Los buenos veranos 5. La fuga

Navidad con los Faldérault.

Por
3
730

Edición original: Les beaux étés 5 La Fugue FRA, Dargaud
Edición nacional/ España:Norma Editorial
Guión:Zidrou
Dibujo:Jordi Lafebre
Color:Jordi Lafebre y Mado Peña
Formato:Cartoné, 56 páginas
Precio:16€

 

¡Una hora! ¡En trece días solo tuvimos derecho a una hora de sol!

Los tomos de Los buenos veranos tienen una cualidad impagable y es que con solo ver la portada ya esbozas una sonrisa porque sabes que vas a disfrutar de una serie única. Durante su lectura te vas a evadir de un mundo cada vez más crispado y te vas a reencontrar con lo mejor de la humanidad. Esos momentos que nos regalan Zidrou y Jordi Lafebre valen mucho más que los dieciocho euros que cuesta el quinto álbum de la serie titulado La Fuga y que presenta la novedad de desarrollarse en la Navidad de 1979. Así que mejor cómic para reseñar y leer este 25 de diciembre.

Zidrou (1962) y Jordi Lafebre (1979) son una de las parejas artística más sólidas del mercado franco-belga. Han colaborado en varios proyectos distintos como La anciana que nunca jugó al tenis, Lydie o La Mondaine todos de una calidad altísima, aunque es en Los buenos veranos donde se han consolidado.

Navidades del 1979. Mado sigue trabajando en la zapatería a pesar de que lo odia, Pierre tiene una gran oferta laboral, Julie-Jolie tiene que preparar sus exámenes, Louis tiene planeado un viaje a Londres para ver a Pink Floyd, Nicole está a dieta y Pépète sigue tan adorable como siempre. Son los Faldérault en estado puro que está vez deciden irse de vacaciones de Navidad.

Hasta este álbum las historias de los Faldérault siempre se habían desarrollado durante las vacaciones de verano de la familia, pero aquí la cosa cambia y nos traen una historia navideña. Se trata de un cambio que viene muy bien para que la serie no se vuelva repetitiva. Lo que no varía es que se trata de un número autoconclusivo aunque se disfruta más si se han leído los anteriores, puesto que la serie es muy autorreferencial. Siguen los saltos cronológicos y en está ocasión estamos a finales de 1979, en los álbumes anteriores hemos visto a la familia en los años 1962, 1969, 1973, 1980 y 1992, así que el puzle de sus vidas cada vez está más completo. La fuga no es el típico relato navideño edulcorado, como todas las entregas de la serie se nueve a la perfección entre el drama y la comedia, tal y como sucede en la vida. Es el tipo de relato en el que mejor se mueve Zidrou.

En los dos últimos álbumes hemos sido testigos de los cambios que se producen en las rutinas de las familias cuando los hijos llegan a la adolescencia. Es una edad en la que se vuelven más autónomos y comienzan a adquirir responsabilidades de manera que se van construyendo una vida propia que les acaba alejando de sus padres. Así que vemos como no todas las vacaciones son perfectas ya que casi todo sale de manera diferente a lo que tenían planeado, pero siempre merece la pena la lectura. Además, en La fuga vemos el choque generacional entre Louis y sus padres, que les acaba llevando a asimilar a regañadientes que ya no son unos jovencitos.

Sin embargo, el tema principal del álbum son las decisiones que deben tomar Mado y Pierre para conseguir vivir en función de sus creencias y convirtiendo la búsqueda de la felicidad en el centro de las mismas. Un momento por el que todos pasamos, aunque muchas veces no seamos plenamente conscientes de ello. En mayor o menor medida todos debemos elegir lo que va a convertirse en la prioridad en nuestras vidas.

No se me ocurre un dibujante mejor para este tipo de historias que Lefebre. Su toque caricaturesco hace que sus personajes sean muy reconocibles además de transmitir a la perfección las emociones que experimentan. El tipo de historia que le ofrece Zidrou no es espectacular ya que se trata de algo más íntimo, pero en este álbum destaca el gran trabajo de narrativa de las páginas 36 y 37 en las que demuestra un dominio del tempo y la elipsis soberbio. El trabajo de fondos es magnífico, aunque no es tan vistoso como en álbumes anteriores ya que la historia transcurre casi de manera íntegra en espacio cerrados y en el gris invierno belga. También hay que destacar gran trabajo de color que permite reflejar el clima y las distintas luces en función de la hora en la que transcurra la escena. En definitiva estamos ante un trabajo con la calidad a la que nos tienen acostumbrados Lefebre y Mado Peña.

Norma hace una edición que continua con la calidad y diseño de los cuatro tomos anteriores, la novedad es que esta ocasión se incluye un cuento ilustrado de seis páginas. Ojalá llegaran más productos de este tipo a nuestro país, ya que muchas veces parece que cuando hablamos de BD únicamente pensamos en las herederas de lo que se podía encontrar serializadas en revistas como Pilote, Spirou, Journal du Tintin, etcétera. Pero eso solamente es una pequeña parte de lo se publica.

Como siempre Zidrou y Lafebre nos regalan un relato tierno, pero sin ser empalagoso, que nos recuerda la magia de los pequeños momentos, aunque a veces sean tristes. Una de las mejores series que no ofrece el mercado franco-belga y que siempre te deja con ganas de saber más de los Faldérault.

¡Queremos Sol!

Edición original: Les beaux étés 5 La Fugue FRA, Dargaud Edición nacional/ España:Norma Editorial Guión:Zidrou Dibujo:Jordi Lafebre Color:Jordi Lafebre y Mado Peña Formato:Cartoné, 56 páginas Precio:16€   ¡Una hora! ¡En trece días solo tuvimos derecho a una hora de sol! Los tomos de Los buenos veranos tienen una cualidad impagable…
Guión - 8.5
Dibujo - 8.5
Interés - 9

8.7

Vida

Zidrou y Lafebre siguen desgranándonos la vida de esta familia belga tan particular. Una serie con espacio para la tragedia y para el humor como en la vida real.

Vosotros puntuáis: 7.8 ( 4 votos)
Artículo anteriorHeroes Comic Con Madrid 2019 – Entrevista a Mark Bagley
Artículo siguienteNovedades indie norteamericano en castellano: Enero 2020
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Nippur
Nippur
Lector
25 diciembre, 2019 22:52

Gracias por tu reseña, Diego. Esta serie es una delicia y, en líneas generales, es lo mismo que me provoca la obra de Zidrou en general. Coincido contigo en que faltan más obras como estas en el mercado español por lo espero que las ventas acompañen para que los editores descubran una parcela pendiente de explorar.

Victor Vt
Victor Vt
Lector
26 diciembre, 2019 10:05

Que conste que he leido la reseña de puntillas, ya que aún tengo por leer este tomo. No obstante, es una obra más que recomendable, llena de buenas sensaciones, con un genial dibujo.

Abraham
Abraham
Lector
7 enero, 2020 23:49

Que magnifica obra, si mantiene el nivel de los anteriores tomos, merecerá la pena hacerse con ella