Los Defensores #1 y #2

Por
26
232
 


Edición original: Marvel Comics – diciembre 2011
Edición España: Panini Comics – julio 2012
Guión: Matt Fraction
Dibujo: Terry Dodson
Entintado: Rachel Dodson
Color: Sonia Oback
Portada: Terry y Rachel Dodson
Precio: 1,95 euros (serie en formato comic-book de 24 páginas)

 

No parece que Miedo encarnado haya sido un evento que haya dado especial suerte a las colecciones que arrancaron a partir de su conclusión. La miniserie era bastante floja pero algunas de las ideas surgidas de la misma como las aventuras de Valquiria, el nuevo volumen de Alpha Flight o esta enésima reunión de los Defensores pintaban bien y, en los dos últimos casos, merecían mejor suerte.

Al igual que con los canadienses, con el no grupo arquetípico de Marvel pueden contarse unos cuantos intentos de relanzamiento a lo largo de los años. El volumen inicial, cerrado durante Secret Wars II vio como las aventuras de algunos de sus integrantes seguían bajo la colección dual que englobaba las aventuras del Doctor Extraño y de Capa y Puñal. Más tarde, Roy Thomas y André Coates llevaban a cabo una modificación del concepto en Defensores Secretos, haciendo que un debilitado Stephen convocara para cada misión a los héroes necesarios. Mientras, los defensores originales –Hulk, Namor, Estela Plateada y el citado Doctor Extraño- se reunían esporádicamente en aventuras puntuales que, bien en la colección de alguno que la tuviera en esos momentos, bien en la forma de miniseries o bien en la forma de anuales que se continuaban unos a otros, tenía más de nostalgia por parte de los autores y para ciertos lectores que de tanteo para una hipotética colección. Habría que esperar al nuevo siglo para que Kurt Busiek y Erik Larsen, cuyo gusto por lo clásico es sobradamente conocido, abordaran la reunión del cuarteto original y un retorno a las esencias que solo aguantó un año y que fue sustituido por un cambio de tercio que duró apenas seis meses. La Iniciativa aportó otra miniserie en la que el grupo intentaba ser recuperado por uno de sus integrantes emblemáticos, Halcón Nocturno, acabando con una promesa de grupo que tampoco fue a ningún sitio. Ahora le ha tocado el turno a un Matt Fraction que deseaba trabajar con diversos personajes y al que se le propuso la posibilidad de recuperar la cabecera defensora, habida cuenta de que unos cuantos de ellos habían militado en sus no-filas.

La premisa de la colección recuerda un poco a la de la primera reunión del no-grupo (y de la práctica totalidad de los sí-grupos): una amenaza global que lleva a dos de los miembros iniciales, la Masa y el Doctor Extraño, a recabar la ayuda de antiguos aliados. En el caso de Hulk, la liberación de Nul, el espíritu que poseía el martillo que blandió durante Miedo encarnado, ha provocado que el gigante esmeralda se trague el orgullo y acuda al antiguo hechicero supremo (con el que en los últimos tiempos no ha tenido una relación cordial) así como a dos aliados que siempre han sido más bien decentes con él: Namor y Estela Plateada. En el caso del mago, una visión evocada en Punto de arranque de un esquema de evocaciones kirbianas será la que le lleve de nuevo a los Defensores, solo para comprobar que ambas misiones están conectadas entre sí. Junto a ellos tendremos, al menos durante esta primera etapa, a la Hulka roja y a Puño de Hierro.

La colección se presenta, como en el caso de la miniserie protagonizada por Valquiria, como una oportunidad para recuperar personajes, ambientes y apechusques varios, de ésos de los que los lectores memoriones se suelen acordar. Nunca está de más tirar de fondo de armario y menos aún cuando últimamente los personajes y franquicias que preocupan a Marvel suelen ser los que salen en las “pinículas”. Un garbeo por Wundagore por aquí, una apacible charleta con los ani-hombres por allá, uno de esos secundarios que a ratos son buenos y a ratos son malos por acullá… La premisa es entretenida, pero desgraciadamente tampoco ha contado con el favor del público ni con la paciencia de la editorial, que recientemente ha anunciado que la serie se despedirá en su duodécimo número.

En estos primeros números Fraction tiene la ocasión de reunir a personajes con los que ya ha trabajado previamente, como Puño de Hierro (en la memorable colección realizada junto a Ed Brubaker y David Aja) o Estela Plateada (al que hemos visto en la serie regular que recopilaba las dos cabeceras yanquis dedicadas a Thor). Junto a ellos están dos personajes veteranos como son Namor y el Doctor Extraño y una que aún es “tabula rasa” como la Hulka roja, que aquí parece ser la hermana (o mejor dicho, prima) antipática de Jen Walters. El dibujo del matrimonio Dodson (con la intervención de otros artistas, ojo) es otro de los atractivos para echarle un tiento a la serie, aunque como se ha visto, de un tiempo a esta parte ni uno de los guionistas mimados de Marvel ni un equipo de dibujantes de nivel son capaces de actualizar una franquicia cuyo nombre suena cada vez más a nostalgia. Bien es cierto que de un tiempo a esta parte Fraction no está lo que se dice fino: de Miedo encarnado ya se ha hablado, su trabajo en Iron Man hace tiempo que aburre a las piedras y su labor en Thor sería mucho menos interesante si no hubiera tenido la suerte de contar con dibujantes de primera fila. En Defensores arranca bien y quizá solo por eso (y por el hecho de que la serie va a acompañarnos únicamente un año) merecería la pena disfrutar de este nuevo y fallido relanzamiento del entrañable no-grupo. A ver si la próxima vez hay más suerte.

26 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Japacore
Lector
10 septiembre, 2012 8:30

 Serie totalmente prescindible. Fraction va pegando palos de ciego de un lado a otro. Esta serie no aporta ni explica nada, y su tratamiento de los personajes ni me parece profundo ni interesante. El dibujo tampoco es para tirar cohetes, la verdad…

Teniendo en cuenta que hay otras series mucho más interesantes en el mercado, esperaría a ver si la recopilan en tomo, porque no creo que dure muchos números, la verdad.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
10 septiembre, 2012 9:03

Pues a mí Fraction me parece un petardo normalmente, pero estos dos números me han parecido escritos por otro. Un comienzo muy disfrutable.

Alejandro Ugartondo
Autor
10 septiembre, 2012 9:17

La serie me ha defraudado bastante. Fraction no es santo de mi devoción y en esta serie me ha recordado el por qué. Ni siquiera Dodson, que me suele gustar bastante, está a la altura. Parece un proyecto en el que ninguno de los implicados parecía creer mucho. Una pena.

Daniel Gavilán
10 septiembre, 2012 12:26

 En mi caso esta serie reducida a maxiserie de 12 números supuso un bluff en el sentido de que leerla era como ver a los responsables intentando ser “cool”s pero no llegar ni a “chachis”. Y eso que como decis a priori tiene buenas intenciones, de hecho el cuarto número americano es una pequeña joya, pero fue llegar a ese otro en el que insinua ciertas cosas sobre Namor… y en fin, ahí lo tube que dejar. Una lástima desde luego, pero es que no acabo de entender la manía de Fraction de embarcarse en proyectos en los que, a pesar de sus buenas ideas, ni él mismo parece tener muy claro que es lo que quiere hacer. Aun así, se de gente a la que esta serie le encantaba, así que algo tiene que tener.

Personalmente, recomendaría a todos los que se hayan visto decepcionados con los últimos trabajos de Fraction que no dejen pasar su Ojo de Halcón, que con los dos números que lleva publicados hasta la fecha parece haber dado al fin con la tecla de forma espectacular (entre otras formas, porque el personaje encaja como un guante con su actitud a la hora de escribir) hasta el punto de que más de uno ya sugiere de que si pierde fuelle podría disputarle el trono al Daredevil de Mark Waid. Aunque bueno, con David Aja a los lápices ya habría que ser torpe para no escribir algo mínimamente inspirado. Pero no le quitemos méritos a Fraction que en este caso el logro parece ser cosa de dos

Pachinko
Pachinko
Lector
10 septiembre, 2012 13:08

 Y de el, estupendo, repaso a encarnaciones anteriores de los defensores, no olvidemos(o mejor hagamos mencion especial) a “Les Llamaban los Defensores”, con la trinidad del Bwahaha haciendo su magia.

Alejandro Ugartondo
Autor
10 septiembre, 2012 13:31

jorgenxo, sí era un 100% muy divertido. Era este: http://www.paninicomics.es/web/guest/titulo_detail?viewItem=632712

Titan
Titan
Lector
10 septiembre, 2012 13:39

 Daniel, ¿puedes poner en spoiler qué se insinúa sobre Namor en ese otro número?

Daniel Gavilán
10 septiembre, 2012 13:51

  Daniel, ¿puedes poner en spoiler qué se insinúa sobre Namor en ese otro número?

Pues que

Aviso de Spoiler

a Fen le iba la marcha, y lo mismo -ojo, lo mismo- no es hijo del Capitán McKenzie, sino del Capitán Pescanova Nemo, que mola mucho más y da mucho más lustre, donde va a parar.

Pd: Revelación innecesaria y absurda donde las haya, no ya porque su princesa madre pudiera cepillarse a dos, tres, cuatro o cinco capitanes de barco si estos se le ponían a tiro (libre es), sino que no veo en que demonios va a beneficiar al personaje que en lugar de ser hijo de un capitán lo sea de otro solo porque uno tenga más renombre y haya salido en la Liga de los Caballeros etc, etc… Pero bueno, como no deja nada claro siempre podemos pensar que son efectos colaterales de la Máquina de la Concordia y olvidarnos todo de ello como si nunca (y lo digo bien claro NUNCA) se hubiera mencionado nada al respecto :)

Editado: Editado efectivamente en 2006. Y plagado de diálogos delirantes y divertidos.

Debí dejar que Galactus se los comiera a todos” (Best. Line. Ever.)

Titan
Titan
Lector
10 septiembre, 2012 14:20

Gracias, Daniel.

Daniel Gavilán
10 septiembre, 2012 14:29

 está visto que Fraction puede ser tan bueno como Kavanagh

Cuidado Luis, no nombremos al maligno, no sea que en DC o en Marvel se acuerden de su existencia y alguien le de una serie 😆

Juan Luis Daza
Autor
10 septiembre, 2012 14:41

 Como sois, si lo mejor de la Saga del Clon se le ocurrió a él…

¿Acabarla?

Fantomex
Fantomex
Lector
10 septiembre, 2012 14:43

 esta serie es malísima, da pena ver como desperdician a personajes como Nick Fury(el verdadero). Dr Strange,Iron fist y Silver Surfer

Doc
Doc
Lector
10 septiembre, 2012 17:33

 Esta serie empezó algo “ni-fu-ni-fa”, pero la seguí leyendo… Alrededor de los números en los que empieza a dibujar Jamie McKelvie se pone mucho mejor, y pareciera prometer mejorar aún más en el futuro… Y entonces van y la cancelan 😛 Me parece que hubiera tenido otro destino si la hubiesen llamado “Defending Avengers” o algo así… Por otra parte, me parece que hay dos Fractions, uno divertido y astuto (Casanova, Iron Fist, Thor: Las Edades del Trueno, la segunda mitad de este Defenders, los dos números de Hawkeye que van…) y otro, que tiene algunos destellos del primero, pero que promediando tiende a ser denso (los numeros post-Reinado Oscuro de Iron Man, Mighty Thor, X-Men, El Miedo Mismo…) y la gente tiende a estereotiparlo según cual de esos dos se encuentre primero…

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
10 septiembre, 2012 19:28

No la dejaron tal cual. En España Fear Itself es Miedo Encarnado.

Daniel Gavilán
10 septiembre, 2012 22:41

 Por otra parte, me parece que hay dos Fractions, uno divertido y astuto
(Casanova, Iron Fist, Thor: Las Edades del Trueno, la segunda mitad de
este Defenders, los dos números de Hawkeye que van…) y otro, que tiene
algunos destellos del primero, pero que promediando tiende a ser denso
(los numeros post-Reinado Oscuro de Iron Man, Mighty Thor, X-Men, El
Miedo Mismo…)

En cierto sentido tienes mucha razón, Doc, pero me niego a ser tan tajante en lo segundo bloque. A mi de hecho su Iron Man me sigue gustando habiendo disfrutado tanto de sagas como la del brutal enfrentamiento contra Gárgola Gris en París durante Miedo Encarnado como actualmente con la Tercera Guerra de las Armaduras.

Con su Thor tiene sus más, sus menos y sus patadas a la continuidad, pero sigue dejando unos momentos de lucidez bastante encomiables y unas ideas bastante imaginativas.

Eso sí, ya de forma más determinante por encima de cualquiera de estas dos, creo que en el primer bloque incluiría además The Order (aquí publicados como Los Campeones), que esa si que me parece una pequeña joya.

Khonshu
Khonshu
Lector
11 septiembre, 2012 19:16

 Pues a mí MIEDO ENCARNADO me parece una buena traducción/interpretación, más potente que EL MIEDO EN SÍ MISMO o LA ESENCIA DEL MIEDO (que podría haber sido otra traducción no literal).

Estos Defensores me daban mal yuyu (por Fraction mayormente) y no los caté, pero aún hoy no me he decidido de si hice bien o mal.

Mucha gente los pone a caer de un burro, pero también he visto a no pocas personas defender la serie enconadamente.