Las 40 elefantas

Toussaint y Augustin nos cuentan las aventuras de un grupo de ladronas en la Inglaterra posterior a la Primera Guerra Mundial.

Por
0
1047

 

Edición original: 40 ÉLÉPHANTS (Bamboo Édition)
Edición nacional/ España: Ponent Mon
Guion: Kid Toussaint
Dibujo: Virginie Augustin
Color: Hubert
Formato: Cartoné; 112 páginas a color
Precio: 26€

 

Cuatro meses después de que se publicara en Francia, Ponent Mon editó en febrero de este mismo año el integral de Las 40 elefantas. Si en la edición francesa se optó por un estuche que contenía los dos primeros volúmenes de una serie que todavía sigue abierta (hace tres meses salió a la luz el tercer número en el país galo), en nuestro país se prefirió publicarlo en un tomo integral, con una ligera reducción de tamaño con respecto a la versión francesa. Tal vez, la palabra integral no fuera la más acertada teniendo en cuenta que solo contiene dos números, y como hemos dicho, la serie no ha concluido. Eso sí, la edición por parte de Ponent Mon, más allá de estas ligeras pegas, es francamente buena, incluyéndose, además, las dos portadas originales de esos dos primeros números.

Las 40 elefantas que dan título a este cómic no son ni más ni menos que un grupo de ladronas inglesas que pasada la Primera Guerra Mundial lucharon con uñas y dientes contra la banda rival compuesta por 40 ladrones. El cómic se inspira en la banda homónima que existió realmente en Londres, y que fue fundado en el distrito de Elephant and Castle, cuya actividad criminal duró desde finales del S.XIX hasta mediados del S.XX, siendo su especialidad el robo en tiendas. Con un argumento atípico y diferente, arranca un tebeo narrado con mucha soltura, ritmo y talento para el dominio de las tramas y la sucesión de los acontecimientos. Destaca también la ausencia de maniqueísmo por parte del guionista, Kid Toussaint, ya que aquí no se trata de una historia de buenos contra malos o, mejor dicho, de buenas contra malos. Es decir, hay una gran escala de grises, y hay que tener en cuenta que la mayoría de personajes de la historia están al margen de la ley. Sí, los métodos son más expeditivos por parte de la banda masculina, pero la banda femenina no deja de ser una organización criminal. Lo que se cuenta entonces es la búsqueda y la lucha por un sitio en el mundo y su permanencia, aunque ese mundo sea corrupto. Lo fácil habría sido caer en ese maniqueísmo anteriormente mencionado, pero Toussaint sabe definir perfectamente a los personajes y cuál es su estrato. Dicho esto, el tomo se lee con suma facilidad y rapidez. Esa narración clara y transparente hace que se encaden los acontecimientos y pasemos de uno a otro con inmediatez.

La historia queda cerrada, aunque da pie a que se puedan explorar más los personajes que la protagonizan, y así ha sido. Con una cadencia anual en Francia, el tercer número ya está en las librerías del país vecino. Veremos en este sentido qué decisión toma Ponent Mon, si editarlo individualmente o esperar a un posible cuarto volumen para volver a editar un integral que contenga estos números.

A los lápices tenemos a Virginie Augustin, cuyo trabajo, no siendo malo del todo, está por debajo del nivel de Toussaint. Destaca positivamente que su narrativa también es clara y transparente. Así pues, tanto el guion como el dibujo apuntan en la misma dirección, de ahí que el resultado final sea el de un cómic muy legible y entretenido. Otro aspecto digno de mención son aquellas composiciones a doble página no tan habituales en el tebeo francobelga que dotan a la obra de frescura y dinamismo. La artista gala que colaboró con Disney en los filmes de animación Tarzán y Hércules peca de tener un trazo poco detallado y algo sucio. Su dibujo es irregular, por momentos está muy bien, pero en cambio, hay situaciones en que su nivel baja estrepitosamente. Los fondos no están muy trabajados, y los rostros y sus expresiones no me llegan a convencer del todo.

El color recae en las manos de Hubert, colorista habitual de mi querido Jason. Dota al dibujo de Augustin de viveza, fuerza y empaque. Sin embargo, a veces, nos podemos encontrar con cambios bruscos en los tonos empleados, pero más allá de eso, Hubert realiza una labor efectiva.

Como habrán podido ustedes comprobar llegados a este punto, estamos ante un cómic que no ha tenido mucho bombo y que lleva relativamente poco editado en nuestro país. Asimismo, los autores que se han encargado de acometer tal empresa, son poco conocidos en España, ya que apenas se han publicado trabajos de estos artistas en el pasado, a excepción de Hubert, al que sí que lo podemos ver con cierta frecuencia por estas latitudes. Si les gusta el cómic europeo y buscan una historia diferente y bien narrada, Las 40 elefantas es una buena opción. Además, siempre es positivo conocer a nuevos artistas del noveno arte, y ésta sería una gran oportunidad para aquellos lectores que no hayan leído nada de Toussaint o de Augustin.

  Edición original: 40 ÉLÉPHANTS (Bamboo Édition) Edición nacional/ España: Ponent Mon Guion: Kid Toussaint Dibujo: Virginie Augustin Color: Hubert Formato: Cartoné; 112 páginas a color Precio: 26€   Cuatro meses después de que se publicara en Francia, Ponent Mon editó en febrero de este mismo año el integral de…
Guion - 7
Dibujo - 6
Interés - 7

6.7

Atípica

De Francia nos llega esta historia inspirada en hechos reales, de mujeres luchadoras, que supone un soplo de aire fresco para cualquier lector de cómics, más allá de si uno es seguidor o no de la BD.

Vosotros puntuáis: Be the first one !

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame