Animó a Allison a lanzar su más reciente obra a través de ellos, cediendo por primera vez el apartado gráfico a otro dibujante, la cual sería Lissa Treiman, una experimentada artista con más de un lustro de carrera en Disney como animadora en grandes producciones. La serie nació con un modesto horizonte de seis números, pero rápidamente triunfó y se estableció como serie regular. El resto, como suele decirse, es historia.

Giant Days cuenta las andanzas de Esther de Groot, Susan Ptolemy y Daisy Wooton, tres chicas compañeras de universidad en su primer año de carrera que comparten una intensa amistad y se enfrentan juntas a los más alocados embrollos juveniles que a uno se le puedan ocurrir a la vez que van convirtiéndose en mujeres adultas. Una sinopsis nada ambiciosa que esconde una de las mejores series de los últimos años.

La característica principal de Giant Days es que es imposible leerla sin una sonrisa de oreja a oreja. Allison posee una vis cómica arrolladora y, ya sea a través de sus diálogos o de sus ocurrencias para la trama, no hay número de la serie que no te arranque carcajadas una detrás de otra, y es tan poderosa porque viene además fortalecida por la habilidad que el autor demuestra para sumergirse en la manera de pensar de unos chavales de 18 años, una capacidad que mucha gente suele perder según se va haciendo mayor. Allison trata a sus polluelos con cariño y respeto, y aunque sus personajes protagonistas son radicalmente diferentes, sabe darles a todos y a cada uno de ellos una fuerza y una profundidad tremendas. Da igual que sea a través de la dramática Esther, la tozuda Susan o la adorable Daisy, el guionista inglés es capaz de comprender y hacer que comprendamos a cada una de ellas y las convierte en nuestras mejores amigas, y eso es algo que no consigue solo con su humor, sino con su capacidad para emocionar. Porque por cada página de Giant Days que te saca una carcajada, hay otra que te llena el corazón. Allison aprovecha su lienzo para tratar cantidad de temas, desde el machismo o el feminismo a la homosexualidad, pasando por los desengaños amorosos o las drogas, pero siempre desde una perspectiva alegre, respetuosa y llena de positivismo. Giant Days te hace reír y te hace sonreír, que no son lo mismo, y es algo por lo que no solo debemos darle crédito a su guionista, sino también a sus artistas.

Aunque Lissa Treiman es la madre biológica de la obra, a la que los lectores hemos llegado a querer como a su madre adoptiva ha sido a la artista finlandesa Max Sarin, que se ha hecho cargo de la práctica totalidad de los 54 números (más extras) que dura la serie tras la marcha de Treiman. Ambas poseen un estilo similar, y no es casual. El dibujo de Treiman posee un enfoque muy cartoon con aroma a Disney (como no podía ser de otra manera), de rostros con una expresividad colosal y unos colores vivos que resultan imprescindibles para la identidad del cómic, por lo que cualquier artista que la sustituyera debía adaptarse a su firma. Max Sarin fue la elegida y, aunque los zapatos que debía llenar eran grandes, consiguió hacer a la serie suya y darle continuidad a un trabajo maravilloso que se compenetra a la perfección con su guion y te lleva de la mano por las risas que va sembrando su guionista.

Giant Days es una obra llena de vida que te hace soltar carcajadas y lágrimas y que ha terminado conquistando el corazón de todos, premio Eisner a la Mejor Serie Regular incluido. Siempre hay tiempo para las grandes epopeyas cósmicas, los mundos apocalípticos y las tragedias reflexivas, pero hay veces en las que lo que uno necesita es dejarse llevar por las aventuras de tres chicas aprendiendo a ser adultas y riéndose por el camino. Por eso hoy rompemos la sección de “El Personaje” para dedicárselo a ellas tres, más ahora que Fandogamia ya ha terminado su publicación en España. Larga vida a Esther, Daisy y Susan.

Night of the Ghoul

En la sección de inéditos de este mes os vamos a hablar de un cómic de Scott Snyder.

Bien, para los que sigáis leyendo el texto después de esa primera frase, vamos a comentar un poco la última gran incursión de Scott Snyder en el cómic independiente norteamericano. Night of the Ghoul es una miniserie de terror de 6 números escrita por el susodicho Snyder. Cuenta además con dibujo y color de Francesco Francavilla.

La historia trata sobre el Ghoul, una criatura monstruosa que se alimenta de sus víctimas para acumular poder con el objetivo de, algún día, dar rienda suelta a una horrible plaga que siembre el terror en la humanidad. Esta criatura se ha mantenido en secreto hasta ahora, pero estuvo a punto de ser expuesta ante el mundo hace décadas a través de una película con el mismo título que el propio cómic: Night of the Ghoul. Esta película, sin embargo, nunca llegó al público porque alguien se encargó de deshacerse de ella. Por eso mismo, una persona cuya identidad no nos queda del todo clara se ha propuesto la misión de encontrar al director de la cinta y descubrir la horrible verdad que se esconde tras aquella película.

En primer lugar, sí; estamos ante un cómic de Snyder, y eso es algo que se nota desde el primer momento. Sus dejes narrativos resplandecen cual purpurina a lo largo de las páginas de Night of the Ghoul y la propia historia recorre senderos por los que ya sabemos que el autor siente predilección. El Ghoul, por ejemplo, no solo es un intento de Snyder de “crear a un nuevo monstruo clásico”, sino que se nos explica que es el único monstruo que jamás ha existido de verdad. Snyder va incluso un paso más allá y atribuye al Ghoul la invención de todos los otros monstruos clásicos que se llevan instalando en el imaginario colectivo desde hace siglos. Vampiros, zombis, momias… todos invenciones derivadas del Ghoul. Los lectores más veteranos de Snyder podrán identificar claramente un patrón común con otros conceptos como El Tribunal de los Búhos en Batman.

Contaba la leyenda hace años que existen dos Snyder: el Snyder bueno, el de sus primeros pasos en DC, y el Snyder malo… el de todo lo que hizo después. Yo nunca he coincidido mucho con esta tesis, pero para aquellos fieles de La Leyenda de los Dos Snyder, debo decir que el Snyder bueno sigue vivo, y Night of the Ghoul es prueba de ello.

Y es que estamos ante un cómic de terror bastante más que funcional. Una lectura muy entretenida, incluso adictiva, cuyos misterios, conceptos y atmósfera atrapan al lector y lo llevan por un tren de la bruja tremendamente disfrutable. El dibujo de Francesco Francavilla, como de costumbre, es exquisito y contribuye a construir una narración que se mantiene siempre sólida. Tiene además un regustillo a cómic de terror clásico que le sienta genial.

Night of the Ghoul no es un cómic que le vaya a cambiar la vida a nadie, pero sí una de esas historias que se centran en una sola cosa y la clavan, una cosa tan importante como a veces vilipendiada hoy en día: hacernos pasar un rato divertido. De hecho, me lo he pasado tan bien con esta lectura que, sinceramente, me he quedado con ganas de más. Por suerte para mí, eso no va a suponer ningún problema, pues este cómic forma parte del subsello Best Jacket Press de Snyder, una línea editorial bajo la que el autor está reviviendo su llama más independiente con historias frescas y divertidas para las que se acompaña de algunos de los mejores dibujantes de la actualidad.

De Night of the Ghoul salgo con la intención de echarle un ojo a los demás títulos de la línea. Y quién sabe, puede que, si la cosa promete, os acabemos trayendo un especial más extenso en el que repasemos el resto de títulos… Todos los cómics de la línea, por cierto, se encuentran disponibles en Comixology y los suscriptores a Amazon Prime pueden leerlos sin coste adicional.

El equipo recomienda…

– Igor Álvarez Muñiz: Chu Integral, de John Layman y Dan Boultwood, Planeta Cómic.

– José María Vicente: Faithless 3, de Brian Azzarello y Maria Llovet, Panini Cómics.

– Edu Sesé: Otoñal, de Chris Shehan y Daniel Kraus, ECC.

– Sergio Fernández: Red Room, de Ed Piskor, Planeta Cómic.

– Juan Luís Daza: Fantasmas 01, de Joshua Williamson y Goran Sudžuka, Planeta Cómic.

– Alfonso del Pino: Red Room, de Ed Piskor, Planeta Cómic.

Subscribe
Notifícame
6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Raku
Raku
Lector
12 abril, 2023 12:41

¡Ay, Giant Days, qué gran serie! Pillé el primer número de Fandogamia un poco de casualidad cuando salió y desde entonces se convirtió en el cómic que más recomiendo. Y ahí tengo todavía el último tomo sin leer, por no querer que se acabe…

Román de Muelas
En respuesta a  Raku
12 abril, 2023 15:41

100% de acuerdo. Yo me pillé el primero el año pasado en el stand de Fandogamia porque estaba recomendadísimo y porque estaba Allison firmando y pensé «venga» y desde de entonces enamorado de la serie . Me lo voy leyendo muy lentamente para hacer que dure

luisdementia
luisdementia
Lector
12 abril, 2023 15:46

Muchos indies interesantes este mes. Gracias por mantenernos al tanto de lo que va saliendo!!

supermanumolina
supermanumolina
Lector
12 abril, 2023 22:50

¡Muchas enhorabuenas por la sección, como cada mes!
De Giant Days, poco más que decir, va a ser una de las series de mi vida. Pero, me gustaría mencionar el gran trabajo de la traducción de toda la obra; hay alguna cosilla que puede que quede obsoleta dentro de unos años, pero me ha hecho su lectura incluso más divertida que en versión original.
Un saludo