Las Tortugas Ninja 3, de Kevin Eastman, Tom Waltz y Andy Kuhn

Las Tortugas Ninja de IDW llegan a un tercer tomo centrado en el desarrollo de los personajes y la trama.

Por
0
942

Edición original: Teenage Mutant Ninja Turtles núms. 13-16 USA, Teenage Mutant Ninja Turtles Microseries núm. 6 (Casey Jones), Teenage Mutant Ninja Turtles Microseries núm. 7 (April O’Neil), Teenage Mutant Ninja Turtles Microseries núm. 8 (Fugitoid) (IDW Publishing, 2012)
Edición nacional/España: Las Tortugas Ninja Vol. 03 (ECC Cómics, 2021)
Guion: Kevin Eastman, Tom Waltz, Mike Costa, Ben Epstein, Barbara Randall Kesel y Paul Allor
Dibujo: Andy Kuhn, Mike Henderson, Marley Zarcone y Paul McCaffrey
Color: Ronda Pattison, Ian Herring, Heather Breckel y John-Paul Bove
Formato: Rústica. 176 páginas. 17,50 €

Calma, hijos míos

El reboot de Las Tortugas Ninja de IDW, publicado por ECC Comics en España, alcanza ya su tercer tomo. El equipo creativo de los números principales se mantiene una vez más, salvo por la excepción del dibujo, donde Andy Kuhn sustituye a Dan Duncan. Recordemos que en estos tomos no se recopila solo la nueva serie principal de las Tortugas Ninja, sino que también se añaden los distintos números autoconclusivos que la complementan, cada uno centrado en un personaje distinto. El orden por el que se ha optado se basa en Teenage Mutant Ninja Turtles: The IDW Collection, la edición de lujo norteamericana con tomos en tapa dura de unas 400 páginas que, para el mercado Español, ECC ha decidido dividir en tomos en formato rústica con la mitad de extensión y distintas portadas (y es una pena, porque las portadas de la IDW Collection son preciosas).

Primero, repasemos un poco lo que ha ocurrido hasta ahora en la serie. Durante los dos primeros tomos, Kevin Eastman y Tom Waltz nos presentaron una curiosa vuelta de tuerca al mundo de las Tortugas Ninja. En ellos podíamos leer una suerte de versión definitiva de los personajes en la que se mezclaban elementos de muchas de las distintas interpretaciones que han aparecido sobre las Tortugas con el paso de los años. Se mantenía parte de la esencia de esa serie original (que también esta publicando ahora ECC) en la que el macarreo y las frases lapidarias dictaban el curso de la trama, pero todo tratado desde un punto de vista más contenido, más maduro, con un guion que sigue recurriendo a las frases lapidarias, sí, pero solo cuando toca, sin forzarlas. De la primera serie de animación que se hizo de los personajes, se rescatan parte del humor y de las dinámicas existentes entre los hermanos. Reconocemos en cada uno de ellos la personalidad con la que típicamente lo hemos asociado desde siempre y se da mucha importancia al desarrollo de sus relaciones. Así, Kevin Eastman demuestra no sentir recelo por el resto de interpretaciones que se alejan de su concepto original, sino más bien al contrario; es capaz de seleccionar las ideas más inspiradas de cada una para sumarlas a su visión de la franquicia y darle un lavado de cara. Estamos ante una lectura que resultará familiar a los seguidores de los personajes y, a la vez, algo nuevo y emocionante.

La situación de las Tortugas en los dos primeros tomos distaba mucho de aquello a lo que estábamos acostumbrados los aficionados. La familia estaba separada, se presentó un origen de los personajes bastante distinto a otros que hubiéramos visto anteriormente y la historia presentaba un estilo más íntimo y pausado que el de las últimas adaptaciones que habían visto la luz. Sin dejar la diversión a un lado, existía una sensación de calma y seguridad, casi una declaración de intenciones. La obra se estaba tomando en serio a sí misma y, para ello, se permitía invertir las páginas necesarias para desarrollar a sus personajes. De este modo, en vez de tener peleas un tanto insulsas con villanos que se aparecen y desaparecen en el mismo capítulo por el mero hecho de que hay que cumplir con la cuota de acción, en general teníamos menos de estas escenas, pero las que había eran mucho más significativas porque resolvían un peso dramático que llevaba muchos años faltándole a la franquicia. Ahora, ese peso estallaba a base de golpes, acrobacias y, de nuevo, frases lapidarias; y cada uno de esos elementos surtía un mayor efecto en el lector que nunca antes gracias a la carga emocional que contenían.

Como se comenta al principio, aparte de los 4 números de la serie principal que incluye este tomo, tenemos otros números autoconclusivos, cada uno centrado en un personaje distinto y de mucha importancia para la trama. El que más destaca en esta ocasión es el que se centra en Casey Jones. Su equipo creativo cuenta con Mike Costa y Ben Epstein, quienes ocupan el mando de los guiones; además de Mike Henderson, quien se hace cargo del dibujo. Esta pequeña historia profundiza en la situación actual de Casey, tanto externa como interna, a la que intenta dar explicación mediante la exploración de su pasado. Es así como acabamos teniendo un número en el que se nos ayuda a entender las motivaciones del personaje mediante una exploración psicológica sorprendentemente cruda. Al revelarse, las razones que mueven los actos y pensamientos de Casey resultan especialmente impactantes por lo retorcidas que son. En él vemos a un héroe roto que piensa que ese es su deber, que como héroe debe dejarse romper para hacer bien su papel. Se trata de un punto de vista de la heroicidad que se vuelve contra sí mismo para construir una personalidad repleta de luces, sombras y la consiguiente tridimensionalidad. Esperemos que este interesante aspecto se siga explorando y desarrollando en siguientes entregas de la serie. Desde luego, longitud no le falta. Recordemos que en el mercado norteamericano ya van por el número 120.

Este tercer tomo incluye otras dos historias autoconclusivas. La primera está dedica a April O’neil, cuenta con guion de Barbara Randall Kesel y dibujo de Marley Zarcone. Aunque en ella se profundiza algo más en la forma de ver las cosas de April, en realidad el foco principal está puesto sobre un evento concreto que se relaciona directamente con la trama principal, así que tampoco tiene mucho más interés más allá de eso. La segunda historia está dedicada a Fugitoid, cuenta con guion de Paul Allor y dibujo de Paul McCaffrey. Un aspecto que sorprende para bien de todos estos números especiales es lo mucho que se adhieren al tono de la serie principal. Tanto por el estilo visual como por cómo están escritos, el cambio entre unos y otros, si bien es perceptible, no resulta chocante para el lector, no lo saca de la fluidez de la lectura general. Todas las historia se complementan entre sí en contenido y forma para englobar un todo consistente.

Lo mejor

• El número centrado en Casey Jones.
• La consistencia de tono entre los números principales y los especiales.
• Que la serie se permita tomarse unos números de relativa calma.

Lo peor

• El cambio de dibujante para la serie principal.

Edición original: Teenage Mutant Ninja Turtles núms. 13-16 USA, Teenage Mutant Ninja Turtles Microseries núm. 6 (Casey Jones), Teenage Mutant Ninja Turtles Microseries núm. 7 (April O'Neil), Teenage Mutant Ninja Turtles Microseries núm. 8 (Fugitoid) (IDW Publishing, 2012) Edición nacional/España: Las Tortugas Ninja Vol. 03 (ECC Cómics, 2021) Guion: Kevin…
Guion - 8
Dibujo - 7.5
Interés - 8

7.8

Reflexivo

El tercer tomo de Las Tortugas Ninja deja un poco de lado los fuegos artificiales del segundo para centrarse en la reflexión y el desarrollo, sin dejar por ello de ser entretenido en todo momento. Que la serie se permita tomarse esta calma es señal de su buena salud.

Vosotros puntuáis: 6.64 ( 5 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments