Las 52 reseñas: Action Comics 1

Por
93
1001
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.
 

Edición original: Action Comics #1.
Guión: Grant Morrison.
Dibujo: Rags Morales.
Entintado: Rick Bryant.
Color: Brand Anderson.
Rotulación: Patrick Brosseau.
Formato: grapa de 40 págs.
Precio: 3,99 $.

 

No parece una cuestión anecdótica que, tras 73 años respetando su numeración, Action Comics luzca de nuevo en su portada un “#1”, concesión comercial esquivada por la cabecera más veterana del Hombre de Acero durante las diferentes Crisis, reboots y relanzamientos orquestados en las últimas décadas. Pero los tiempos mandan, y ante una obra de ingeniería editorial –y de márketing– como la que ha derivado en la gestación del llamado Nuevo Universo DC, no cabían excepciones ni medias tintas: tabula rasa para todos los personajes y colecciones, en un claro intento por reflotar unas cifras de ventas insuficientes y, especialmente, de llamar la atención de nuevos lectores que permitan el relevo generacional que tanto necesita el género superheroico.

Como era de esperar, una “revolución” –el tiempo dirá si el previsible incremento de las ventas se verá correspondido con un enfoque argumental y artístico mínimamente interesante– de esta magnitud ha suscitado las dudas de parte del fandom, inquieto ante los cambios que operarán los equipos creativos encargados de reformular las 52 colecciones de DC Comics. En el caso que hoy nos ocupa, la responsabilidad de plantear una nueva versión del Hombre del Mañana ha recaído sobre los hombros de Grant Morrison (Glasgow, Escocia; 1960) y Ralph “Rags” Morales (Manhattan, New York, EEUU; 1966)… y, admitámoslo, aunque no somos pocos los que seguimos con avidez cuanto surge del procesador de textos del guionista escocés, se trata de uno de los profesionales del medio que suscita debates más encendidos, en los que parece no tener cabida los términos medios. Pero más allá de filias y fobias personales, resulta innegable la experiencia que atesora tanto en el relanzamiento exitoso de títulos del calado JLA, New X-Men o Batman, como en la comprensión de uno de los personajes más populares del Noveno Arte, demostrada en la sobresaliente All Star Superman.

Pese a la aparente idoneidad del equipo creativo, el camino estuvo plagado de dudas, y tal y como reconoce Morrison, cuando recibió la propuesta de encargarse de la serie “no estaba demasiado seguro acerca de ello; ya estaba haciendo Batman, pero tenía algunas ideas acerca de los primeros años de Superman que nunca había tenido ocasión de usar…”. Por su parte, Morales –desde hace años llamado a asumir un encargo de este calibre– no titubea a la hora de admitir que no comulga con la mayor parte de las versiones del personaje, y que el hecho de inaugurar una nueva etapa jugó un papel determinante en su decisión de aceptar el desafío, ya que le permite hacer su trabajo “sin la necesidad de tener en cuenta 70 años de trasfondo sobre los que pensar, tratar de honrar y tomar como referencia”.

Lápices de Rags Morales para las págs. 6 y 10 de Action Comics #1, publicadas en Bleeding Cool.
(haced click sobre las imágenes para ampliarlas)

Así que, superadas las indecisiones iniciales, ambos autores se pusieron manos a la obra para dar lo mejor de sí mismos. Y, ¿qué nos ofrece esta primera entrega de Action Comics? Sin ánimo de destripar el contenido del tebeo, cabe señalar que el polémico guionista se reserva el honor –compartido con Geoff Johns y Jim Lee en su Justice League– de que ésta sea la única de las 52 series regulares que se publicarán durante el presente mes en abordar el pasado de este renacido universo ficcional. Efectivamente, Morrison dedicará este arco argumental –de seis entregas de duración– a reimaginar los primeros años del personaje, con la vocación de ser fiel al mito construido, preservado y enriquecido a lo largo de las últimas siete décadas, al mismo tiempo que establece significativas alteraciones respecto a versiones pretéritas; variaciones del arquetipo que aportan una sensación de frescura insospechada, teniendo en cuenta lo acostumbrados que estamos a toparnos con diferentes interpretaciones de uno de los personajes más icónicos del Noveno Arte.

En esta nueva andadura, nos encontramos con Clark Kent residiendo en un modesto piso de Metropolis, cuyo alquiler apenas logra pagar con los emolumentos percibidos gracias a su incipiente carrera en del Daily Star, diario rival de un Daily Planet en el que trabajan dos prometedores periodistas: Jimmy Olsen y Lois Lane. Lo que desconocen sus ¿amigos? es que el joven natural de Smallville se las apaña para, ataviado con unos pantalones vaqueros, botas de trabajo, capa roja y camiseta que luce una “s” gigante sobre el pecho, compaginar sus tareas de reportero con su particular cruzada contra el crimen que asola la Ciudad del Mañana. Pero la irrupción de su alter ego, bautizado como “Superman” por la prensa, ha suscitado la desconfianza del estamento militar que, bajo la dirección del General Lane –padre de Lois–, ha contratado los servicios del consultor Lex Luthor con la esperanza de que idee el modo de neutralizar a quien parece decidido a acabar con la injusticia… empleando los métodos que considere necesarios.

En su afán de respetar la esencia del Hombre de Acero, Morrison fija su atención en el Action Comics #1 (1938) de Jerry Siegel y Joe Shuster, tomándolo como punto a partir del cual recuperar sensaciones perdidas e insuflar un nuevo –“viejo”, en realidad– espíritu al apolíneo héroe. Así, este Superman de la segunda década del S. XXI posee unas sorprendentes habilidades –fuerza y velocidad sobrehumanas, visión calorifíca– que, aunque en pleno desarrollo e intuyendo un considerable margen de mejora, de momento tampoco le permiten volar. Una circunstancia que contribuye a humanizar al personaje hasta alimentar su “degradación”: de la deidad a la que estamos acostumbrados, al campeón en ciernes que, en pleno proceso de aprendizaje, yerra, sangra y se fatiga. De situarlo en un plano y una posición inalcanzables, a permitir que se le atisbe, aunque en la lejanía, unos cuantos escalones por encima de la evolución humana.

Splash-page publicada en iFanboy.

Puesto en relación con su juventud e inexperiencia, uno de los cambios que más llaman la atención es la caracterización de Kent cuando no se parapeta tras el anonimato que –sorprendentemente– le proporcionan sus gafas, planteando una versión más descarada del héroe que antaño se postulaba como personificación de la obediencia y rectitud, hasta extremos casi ridículos. En su lugar, Morrison opta por llevarlo por derroteros poco habituales; decidido pese a su inexperiencia, un tanto burlón, proactivo y desafiante –llega a espetar un “Conoces el trato, Metropolis. Trata bien a la gente o espera de mí una visita”, ante la inacción de los agentes del Departamento de Policía–, ahondando en otro aspecto que vincula esta etapa con las primigenias entregas de la serie, ideadas por Siegel & Shuster: la voluntad del protagonista de que se haga una justicia real, de poner remedio a los problemas existentes a pie de calle, en lugar de la perspectiva “institucional” por la que suelen decantarse otras versiones del personaje. Y si para ello tiene que desafiar a cargos electos o representantes de la ley, no dudará en hacerlo.

Este cambio del modus operandi entronca con la percepción de los tiempos que corren, a juzgar por las palabras de Morrison: “creo que ahora mismo todos nos sentimos así. Nadie tiene demasiada fe en sus líderes electos (…) Todos tenemos mucho más cinismo y muchas más dudas acerca de la gente que está conduciendo nuestras vidas que cuando Superman era un Boy Scout”. En este sentido, la presencia de un nuevo héroe –aún clandestino, alejado de la figura pública en que se había convertido dentro de las fronteras del Viejo Universo DC– parece llamada a operar un efecto entre sus conciudadanos similar al que reivindica Morrison en su muy recomendable libro Supergods, cuando glosa las bondades de los superhéroes como concepto idóneo para “cambiar la idea acerca de uno mismo y de la cultura, pasando de la muerte y el pesimismo, a la esperanza y las posibilidades”.

Porque, en definitiva, esta versión de Metropolis se aleja de la idílica Ciudad del Mañana con la que estamos familiarizados, convirtiéndose en amalgama de una Gotham City “menos gótica y oscura” y “la Nueva York de principios de los años 70”. Una ciudad que si algo necesita es luz, esperanza y rebelión frente a la inactividad o la corrupción de los poderes fácticos que la gobiernan; voluntad de un cambio por el que ilusionarse, por el que luchar. Un cambio –una luz, una esperanza, una rebelión– que el de Glasgow también parece desear para el género superheroico, todavía bajo la influencia de una Dark Age que sobreexplotó –cuando no tergiversó– el concepto y el enfoque apreciable en obras de seminal importancia como Batman: El regreso del caballero oscuro, de Frank Miller, o Watchmen, de Alan Moore y Dave Gibbons; “Sentía que se intentaba llevar la mugre y la sangre a la vida de los superhéroes, lastimarlos y arruinarlos, exponer su futilidad y fragilidad. Y no quiero hacer eso con una de las grandes ideas que hemos tenido”, dice en el imprescindible documental Grant Morrison: Talking with Gods. Y lo cierto es que parece empeñado en poner todo de su parte para volver a hacer tebeos “como los de antes”, para recuperar el “sentido de la maravilla” perdido y dejar atrás la pretendida –y pretenciosa– seriedad de buena parte del mainstream contemporáneo, la épica mal entendida y un concepto de adultez paradójicamente pueril. El problema reside en tener como compañeros de viaje a Jim Lee o Dan DiDio que, visto lo visto, parecen guardar un grato recuerdo de la década de los 90…

Tres páginas de una preview de Action Comics #1, publicada en Newsarama.
(haced click sobre las imágenes para ampliarlas)

Mención aparte y destacada merece Rags Morales, protagonista de uno de esos incomprensibles “expedientes-x” comiqueros, por resultar difícilmente justificable que dibujantes con la mitad de talento y el doble de carencias hayan logrado alcanzar una consideración profesional mayor que la suya. Cuando finalizó Crisis de Identidad –miniserie guionizada por Brad Meltzer–, todo parecía indicar que la editorial había encontrado un nuevo dibujante-estrella; pero lejos de lo que cabría sospechar, el historietista natural de Manhattan vio cómo se sucedían encargos no menores, pero sí alejados de los grandes focos de la editorial: arcos argumentales de Batman: Confidencial o JSA: Clasificado, cinco entregas de Nightwing, un número de La noche más oscura: Relatos… Si acaso se produjo un repunte en su popularidad gracias a la tan promocionada First Wave, serie limitada escrita por Brian Azzarello, a modo de homenaje al pulp protagonizado por dos iconos de dicho género, como Doc Savage y The Spirit, y por un tercero como Batman, claramente inspirado en dicha tradición. Pero no ha sido hasta ahora cuando parece haber recibido un proyecto a la altura de lo que merece.

En las páginas de este Action Comics #1, Morales se muestra en plena forma, sacando a relucir un estilo un tanto diferente al de trabajos previos más populares –la ya mencionada Crisis de identidad, principalmente–, y dando la impresión de tomar como base los cambios implementados en su trazo debido a la necesidad de adaptarse a la idiosincrasia de un proyecto como First Wave. Lo curioso del caso es el modo en que combina registros, de forma que determinados personajes muestran rasgos realistas, mientras otros presentan facciones más caricaturescas… sin que se resienta una ambientación y un tono cuyas claves estéticas –también– nos remiten a otra época, a otro modo de hacer tebeos que hasta ahora daba la impresión de haberse perdido en el olvido. Comenta el propio Morales que, ante el reto de crear su particular versión de Superman, obvió la tentación de emular a autores tan míticos como Curt Swan, Jerry Ordway o Neal Adams, para centrarse en la influencia ejercida por la excelente serie animada ideada por Max Fleischer durante la década de los 40. Un influjo apreciable de forma obvia en la pequeña imagen que adorna el título del arco argumental, inserto en las dos páginas –estas– más impactantes, atractivas y definitorias de esta obra; pero también de forma más sutil en las sensaciones que transmiten cada una de las viñetas en las que aparece este joven Hombre de Acero, tan entusiasta, como rebelde y poderoso. Sensaciones que percibe el lector a través de una composición de página tan concienzuda como suele ser habitual en las obras de Morrison: recurre a la amplificación de detalles, presenta una rica variedad en cuanto a las perspectivas, “permite” de forma ocasional que los personajes excedan los límites de la viñeta, y rehuye del abuso de splash-pages para reservarlas a instantes especialmente significativos, en los que el dramatismo y el ritmo de la acción requieren y justifican el uso de este recurso.

Pasado, presente y futuro del Hombre de Acero: Action Comics #1, publicados en 1938 y 2011.
(haced click sobre las imágenes para ampliarlas)

Decía el dibujante que ya desde la primera imagen promocional de esta etapa, tenía en mente plasmar su versión personal e intransferible de un personaje que va “más allá de Hércules”, en cuya presencia se “pueden apreciar los kilómetros y kilómetros de historia que acumula a sus espaldas”; una imagen que sirvió para medir no solo su habilidad con el personaje, sino también para comprobar “cómo demonios lucía con sus pantalones y botas de trabajo”. Y lo cierto es que, tras el desconcierto inicial, no solo funciona realmente bien, sino que además condensa de forma icónica el espíritu de esta nueva encarnación del primer superhéroe de la Historia.

Todavía es pronto –muy pronto– para jugar a adivinos y atreverse a formular afirmaciones tajantes acerca de las bondades de la etapa que acaba de comenzar. Pero no es menos cierto que, a juzgar por esta primera entrega (que atesora mucha más enjundia y sustancia de lo que aparenta), Morrison y Morales no solo tienen las ideas claras sino que, a poco que logren mantener el nivel mostrado, tienen todo de su parte para firmar una etapa para el recuerdo. De todos modos, hasta que podamos confirmar (o no) las expectativas, y sin necesidad de echar mano de dotes adivinatorias o ánimos especulativos, este Action Comics #1 acumula méritos suficientes para ser considerado como un tebeo fenomenalmente escrito y muy bien dibujado; un early years, una reformulación de un personaje que, por fin, no provoca la sensación de déjá vu en el lector, sino la certeza de que Morrison ha sabido aprovechar una coyuntura editorial difícilmente repetible para reimaginar un mito, reivindicando de paso el tono de los tebeos clásicos que propiciaban la sensación de que, durante el tiempo que duraba la lectura, todo era posible.

Seguiremos expectantes las evoluciones de esta colección, y el modo en que se desarrollan los acontecimientos a medida que el relato de los hechos se aproxime al “tiempo real” que establece el Justice League #1… un cómic totalmente plano que, en su simpleza, carencia de originalidad y abuso de lugares comunes, palidece de forma escandalosa ante el lustre de este nuevo Superman, que –y éste es un deseo tristemente ingenuo– ojala se convirtiera en referente, modelo a imitar y baremo de calidad de las otras 51 colecciones que integran el Nuevo Universo DC.

Enlaces de interés
93 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Pedro Monje
8 septiembre, 2011 11:07

Excelente reseña, David. las segundas relecturas me están gustando mucho mas, aunque sigo pensando que es lo menos Morrisoniano que ha escrito Morrison en los ultimos tiempos.

josemari
josemari
Lector
8 septiembre, 2011 11:24

Tengo que reconocer que, mientras que Flashpoint 5 y JL 1 no me han convencido nada, Stormwatch 1 y Action Comics 1 sí que me han parecido interesantes y a la altura.

breiXo
breiXo
8 septiembre, 2011 11:26

A mí me ha parecido más Peter Parker que Clark Kent. Héroe joven y novato al que las autoridades consideran una amenaza, curra en un periódico pero le cuesta llegar a fin de mes, mucho más timido en su identidad secreta y descarado cuando se viste las mayas…

El cómic en sí no está mal, pero tampoco tiene nada sorpendente o especialmente novedoso (como sí tenía el All Star). La escena del tren, por ejemplo, ya la hemos visto en Spider-man 2 y muchos otros sitios. Si lo mejor que se les ocurre para relanzar DC es volver a la Marvel de los 60, pues bueno…

Raúl López
Admin
En respuesta a  breiXo
8 septiembre, 2011 11:30

Muy muy buena tu reseña David, una vez más lo clavas. Me ha sorprendido y mucho este primer número. Es Morrison y de ahí no podía salir nada malo pero es que el tío lo borda.

Spirit
8 septiembre, 2011 11:34

Felicidades por la reseña, yo le daré un voto de confianza…y de momento van 3 de 52 (porque ya he dicho que picaré pese a todo con la JLA).

ALEX
ALEX
Lector
8 septiembre, 2011 11:45

Lo que no entiendo es: Si Superman es el primer super-heroe y ACTION COMICS es el titulo mas longevo de DC, porque mierda sacarón en primer lugar JLA la semana pasada? JLA igual vendería lo mismo, dando igual cuando saliera a la venta, pero hubierá sido mas iconico que el primer comic del Nuevo Universo DC fuerá ACTION COMICS, no?

I, Spyder
I, Spyder
Lector
8 septiembre, 2011 11:51

Me parece por el momento una de las sorpresas más agradables de este relanzamiento editorial, donde Morrison trata de afianzar esa concepción que profesa sobre estos populares héroes como una mitología postmodernista que sirva como inspiración y reflejo de la sociedad. Si Morrison sigue este camino, sin el prejuicio de injerencias editoriales o de sus propias delimitaciones como autor estoy seguro que nos ofrecerá una de las más grandes historias del personaje definiéndolo como el héroe de todos, algo que hace mucho, muchísimo tiempo dejó de ser

eidan83
eidan83
Lector
8 septiembre, 2011 11:52

Totalmente deacuerdo con breiXo,normalmente me gusta mucho Morrison,pero este Superman es clavado al Ultimate Spiderman.
Ademas, el traje me parece sencillamente ridiculo,tanto por esa capa(que me recuerda a una que me hizo mi tia cuando tenia 6 años) como por esos pantalones.

I, Spyder
I, Spyder
Lector
8 septiembre, 2011 11:54

Y coincido con Alex, el gran error editorial de esta iniciativa ha sido publicar la triste, anodina, Justice League de Johns como carta de presentación de este nuevo universo cuando Action Comics se descubre como la opción más correcta de abanderar toda esta continuidad

the main man
the main man
8 septiembre, 2011 12:02

A mi me ha gustado bastante el comic, considero que está bien escrito(Morrison no se hace pajas mentales) y bien dibujado,la verdad es que esta serie y stromwach parece que van por buen camino

Diomedes
Diomedes
8 septiembre, 2011 12:09

Menudo refrito se ha marcado el Morrison entre Ultimate Spiderman y Smallville.

pepe grayson
pepe grayson
Lector
8 septiembre, 2011 12:20

A mi lo del aspecto ridiculo de Superman (por la capa y eso) es algo que me gusta bastante como concepto. Igual que el que no sea tan “perfecto”. Mi miedo era que cayesen en un Smallville de televisión sin sustancia, por suerte la serie la cogio Morrison, que s ele puede acusar de todo menos falto de sustancia. Mi miedo es que si en la primera semana sacan las grandes armas como son la JLA, Action Comics, Batman de Snyder, Animal Man , Swamp Thing… como preveen las ventas de series menos llamativas como Savage Hawkman, Capitan Atom o Mr Terrific???, deberian haber dosificado un poco mas. De todas maneras, a mi me tienen en tensión. Y la comparativa de Clark con Peter, la veo muy lógica. En realidad son chicos inexpertos, con grandes sueños que creen que las tienen todas por ganas. No se… por ahora va bien y tienen mi voto.

Profesor Gollipoldo
Profesor Gollipoldo
Lector
8 septiembre, 2011 12:28

Yo lo veo muy Smallville también, pero está claro que el objetivo era quitar almidón a Superman para hacerle más accesible al público joven y ahí la referencia con la serie era imposible de evitar. Bastante jevy es que tenga una actitud descarada el nuevo Supes. Esta bien que se desmelene un poco. (me da rabia porque eso convierte a Barry casi seguramente en el personaje más carca de DC).

Me intriga saber si en la nueva continuidad hubo Superboy o no.

Grandes las dos reseñas del día! Qué siga la racha!

I´m with a Skrull!
Lector
8 septiembre, 2011 12:30

Joder, el color no le hace ninguna justicia a esas páginas, en serio, que lápices más tremendos, y sin embargo el color me parece flojo flojo flojo, que apenas transmite, tonalidades totalmente anodinas y sobrecarga de degradados de azules a colores tierra.

ileston
ileston
8 septiembre, 2011 12:50

Peazo tebeo. Lo he disfrutado como un enano.

Y sin ánimo de cabrear a nadie, las comparaciones con Peter Parker o la linea Ultimate me parecen incorrectas, Morrison no esta copiando eso, está actualizando las ideas originales del personaje. Tenemos un Clark más joven e inexperto, pero si alguien ha leído los primeros números de Siegel y Shuster, la actitud chulesca y casi bravucona de Superman estaba ahí. El personaje se fué “amansando” con los años, pero Morrison ha recuperado esa actitud de búsqueda de la justicia por delante del cumplimiento estricto de la ley que se había convertido en parte (vilipendiada por muchos) del personaje.

Shockbringer
Shockbringer
Lector
8 septiembre, 2011 12:53

No lo he leído, vaya eso por delante, pero lo que se transmite en la reseña me produce de todo menos una sensación de frescura. Es la más típica historia de superhéroes que se puede imaginar, mezcla total de Spiderman (incluso la portada es calcada a la de Ultimate Spiderman 1), con toques de Hulk (como que el General padre del interés romántico quiera detenerlo) y de las películas (eso de que el nombre se lo ponga la prensa y demás)
Además veo un problema y es que reimaginar el pasado del personaje con estos nuevos ingredientes, a mi juicio, requiere más de 6 números, porque después, el salto de cinco años en el futuro puede ser muy desconcertante. Yo creo que DC va a pagar caro sus medias tintas. O empiezas de cero con TODOS los personajes contando su origen para atraer a nuevos lectores o no lo haces, pero quedarse a mitad, contando una parte de historias situadas en el pasado, otras en el presente, otras que arrastran la continuidad anterior y otras que no, con la presencia de la tía esa encapuchada de Flashpoint etc me parece un error.

josemari
josemari
Lector
8 septiembre, 2011 12:56

La gente cambia, dentro de un orden. Ir de un lugar a su opuesto no es lo normal pero una evolución sí. Y me parece lógico un joven e inexperto Clark Kent, fogoso e impaciente, que actúe así y que con los años y la experiencia vaya actuando de forma más sosegada como hemos visto en los últimos años. Si encima la caracterización de Morrison se basa en la original de Siegel y Shuster, pues mucho mejor; señal de que construye, no sólo con lógica sino también sobre unos cimientos ya firmemente establecidos.

Indepit
Indepit
8 septiembre, 2011 12:57

Pues, según las reseñas de ZN, ya hay dos colecciones de los nuevos 52 que merecen realmente la pena: Stormwatch y Action Comics. Seguiremos sumando?.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
8 septiembre, 2011 12:58

Y a mi que casi me parece mas ridiculo el traje oficial, sin los calzoncillos rojos y estilo armadura que este?

I´m with a Skrull!
Lector
8 septiembre, 2011 13:18

Que no es armadura, que son costuras tipo ultimate, o eso decía Merino.
Una pregunta, el hecho de que tanto esto como stormwatch sea (altamente) legible, de no haber pasado la pantomima del reseteoquenoesreseteo de DC, hubiera hecho que fuera menos legible?.

DNM
DNM
8 septiembre, 2011 13:39

He tardado el doble en leer esta reseña de lo que tardé en leer el cómic. Eso no habla nada bien del cómic la verdad.

Hace dos semanas, si Superman no utilizaba sus poderes de siempre y se iba a solucionar problemas humanos Straczinsky era horrible. Hoy, Morrison es un genio otra vez.

Le queda muchísimo por hacer con este personaje, esto es una presentación, y cómo tal, es floja. No nos ha explicado por donde quiere llevar a ninguno de los personajes, porque por lo que se ve en otras colecciones, esta personalidad de Superman va a cambiar en los próximos cinco años, recordemos, y de Lois Lane, Jimmy Olsen y todos los demás personajes nada sabemos. Tan solo de Lex Luthor, en una caracterización bastante excelente. Ni siquiera hay un desarrollo o explicación o trama. Solamente un tren que va a explotar porque sí, y punto. Yo me esperaba algo más la verdad.

Lo que no acabo de entender es por qué con el dibujo de Morales los rasgos faciales de los personajes cambian de viñeta a viñeta.

B_zombie
B_zombie
8 septiembre, 2011 13:40

Camiseta corta y capita, ya me puedo morir.

Tiamath
Tiamath
Lector
8 septiembre, 2011 13:42

Decepcionante Morrison contentandose con lo fácil haciendo un plagio descarado de Ultimate Spiderman mezclando con unos toques importantes de Smallville ,pero sin la frescura y la innovación que tuvieron aquellos (pese al horrible Mark Bagley)
De momento JLI supenso, Action Suspenso , Batgirl muy deficiente… Voy a probar con Stormwatch a ver si hay mas suerte.
Y que nadie piense que esto es un marvel vs Dc, yo a día de hoy no pago por mis comics (veremos cuando sean razonables con los precios) y cuantos mas títulos buenos haya mejor, sean de la compañía que sean.

LoganConnor
LoganConnor
Lector
8 septiembre, 2011 13:46

El cómic está bastante bien, me encanta la actitud descarada de Superman en clara referencia a las primeras historias del personaje.

El uniforme que lleva me parece genial, no para que se lo quede para siempre, evidentemente, sino como uniforme barato improvisado por él mismo, que le permita salir a la calle disfrazado a atrapar a los malos y que le reconozcan como héroe pero no como Clark. Alguien decía más arriba que la capa le recuerda a una que le hizo su tía cuando era niño: creo que eso es exactamente lo que quiere transmitir.

Me ha llamado la atención que se compare este Superman con Spiderman, cuando en realidad fue el personaje de Spiderman el que bebió mucho de Superman: ambos huérfanos, ambos pierden a su padre adoptivo (tío Ben en caso de Spiderman, pero creo que se entiende la idea), ambos trabajan en un periódico, los archienemigos de ambos son genios científicos (Luthor y Osborn)…

En cuanto a las comparaciones entre este cómic y Smallville, pues la verdad, le veo pocas cosas en común (quitando que los dos tratan de los orígenes de Superman, claro). Veo el tono y el carácter del personaje muy distintos, el Clark interpretado por Tom Welling no tenía esa bravuconería. Bueno, sí, el momento en el que Superman coge a un tío y se monta en la baranda del balcón y el tipo en cuestión grita “Somebody! Save me!” me ha recordado a la espantosa cabecera de la serie, pero ya está xD

En fin, esperemos que esta colección siga en buena línea y hagan una evolución del personaje en condiciones. Y esperemos que no vuelvan a transformarlo en el tipo acartonado y plano que hemos visto tantas veces.

Tiamath
Tiamath
Lector
8 septiembre, 2011 13:46

Por cierto, una vez mas Luthor, Lois, Jimmy y el general lane. Es decir lo de siempre, joder si quieres hacer un reboot mete personajes nuevos con historias frescas que contar. Noooo, siempre volvemos a la misma mierda Luthor-Lois-Jimmy que de repetitiva aburre hasta a las ovejas muertas.

I, Spyder
I, Spyder
Lector
8 septiembre, 2011 13:52

Concretamente, ¿cuales son los rasgos que emulan a Smallville y Ultimate Spiderman? Porque queda muy bien decirlo, pero a mí que me lo expliquen…

KURT
KURT
8 septiembre, 2011 14:06

Por el artículo, la serie se ve buena… Creo que si mantienen el nivel y no decae la espectacularidad de la historia puede que Superman vuelva a ser una gran serie.

legorrion
Lector
8 septiembre, 2011 14:11

Hace unos meses, aquí en Argentina, un diario editó las primeras historias de Superman. Para entonces, yo había leído por algún lugar una reflexión que mostraba al kriptoniano como un “defensor del new deal” estadounidense. Esta afirmasión me resultó algo críptica en su momento, pero leyendo un poco, su exactitud es sorprendente , Superman se la pasaba luchando contra patrones injustos, politicos, ladrones corruptos, que lejos de querer destruir el mundo, asfixiaban con su accionar a una floreciente clase media, que sería exportada al mundo tras la segunda guerra mundial.
Ese Superman, el “defensor del trabajador”, el que estuvo antes del “defensor del estilo de vida -norte-americano”, está de vuelta. Veremos cuando dura.

db105
db105
8 septiembre, 2011 14:13

Muy buen estreno de Morrison. El tío tiene talento, y al contrario que otros escritores con talento, le gustan genuinamente los superhéroes, y no deja de reinventarlos pero conservando sus esencias originales.

Una cosa que no me gusta del todo es su costumbre de dar pequeños saltos en el argumento. Como cuando Clark avisa a Jimmy Olsen de que no se suba al tren. ¿De dónde viene eso? Supongo que de investigaciones que ha realizado Clark por su cuenta, pero no vemos ni la menor sugerencia de eso. Por un lado no está mal que no se lo dé todo masticado al lector, pero a veces esta costumbre suya puede hacer confusa la historia (como ocurre en ocasiones en su Batman).

Aparte de esto, me ha gustado la historia, y la versión “juvenil y rebelde” de Superman me resulta bastante interesante. ¿Seguirá así cuando termine el arco inicial y el comic pase al “presente”, o volverá a ser el boy scout de DC?

Otro comic del nuevo 52 que es realmente bueno es Animal Man. No había leído nada del personaje ni de Jeff Lemire, y tras leer el número 1 la historia me está encantando.

Toni Boix
8 septiembre, 2011 14:17

Ni me suele gustar Morrison ni me suele gustar Superman, pero este Action me ha parecido soberbio… como tu reseña, por cierto.

breiXo
breiXo
8 septiembre, 2011 14:18

A mí el rollo chuleta de las primeras páginas es lo que más me ha gustado, sin duda. Su actitud de no creer en la policía y considerarse bastante por encima de ellos y sus leyes. Es lo más nuevo y a la vez encaja bastante con un tío que tiene semajante poder y acaba de empezar su carrera. Todo lo demás, que la poli y el ejército lo persigan mientras él salva a inocentes que sí lo aprecian, que le cueste pagar el alquiler, lo del tren y… bueno, poco más, porque tampoco es que el tebeo cuente muchas más cosas. Todo eso me parece un poco visto y pobre, sobre todo como manera de acercar al héroe al lector, hacerlo más humano, etc. Es lo que hizo Marvel en los 60. Entonces fue una revolución, ahora no. Yo creo que que si alguien podía aspirar a algo más, ése es Morrison, pero bueno, la pequeña decepción de este número no quita que en los próximos ponga sobre la mesa más ideas y más interesantes. Estoy deseando ver qué aporta a las personalidad de Jimmy y Lois, que en este número pasan bastante desapercibidos, y en mi opinión sí son fundamentales para un tebeo de Superman, más que cualquier personaje nuevo que se pueda introducir.

don Hector
don Hector
8 septiembre, 2011 14:28

No sé qué opinen los demás, pero éste Superman lo siento como un héroe nuevo, no tanto como el Superman de la infancia.
Este Superman es más rebelde y, almenos en lo que ví, sólo se preocupa por golpear gente, no tanto por salvar a los inocentes. Esa es la impreción que me dá, nadie me haga caso… como si alguien lo hiciera.
 

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
8 septiembre, 2011 14:38

Tebeo entretenidillo para quinceañeros, directamente inspirado en Ultimate Spiderman. No entiendo los elogios al dibujo, si Liefield llega a dibujar esa cinturita de avispa y esos caretos chungos…

DNM
DNM
8 septiembre, 2011 14:41

¿Alguien puede explicarme qué tienen en común este cómic y Ultimate Spiderman? Porque cuantas más vueltas le doy menos similitudes encuentro.

Y recordemos como bien han dicho antes, que era Spiderman el que bebía de Superman y no al revés.

Lord Deu
Lord Deu
8 septiembre, 2011 14:54

Didio was right.

¿Morrison sobrescribiendo “Secret origins” de Johns?
Esa era una apuesta segura.
¿Morrison poco Morrisoniano?
Risa que me da este comentario. No existe lo Morrisoniano. Un genio como este que se pasea por los generos sin dessparpajo no puede ser encasillado en un “estilo”, eso es como tratar de meter el oceano en Balde con un agujero.
Gracias Morrigod.
Y si, Didio tenia razon, el reboot era algo necesario.

menglo
menglo
Lector
8 septiembre, 2011 15:27

A mi me ha encantado este comic y no entiendo lo de Spiderman….me parece que quien dice eso,no ha leido mucho sobre Superman ni a Morrison la verdad.

vid_108
vid_108
8 septiembre, 2011 15:35

En lugar de Action Comics debio llamarse Ultimate Super-Man

Spidey
Spidey
Lector
8 septiembre, 2011 15:37

Esto cuando se supone que se puede comprar en España? En que tiendas online se puede comprar las versiones americanas?

Tiamath
Tiamath
Lector
8 septiembre, 2011 15:38

I Spyder

Podria estar hablando del tono humano y vulnerable del personaje respecto a la version adulta vista es Ultimate spiderman o de las aventuras del trio joven periodista visto en Smalville o quiza de lo obvio del soy un super inexperto que aun no tengo todos mis poderes pero me esfuerzo en comprenderlos tambien de Smallville o quiza el soy un chico humilde al que me cuesta pagar el alquiler pero tengo un buen rollito humilde con todo el mundo incluida mi casera tarjeta de visita de U.Spiderman o quiza sea el rollo de es un alienigena que viene a destruir la tierra y hay que acabar con el , explotado en la saciedad es….TODOS A LA VEZ!!! SMALLVILLE.
Tambien hay diferencias claro, pero las similitudes son demasiadas para que el producto pueda ser considerando bueno y original que es mas que nada lo que estaremos de acuerdo que seria lo ideal en un reboot.

Dhaldon
Dhaldon
Lector
8 septiembre, 2011 15:46

Bueno, los fan boys de Morrison ya me pueden enterrar con manitas rojas, pero después de leer el tebeo me ha parecido simplemente malo; el “uniforme” con la cápita y los pantalones vaqueros, la actitud chulesca y prepotente del personaje,… ¿este es Superman? Que  Morrison quisiera volver a hacer que Superman saltara edificios en vez de sobrevolarlos, como en sus comienzos no justifica el haber reiniciado toda una línea de comic.
 
Decepcionante es quedarse corto.
 

I, Spyder
I, Spyder
Lector
8 septiembre, 2011 15:46

Pero, Tiamath, ¿acaso consideras que los únicos precedentes que existen de ese tipo de historias son Ultimate Spider-Man y Smallville? ¿Sabes que antes de Spider-man, el de la continuidad normal, ya existió un Superboy? ¿Y que antes de Smallville Superman ya corría aventuras junto a sus compañeros “periodistas”?

Tiamath
Tiamath
Lector
8 septiembre, 2011 16:03

Menglo

Me parece que el que no ha leido mucho Ultimate Spiderman has sido tu.

Y sobre Morrison, que gracia me hacen los fanboys de esto o aquello. Ser fanboy en mi escala de valores es igual a tener un coeficiente intrlectual bajo, porque cualquiera que que sume mas de una neurona es consciente de que por bueno que sea algo (en este caso un autor) es perfecto y por lo tanto siempre existira en el tiempo una variacion en la calidad del mismo.
Por poner un ejemplo que te va a hacer feliz, el mismo Morrison que auna un inegable talento como guionista reune entre sus trabajos obras tan dispares como sus magnificos invisibles, los meramente muy entrenidos new x-men y bazofias como su ultima etapa en la JLA o aunque mucha gente discrepe la tomadura de pelo llamada Batman R.I.P.

narutin
narutin
8 septiembre, 2011 16:56

Sinceramente, me ha parecido un tono muy parecido a Ultimate Spiderman. Y en cuanto sa cambia de traje y aparece una anciana, he pensado “ahi está la Tia May” de este universo. Creo que no pega con Superman el hacerlo tan “Peter Parker”, el nunca ha sido asi. Y además luego ves en lo que se convierte (con el traje de Jim Lee) y piensas que algo ha debido de ir mal…

Armin Tamzarian
Autor
8 septiembre, 2011 16:58

Buena reseña David, hay ganas de leer el cómic.

En cambio yo sí creo en la convivencia de unos cómics más luminosos y entregados al clásico sense of wonder con otros de tono más oscuro, urbano y adulto (cuando la temática está bien planteada lo son y mucho).

De la misma manera que me gusta ver historias llenas de vida en Superman o Spiderman prefiero otras más oscuras en personajes como Punisher o Batman, aunque me guste la versión menos crepuscular que ha dado Morrison de este los últimos años.

Shockbringer
Shockbringer
Lector
8 septiembre, 2011 17:20

Este superman es Ultimate desde el concepto de presentar un héroe más modernizado mucho más adaptado a las nuevas generaciones como desde la perspectiva de la historia que se cuenta. Todos los rasgos que defían a Kent como el perfecto caballero venido de provincias apabullado por la urbe y con sólido valores tradicionales y un poco anticuados viene ahora a sustituirse por una personalidad rebelde, un poco egoista e impaciente. Tal y como sucedión con Peter Parker en Ultimate Spidermans. Por no hablar ya de los problemas de dinero (que yo recuerde superman nunca los ha tenido) problemas para encontrar un trabajo, problemas con las autoridades, problemas para conseguir un disfraz, problemas con la prensa etc… Todo eso es una calcomanía de Ultimate Spiderman y me inclino a pensar, por su cercania como precedente y por su intención común de reclamar nuevos lectores, que las similitudes no son casuales.

lorenzo_84
lorenzo_84
8 septiembre, 2011 18:01

Pues, al ver a este superman llegar a su cuartucho todo desarreglado y salir todo despeinado a pagar la renta a una vieja reclamona, me parece a peter parker de las peliculas de raimi. Me parece muy bien, estoy hasta la pelo…. del niño bueno de superman, y me parece bien que el batman nuevo no sea tan “genio” estaba ya muy cliché que el siempre tenga una respuesta para todo, y el uevo detective marciano es mas interesante así, el otro era una mezcla entre spock y data, muy bobo.

lorenzo_84
lorenzo_84
8 septiembre, 2011 18:06

Si dc no se retrocede y deshace el cambio, que es lo que espero, habrá hecho lo que marvel no tuvo los huevos en la epoca heroes reborn. o al mantener ultimate como otro universo. si ultimate hubiera sido u relanzamiento total después de una crisis, y se le hubiera puesto todos los escritores y dibujantes estrella del mundo , el comic estaría mas interesante. Aun así soy fan de ambas distinguidas editoriales.

Federiken
Lector
8 septiembre, 2011 18:17

Mejor dicho: “ojalá se convirtiera en referente, modelo a imitar y baremo de calidad de las otras 50 colecciones que integran el Nuevo Universo DC.”, que ya sabemos que JL está descartada…

atomik
atomik
8 septiembre, 2011 18:22

Me flipa los pocos referentes culturales que tiene los que comparan esto con el ultimate spiderman: se han leído los comics de los 30 de superman? dónde vieron actitud chulesca en el ultimate spiderman? a quién le pagaba la renta, a tía may? porque o han leido otros comics o en los primeros nuemros vivia con su tía.
se creeran que todas las historias del planeta las ha inventado marvel?

Lord Deu
Lord Deu
8 septiembre, 2011 18:33

Estos Marvelitas, creen que antes de spiderman uno pasaba de la Niñez a la adultez de corrido.
Ufff!!!!!!!
Dr Jekyll y mr hide no se inspiro en Hulk por si acaso…..

antonio69
antonio69
8 septiembre, 2011 18:38

Grant Morrison: el guionista de comics más sobrevalorado de la historia. Hay que ser muy bueno para que haciendo las cosas tan mal la gente aun te valore. Enhorabuena Grant.

atomik
atomik
8 septiembre, 2011 18:46

osea que los invisibles, animal man, el asco y la jla son malos…tú te has leído algo de este hombre o hablas por hablar?

Arconte
Arconte
8 septiembre, 2011 18:50

Sinceramante me ha parecido mediocre y como muchos comentan, un ultimate Superman. De todas maneras la pregunta es:
¿tiene este comic intencion de sumar nuevos lectores al mundillo de la historieta?
La pregunta es importante, por que si la respuesta es No, la idea es sacarselos, por ejemplo, a Marvel. Y personalmente dudo de que eso pase. Dificilmente alguien enganchado con, supongamos, el Big Time de Slot, lo deje para leer las aventuras de un superboy, mas que de un Superman.
Si la respuesta es Si, dudo tambien de que un chico de 14 años deje su consola u ordendor, para leer un Superman en plan vaqueros y capita que parece un babero mal puesto.
Al margen, soy yo o hay un error importante de continuidad de la pagina 22 a la siguiente. Supes esta rodeado de crios, hay un cuadro con autos de policias y despues esta solo y rodeado de minihelicopteros??

moginory
moginory
Lector
8 septiembre, 2011 18:57

si esto te parece mediocre que te parecen los new avengers, fear inself,muchos de los títulos x…?
y nadie se plantea si es para robarle lectores a marvel o para crear nuevos, aún así qué pregunta: hacen comics para ganar dinero.

Lord Deu
Lord Deu
8 septiembre, 2011 18:58

Si a alguien le preocupa eso de los niños en una viñeta y despues no, podemos entender en que se fija cada cual cuando lee un comic.

Arconte
Arconte
8 septiembre, 2011 19:31

<Si, basicamente me fijo en que este bien narrado…

moginory
moginory
Lector
8 septiembre, 2011 21:02

pues con lo que se produce hoy no leas nada

atomik
atomik
8 septiembre, 2011 21:08

yo no veo el problema de narración, la viñeta en la que llegan los coches de policías también ocurre y lo normal es que la gente se vaya en ese momento, me parece una escena típica de miles de series de tv, pelis o comics
no será un problema de comprensión y no de narración, porque aquí ya hay tres que lo han entendido frente a uno que no

José Torralba
8 septiembre, 2011 21:14

¡Magnífico artículo, David! Yo la verdad es que he quedado encantado con este Action Comics. Sentido de la maravilla en cantidades industriales, por fin, para liquidar la herencia de la Dark Age de una vez; para hacer hoy tebeos como los de antes. ¿Referencia fundamental? Spirit. No sólo porque esta Metropolis sea Central City sino por el flujo narrativo, las perspectivas de las viñetas y las composiciones de página. Es que hasta el tono, entre pulp y detectivesco, con ese héroe que salta (sin volar del todo), con esa Lois en un periódico rival que nos remite a las mejores comedias de Howard Hawks, con esa poli desconcertada que no se entera de nada y con ese Luthor maquiavélico con planes descacharrantes (usar un tren como bala) me recuerda a la obra de Eisner. Es más, la referencia es hasta declarada: fijaos en la primera viñeta de esta página.

¿Nadie ve la WE?

DNM
DNM
8 septiembre, 2011 21:18

>> las aventuras del trio joven periodista visto en Smalville o quiza de lo obvio del soy un super inexperto que aun no tengo todos mis poderes pero me esfuerzo en comprenderlos tambien de Smallville o quiza el soy un chico humilde al que me cuesta pagar el alquiler pero tengo un buen rollito humilde con todo el mundo incluida mi casera tarjeta de visita de U.Spiderman o quiza sea el rollo de es un alienigena que viene a destruir la tierra y hay que acabar con el , explotado en la saciedad es….TODOS A LA VEZ!!! SMALLVILLE.

Soy incapaz de recordar un capítulo de Smallville que se asemeje a esto en lo más mínimo. Ni llega a ejercer de periodista, ni le cuesta pagar el alquiler, ni tiene casera, ni tiene piso alquilado. Y claro, seguro que antes de Smallville nadie había usado el argumento de “es un extraterrestre y viene a destruir la tierra”. Mucho más Superman que nadie hemos leído todos por aquí, entonces, pero solo nombramos Smallville. Que por cierto, tampoco ocurre en Smallville. Solo les persiguen por ser héroes.

>> Este superman es Ultimate desde el concepto de presentar un héroe más modernizado mucho más adaptado a las nuevas generaciones como desde la perspectiva de la historia que se cuenta.

Vamos, que no se asemeja en NADA a Birthright, Earth One, o el Superman de Byrne. En nada ¿eh? ¡En nada!

>>Grant Morrison: el guionista de comics más sobrevalorado de la historia. Hay que ser muy bueno para que haciendo las cosas tan mal la gente aun te valore. Enhorabuena Grant.

Y esto se justifica en… que… ¿All Star Superman era malo? ¿Su JLA era mala? ¿Los invisibles es malo? No entiendo este comentario.

atomik
atomik
8 septiembre, 2011 21:28

el comentario no esta basado en nada más que en su gusto particular…es lo que tiene internet que puedes soltar lo que quieras por la boca sin argumento alguno

zivs
zivs
8 septiembre, 2011 22:02

Este sí. Para mí, por ahora y de lo leído de los Nu52, el único que ha cumplido el objetivo de hacer algo nuevo, fresco y emocionante. Una grapa sobresaliente, con todo lo que una grapa debe tener. Un diez para Morrison.

I, Spyder
I, Spyder
Lector
8 septiembre, 2011 22:36

A cada nueva lectura me entusiasma todavía más este relato. La tragedia del hombre es reconocerse como tal y abandonar sus sueños de convertirse en héroe. Hasta ahora hemos venido disfrutando de grandes historias de héroes enmascarados enfrentándose a amenazas de todo tipo; invasiones alienígenas, genios malvados o psicópatas asesinos, pero las alegorías se perdieron hace tiempo, estos relatos eran un mero entretenimiento, si bien habían héroes que sin la máscara se nos hacían cercanos por sus problemas de no llegar a fin de mes nunca encontramos a uno, entre las publicaciones más populares, que se enfrentara a aquellas amenazas que hoy en día reconocemos, y que lo hiciera con ese sentido de la maravilla tan fresco, tan especial. El Superman es ese héroe, el héroe que el mundo de hoy necesita, y si en su momento nos hizo creer que un hombre podía volar, albergo esperanzas de que ahora nos haga creer que un hombre es capaz de cambiar el mundo

Lord Deu
Lord Deu
8 septiembre, 2011 22:37

atomik
ha comentado el 8 septiembre, 2011 a las 21:28h

el comentario no esta basado en nada más que en su gusto particular…es lo que tiene internet que puedes soltar lo que quieras por la boca sin argumento alguno.

Y hacerlo pasar por verdad absoluta, atimik, no olvide ese detalle.

Phantomas
Phantomas
Lector
8 septiembre, 2011 23:29

“¿Nadie ve la WE?”

¡¡¡Qué crack eres!!!

José Torralba
8 septiembre, 2011 23:44

Jjajajaja, no es para tanto. Aburrido que está uno y poco más.

Shockbringer
Shockbringer
Lector
9 septiembre, 2011 0:27

A ver, si os hablo de un superhéroes adolescente que tiene probelmas para pagar el alquiler, que quiere independizarse pero todo lo que consigue es un pisito que apenas puede pagar, que cuando ejerce de héroe las autoridades se le echan encima, “que es burlón y proactivo” a ninguno os viene a la cabeza Spiderman, ¿verdad? Claaaro. Os viene a la cabeza Superman de los años 30 no te jode..
Pero si es que la intención está clara. Es humanizar al héroe. Que el héroe tenga defectos y este socialmente cuestionado y eso, le pese a quien le pese es marca de la casa de Stan Lee y lo que distinguió su estilo de los comics DC de la época.
 
Y el Superman de Byrne o de Earth One intentan modernizan al personaje sí, pero se basan todavían más si pueden en lo canónico del mismo, en su perfección no lo convierten en Peter Parker ni mucho menos. Si es que es de lógica. Clark Kente no es la personalidad de Superman es un disfraz y Superman es un ser casi perfecto. Superman atraía a lectores porque un referente de la perfección a seguir y al que envidiar, pero nadie se podía sentir identificado con él, eso está claro. Pero ahora buscan lo contrario. Buscan que el chaval de 15 años con problemas para integrarse y para ligar se puede identificar con este Superman y eso es el modelo que hizo funcionar a Spiderman. Lo siento, molestes a quien moleste pero es así y en cualquier enciclopedia o libro sobre la historia del cómic sale así descrito.

Ricardo
Ricardo
Lector
9 septiembre, 2011 0:31

EXCELENTE comienzo para esta Nueva Coleccion, como Marvelita que soy creo que esta sera la 2da serie de este Nuevo Universo DC que voy seguir junto con Justice League de Johns/Lee usualmente No le casi nada de DC a menos que se trate de SuperMan, me gusto como Morrison comienza con esta nueva etapa trayendonos al Personaje mas reconocido de una nueva Manera quizas Buena para algunos y mala para Otros, pero lo cierto es que el comic por lo menos este 1er numero no aburre o por lo menos a mi..

A esperar con ganas el 2do pues. Por cierto muy buena la reseña ojala en todos los Blogs y paginas dedicadas al noveno arte hicieran reseñas asi de buenas como las que leo en ZN..

otelo75
otelo75
9 septiembre, 2011 0:53

Me gusta el cambio, asi como me gusta el superman casi divino. Lo comprare si los seguidores de comics siempre pedimos lo mismo y luego nos quejamos que nos dan lo mismo siempre, que ya no nos sorprenden, tambien es nuestra culpa.

atomik
atomik
9 septiembre, 2011 1:30

Shockbringer
tu ganas: he leido una enciclopedia sobre comics y en la s de spiderman dice que stan lee en los sesenta le puso copyright a los problemas de un joven que se independiza.
Y en los comics de los 30 superman ya tenia problemas con la policia, leetelos si puedes dejar de leer spiderman

Tetsujin
Tetsujin
Lector
9 septiembre, 2011 1:45

José, la firma de Eisner está, efectivamente, pero ahí terminan los parecidos con Eisner, me parece a mi. Ya le gustaría a este tebeo ser la milésima parte de bueno que Spirit. Se aprecia también, por cierto, lo “espléndido” del dibujo.

I, Spyder
I, Spyder
Lector
9 septiembre, 2011 4:44

Esa es una lectura superficial y a mi parecer equívoco para buscar singularidades en los personajes puesto que es en el trasfondo de estos donde se encuentra la diferencia más significativa y definitoria de ambos. Mientras que Peter Parker se muestra continuamente abrumado por su situación vital, el Clark Kent que nos presenta Morrison se muestra confortable, seguro; no parece preocuparle residir en un apartamento cochambroso, ni le intimida hacer frente a su casera. Este Superman parece que puede presumir de una serenidad emocional de la que Spiderman carece, y es ahí, en algo tan simple, donde se encuentra la diferencia esencial entre ambos personajes. Personajes adolescentes ha habido muchos, que no llegaran a fin de mes otros tantos, que fueran perseguidos por la ley unos cuantos, … pero es en el trasfondo, en cómo responden a estas situaciones lo que les define; y este Superman de Morrison, digáis lo que digáis, insistáis tanto como queráis insistir, es muy diferente a Spiderman

honorio76
honorio76
Lector
9 septiembre, 2011 5:42

I Spider, si volviesen las manitas claramente te pondría una verde por tu comentario nº73 😀 😉

narutin
narutin
9 septiembre, 2011 9:42

Joder, desde siempre se ha dicho que el mérito de Stan Lee con los héroes Marvel fue su humanización: los problemas que tenían, el no ser perfectos… Y precisamente el más famoso fue el único héroe que era un chaval joven, con problemas para ayudar a su tía, que nunca conseguía que las cosas le saliesen bien y que era perseguido por la policía aunque la gente le adorasa.
Que ahora, porque hayan hecho a Superman así, se quiera negar la evidencia me parece de DC fanáticos porque vamos, negar algo que ha sido reconocido desde hace más de 50 años tiene tela. A mi este nuevo Superman no me gusta por eso simplemente: no es Superman, Superman era como Reeve: camuflándose entre los humanos adoptando un aspecto descuidado, cortés, tímido y procurando no llamar la atención, y no tenía problemas de trabajo ni chorradas parecidas. Superman es Superman. Esta mala copia de Ultimate Spiderman es eso, una mala copia. Habrá quien lo aplauda porque “lo humaniza” pero es que Superman no es precisamente humano, es de los pocos héroes extraterrestre.
Es que me lo veo, estoy viendo que se puso el manto y la capita de Superman por alguna causa relacionado con la muerte de un ser querido. ¿Que eso ya pasó en algún sitio, donde hablaron de RESPONSABILIDAD y PODER? Quita quita, serán cosas mías, no quiero que me llamen fanático….

Shockbringer
Shockbringer
Lector
9 septiembre, 2011 10:01

“Shockbringertu ganas: he leido una enciclopedia sobre comics y en la s de spiderman dice que stan lee en los sesenta le puso copyright a los problemas de un joven que se independiza.Y en los comics de los 30 superman ya tenia problemas con la policia, leetelos si puedes dejar de leer spiderman”
¿Me puedes decir un par de números del Superman de la Edad de Oro dónde la policía disparara sobre Superman y se le considerara una amenaza?

antonio69
antonio69
9 septiembre, 2011 11:35

Que poco sentido de humor tienen los fans. Por supuesto que he leido a Grant Morrison y por supuesto que es mi gusto, pero eso no invalida que sea cierto, sólo significa que es subjetivo. Si está sobrevalorado no significa que no haya hecho cosas buenas, pero lleva tiempo haciéndolas más y casí siempre con el mismo esquema: empieza bien, alguna idea brillante, reformulo una idea antigua de una manera que yo sólo he sido capaz de descubrir, y hago una historia ininteligible hasta el quinto, sexto o decimo capítulo: New X Men, Batman Rip y ahora Superman. Anda que si a otro se le ocurre lo de la capita y los tejanos… Ridiculo.

Doc Celofunk
Doc Celofunk
9 septiembre, 2011 12:50

Para todos los que piensan que esta basado en Ultimate Spiderman:
http://www.bleedingcool.com/2011/09/09/thursday-trending-topics-what-has-grant-morrison-done-to-superman/
A mi entender al “Reiniciar” la historia de Superman con tintes actuales, es inevitable que se acabe comparando con la linea Ultimate porque pretendía exactamente lo mismo, actualizar a sus heroes. Pero a la hora de mirar el número concreto, ver sus páginas y leer el comic, te acabas dando cuenta que hay mucho más. Grant Morrison profundiza en su personaje quizas como pocos hayan hecho antes (ni siquiera Geoff Johns), porque no busca solo hacer un comic entretenido mainstream (como han hecho Jim Lee y Geoff Johns, sin pretenciones, solo entretenimiento), si no que profundiza en los dilemas del personaje y en el mito de Superman.
Hay algo que no he llegado a ver del todo, creo que Morrison habló de una referencia a la Legión en este número 1 de Action Comics. ¿Alguien lo vio?.

Sputnik
Sputnik
Lector
9 septiembre, 2011 13:03

“Que el héroe tenga defectos y este socialmente cuestionado y eso, le pese a quien le pese es marca de la casa de Stan Lee y lo que distinguió su estilo de los comics DC de la época.”

…de los sesenta. De la Marvel de otra era. Sí: y eternamente agradecidos por el avance. Una delicia de época, y un boom del género como no se ha visto otro salvo, quizás, en los 80. Pero desde que Lee “creó” la fórmula del personaje con problemas ha pasado mucho tiempo. La fórmula fue aceptada como piedra de toque del género y ya no pertenece a Marvel (¿humanizar a los personajes? ¿lo inventó Stan Lee, really? ¿o lo aplicó?).

“Superman atraía a lectores porque un referente de la perfección a seguir y al que envidiar, pero nadie se podía sentir identificado con él, eso está claro.”

Para mí no está tan claro. Si das por buena la fórmula Marvel según la cual la única forma de identificarte con un personaje es que el personaje se parezca al lector… pues sí, Superman es inviable. Pero no me parezco un carajo a Simba ni a Darth Vader, y aún así me identifico con ambos personajes en el curso de sus narraciones. Porque están bien construídos y comparten conmigo emociones y conceptos humanos básicos que puedo comprender y me permiten empatizar con ellos.

“Buscan que el chaval de 15 años con problemas para integrarse y para ligar se puede identificar con este Superman y eso es el modelo que hizo funcionar a Spiderman. Lo siento, molestes a quien moleste pero es así y en cualquier enciclopedia o libro sobre la historia del cómic sale así descrito.”

Marvel y DC han hecho mucho bien. Y mucho mal. Parte de ese mal ha sido conseguir que su propaganda y su visión pase por ser la Historia inapelable del cómic.
Que sí: que ese ingrediente aparecía en Spider-man, sublimado en la figura de un “tío joven como tú y yo”. Pero Clark Kent ya era un pringao enclenque incapaz de ligar en en su primera aparición, y la razón era la misma: que el chaval de 15 años se identifique con ese piltrafilla que, debajo de su apariencia, es El Puto Amo y se lleva a la chica. Una fórmula que no inventó Lee para Spider-man, que no inventaron Siegel y Shuster para Superman. Que es vieja como un mundo, y que, pulps mediante, forma parte de la mística de los superhéroes.
Ésa fórmula está en este Acion Comics#1, pasada por el filtro de los tiempos que corren (al igual que hizo Lee en su día con la misma fórmula y con sus tiempos). Si has leído los Spidermanes de Ditko+Lee y los primeros Supermanes y te lees este cómic… si, “viene a la cabeza Superman de los años 30”

Sputnik
Sputnik
Lector
9 septiembre, 2011 13:17

Por cierto, leído el cómic diría que está bien: no afirmaría que es el último clavo en el ataúd del “grimdark” cuando tenemos a Tony Daniel en Detective Cómics y ya llevamos unos buenos años de cómics “luminosos” que son “el último clavo”: Kingdom Come, ABC Cómics, Hellboy, Supreme, Madman, All Star Superman, Planetary… Pero es un paso más y, en medio del noventerismo que se nos viene encima, es de agradecer.
De todas formas, decía Morrison en sus 7 Soldados que entre los dos caminos, “bien” y “mal”, hay un tercero que también puede ser recorrido. Veo esa frase como una reflexión sobre el cómic superheroico: ni una heroic age llena de boy-scouts ni una dark age llena de psicópatas. Hay un tercer camino en el que ser honesto con los personajes y con sus mundos.
Por cierto, que no acabo de entender tanta admiración por Morales. Para mí cumple bien y ya.

DNM
DNM
9 septiembre, 2011 13:22

>>Clark Kente no es la personalidad de Superman es un disfraz y Superman es un ser casi perfecto.

Esto no está para nada claro ni es una piedra angular del personaje. Si recurres a Geoff Johns y al Superman clásico Weisingeriano, si, es verdad, Superman ya era un superhéroe cuando era un bebé y su personalidad ya existía entonces. Si recurres al Superman actual, que descubre sus poderes casi de adulto, con una identidad muy fuerte como Clark Kent ya formada, el real es Clark Kent, y Superman la máscara que utiliza para poder “hacer el bien”. Hay más versiones de la dicotomía Clark-Superman que del personaje, prácticamente. Por ejemplo, ya que tanto lo compara todo el mundo (con argumentos bastante equivocados, aunque si bebe mucho de ahí) en Smallville tenemos un Clark Kent que nos muestra la personalidad de Clark durante diez años, y se convierte en Superman sin que Superman sea una personalidad aparte y más fuerte.

>> Pero ahora buscan lo contrario. Buscan que el chaval de 15 años con problemas para integrarse y para ligar se puede identificar con este Superman y eso es el modelo que hizo funcionar a Spiderman.

Hay que recordar de donde viene el modelo Spiderman, que a veces lo olvidamos, y por qué Superman tuvo éxito, no solo entre los niños y los quinceañeros y fue un boom en su época. Porque no lo narró Ditko ni lo dialogó Lee, pero si recurrimos al Action Comics Nº1 (por poner un ejemplo, pero serviría cualquier tebeo del personaje anterior al Amazing Fantasy 15), tenemos un Clark Kent al que las mujeres le rechazan. Si le unimos el origen de Superman de los cuarenta, tenemos también una figura paterna que en su lecho de muerte le pide que use sus poderes para el bien. Si le unimos que se trata de un sosainas con gafas y poco éxito con las mujeres marginado en el instituto y en la vida adulta… ¿a quién nos recuerda? Pues esos conceptos ya estaban ahí veinte años antes en este personaje. Otra cosa es que no se conozcan tanto. El chaval de quince años con problemas para ligar ha sido siempre el público objetivo de cualquier comic de superhéroes, no de Superman. Eso ni de broma lo inventó Lee con Marvel. Cualquier historiador y enciclopédico de cómic puede afirmarlo.

De todas formas, sigo sin tener ni idea de donde veis las referencias a Ultimate Spiderman (un personaje que nunca ha tenido que pagarse un piso) o a Smallville (otro que no ha tenido que pagarse un piso ni actúa abiertamente como superhéroe en nueve temporadas) en este Superman que no ha ligado aún. No lo entiendo.

rorschach
rorschach
9 septiembre, 2011 13:29

B/B’s US .][. M/M’s US

Shockbringer
Shockbringer
Lector
9 septiembre, 2011 14:08

Sputnik y DNM un placer intercambiar con vosotros estas ideas y decir que se ve que transpiráis amor por el personaje. Reconozco como ciertos muchos de los argumentos que planteais pero yo lo sigo viendo más como una Ultimatización. Vale que Clark Kent era un pringadillo, pero era algo finjido. Finje que no puede desenrroscar una botella o que no le da tiempo a cruzar un semáforo en rojo. Mientras que en Spiderman el pringadillo era real y aún cuando obtiene sus poderes lo sigue siendo. Superman como héroe antes apenas fallaba mientras que Spiderman se equivocaba como héroe muchas veces. Sus chistes eran una forma de enmascarar el miedo que sentía y siendo Spiderman consigue fingir que es alguien. Es una liberación porque es alguien que no es. Mientras que para Clark, ponerse el traje es una liberación porque vuelva a ser el mismo y puede dejar de actuar. Spiderman actúa cuando es Spiderman. Está interpretando un papel. Superman interpreta un papel cuando es Clark.
 
Esos elemento diferenciadores se ven un tanto diluidos en esta versión de Morrison, en el sentido de que las diferencias entre Clark y Superman son menores. Clark es un pringado social sin dinero, pero es arrogante y Superman también lo es. No sé, abrá que esperar a ver al Superman nuevo en el presente ya como héroe, para ver cuál es la evolución de esos cambios, aunque ya digo que para mí 6 números son pocos para desarrollar las bases y el origen del personaje.

eidan83
eidan83
Lector
9 septiembre, 2011 20:09

Yo el mallor “fallo” si es que se le puede llamar asi es que por mucha actualizacion ,o inexperiencia que le quieran dar a esta nueva version, no reconozco a Superman(ni lo que para mi representa y creo,le hace unico entre tanto superheroe).
Podremos discutir sobre si ya estabamos cansados de tanta actitud boy-scout(con lo cual estoy deacuerdo) o que a veces era excesivamente blando,qu hacia falta un lavado de cara y demas,etc…pero de ahi a verle chuleando a la policia,atravesando la pared con un pobre tipo sin ningun poder o corriendo alegremente por la ciudad mientras las balas que le estan disparando rebotan a cualquier lado,sinque le importe lo mas minimo, no se ,no lo veo…
Si bien es cierto que Morrison hace un magnifico trabajo en recoger esencias,y hasta homenajes de los primeros comics de Superman ,no me parece que en este comic recoga tan bien la personalidad de Superman como hizo en la exquisita ALL-STAR SUPERMAN

salebaaay
salebaaay
9 septiembre, 2011 22:57

jajaja acabo de leerlo, me parecio que estaba leyendo ultimate spiderman, ninca lo he leido pero el dialogo me parecio mas correcto para el, y la escena de la renta pues…spiderman 1000%
 
tambien se parece un poco a invincible, no dudo que les funcione pero no vi a grant morrison por ningun lado en este numero, nada fumado y agradablemente loco…espero que despues vuelva a ser el, sino le van a acusar de plagio bendis y kirkman…muy buen numero aun asi

honorio76
honorio76
Lector
9 septiembre, 2011 23:19

“Si bien es cierto que Morrison hace un magnifico trabajo en recoger esencias,y hasta homenajes de los primeros comics de Superman ,no me parece que en este comic recoga tan bien la personalidad de Superman como hizo en la exquisita ALL-STAR SUPERMAN”

Es porque aquí Morrison no está homenajeando y rescatando al Superman de la Silver Age, sino al primigenio de la Golden Age, que sí tenía esa actitud prepotente …

atomik
atomik
10 septiembre, 2011 3:57

los que opinan que se copia a ultimate spiderman solo demuestran lo poco que han leído y lo jóvenes que son.

Alex Cruz
Alex Cruz
Lector
10 septiembre, 2011 9:06

Wouuu, osea que Morrison hizo una mezcla de una Peter Parker puberto que trabaja en un periodico con un Hulk perseguido por el general Ross y Betty Lois esta enamorada de SuperHulk… y toma de hilo la vieja trama del Action Comics No.1??? El estilo Morrsoniano en accion, o en action comics.

“…la épica mal entendida y un concepto de adultez paradójicamente pueril.”

Eso explica porque la fantasia epica de Superman debe conservarse en su estado virginal y porque todo ese sindrome de Peter Pan que gira alrededor de los superheroes que tienen prohibido envejecer (como sus lectores).

atomik
atomik
10 septiembre, 2011 9:52

Wouuu, osea que Morrison hizo una mezcla de una Peter Parker puberto que trabaja en un periodico con un Hulk perseguido por el general Ross y Betty Lois esta enamorada de SuperHulk… y toma de hilo la vieja trama del Action Comics No.1??? El estilo Morrsoniano en accion, o en action comics.
El estilo de Morrison es plagiar?eso es lo que dices? Ya os gustaría a algunos…o que los guiones del actual Spiderman o Hulk fueran de él.
En fin lo de siempre: el heroe adolescente lo inventó Marvel y ahora también el antiheroe…Joder si hubieran puesto trademark a esos conceptos se estarían forrando, aunque supongo que les habrían demandado por plagio.
Entonces Bendis está copiando la JLI y JLE al hacer varios grupos de Vengadores, Los Jovenes Vengadores copian a los Nuevos Titanes, Bucky plagia a Robin, Mercurio a Flash, X men a la Doom Patrol, Ojo de Halcón a Green Arrow…Sin olvidarnos que todos plagian a Superman que es el primer superheroe

Alex Cruz
Alex Cruz
Lector
10 septiembre, 2011 10:44

jajaja… vaya viaje leyendo la reseña, estuvo buen, creo que el redactor se emociono mucho con este Super Bruce Springfield.

http://3.bp.blogspot.com/_5Nfe8bkn4hA/S6qf6zPbzKI/AAAAAAAADp0/oq2axqLJguc/s1600/Bruce_Springsteen_1.jpg

El amigo Morrison si que tiene sus formulas para hacer una buena receta nostalgica vanguardista. Es todo un cocinero de los comics.

Alex Cruz
Alex Cruz
Lector
10 septiembre, 2011 10:52

Naaah, tampoco es para decir que el heroe adolecente es trademarked de Marvel Comics… Esto tiene mas que ver con que la ola de TV-Smallville por fin asoto contra el comic… y Grant Morrison “el cocinero de los comics” tiene la receta idone para mezclarlo todo.

Mejor hubieran hecho un DC Ultimate Universe y se hubieran dejado de problemas… Oh al final todo esto paso en la tierra de un universo paralelo.

moginory
moginory
Lector
10 septiembre, 2011 17:20

te has olvidado de tú otro argumento recurrente: el eye candy (ojo candido lo llamas tú)

jorgenexo
jorgenexo
12 septiembre, 2011 12:28

50 años intentando marvelizar a sus personajes. Este es el último de muchos intentos: no se dan cuenta que un Superman Marvel no sería Supermán, sería… el Capitan Marvel (kree) o algo así. Pero bueno, Morri en su línea, mareando la perdiz y alabado por sus incondicionales, pese a la mediocridad de sus últimas incursiones en el medios cómic (All Star Superman incluida, por cierto: debe de ser ya, en su escaso recorrido, el tebeo más osbrevalorado de la historia).