Los Inhumanos

Por
4
2356
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 


Edición original: Marvel Comics – junio-octubre 2000
Edición España: Comics Forum – mayo 2001
Guión: Carlos Pacheco, Rafael Marín
Dibujo: José Omar Ladronn, Jorge Lucas
Entintado: José Omar Ladronn, Jorge Lucas
Color: Studio F, Raúl Treviño
Portada: José Omar Ladronn
Precio: 11,95 (tomo en tapa dura de 96 páginas)

 

La transición secular y milenaria producida entre los años 2000 y 2001 trajo para la afición la noticia de que dos autores españoles iban a hacerse cargo de la que, por aquellos días y en muchos aspectos, era la colección más importante de cuantas publicaba la casa de las ideas. Carlos Pacheco y Rafael Marín iban a encargarse de los Cuatro Fantásticos, la cabecera decana de la Marvel de la edad de plata. Que dos extranjeros se pusieran al frente de una serie con semejante solera era signo de que vivíamos en un mundo en creciente proceso de globalización, pero antes de que por estos barrios Forum publicara los resultados de su labor, aprovechó la edición de 2001 del Salón del Cómic para editar en forma de novela gráfica la miniserie que, como escritores, dedicaron estos caballeros a los Inhumanos, uno de los más ilustres colectivos relacionados con el cuarteto comandado por los Richards.

En aquellos días, Rayo Negro y compañía acababan de protagonizar una laureada maxi-serie, bajo la batuta de Paul Jenkins (que viviría de esas rentas durante cierto tiempo) y Jae Lee. Así pues, Pacheco y Marín se encontraban con un listón bastante alto que había puesto nuevamente a la civilización inhumana y sus dirigentes en un mapa donde no habían estado de los tiempos en los que Ann Nocenti y Brett Blevins les dedicaran una novela gráfica. La cercanía entre el nuevo proyecto y el inmediatamente precedente planteaba la hipótesis de unas comparaciones odiosas. Afortunadamente, este temor quedó rápidamente conjurado, a la vista del resultado.

Los guionistas presentan una historia en la que los Inhumanos se alejan del escenario en el que han quedado ubicados al final de la maxi-serie, orientando la historia hacia el cosmos. A lo largo de los años, quedó plasmada en la sacrosanta continuidad marveliana que el pueblo de Rayo Negro y Medusa había sido el resultado de experimentos genéticos realizados por la división científica del Imperio Kree. En su conflicto con los skrulls, estos alienígenas habían desarrollado diversas armas para conseguir una ventaja táctica sobre sus verdosos oponentes. Ya durante la guerra Kree-Skrull habían intentado atraer a su causa a los resultados de sus labores y antes, habían conspirado para que el trono de Attilan fuera ocupado por alguien más proclive a sus intereses. En esta ocasión, los caminos de la real casa vuelven a cruzarse con los de Ronan el Acusador, alto funcionario de un imperio estelar que, en ese momento, ya no existe. Al final de Operación: Tormenta Galáctica, la Inteligencia Suprema ha sacrificado los dominios de su especie para sacarla del callejón sin salida al que les ha llevado la evolución. El Imperio Shi’ar se ha hecho con las ruinas y solamente unos pocos disidentes intentan recuperar la independencia y el control de sus dominios. El Acusador enrola a la fuerza a los Inhumanos en una maniobra dirigida a desestabilizar el dominio de Lilandra Neramani y aprovechando una ceremonia de alianza con tintes matrimoniales.

El resultado de la propuesta es una obra de ciencia-ficción pura y dura en la que los pijamas quedan prácticamente olvidados y en la que se hace un interesante esfuerzo por dotar de cierto contenido unas instituciones galácticas que, en la mayor parte de las ocasiones, solamente han servido como oponentes en el marco de epopeyas más o menos estelares. Hay un trabajo que se centra en el recordatorio de que una cultura alienígena tiene por fuerza que ser bien distinta de la nuestra y eso se refleja a todos los niveles. También queda patente el inmenso cariño que los escritores tienen hacia la continuidad y la tradición de los personajes y, por extensión, de Marvel. Por fin, Pacheco podía reivindicar a Starlord, uno de sus personajes-fetiche, después del fracaso de su intentona de introducción en la miniserie protagonizada por los Saqueadores Estelares. Él y Marín encajan el pasado de Peter Quill en el presente de Marvel, a través de la presencia de un progenitor cuya participación en la miniserie determinará su futuro sentimental y la concepción del futuro héroe espacial.

No se puede reseñar esta miniserie sin quitarse la boina ante las fastuosas y fabulosas ilustraciones del mejicano José Omar Ladronn. Su trabajo rompe definitivamente con la estética del pijama colorido y enlaza directamente la miniserie con la venerable tradición de los álbumes europeos sobre ciencia-ficción. Desgraciadamente, no pudo culminar su trabajo a tiempo, siendo sustituido en el último capítulo de la miniserie por un digno Jorge Lucas.

Contemplada con la perspectiva de estos quince años, hay que hacer reseña de las ironías de la vida. Los Cuatro Fantásticos ya no tienen cabecera, por obra y gracia de las estrategias comerciales entre Marvel y FOX a cuenta de las películas protagonizadas por el cuarteto; los Inhumanos, como consecuencia del hecho de que los mutantes estén también en manos de la poderosa empresa audiovisual, intentan auparse a la condición de franquicia por méritos propios (y ahí andan, paseándose por la caja tonta en Agentes de SHIELD). Starlord integra los Guardianes de la Galaxia y ha salido en una de las exitosas películas de la casa de las ideas (aunque se parezca al original como un huevo a una castaña). ¿Qué nos traerá el futuro para estos personajes? ¡Quién sabe! No obstante, es una pena que no haya más publicaciones como esta en el género súper-heroico. En todo caso, muchas de las semillas plantadas en la misma germinaron en los años posteriores, y los Inhumanos fueron una pieza esencial en el escenario de las batallas cósmicas contadas en la casa de las ideas.

Ilustrador de José Ladronn
Lady Medusa, por José Omar Ladronn

  Edición original: Marvel Comics – junio-octubre 2000 Edición España: Comics Forum – mayo 2001 Guión: Carlos Pacheco, Rafael Marín Dibujo: José Omar Ladronn, Jorge Lucas Entintado: José Omar Ladronn, Jorge Lucas Color: Studio F, Raúl Treviño Portada: José Omar Ladronn Precio: 11,95 (tomo en tapa dura de 96 páginas)…
Guión - 8
Dibujo - 9
Interés - 8.5

8.5

Vosotros puntuáis: 7.44 ( 6 votos)

4
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
3 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Dreadstar_TFEDayKnightAlejandro Ugartondo Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Alejandro Ugartondo
Autor

Esta obra siempre me pareció un ejemplo excelente de lo que se puede hacer con los personajes y el formato escogido por forum me parece muy adecuado. La pena es que no dejaran tiempo a Jose Ladronn para que dibujara la última parte. Si lo hubieran hecho hubiera quedado una obra redonda tanto a nivel de guion como de dibujo.

DayKnight
Lector
DayKnight

Totalmente de acuerdo con la crítica. Sin desmerecer el trabajo de Forum, sería genial una nueva edición de esta excelente obra.

Alejandro Ugartondo
Autor

Está reeditada en el segundo CES de los 4F de pacheco y Marín que apareció hace poco

Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

Tengo un recuerdo tan bueno de esta serie, que me había olvidado del detalle del cuarto número de la miniserie dibujado por Jorge Lucas, que en su momento me pareció que se había amoldado completamente al estilo de Ladronn y casi parecía que se habían mimetizado.

Me enamoró el formato de Forum, que publicó varias mini series de igual manera y que tengo a buen recuerdo en mi biblioteca particular.