Magasin général nº 02: Serge

Por
0
259
 

Edición original: Magasin général 2 – Serge FRA
Edición España: Magasin général 2 – Serge (septiembre de 2007)
Guión: Regis Loisel.
Dibujo: Regis Loisel, Jean-Louis Tripp.
Entintado: Regis Loisel, Jean-Louis Tripp.
Color: François Lapierre.
Precio: 17 € (Cartoné, 72 págs.)

 
Información proporcionada por la editorial

Régis Loisel (La búsqueda del pájaro del tiempo) y Jean-Louis Tripp combinan sus talentos para crear conjuntamente Magasin Général. Esta tragicomedia situada en la provincia de Quebec nos traslada a los años 20 del siglo pasado, al pequeño pueblo de Notre-Dame-des-Lacs, y nos muestra el modo de vida de sus habitantes. Pero todo cambia con la llegada de un forastero, dispuesto a dar un poco de sabor a sus vidas.

Reseña

De entrada, la segunda entrega de Magasin General no me ha entusiasmado tanto como la primera. Su planteamiento y resolución siguen resultando interesantes, pero el conjunto ha perdido aquella connotación de “novedad” que resultaba tan fresca y atractiva en el primer volumen sin que aún, en contrapartida, se haya forjado la familiaridad suficiente con los personajes como para que sus tropelías se nos hagan auténticamente enternecedoras. Este número aparenta ser una especie de “peaje”. Un invierno que debemos pasar para luego poder adentrarnos en las veredas primaverales. Por supuesto, el apartado gráfico sigue siendo excelente y reconozco, en contraposición con la opinión de la mayoría, que el dibujo de Loisel nunca me ha gustado tanto como aquí, donde se encuentra bellamente complementado por Tripp.

El corazón del relato, también, presenta una situación, un contexto, una idea, que encuentro llamativa. En este número, mientras que los hombres “válidos” del pueblo de Notre-Dame-des-Lacs se hallan lejos por motivos laborales, durante todo lo que dura la temporada de las nieves, un intruso benefactor transformará la vida de las gentes que quedan en la villa, en especial la de Marie, la viuda del propietario del colmado que provee de todo lo necesario a los habitantes de Notre-Dame-des-Lacs. La cultura, las maneras y el aire cosmopolita de Serge Brouillet incidirán en el estilo de vida de los lugareños; el característico de las zonas rurales aisladas, pragmático y de supervivencia, único referente que tenían hasta ahora. Progresivamente, sin estridencias, de manera natural, Serge les enseñará que existen otros modelos. Unos en los que, además de trabajar, también cabe un cierto disfrute de la vida, un acertado gusto por el detalle y, ante todo, la posibilidad de soñar. Este universo de posibilidades –como decíamos antes– impactará de forma especial en Marie, una persona que hasta la muerte de su marido vivía en aquel estado de aturdimiento propio de la gente que, en apariencia, no cuentan socialmente. Como detalle curioso: decir que se recupera la voz del difunto que en la anterior entrega abría y cerraba el relato. Aquí, en este número, expresa su malestar por el cariz que toman las cosas en el pueblo y explicita su desconfianza hacia el recién llegado y su disgusto por la relación que se está empezando a establecer entre Serge y Marie.

A partir de todo lo dicho, imagino que coincidirán conmigo en que el planteamiento argumental resulta agradable y, hasta cierto punto, curioso en lo que respecta al personaje difunto. A pesar de eso –debo insistir– ese mismo ritmo pausado y “natural” que Loisel y Tripp imponen al desarrollo del relato –posiblemente necesario– ocasiona aquello que comentábamos al principio; la sensación de que este es un episodio de transición hacia momentos mejores.

Artículo anteriorEn el punto de mira vs Victor Santos ¿Coincidencia?
Artículo siguienteZN Marvel: New X-Men Nuevos Mundos. Parte 1 de 2.
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments