La saga Millennium comienza su aventura en Vertigo

Por
139
763

Si a estas alturas no sabéis qué es Millenium sólo puede significar dos cosas: que salís poco de casa o que deberíais echaros más amigos. Y es que cuando la primera entrega de la trilogía llegó a nuestro país, cayó en las librerías con la fuerza de una bomba atómica. De esas que son capaces de crear ondas de choque que atraviesan todas las capas de la sociedad y crean best-sellers instantáneos. Si viajabas en transporte público, lo veías. Si hablabas con tal amigo/a, lo estaba leyendo. Si pasabas por una librería, sólo se veía un nombre en los escaparates: “Los hombres que no amaban a las mujeres”. Comercialmente hablando, era el nuevo Código Da Vinci. La famosa saga del fallecido Stieg Larsson ha provocado no sólo una trilogía cinematográfica sueca sino otra estadounidense. De esta última de momento sólo hemos visto la primera entrega, que fue dirigida con bastante acierto por David Fincher y protagonizada por Daniel Craig y Rooney Mara. Y como suele ocurrir con este tipo de fenómenos, al final ha dado el salto a otro medio más, el cómic. Para Estados Unidos, fue DC Entertainment quién se hizo con los derechos de publicación en la New York Comic Con de 2011, la cual lo publicará bajo el sello Vertigo.

Portadas de The girl with the dragon tatoo: Book 1 por Lee Bermejo

DC Comics no fue la única que se hizo con estos derechos ya que la editorial francesa Dupuis ha ido trabajando a la par en su propia versión, con guión de Sylvain Runberg y dibujos (en sus dos primeras entregas) del español José Homs, y que de momento tiene prevista para febrero de 2013. Así pues ha sido DC quién ha ganado este particular pulso al haber publicado su primera entrega en este mismo mes de noviembre. El formato elegido es similar al que ha venido utilizando la editorial para su línea Earth One: tapa dura y 144 páginas. Eso sí, dada la extensión de la obra original se publicarán dos tomos por cada uno de los libros de Larsson (curiosamente, igual decisión tomaron en la editorial francesa, que publicará también 6 álbumes). Aunque el anuncio inicial hablaba de publicar a dos por año entre 2012 y 2014, habiendo llegando tan tarde la primera entrega suponemos que esos planes se retrasarán entre 6 meses y un año.

De los guiones de estas seis entregas tenemos y tendremos a una experimentada novelista, Denise Mina, sobre cuya carrera ya dio debida cuenta José Torralba el año pasado cuando saltaba la noticia. El dibujo corre a cargo de Leonardo Manco, que ya trabajara con la guionista en Hellblazer, serie de la que se encargó durante 4 años. No sabemos si será el encargado de las siguientes entregas, pero no estaría nada mal que así fuera para que los tomos tengan cierta consistencia artística. Las extraordinarias portadas han sido trabajo de Lee Bermejo (Batman: Nöel). Para los pocos que no conozcan el argumento, trata de la investigación de un caso de desaparición de una joven adolescente cuatro décadas atrás. Tal tarea recaerá sobre los hombros de Mikael Blomkvist, un periodista con muchos problemas que acabará uniendo fuerzas con Lisbeth Salander una joven hacker con un pasado tormentoso. La novelista ya ha confirmado que a no ser que ocurra nada extraño será ella quién se encargue de los guiones de las seis entregas de que constará esta saga, ya que está muy contenta de haber aceptado el trabajo, llevaba tiempo alejada de los cómics y estaba deseando volver. La autora comenta que, obviamente, es una versión muy fiel del libro pero que dado el cambio de medio ha tenido que olvidar ciertas partes y acentuar otras. “No puedes hacer que los personajes tengan grandes monólogos internos, que piensen en las cosas y lleguen a conclusiones”, afirma. Sin embargo, Mina ha hecho su propia criba del argumento obviando el trabajo hecho en las películas. Comenta que hay varias sub-tramas que quizá en cine no funcionarían bien, pero que en el cómic si, como la historia del fraude. Otros aspectos, como la aparición de la madre de Lisbeth y su pasado se han enfatizado y reforzado con el ánimo de definir mejor a la joven gótica. Lo que le acaba ocurriendo a la protagonista no la afectará sólo por el daño causado sobre ella, sino por el daño que se causó previamente a su madre. Perdón por ser tan inexacto, pero si todavía queda algún lector que ni haya leído los libros ni haya visto las películas, prefiero evitar cualquier tipo de spoiler. Igualmente, aunque Stieg Larsson definiera a Salander como autista y anoréxica, Denise Mina afirma que nada de eso le funcionaba a ella en la historia, así que ha preferido acercarse más a las versiones cinematográficas interpretadas por Noomi Rapace (versión sueca) y Rooney Mara (versión americana).

La elección de por donde partir la historia original en esta primera entrega le pareció a la guionista bastante obvia, en el libro es una escena que está prácticamente a la mitad y es en aquella en que realmente el personaje de Lisbeth Salander cobra vida. El momento en que descubrimos cómo es en realidad. Por último, os dejamos con una previa de 10 páginas de la obra, a la que no le faltado publicidad, como podéis ver por el anuncio de televisión de arriba.

Previa de “The Girl with the Dragon Tattoo”

Fuentes: Comic Book Resources, USA Today y MTV Geek

139 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Reverend Dust
Lector
26 noviembre, 2012 12:15

Bueno, lo digo yo ya y así podemos seguir hablando con normalidad:
“Pues no es Manco este dibujante…” *badum-tsss*

En otro orden de cosas, ¡pintaza gráfica! Pero no podía interesarme menos.

Mr. X
Mr. X
Lector
26 noviembre, 2012 12:19

 El dibujo es bastante bueno. Denise Mina se marcó una de etapas más olvidablesde Hellblazer. Y:.. Más allá del interés comercial, no veo para qué recontar una historia que procede de una novela y de la que ya se han hecho dos películas. Casi hubiera preferido un volumen de “Las nuevas aventuras de Lisberth Salander”. 

“por Noomi Rapace (versión sueca) y Rooney Mara (versión americana).”

Me quedo con Noomi 😉

flashpoint
flashpoint
Lector
26 noviembre, 2012 12:27

 VERTIGO CAYÓ EN DESGRACIA!!!

¿Qué puede aportar este cómic a la novela de Larsson o a la cinta de Fincher? Nada, absolutamente nada. 

Si DC tenía los derechos y lo hace por cumplir el contrato, me parece correcto hacerlo. Pero ¿No hubiese sido mejor hacerlo cuando se estrenó la cinta hace un año?

Lo mejor son las portadas de Bermejo. Tal vez uno de los mejores artistas del medio actual. 

El error en este caso es no tomar a los personajes y narrar precuelas de los mismos. Explorar ese mundo a parte de las tres novelas que alcanzó a escribir el novelista para enganchara a sus fanáticos. Pero así publicar algo de lo que ya tienes 2 películas (una adaptación de la trilogía sueca) y una exitosa novela no viene al caso.

Al menos cuando Marvel publicó Blade Runner lo hizo con un mérito, pues la idea era seguir explorando el mundo que había adaptado Scott de la novela de Phillip K. Dick, pero las ventas no ayudaron, a diferencia de lo que sucedió con GI Joe, Transformers, A-Team o Star Wars. 

La Marvel de Shooster era aprovechar el tirón y sacarle partido. 

Ya me gustaría ver una adaptación de cintas como Dark City de Proyas, de la que puedes convertir en una interesante serie; o El Señor de los Anillos, de los que tienen los derechos y pueden hacer algo fenomenal. 

En fin. Así está la cosa en manos de DIDIOT.  

@Mister_Air
@Mister_Air
Lector
26 noviembre, 2012 13:41

Casualmente,hoy me he acabado el último libro por lo cual este comic me interesa cero.
Además el primero que lo leí cuando el Boom,me gustó mucho mas que los dos siguientes y Lisbeth Salander me parece un personaje muy hostiable.

samanosuke
samanosuke
26 noviembre, 2012 13:52

Pues se agradece el no spoilear porque aún no los leí, aunque ni siquiera sé si lo llegaré a hacer. xD Y más sabiendo que Larsson murió dejando la saga inconclusa, cosa que como siga así también le va a pasar a George R.R. Martin.

Por cierto, además de los libros, las películas suecas y la americana, me suena que también hay por ahí una serie de Millennium ¿no?

jorgenexo
jorgenexo
26 noviembre, 2012 14:27

Lisbeth Salander me parece un personaje muy hostiable.
Hombre, hostiable-hostiable… Independientemente de que sea una puta mierda de personaje, un deux exmachina con patas, su cúmulo de habilidades la convierten en una especie de mezcla entre Batman y Lobezno prácticamente imbatible. Y no creo que nadie que se haya leído los libros considere que exagero: inverosímil es poco. Un puto descojono, vamos. Eso sí, la tía es utlraindependiente y súpercapaz pero, como pobre mujer que es bebe, como todo personaje femenino que pasa por la trilogía, sea de la edad o condición que sea, los vientos (nadie sabe muy bien por qué) por el prota masculino. Y pensar que el tema se vendió como literatura feminista cuando es, en buena medida, lo contrario: no deja de ser un cúmulo de tópicos que escritor varón con unas obsesiones e intereses bastante bastante claritos a nivel sexual (independientemente de que el producto tenga su valor)…
Y no hay serie televisiva de Millenium, samano: si no me equivoco, emitieron las pelis suecas partidas en la tele, en formato maxiserie (a lo mejor con mayor metraje que las pelis: lo desconozco, no he visto las pelis oriundas, quizás le dé una oprtunidad a la de Fincher, que ya desde el trailer me resultó más convincente que las suecas).

Mr. X
Mr. X
Lector
26 noviembre, 2012 14:40

 Yo no diría en absoluto que Lisbeth Salander es un personaje hostiable, más bien todo lo contrario: diría que es un gran personaje en una novela policiaca tirando a mediocre.  Evidentemente, si fuera un personaje absolutamente perfecto, un derroche de virtudes, sin contradicciones ni traumas, etc, carecería del menor interés.

“un deux exmachina con patas, su cúmulo de habilidades la convierten en
una especie de mezcla entre Batman y Lobezno prácticamente imbatible. Y
no creo que nadie que se haya leído los libros considere que exagero:
inverosímil es poco.” ¿Más inverosímil que D’Artagnan, Aureliano Buendía o el capitán Nemo? 


no deja de ser un cúmulo de tópicos que escritor varón con unas
obsesiones e intereses bastante bastante claritos a nivel sexual”

Qué novedad, que un escritor cree su mundo a partir de sus obsesiones. Con esa lógica, de Lolita y Nabokov se puede sacar petróleo. 

Evidentemente, si fuera un personaje absolutamente perfecto, un derroche de virtudes, etc, carecería del menor interés.

Mr. X
Mr. X
Lector
26 noviembre, 2012 14:43

 Vaya, se me ha repetido la última frase… Pero en fin, queda claro lo que quería decir: como subliteratura folletinesca, Millenium me parece bastante disfrutable y años luz que otros fenómenos mediáticos como el Grey de los cojones o las Crepusculadas… eso si, remarcando el térmno subliteratura.

@Mister_Air
@Mister_Air
Lector
26 noviembre, 2012 14:54

 pues tios,a mi me pasa como con Kvote de “En el Nombre del Viento” estos personajes tan sobraetes los tengo atragantados.Tal vez sea por algun trauma infantil,tendré que consultarlo con mi terapéuta.

José Torralba
26 noviembre, 2012 16:00

 Jorge, las pelis suecas son una serie de televisión recortada para su exhibición en cines, y no al revés. Por eso tienen la factura que tienen. Respecto a Lisbeth, yo estoy un poco entre jorgenexo y Mr. X: Lisbeth es un grandísimo personaje, quizás demasiado pasado de rosca, ubicado en thrillers mediocres. Con una pizca más de credibilidad –mañosa en el cuerpo a cuerpo, pero tampoco un Terminator; habilidosa con la informática, pero tampoco capaz de hackear el CNI sueco con un teléfono móvil– y por su cuenta, habría dado mucho de sí investigando casos. El problema fue la estructura de las novelas: en la primera parte, ella estaba de segunda de Blomkvist; en la segunda y tercera, me sobra su historia de origen. De hecho, habría sido mejor ni conocerla. Por cierto, aunque Larsson se muriera tras sólo escribir tres novelas, deja todo cerrado. Si alguien quiere leer, adelante con ello.

Sea como fuere, lo único digno que se ha hecho con este material lo ha dirigido Fincher. La película no sólo mejora el original literario –lo poda, le da más sentido, le da un final sorpresa que hace honor a ese nombre– sino que es una proeza narrativa. La de información que ese hombre transmite visualmente, con encuadres y movimientos de cámara, es inaudita. No por nada cuando la vi pensé que se merecía el Oscar al mejor montaje del año y, efectivamente, se lo llevó. Por lo demás, fotografía, diseño, música, actores… todos cojonudos. Ah, y prefiero mil veces a la pareja protagonista americana (Craig + Mara) que a la sueca (Nyqvist es un error de casting del copón, y Rapace además de no dar el perfil físico no es muy buena actriz).

Respecto a Vertigo… prffff… puede que esto no sea malo del todo. Hay adaptaciones al cómic bastante curradas, como la de Atmósfera Cero de Steranko o la de Drácula de Mignola, que son cojonudas. Pero yo, de momento, lo que veo en esa previa es un dibujo de lo más convencional, un cúmulo de viñetas panorámicas sin ningún sentido de la composición de página, y un seguimiento punto por punto de lo que ya he visto mil veces, aunque sin ningún encanto. Huele a producto de encargo hecho con desgana que tira para atrás. Y lo peor de todo es que no sé en qué piensan sacando esto ahora: la película de Fincher ya recaudó poco el año pasado, y era una POM narrativa, por el agotamiento del producto. ¡Que esto fue el “fenómeno literario” del 2008, hombre! La Berger & Co. no es que lleguen mal, es que llegan tarde. Mucho más interesantes me parecen las páginas de Homs (1, 2). Se las ve frescas, sin intentar imitar nada, con un dominio de la luz que ya quisieran muchos, y con un sentido de la narración genuinamente historietístico. Lo que en la versión americana se tarda en contar cuatro páginas, en esta se tarda una, y encima con un contrapicado y unas manchas de tinta cojonudas como propina.

Tiegel
Tiegel
Lector
26 noviembre, 2012 17:18

Discrepo un poco con Mr.X. La etapa de Denise Mina en Hellblazer no me parece olvidable, lo que le pasa es que desluce un poco porque va en medio de las etapas de Mike Carey y de Andy Diggle, que, para mí, son dos de las mejores de la colección, y eso que Carey recicla mucho de la etapa de Delano, pero recicla que da gusto. Claro que a mí en Hellblazer casi cualquier etapa me parece como poco decente al lado de la puta mierda bazofia hedionda insulto al personaje cosa esa que hizo Azzarello en la que salía un tío que se llamaba John Constantine pero que a día de hoy yo sigo sin saber quién era.

Respecto a Millenium, bueno, no soy muy fan de las adaptaciones en comic de casi nada y ni me acercaré. Todavía hay muchas cosas buenas en mi lista de compras (RASL, ya he hecho hueco en las estanterías para ti y para AIDP). Eso sí, me da cierta penica ver a lo que se está reduciendo Vertigo. Deberían volver a dar personajes cutre-olvidados a autores prometedores a ver si sale otro Sandman, otra Cosa del Pantano u otro Scalped que revitalicen el sello y que con el tiempo permitan que aparezca otro Transmetropolitan u otros Invisibles.

Por cierto, ¿a qué nivel pondríais Y el último hombre? En su día el monedero no dio para tanto y ahora tengo dudillas sobre qué hacer con esta serie cuando saquen los integrales

jorgenexo
jorgenexo
26 noviembre, 2012 17:26

¿Más inverosímil que D’Artagnan, Aureliano Buendía o el capitán Nemo?

Infinitamente más inverosímil, Mr. X, no me jodas, cola de cerdo del último de los Buendía incluida. ¿Te has parado realmente a pensar alguna vez en todas las habilidades que tiene la tipa, en todas las majaderías que puede llegar a hacer en la peli para ser una persona que no llega a los 50 kilos y ha carecido de la menor interacción social positiva (educación incluida) a lo largo de su vida? Es que lo tiene todo, macho (y hablo de memoria que ya va pasando el tiempo desde que me trinqué la trilogía):

Aviso de Spoiler

memoria fotográfica, superhácker consumada, mente deductiva sin parangón, capaz de dilucidar el teorema de Fermat como quien se arrasca un huevo, maestra del disfraz y de la interpretación (pese a sus limitaciones psiclogógicas), motorista consumada, maestra del pugilismo, capaz prácticamente de resucitar tras ser enterrada con el coco perforado…

Y sé que se me olvidan cosas, joder: es un personaje ridículo. Pero lo más ridículo no es su evidente metahumanidad, no. Lo más ridículo es que

Aviso de Spoiler

una pava totalmente independiente y al margen de todo convencionalismo, cuya imagen es además reflejo de su rechazo a las normas sociales eimperantes, en cuanto se hace con un pastizal, lo primero que hace es ponerse tetas. Como decía aquél_ cágate lorito

. Esto último es ya la gota que colmó el vaso de mi capacidad para aguantar tonterías sobre la trilogía desde el enfoque feminista: Larsson no sólo construye al personaje masculino que quiere ser (incuso corrigiendo errores cometidos en el primer libro: en los siguientes la exmujer y, sobre todo, la hija, desaparecen como por arte de magia, pese a las situaciones por las que pasa el puto Michael) sino que reconstruye al personaje que al él le gustaría follarse: “a ver ¿qué le falta a la flaca esta pata ser lo más de lo más? Coño, un buen par de tetas, aunque ponérselas sea una aberración teniendo en cuenta la caracterización previa del personaje: todos sabemos que todo lo que quieren las tías es tener unas buenas tetas.” Se quedaría tan ancho, el gilipollas del Larsson.

si fuera un personaje absolutamente perfecto, un derroche de virtudes, etc, carecería del menor interés.

No hablo en momento alguno de los valores y actitudes del personaje, no entro a juzgarla moralmente en absoloto (¿derroche de virtudes? ¿Le ves acaso defectos de personalidad, Mr. X? Cuéntanoslos). Hablo de que es un personaje ridículo en relación al cúmulo de habilidades que manifiesta. Coño, si sólo la forma en la que se hace con su fortuna ya es para flipar, hombre… Esto de los superhackers, ya lo he dicho alguna vez, es el sustituto moderno al “es magia”, donde todo vale con tal de tener un jovencito asocial (o excéntrico) y una conexión a internet… Y no me metas a Nabokov en esto, hazme el favor, que el ruso se metió en la piel de un personaje muy complejo y socialmente muy cuestionable, mientras que Larsson creó un alterego que era una mezcla entre el periodista que a él le hubiera gustado ser (ojo, que Larsson como periodista me merece respeto, bastante más que como literato) y el jodido James Bond en su fase más follarina.

lo único digno que se ha hecho con este material lo ha dirigido Fincher.

De ahí que la tenga en cola, a ver si ete finde cae. De todas formas y, pese a mi desprecio por la trilogía…

Aviso de Spoiler

 me lo pasé tan de puta madre leyéndola (sobre todo el primer libro) como poniéndola a parir en su ápoca álgida 

jorgenexo
jorgenexo
26 noviembre, 2012 17:29

Algo he vuelto a hacer mal con el spoiler, aunque no sé qué…

Daniel Gavilán
Autor
26 noviembre, 2012 17:33

 Por cierto, ¿a qué nivel pondríais Y el último hombre? En su día el
monedero no dio para tanto y ahora tengo dudillas sobre qué hacer con
esta serie cuando saquen los integrales

A mi personalmente me parece una serie notablemente buena, pero también me dió la impresión de que peca de laaarga y estiraaada en varios pasajes.

Es bastante recomendable pero siempre dependiendo de las prioridades que tengas y cuales sean ls alternativas

Ataúd Johnson
Ataúd Johnson
Lector
26 noviembre, 2012 17:46

 Estoy con Jorgenexo,a mí Lisbeth Salander me pareció igual de increíble,una tomadura de pelo,vamos.Y encima de todo lo que dice Jorge,tiene la capacidad de ligarse a los tíos que le da la gana y a lesbianas semidiosas,una cosa pa no echar gota.Además la tía no se altera,le hacen perrerías varias y ahí está,como si nada.

Sin embargo,paradoja andante que soy,para mí es lo mejor de la trilogía.De hecho durante buena parte de la historia mantenía la historia por Lisbeth Bond,lo demás era aburrida transición hasta que aparecía ella.

4d2i4n
4d2i4n
Lector
26 noviembre, 2012 17:50

 Tras leerme la trilogía, sólo puedo decir que el personaje que crea Larsson y la atmósfera de los relatos es tensional, inquietante y que sabe mantener el ritmo. Por lo que acabo de leer, personalmente si un personaje se considera hostiable es que realmente es bueno y realista de cojones por llegar a crear ese sentimiento en alguien. Lisbeth hace las cosas porque sí, en principio se deja arrastrar de forma desganada y con un sindrome aparente de ataraxia compulsiva (tal vez esa sea la razón de que ponga nervioso a unos cuantos) pero lo bueno de Lisbeth no es ya como actua sino como piensa y hay es donde el autor establece la potencialidad del personaje en cuestión y establece una unión con el lector a través de la mente de la prota.

 Respecto al tratamiento de la novela, Jorge, tampoco creo que se publicitase nunca como literatura feminista y mas siendo el autor un varón, no creo que se tratase de la misma forma que si fuese una autora. En cualquier caso, está claro que Larsson deja asomar e introduce ciertas perturbaciones sexuales que inducen a pensar los propios morbos y vicios ocultos que tuviese. Tampoco creo que Lisbeth se vea arrastrada de ningún arquetipo varón en las novelas, es su propio carácter complicado que prevalece en la insistencia del compañero en cuestión.

 A mi personalmente me encanta la noticia del cómic aunque ya doy fe que no habrá nada como leerse las novelas, no obstante el material de Vértigo promete y parece estar tratado con tacto.

  En cuanto a la labor de guión, teniendo en mente las propias novelas y los ajustados guiones de las películas no será complejo adaptarlo al cómic. Sólo espero que no se ciñan en exceso a las caracterizaciones de los films.

4d2i4n
4d2i4n
Lector
26 noviembre, 2012 18:04

 Jorge

Aviso de Spoiler

memoria fotográfica, superhácker consumada, mente deductiva sin parangón, capaz de dilucidar el teorema de Fermat como quien se arrasca un huevo, maestra del disfraz y de la interpretación (pese a sus limitaciones psiclogógicas), motorista consumada, maestra del pugilismo, capaz prácticamente de resucitar tras ser enterrada con el coco perforado…

 ¡Yeah! lo del coco debió de dolerle pero son cosas que pasan. Prácticamente cualquier personaje que tiene hoy en día su trilogía esas cosas son lo mínimo que pueden hacer…como un personaje que sale sin despeinar y con el traje seco tras zambullirse en el agua y todos lo adoran.

Tiegel
Tiegel
Lector
26 noviembre, 2012 18:11

Gracias, Daniel. Me parece que en ese caso dependerá del precio y de las novedades con las que coincida cuando salga. Y perdóneseme por el offtopic

@Mister_Air
@Mister_Air
Lector
26 noviembre, 2012 18:31

En Referencia a “Y the Last Man” no podría estar más de acuerdo con Daniel,es una serie cojonuda pero es cierto que hay momentos en los que está un pelin estirada.

jorgenexo
jorgenexo
26 noviembre, 2012 18:48

tampoco creo que se publicitase nunca como literatura feminista y mas siendo el autor un varón, no creo que se tratase de la misma forma que si fuese una autora.

Pues infórmate sobre todas las noticias que rodearon a la publicación de la trilogía, sobre todo la primera novela, porque fue uno de los aspectos que más se destacaban de la misma, su componente feminista, centrándose sobre todo en la denuncia de la violencia de género. No es una percepción mía, es que fue así. Mira, un ejemplo, escrito por una iluminada de la vida:
http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2011/07/24/stieg-larsson/

jorgenexo
jorgenexo
26 noviembre, 2012 18:50

Joder, si hasta en la wikipedia leo esto: El personaje de Salander ha sido descrito como «cara del nuevo feminismo». Me descojono, feminista la Lisbeth… Que sí, que lo que le hace la tía a su particular maltratador y lo que le hizo está a su viejo está de puta madre, pero lo de ponerse tetas, no. Es ridículo.

José Torralba
26 noviembre, 2012 18:51

 ¿a qué nivel pondríais Y el último hombre? 

Alto. Empieza como ninguna, tiene un desarrollo inicial cojonudísimo, luego se pierde por el camino hasta que estás a punto de dejarla y, finalmente, acaba como los dioses; y, con ese final, se redime el decompressive precedente y, en conjunto, parece la POM que no es. ¿Merece la pena? Sí. El 90% de los tebeos que se publican ahora –estadística made in Homer– no son tan buenos.

Es que lo tiene todo, macho (y hablo de memoria que ya va pasando el tiempo desde que me trinqué la trilogía) // sindrome aparente de ataraxia compulsiva

Lo de la ataraxia lo dicen en El caso Slevin, pero no os creáis todo lo que dicen las películas. Es una disposición del ánimo más filosófica. Como tal, y médicamente, síntomas parecidos sólo se han encontrado en determinados traumatismos craneoencefálicos que cursaban con alteración de la personalidad en general. Otros dicen que Salander tiene Asperger y atinan más, porque coincide en muchas cosas: falta de empatía, dificultad para la interacción social, la forma de hablar cuando decide hacerlo, ciertos tics posturales que tiene, alto nivel de concentración e intereses restringidos y muy desarrollados (en este caso, la informática). No tienen el CI particularmente alto. Lo de la memoria eidética sería probablemente, si se hubiera basado en un asperger, un error del escritor: los asperger tienen la percepción visual y auditiva muy aumentada, tan es así que son abracadabrantes en lo que se refiere a examinar patrones y detectar cambios. De hecho, esto le pasa a Salander en el caso de Harriet. Sin embargo, entre sus características no está la memoria eidética; más bien tienen déficits en cuanto a memoria se refiere (aunque contrasta por lo especializados que están en un tema concreto). Pero Larsson podría haber confundido una cosa y la otra. Ah, y son muy “literales”… no entienden dobles sentidos, ni ironías, ni nada de este tipo (por eso Sheldon Cooper no refleja apropiadamente a los asperger… a veces ironiza, a veces no entiende las ironías). No suelen cabrearse más que cuando les invades su espacio. Como no son empáticos, apenas resultan emocionales y encima no entienden dobles sentidos, insultarlos es difícil. En cualquier caso, Larsson dice que lo único que intentó fue retratar a una sociópata un poco rarita. Salander encaja en el perfil de sociópata, cierto, pero eso dejaría muchas cosas sin explicar. Aunque hay una cosa que sí explica mucho mejor el asunto: el síndrome del savant. Generalmente asociado a autismo. Alto CI. Memoria eidética. Cálculo matemático aumentado. Y habilidades mecánicas mejoradas. Así las cosas, la moto la conduce bien, pero tampoco demuestra un dominio circense de ella. Lo único que me resulta excesivo es su extraordinaria capacidad de hackear y su condición imbatible en el combate cuerpo a cuerpo, pero son exageraciones sobre una base posible. Haberlas atenuado un poco lo habría hecho más creíble, pero… ¡es ficción!

José Torralba
26 noviembre, 2012 18:55

 Que sí, que lo que le hace la tía a su particular maltratador y lo que le hizo está a su viejo está de puta madre, pero lo de ponerse tetas, no. Es ridículo.

Pero vamos a ver… ¿quién te ha dicho a ti que lo de ponerse tetas es antifeminista? Todo depende por qué te las quieras poner. Joder, ¿eso de “¡no es una verdadera feminista, se depila y lleva mechas!” no está un poco demodé? Machismo es pensar que una mujer que quiera aumentarse los pechos siempre lo hace por motivos machistas.

jorgenexo
jorgenexo
26 noviembre, 2012 18:58

Haberlas atenuado un poco lo habría hecho más creíble, pero… ¡es ficción!

Si, si no te digo que no, pero abusar de las habilidades lo convierte en MALA FICCIÓN: si las habilidades se hubieran “atenuado” un poco ninguna de las resoluciones de la novela se hubieran podido dar. Las habilidades de LIsbeth son un recurso demasaido fácil, demasiado tonto.
Ah, y pretender encajar a Lisbeth en algún trastorno psicológico, emocional o psiquiátrico es ridículo, dado que la chorba funciona más bien como le conviene al narrador. ¿Sociópata? No, parada nada, ni aperger ni savant ni autista ni hostias: ¿no empatizó con su vieja, acaso, y bastante? La personalidad de Salander es un recurso tan flexible para el narrador como su habilidad con el teclado: entra todo. Y asi no vale nada.

Tiegel
Tiegel
Lector
26 noviembre, 2012 19:03

 Cagüen! Ya no sé qué hacer otra vez con Y, habrá que ajustar el presupuesto (o no comer unos días cuando se acerque la publicación). Gracias por vuestras recomendaciones!

jorgenexo
jorgenexo
26 noviembre, 2012 19:05

A ver Torralba: yo te lo digo. PONERSE TETAS ES ANTIFEMINISTA. Sé por qué eres incapaz de entenderlo, pero MAQUILLARSE ES ANTIFEMINISTA. ¿Sigo? LLEVAR TACONES ES ANTIFEMINISTA. Y, efectivamente UNA MUJER QUE QUIERE AUMENTARSE LOS PECHOS SIEMPRE LO HACE POR MOTIVOS MACHISTAS. Si, es así. PONERSE TETAS ES ANTIFEMINISTA. Y, además, si eres una persona ajena a los convencionalismos, como Lisbeth, no sólo es ANTIFEMINISTA, es RIDÍCULO argumentalmente hablando.
Sé que no lo vas a aceptar ni entender en la puta vida, básicamente porque no te sale de los cojones, pero toda acción orientada a reforzar los roles femininos socialmente impuestos como correctos (de unas décadas a esta parte, tener un buen par de tetas) y desesables, es ANTIFEMINISTA, por mucho que la operada lo haga “para sentirse más a gusto con su cuerpo”. Y no critico a quien lo hace, me parece de puta madre que cada cual haga lo que el salga con su cuerpo. Pero es ANTIFEMINISTA, va en contra de las bases de razonamiento feminista  a cualquier nivel.

Daniel Gavilán
Autor
26 noviembre, 2012 19:14

 Jorge, no es por meterme en berenjenales en los que no me han llamado y seguro que esta comparación está un poco salida de madre, ¿pero lo que defiendes no es un poco como lo del juez italiano que absolvió a un violador porque según su criterio, el vestuario de la víctima indicaba claramente que esta lo estaba buscando? Vamos, que cuando una chica se opera, pone tacones o se maquilla, lo hace fundamentalmente para estar contenta consigo mismo. Que vale que ese “estar contento con uno mismo” está construido en torno a unos estereotipos construidos por una sociedad machista, pero eso es secundario.

O al menos, yo no creo que lo primero en lo que piense una chica al arreglarse es “voy a convertirme en una mujer objeto a ver si con suerte me violan” sino gustarse a si misma (de la misma forma que muchos hombre con alopecia se implantan pelo no para aumentar la estadística de tíos con flequillo espeso, sino por sentirse bien con ellos mismos de acuerdo a un cliché social establecido).

José Torralba
26 noviembre, 2012 19:16

 ¿Sociópata? No, parada nada, ni aperger ni savant ni autista ni hostias: ¿no empatizó con su vieja, acaso, y bastante?

Coño, jorge, qué facil has resuelto el no. Con su vieja empatizó, o no. Porque cuando lo cuenta no parece importarle un carajo. La falta de empatía te impide preocuparte emocionalmente por los demás, pero no intelectualmente o desde un punto de vista racional. Y te permite tener cariño. Lo que no puedes es ponerte en el lugar de los demás. Y naturalmente jorge, pero sin un poco de sentido de lo extraordinario, pocas cosas pasarían en la ficción. No hay que irse a Nobokov porque juega en otra liga… vayámonos a otros célebres escritores de bestsellers que seguro que reverencias. Verne mismo… cojamos su Nemo. Príncipe hindú que se rebela contra la pérfida Albión y que, tras perder, se dedica a la investigación científica, se revela como un genio capaz no sólo de inventar el submarino, sino también un medio de propulsión ecológico, sostenible e infinito. Tras eso, se dedica a la piratería y a acosar al imperialismo, viajando por el mundo y blablabla. O cojamos a Dumas y su Montecristo mismo. Jodío y encerrado con un viejo que le mete en la cabeza, cual Matrix a base de modems de 56 kbit, todos los conocimientos del mundo mundial hasta la fecha, más lecciones de espada y blablabla en catorce años. Sale y encuentra el tesoro del abate. Y lo emplea en comprar todo lo comprable y en formarse como consumado espadachín, estratega nivel Sun Tzu, caballero con niveles de cortesía que se le escaparían hasta a diplomáticos de carrera, espía con un +1000 de ocultación en una época sin látex, y consumado experto en geopolítica, macroeconomía y avances tecnológicos contemporáneos. Mala ficción, sin duda.

José Torralba
26 noviembre, 2012 19:30

 Entiendo. Lo antifeminista no es que lo hagas aunque no te apetezca porque te sientes presionada; lo antifeminista no es que te creen complejo por tener los pequeños pequeños; lo antifeminista no es que te obliguen a maquillarte para estar guapa aunque no quieras; o que tengas que usar minifalda cuando preferirías usar pantalones porque lo ponen las norma de la empresa. No. Lo antifeminista resulta que es que te apetezca ponerte minifalda, maquillarte, o ponerte pechos. Tal cual. Bien pues ¿sabes qué? Yo creo que lo antifeminista es que no les dejen hacer lo que les salga de los ovarios porque los talibanes de un lado o del otro les digan lo que tienen o no tienen que pensar, sólo por ser mujer. Y que el verdadero feminismo, jorge, es que puedan hacer lo que les dé la gana. Antes las señalaban con el dedo por no depilarse al grito de “machorra” y ahora las señalan con el dedo si se ponen pechos al grito de “antifeminista”. Joder.

Tiegel
Tiegel
Lector
26 noviembre, 2012 19:33

 Hombre, una cosa es que te hayan inculcado unas ideas más o menos esclavistas sobre cómo debe ser tu aspecto físico y otra que por no poder imponerte a ellas encima te violen. Es un tema muy sensible y, aunque no creo que vosotros tres seáis ni de lejos del tipo retrógrado de mierda desinformado, ésta es la clase de tema que los atrae como moscas a la mierda 

Daniel Gavilán
Autor
26 noviembre, 2012 19:37

 ¿a qué nivel pondríais Y el último hombre? 

Alto.
Empieza como ninguna, tiene un desarrollo inicial cojonudísimo, luego
se pierde por el camino hasta que estás a punto de dejarla y,
finalmente, acaba como los dioses; y, con ese final, se redime el
decompressive precedente y, en conjunto, parece la POM que no es.
¿Merece la pena? Sí. El 90% de los tebeos que se publican ahora
–estadística made in Homer– no son tan buenos.

Jose lo ha explicado mucho mejor que yo. Vamos, que si tuvieras que elegir entre Y El Último Hombre o Lucifer, pospondría para más adelante la de Vaughan, pero si la opción es Y o… no se, la Wonder Woman de Azzarello o los X-Force de Remender por citar dos de las series superheroicas mejor valoradas de la actualidad, titararia por Y.

A pesar de lo estirado, a pesar de que a veces te dan ganas de matar a Yorick, a la Doctora Mann o romperle el lápiz a Vaughan para que deje de enredarse con referencias culturales y vaya directamente al grano. Pero tanto por la forma como explora las barreras de género todavía arraigadas en nuestra sociedad, como el devenir de algunos personajes como -sobre todo- ese FINAL como dice Jose, que le da un sentido de fábula con una moraleja tremendamente mordaz (sí, aquí uno de los que prefiere las series cuando al final el viaje significa algo más allá de deambular de un lado a otro de la mano de los personajes) que la convierten en una lectura sumamente interesante

Tiegel
Tiegel
Lector
26 noviembre, 2012 19:43

 Vale, que me lo acabaré pillando, vaya! Lucifer ya lleva unos años en casa descansando entre Sandman y Criminal, con Hellboy en la balda de encima y Hellblazer en la de debajo. Hasta ahora no me había dado cuenta de que estaba colocado así, ¿habrá sido el subconsciente?

Daniel Gavilán
Autor
26 noviembre, 2012 19:46

Definitivamente la clave está en lo que promulga Torralba en su último comentario, toda lucha por la igualdad debería tener como final la libertad del individuo: Esto es, que cada uno sea libre de actuar como le salga de la chorra (o el chorrino) independientemente de prejuicios, ataduras sociales o imposiciones ajenas que traten de determinar como deberíamos sin tener más en cuenta la opinión de cada uno más que como efectivos dentro de una guerra ideológica

Jordi Molinari
Autor
26 noviembre, 2012 19:48

Lo que dice Torralba. Creo que aquí Jorge confunde feminismo con hembrismo, algo que yo sufrí hace años cuando aprendí uno de los vocablos preferidos de mi repertorio: las feminazis.

El feminismo es que las mujeres tengan la misma libertad que los hombres para hacer lo que les sale de los ovarios, el hembrismo es que las mujeres han de estar por encima de los hombres y cualquier cosa que hagan que sea de la cultura patriarca está mal.

Daniel Gavilán
Autor
26 noviembre, 2012 19:53

 Pero ojo, Jordi, que a Jorge no le falta razón en una cosa: Hay que tener mucho cuidado con los prejuicios de género implantados subconscientemente en la sociedad, que muchas veces son más peligrosos e insidiosos que aquellos que se ven a simple vista dado que gobiernan nuestra vida más allá de donde podemos darnos cuenta

Jordi Molinari
Autor
26 noviembre, 2012 20:08

Si eso si, pero no deja de ser curioso que lo haga haciendo un error de bulto así. O quizás está adrede, precisamente para representarlo.

Aunque siento curiosidad, con el ejemplo este de ponerse tetas, como encajaría en el caso de lesbianas. ¿Una lesbiana que le gusten unas buenas tetas está asumiendo un rol de hombre? ¿Si te pones tetas para un hombre estaría mal pero si lo hiciera para una mujer estaría bien? ¿Bueno, básicamente, es sólo anti-feminista si es para un hombre o son aplicables a lo que hace la mujer, independientemente de para quien?

Ocioso
Ocioso
Lector
26 noviembre, 2012 20:13

Muchas de las obligaciones socialmente impuestas a las mujeres que denuncian las feministas no vienen por parte de los hombres sino por las propias mujeres. Es un colectivo, si se puede llamar así a la mitad de la población, que tiene su mayor enemigo dentro.
Si una mayoría de mujeres lo quisiera el machismo se acababa en una tarde.
Por supuesto hablando de occidente a día de hoy, que es lo que conocemos.

Javié
Javié
Lector
26 noviembre, 2012 20:15

 A ver si va a resultar que a Jorge no le gustan los niños por el hecho de que tengan que ser las mujeres quien los tengan, ¿Practica feminista?, ¿Socialmente aceptada en esta cultura machista de mierda?

jorgenexo
jorgenexo
26 noviembre, 2012 20:19

1º Molinari: ni me voy a molestar en discutir de estos temas con alguien que emplea el término “feminazi”: es un término machista, utilizado por machistas para defender postulados machistas. Y me da igual que lo use un hombre o una mujer.
2º Si no es antifeminista someterse a cirugía para modificar tu cuerpo adaptándolo a los cánones estéticos socialmente construidos que definen y condicionan qué es ser mujer (o aproximarse a lo que se entiende como una mujer) exclusivamente en términos de imagen, no existe el comportamiento antifeminista. Y no cuestiono lo comportamientos individuales, defiendo la libertad plena de cada cual para hacer con su cuerpo lo que le dé la gana. Pero que haya mujeres en nuestra sociedad que se somentan voluntariamente a cirugía para estar más satisfechas con sus cuerpos es el ejemlo definitivo que de hay muchas cosas que estamos (todos y todas) haciendo mal.

Dicho lo cual, Gavilán, suscribo plenamente tu frase: toda lucha por la igualdad debería tener como final la libertad del individuo: Esto es, que cada uno sea libre de actuar como le salga de la chorra (o el chorrino) independientemente de prejuicios, ataduras sociales o imposiciones ajenas que traten de determinar como deberíamos sin tener más en cuenta la opinión de cada uno más que como efectivos dentro de una guerra ideológica. Todo acto estético de adaptación a cánones femeninos escualquier cosa menos un acto independiente de prejuicios, ataduras sociales o imposiciones ajenas, por mucho que respondan a ejercicios de libertad indivual. Ojo, que los tíos también tenemos lo nuestro, pero el grado de dependencia de manifestaciones de este tipo, por motivos fácilmente asimilables, es menor. Aunque creo que cada vez nos gusta ser más escalvos de este tipo de… estupideces. Ponerse tetas o llevar tacones de 10 cms. o más es contrario, de hecho, a la salud de quien lo practica y, aún y todo, se hace: es exactamente lo mismo que anillarse el cuello para prolongarlo hasta el punto de que, sin anillos, se te parte el cuello.  

Reverend Dust
Lector
26 noviembre, 2012 20:31

Yo recupero la pregunta que no has contestado: ¿y ponerse pelo un tío? ¿y las liposucciones de tíos y tías? ¿y la cirugía estética masculina en general?

Javié
Javié
Lector
26 noviembre, 2012 20:33

 ¿Y cuando los hombres se someten a cirugía estética (practica cada vez mas frecuente) se puede afirmar que esta obedece a una practica antimachista?

Porque en este apartado me temo que eres tu el que haces la distinción entre sexo mas evidente, achacas a mujeres, problemas y conductas sociales que comparten ambos sexos en mayor o menor medida.

Jordi Molinari
Autor
26 noviembre, 2012 20:38

Bueno, pues suerte que no he dicho que las únicas feminazis que me gustan son las mujeres vestidas con trajes nazis…Si, ¿que pasa? Soy consciente de todas las atrocidades que hicieron los nazis, pero estéticamente su indumentaria me pone en una mujer. Y si lo exageran cual versión adulta de disfraz de Carnaval, más.

Y si, no voy a sentir vergüenza de esto o de usar el término feminazi con mujeres que se rebajen al nivel intelectual de los machistas o incluso peor. Porque si las mujeres dejan de ser el sexo inteligente, la especie humana va a irse a tomar por el culo en un pis-pas (in b4, quejas que asumir que las mujeres son por defecto más listas que los hombres es un estereotipo nocivo…)

José Torralba
26 noviembre, 2012 20:49

Jorge, en nuestro país, cada año entre 1.000 y 5.000 hombres recurren a la faloplastia de agrandamiento, y se calcula que esta cantidad corresponde al 15-20% de los que preguntan por esta operación a profesionales (el 80% restante se lo piensa). Dado que los hombres no van con sus atributos bien visibles por ahí (o no suelen), ya me dirás tú a mí cómo los puede presionar el entorno. Lo mismo te digo con los trasplantes capilares. Cada año más y más. Otros hombres, optan por raparse porque se ven así más favorecidos. Y otros no hace nada y siguen estando igual de guapos. Así que no te equivoques: siempre habrá un canon estético socialmente construido que defina qué es ser mujer y qué es ser hombre. Forma parte del entorno. Pero lo importante del entorno no es que te condicione, sino lo que hace o deja de hacerte si no te dejas condicionar. Por lo demás, en este mundo hay de todo… hombres a los que les gustan grandes, pequeñas, medianas, que apenas se fijan en eso, que prefieren el culo más o menos pequeño… si el asunto fuera una cuestión androcéntrica, ¿a quién habría que echarle cuenta? ¿se hace una encuesta?

En fin… ¿que hay mujeres que se ponen pechos porque piensan que así van a ser queridas, o porque creen que sin una talla 90 son feas porque su entorno las ha traumatizado? Sí. Se les hace un análisis psicológico en el preoperatorio. Y, si eres buen profesional, no las operas porque la cirugía no puede aportarles lo que necesitan. Pero hay mujeres que, sencillamente, han nacido con muy poco pecho y quieren tenerlo más grande. Porque sí. Al igual que hay gente que se hace una otoplastia, o una rinoplastia, o una loquequieraplastia. E igual de malnacido, y perdona que te lo diga, me parece el que va con el dedo a señalarlos y decirles “¡orejas de soplillo, orejas de soplillo!” que el que va a decirles “¡menuda falta de personalidad!”. El primero censura su físico; el segundo, algo incluso peor… su forma de ser. Y a los dos les diría lo mismo: “yo hago lo que me sale del ****** ¿quién ******* eres tú para señalarme con el dedo y creerte en posición de juzgarme?”.

Ocioso
Ocioso
Lector
26 noviembre, 2012 20:51

Me gustaría que el movimiento feminista luchara por lo que realmente importa, como abolir  la costumbre de que los hombres sujetemos la puerta para que ellas pasen delante. Cuando la puerta abre para el lado de allá y tienes que sujetarla por el lado de la bisagra notas como te crujen todas las articulaciones de los dedos, y eso no puede ser sano. Y aunque se den cuenta, no creas que se dan prisa en pasar, las muy putas.

Daniel Gavilán
Autor
26 noviembre, 2012 20:58

 Yo es que creo que la situación actual más bien apunta más bien al contrario y que poco a poco se esta viendo que lo de que las chicas se esforzaran por estar guapas no era lo machistaera algo machista: No, lo machista era que los tíos fueramos unos putos dejados porque sabíamos que a poco que tuvieramos nuestro “jaco”, nuestra cachiporra y un aspecto de troglodita capaz de llevar bisonte todos los días a la cueva, ya ibamos a tener a una chica ansiosa por nuestras carnes aunque fueramos más feos que un murciélago del revés.

Pero ahora ya se empieza a ver que no, que conforme se equilibra la situación, las chicas siguen queriendo estar estupendas y lo que cada vez se da más son los tíos que quieren estar estupendos (de hecho, últimamente veo entre la juventud que cada vez prolifera más la figura del “hombre florero” con su cuerpo 100% depilado, sus abdominales esculpidos y unos tupes que desafían la gravedad).

Probablemente dentro de unos años el machismo se vea cada vez más arrinconado para verse sustituido por una nueva tendencia: El feminis El “elitismo apolíneo“, una sociedad donde todo el mundo independiendetemente de su sexo se vean volcados a una feroz carrera para acercarse lo máximo posible a unos canones de perfección sinónimo de éxito y bienestar mientras miran por encima del hombro a todo aquel que se aleje de dicho perfil y en el que cualquier distinción de género se diluirá hasta que deje de existir (si es que no llega un período oscuro que nos devuelva a una situación en la que vuelva a reinar el imperio de la fuerza bruta, claro).

Eso sí, no os pongáis “tetas” gente. No porque sea machista o feminista, sino porque aunque parezcan lucir muy bien con un adecuado escote, la silicona es una cosa muy fea con un tacto horroroso y que con el paso de los años solo va a peor.

Reverend Dust
Lector
26 noviembre, 2012 21:13

El “elitismo apolíneo“, una sociedad donde todo el mundo
independiendetemente de su sexo se vean volcados a una feroz carrera
para acercarse lo máximo posible a unos canones de perfección sinónimo
de éxito y bienestar mientras miran por encima del hombro a todo aquel
que se aleje de dicho perfil y en el que cualquier distinción de género
se diluirá hasta que deje de existir (si es que no llega un período
oscuro que nos devuelva a una situación en la que vuelva a reinar el
imperio de la fuerza bruta, claro).

http://www.youtube.com/watch?v=kXiY1_H7NkQ

Ocioso
Ocioso
Lector
26 noviembre, 2012 21:14

Daniel Gavilán ha comentado:  la silicona es una cosa muy fea con un tacto horroroso y que con el paso de los años solo va a peor.

Daniel, si te ves mal, que sepas que te la puedes quitar.

molon labe
molon labe
Lector
26 noviembre, 2012 21:15

 “Eso sí, no os pongáis “tetas” gente.”

Y si hay que ponerselas, poneros tres, como en Desafio Total, por dios como me pone esa mujer…

Reverend Dust
Lector
26 noviembre, 2012 21:26

Molon se ha superado no haciendo referencia a los implantes capilares y mi persona.

molon labe
molon labe
Lector
26 noviembre, 2012 21:36

No me gusta hacer leña del pelo caido…

Reverend Dust
Lector
26 noviembre, 2012 22:12

Te lo agradezco. Pelillos a la mar, pues.

Javié
Javié
Lector
26 noviembre, 2012 22:48

Perdon por el off topic pero..que os ha parecido Argo, creo que voy a verla esta noche y no tengo ninguns referencia, perdon por la ortografia, pero estoy con un ipad de mierda de esos y no soy capaz de hacerlo mejor.

molon labe
molon labe
Lector
26 noviembre, 2012 23:01

 “Te lo agradezco. Pelillos a la mar, pues.”

XDD que cabron, si es que la ocasion la pintan calva…

Reverend Dust
Lector
26 noviembre, 2012 23:04

No tienes un pelo de tonto tú 😛

Juan Luis Daza
Autor
26 noviembre, 2012 23:10

 Perdon por el off topic pero..que os ha parecido Argo, creo que voy a verla esta noche y no tengo ninguns referencia, perdon por la ortografia, pero estoy con un ipad de mierda de esos y no soy capaz de hacerlo mejor.

Mu güena e interesante pero desde mi punto de vista no tanto como Adiós Pequeña, Adiós o The Town.

samanosuke
samanosuke
26 noviembre, 2012 23:51

El Armin te lo dice todo mucho más bonito, pero yo soy más guapo.

Aquí en ZN también le hicieron una reseña que estuvimos comentando algunos de los que la habíamos visto, más o menos las sensaciones son las mismas, muy buena pero a algunos nos entusiasmo menos que a otros.

Ocioso
Ocioso
Lector
26 noviembre, 2012 23:57

samanosuke ha comentado: pero yo soy más guapo.

Esto….el señor que preside tu blog tiene tetas. ¿Hay algo que nos quieras contar? Te lo digo porque no vas a encontrar un hilo de comentarios mas apropiado que este en todo Internet.

Javié
Javié
Lector
27 noviembre, 2012 0:31

 Samano y Armin, muchas gracias por la info, que majos sois, y sin cobrar ni nada, al final se me ha hecho tarde así que la dejo para mañana, antes de dormir un poco de porn..de lectura antes de realizar la llamada a Morfeo.

P.D:¿ Habéis escrito ya la carta a sus majestades los reyes magos de oriente?, en caso afirmativo, ¿Vais a pediros el METAMAUS o despues de leer a Millar y Bendis, Spiegelman es poca cosa para ustedes?

4d2i4n
4d2i4n
Lector
27 noviembre, 2012 0:32

 un ipad de mierda de esos

 Ese comentario puede ofender a quienes nos contentamos con una tablet de segunda. Aprende a valorar las cosas maldito consumista de mercado.

Juan Luis Daza
Autor
27 noviembre, 2012 0:40

 Metamaus va para estas fiestas, joder que sí. Pero lo mejor es que lo de mi dilema moral entre mis ganas de comprar Kick-Ass 2 y que mucha gente con criterio me dice que es mierda ha llegado a un final feliz. El mes que viene mis amigos me lo van a regalar para mí cumpleaños, suerte de ser un “friki” al que sus colegas le tienen que preguntar qué quiere para ese día tan señalado porque es jodidamente difícil regalarle algo que no tiene. Así si no me mola no me ha costado un napo, soy el mal personificado en un cuerpo fibroso y dionisiaco, lo sé.

samanosuke
samanosuke
27 noviembre, 2012 0:45

Ocioso: yo, como Lisbeth Salander, soy un icono antifeminista, ¡he caído y me he puesto tetas!

¿Vais a pediros el METAMAUS o despues de leer a Millar y Bendis, Spiegelman es poca cosa para ustedes?

xDDDDD Hombre, las obras maestras hay que leerlas de una en una y con reposo, después de Kick Ass 2 MetaMaus no se merece la comparación.

 un ipad de mierda de esos

Siempre he defendido que si Apple lanza la iCagarruta de pájaro, le pone un pero mascao por detrás (¿cuál es la parte de atrás de un mojón? Son cosas de las que Nietzche se olvidó) y la vende por 400€ ese año sería el que más beneficios consiguieran.

samanosuke
samanosuke
27 noviembre, 2012 0:47

Por cierto Ocioso, me gustaría saber cómo has deducido lo de las tetas, teniendo en cuenta que el personaje está de espaldas. ¿Años y años de entrenamiento descodificando el Plus con los ojos entrecerrados?

Javié
Javié
Lector
27 noviembre, 2012 0:50

 d2i4n

ha comentado




 Ese comentario puede ofender a quienes nos contentamos con una tablet de segunda. Aprende a valorar las cosas maldito consumista de mercado.





Por lo tanto aquí el único consumista eres tu, ya que yo no tengo ni tablet ni nada, estaba en casa de unos amigos y había una chatarra de esas por allí rodando, he peguntado si estaba conectado a Internet y he comentado desde ahí ya que el tema de la conversación oscilaba entre La que se avecina y como cocinar el pollo al ajillo.

Yo soy un tipo tradicional, leo en papel y dibujo a lápiz y plumilla calibrada, tablet ni tablet…Un pico y una pala os daba yo!!

Javié
Javié
Lector
27 noviembre, 2012 0:55

 amanosuke

ha comentado el 27 noviembre, 2012 a las 0:47h

Por cierto Ocioso, me gustaría saber cómo has deducido lo de las tetas, teniendo en cuenta que el personaje está de espaldas

Arhgggg, sal de mi cabeza maldito, iba a preguntarle justo lo mismo a continuación, ten en cuenta también el factor edad, lo mismo ha entrado en otra pagina como yuvutu pensando que era tu blog, ainsss Yuvutu, porno para señores mayores.

P.D: Armin, no seas cabron, no hagas que los chavales se gasten la pasta en eso en serio, el otro día me leí de un tirón casi 40 paginas en FNAC y la verdad es que es un poco lamentable, anda que no hay cosas mejores que te podrían regalar, incluso dejando a un lado los juguetes eróticos, también hay muchos cómic donde elegir que aun te falten. coff coff Swampy coff.

Juan Luis Daza
Autor
27 noviembre, 2012 1:18

 Ocioso habla de las supuestas tetas del Samanosuke del avatar del idem.

Esta decidido lo de Kick-Ass 2, pillármelo me lo iba a pillar por pura cabezonería (vengo de antepasados vascos y tengo familia en Vitoria) de modo que mejor sin soltar un duro, ya se lo pagaré con amistad  infinita a mis allegados y con sexo oral esporádico si hace falta.

Javié
Javié
Lector
27 noviembre, 2012 1:34

 Bueno, al menos lee el METAMAUS  juto al terminar Kick Ass 2, está demostrado que si te demoras mas de la cuenta, puede salirte urticaria en el glande.

P.D: ¿Habrá alguien de los habituales que nunca haya leído MAUS?, no lo digo con prepotencia en absoluto, solo por curiosidad, es como si un amante de la literatura en prosa no ha leído a Cervantes.

Juan Luis Daza
Autor
27 noviembre, 2012 1:41

 Maus es un cómic que no tendría que leerse, tendríamos que tener el recuerdo de haberlo leído de fábrica implantado en el cerebro al nacer, todas las personas del mundo.

Para mí es “el cómic”.

Javié
Javié
Lector
27 noviembre, 2012 1:59

 Curioso, en menos de 3 días he leído esa misma frase a dos personas que respeto bastante, a Raul Lopez y ahora a ti.

Juan Luis Daza
Autor
27 noviembre, 2012 2:15

 Ay, calla tonto que me sonrojas.

Reverend Dust
Lector
27 noviembre, 2012 2:17

¿Habrá alguien de los habituales que nunca haya leído MAUS?
*silba y retrocede lentamente, pasito a pasito…*

Javié
Javié
Lector
27 noviembre, 2012 2:32

 Reverend, en serio, ¿Que problema tienes con los clásicos?, te leo a diario subirte al carro de multitud de colecciones y series regulares que en el noventa por ciento de los casos no pasarán de basura o normaluchas si me apuras, a mi me faltan cosas, pero si aceptas un consejo de este humilde servidor, lee primero todo lo que viene antes con el calificativo “must have”, que tratándose de cómic americano, suele ser sinónimo de “bastante mejor”.

Ataúd Johnson
Ataúd Johnson
Lector
27 noviembre, 2012 8:15

 Y en el caso de Maus,sólo empezarlo y leer en dos páginas cómo el padre le explica lo que son los amigos,te deja hipnotizado y espantado para el resto.

Recomiendo a todos los que no lo han leído que se acerquen a la tienda de turno y lean esas dos primeras páginas,si no haces lo posible por llevártelo ya sí que no lo entiendo.

jorgenexo
jorgenexo
27 noviembre, 2012 9:48

Torralba, atendiendo a tu comentario 44. ¿Señalo yo a alguien con el dedo, cuestiono a los individuos que optan por hacerse tal o cual cosa? No. Entiendo perfectamente a todo dios y respeto sus acciones. Faltaría más. Sólo lamento profundamente vivir en una sociedad de la que se derivien determinados comportamientos. Y afirmo que los cánones estéticos, tanto para mujeres como para hombres, están defenidos desde criterios tradicionales de atribución de características a cada género. He dejado bien claro arriba que los tíos tenemos lo nuestro, pero eso no invalida mi tesis que la presión social sobre el aspecto de las tías ha sido, es y será mayor.
De todas formas, con comentarios como los vuestros y los de tantas y tantas personas tengo claro que las cosas no van a cambiar para mejor en la puta vida; básicamente porque no queremos. Preferimos incluso inventarnos enemigos invisibles (esas feminazis conspiratorias en la sombra) o remitirnos a comportamientos equivalentes en los hombres: cirugía mamaria=implantes capilares, ole vuestros huevos, antes que reconocer que el tema da mucho por el culo (o no: lo que tengo cada vez más claro es que a la peña le parece bien, las cosas le parecen correctas, mi problema soy yo y mis paranoias).
Eso sí: el día que entre los hombres se imponga un elemento tan retorcido como los tacones de aguja o que nos pintemos el jeto como una puerta para bajar a comprar el pan ¿hablaremos de igualdad? Seguramente sí, pero es que lo que estamos viviendo, paradójicamente, es una igualdad inversa: en vez de que las mujeres alcancen libertad sobre sus condicionantes de género, se liberen de ellos, no sólo son cada vez más presas de los mismos, si no que ahora los hombres nos creamos las nuestras propias.
Sé que la mayoría no vais a entender esta frase, pero la dejo por si acaso suena la flauta: el objetivo no es que las mujeres puedan ser militares, el objetivo es que no haya ejércitos.

Reverend Dust
Lector
27 noviembre, 2012 11:02

a comportamientos equivalentes en los hombres: cirugía mamaria=implantes
capilares, ole vuestros huevos, antes que reconocer que el tema da
mucho por el culo

Perdona, Jorgenexo, pero el equivalente masculino a “ponerse tetas” es “ponerse más polla”, pero ésa la has pasado por alto, con su dato estadístico incluido.

Y lo que deriva de tu comentario finalmente es que lo que buscas es una utopía en la que las apariencias no importen para ningún sexo y seamos todos almas iguales preocupadas únicamente por nuestras personalidades y sentimientos… Eso se llama Paraíso, sale en la Biblia y, por desgracia, es un elemento mitológico. De nada, Jorge.

Ocioso
Ocioso
Lector
27 noviembre, 2012 11:16

No, el equivalente a las tetas es inflarse en un gimnasio. Antes era el peluquín, pero parece que la calvicie ya no es un problema para nadie.
Las tetas y el cuerpo inflado se ofrecen a ambos sexos sin distinción. Son para ir fardando por la playa, las terracitas y la disco.
El alargamiento de polla es algo mas privado, para tu pareja y cuatro escogidas/os mas. No vas con la chorra al aire por la playa, las terracitas y la disco. O no deberías.

A mí me parece que unas tetas siliconadas son como llevar un cartel colgado del cuello que ponga “Quiereme”. Por supuesto generalizando mucho, mucho, mucho. 

Jordi Molinari
Autor
27 noviembre, 2012 11:47

Pero Jorge, negar la existencia del hembrismo es absurdo (por más que se use el término despectivo de “feminazis”). Yo lo que digo es precisamente muy similar a lo que tu dices, que en vez de eliminar los enemigos que ya hay, se crean nuevos que precisamente hacen que todo lo bueno que está consiguiendo el feminismo quede en nada. Precisamente este sentimiento de “si eres hombre, blanco y de clase media, eres el problema” es uno de los grandes males de nuestra sociedad actual. Que muchos de los que han hecho (y están haciendo) un gran mal cuadren en esta descripción, no me convierte en un problema a mi por encajar en la misma descripción, ni tengo que pedir perdón por sus actos. Es otra absurdidad.

Y entiendo perfectamente tu última frase, básicamente porque también es mi pensamiento para el tema de heteros/homosexuales 😉

Reverend Dust
Lector
27 noviembre, 2012 11:49

Reverend, en serio, ¿Que problema tienes con los clásicos?, te leo a
diario subirte al carro de multitud de colecciones y series regulares
que en el noventa por ciento de los casos no pasarán de basura o
normaluchas si me apuras

Pequeñas diferencias: Javié. Maus es una obra para tener en formato físico, en mis manitas y pagando, mientras que la multitud de colecciones y series regulares normaluchas (la basura ya la voy desterrando a medida que constato que lo es) lo tengo en formato digital, es decir, inmediato y a precio… ejem… “muy bajo”…

Con lo cual, las comparaciones con Maus no tienes que hacerlas frente a ese cúmulo de series estándar, sino como ya he dicho en otras ocasiones, el Swamp Thing de Moore, From Hell, Hellblazer, Flex Mentallo, la Patrulla-X de Claremont (esta noche termino el Omnigold 2 :P), o el Warlock clásico, que son los de la pila física ya comprada, como lo estará Maus en un futuro cercano/lejano.

Por otra parte, tienes que ser consciente de que para valorar este tipo de obras maestras y etapas clásicas es necesario leer cosas ligeras en medio, como ha hecho todo el mundo. De lo contrario sería incapaz de apreciar la verdadera grandeza de esas obras o, de apreciarlas, cualquier cosa que leyera después me parecerían productos despreciables y superados… aunque me ahorraría dinero con esto último (si bien no he pagado por nada que no supiera fijo que me encanta, como la X-Force remenderiana, varias series del NUDC, y alguna que otra de Image).

jorgenexo
jorgenexo
27 noviembre, 2012 11:50

Y lo que deriva de tu comentario finalmente es que lo que buscas es una utopía en la que las apariencias no importen para ningún sexo y seamos todos almas iguales preocupadas únicamente por nuestras personalidades y sentimientos…

No, no flipemos: me conformaría simplemente con que se reconociera que la sociedad atribuye y condiciona comportamientos de género que consolidan situaciones de desigualdad. Recogiendo el tema del cuerpo “inflado” que comenta Oci, y omitiendo las demencialidades culturistas y sus “complementos”, un cuerpo masculino calificado como atractivo es un cuerpo atlético, un cuerpo danone, fruto del ejercicio físico más o menos intensivo. ¿Quieres desarrollar pectorales? A machacarte. Un cuerpo Beckam se consigue ejercitando tu cuerpo lo que, además, tiende a redundar en tu beneficio en términos de salud. Pero un cuerpo “señora de Beckam” (no me acuerdo cómo se llama ahora, sorry) no se consigue sólo con ejercicio, necesita cirugía. ¿Por qué? ¿Porque a la tipa esta le apetece que le abran el pecho y le metan un cuerpo extraño o porque en el entorno en el que se mueve y sus propios prejuicios adquiridos le condicionan a ello? ¿Qué le pasa a Kiera Kinightly en muchas de las imágenes en las que aparece, promocionales de sus pelis o en campañas publicitarias? Que le “inflan” digitalmente las tetas (y no es la única): ella no se opera, lo que me resulta especialmente meritorio teniendo en cuenta que obtendría mayor rendimiento de su imagen con, al menos, una 90. Los comentarios sobre el reducido pecho que lucía Pipper Perabo en Looper han sido numerosos: estamos tan acostumbrados a un tipo de tetas standard que cuando vemos algo que se sale de lo habitual nos choca… negativamente.
¿Elección personal, decisiones fruto del ejercicio de la libertad individual? Sí, pero no.

Reverend Dust
Lector
27 noviembre, 2012 11:59

Los comentarios sobre el reducido pecho que lucía Pipper Perabo en Looper han sido numerosos

Pero eso es gente cultivada en el porno, no jodamos, que en cuanto ven pecho pequeño se lo imaginan mejor operado. ¿Qué clase de tío prefiere ver/sobar pechos operados a pechos pequeños pero naturales? Evidentemente nadie con dos dedos de frente. “Buah, este filete está muy hecho, dame ése de plastilina que ha hecho tu hijo”. No es lo normal, y lo dice alguien que prefiere un pecho generoso a uno pequeño, pero siempre natural.

Y aquí ya entramos en que vivimos en una sociedad en la que el 90% de los hombres ve o ha visto porno más de una vez y de dos y de tres (el otro 10% son ciegos, viejos sin internet ni erecciones y menores de 12 años), donde el rol femenino tiende a la devaluación y humillación completa y donde el culto al cuerpo se reduce a tener más tetas, todo depilado como si nunca hubiera habido pelo y completamente sometida, si bien el tío debe estar igualmente depilado y con un pollón del 15, pero en cualquier caso queda como dominante y muchos tíos se sienten identificados con él aunque se la cojan con pinzas.

Y ése sería otro debate que no llegará a ningún lado porque, a pesar de todo, vamos a seguir viendo porno, asumamos o no los roles de dominantes.

Mr. X
Mr. X
Lector
27 noviembre, 2012 12:00

 “Los comentarios sobre el reducido pecho que lucía Pipper Perabo en Looper han sido numerosos”

Joder, ¿dónde se discutió eso? ¡me pierdo siempre las charlas más interesantes!

Ocioso
Ocioso
Lector
27 noviembre, 2012 12:03

En Tres mujeres para un caradura (L.A. Story), una peli que hacía sangre a costa del superficial mundo de Hollywood, Steve Martin se encamaba con una aspirante a actriz (creo) y le decía algo así como “¿Qué les pasa a tus tetas? Están raras” Y ella contestaba “Es que son naturales”
Puede que eso no llegue nunca a las rudas provincias del norte, pero en Marbella debe de ser el pan nuestro de cada día.
Por cierto, la chica era Sarah Jessica Parker, todo un ejemplo de naturalidad dentro y fuera de la pantalla.

Mr. X
Mr. X
Lector
27 noviembre, 2012 12:04

 “Pero eso es gente cultivada en el porno, no jodamos, que en cuanto ven pecho pequeño se lo imaginan mejor operado.”

Alabemos a esa gran excepción en la regla que es Sasha Grey, que por cierto anda rodando con el bueno de Vigalondo http://www.lashorasperdidas.com/index.php/2012/11/16/primera-foto-del-rodaje-de-open-windows/

Ocioso
Ocioso
Lector
27 noviembre, 2012 12:09

Mr. X ha comentado: Alabemos a esa gran excepción en la regla que es Sasha Grey

Pronúnciese “Chacha” Grey, que suena como mas servil.
Ejemplo de uso: “Tengo una Chacha que viene a casa a limpiarme el sable”

Mr. X
Mr. X
Lector
27 noviembre, 2012 12:12

 “Pronúnciese “Chacha” Grey, que suena como mas servil.”

¿Por quién me toma? Nunca le haría eso a una mujer que me ha deparado tantos momentos de felicidad.

jorgenexo
jorgenexo
27 noviembre, 2012 12:19

Rev., no creo que haya que irse al “porno” para encontrar las fuentes de los cánones de belleza femenina imperantes… El porno es, quizás, el reflejo a nivel casi paródico del tema, pero en otros ámbitos (publicidad, música, televisión, cine “no porno”, qué decir del mundo de la moda, incluso el arte más puramente plástico) es tan evidente o más.
Y eso de que ¿Qué clase de tío prefiere ver/sobar pechos operados a pechos pequeños pero naturales?… pues mira, yo diría que un alto porcentaje; la mayoría, si nos quedamos en el ver. Si no fuera el caso, no habría motivo para que existiera la “necesidad” de operárselos.

Por cierto, lo del pollón del 15 me temo que se queda corto para los estándares del género, y eso sí que influye indudablemente en las operaciones de aumento de pene: lo curioso del tema (salvo casos médicos, incido) es que nadie te va a valorar mejor por tener dos o tres centímetros de polla ni vas a conseguir dar más placer a nadie con ellos, es una resolución (o un intento de resolución) de un complejo personal que condiciona algo tan personal como tu vida sexual (salvo, claro, que seas actor porno y te ganes la vida con el tamaño de tu polla). Pero lo de la operación de tetas tiene un componente eminentemente social, de proyección individual a través de tu físico. La base es similar (solventar una insatisfacción con una parte de tu cuerpo y lograr mayr autoestima e, hipotéticamente, éxito social), pero la proyección, en cuanto a visibilidad de los efectos de la operación, es bien diferente.

Reverend Dust
Lector
27 noviembre, 2012 12:22

Pero lo de la operación de tetas tiene un componente eminentemente social, de proyección individual a través de tu físico.

Pero porque está mal visto ir con la chorra al aire, si no yo ya me ponía un lacito y…

Reverend Dust
Lector
27 noviembre, 2012 12:25

P.D. Me encantaría ver a Jorgenexo en la redacción de una de estas revistas que critican si una actriz tiene el culo plano o si a otra le ha salido algo de celulitis… Que yo pensé “Esto tiene que estar llevado por tíos”, pero luego ves a las redactoras y articulistas y, salvo que firmen con nombre de tía, son mujeres xD Es más, que alguien pague el viaje a Jorge y le grabe.

Ocioso
Ocioso
Lector
27 noviembre, 2012 12:40

¿Por qué un pecho que se escapa de un sostén y asoma por el escote es algo picarón y bonito, y que se te salga un huevo del tanga está mal visto? ¡Feminazismo!
Deberían fabricarse gallumbos con un pequeño escote a la altura de los testículos para que los hombres coquetos pudieran lucir canalillo. Seguro que también se puede hacer algo para subirlos y juntarlos. Y el que tenga la suerte de tener una peca…

Reverend Dust
Lector
27 noviembre, 2012 12:45

Ojo, que ya hay pantalones con relleno, pero para las nalgas, para subir cachete si tienes culo-carpeta.

José Torralba
27 noviembre, 2012 13:02

Por dios, jorge ¿ése es tu nivel de debate hoy? ¿hablar de Victoria Beckham? Joder. No sé si estás siendo populista o es que vas de refilón en estas cosas. Por seguirte un poco la corriente… ¿y la gente en general a quién prefiere, a Victoria Beckham o a Keira Knightley? Eso el que no prefiere a ninguna de las dos y dice que le gustan las mujeres con curvas, claro.  ¿Los comentarios sobre el reducido pecho de Pipper Perabo son numerosos? Vale ¿y? Un hombre tiene perfecto derecho a expresar sus gustos sexuales en público. Las mujeres, ojo, hacen lo mismo… de hecho es gracioso el caso de Looper, porque tengo amigas que me han comentado que Gordon-Levitt no da el tipo como héroe de acción. Que está demasiado flaco y le están saliendo muchas entradas para la edad que tiene.

Comentarios de la prensa rosa aparte, veo que pasas hábilmente por alto las “demencialidades culturistas y sus complementos”. Supongo que mismo te destroza la teoría que la gente sepa que, para los hombres, un cuerpo danone a veces se consigue machacándote, y a veces se consigue con una combinación de EAAs más una dieta proteica estricta que te dejan el riñón y el hígado hecho puré. E incluso sin los complementos, “machacarte” no es bueno, ni redunda en tu beneficio en términos de salud: tendinitis, rotura de ligamentos, desgarros musculares, subluxaciones, luxaciones, degeneración de los cartílagos articulares… así que no, lo siento. Cosas como “machacarse” y “hacerse polvo” no son sanas. Hacer un ejercicio saludable es otra cosa. En otro orden de cosas, si la base de maquillaje que usan las mujeres para “pintarse como una puerta” es buena y tiene factor de protección solar, es cojonuda para su salud, créeme.

El caso es que no sé a dónde quieres llegar. “Afirmo que los cánones estéticos, tanto para mujeres como para hombres, están defenidos desde criterios tradicionales de atribución de características a cada género”. Cambia género por sexo (el género es gramatical o taxonómico, no sé qué problema tenéis cierta gente con la palabra “sexo”… o sois curas u los ingleses con su “gender” os han colonizado muy pronto) y te doy la razón. ¿Y? Tu ropa está definida por criterios tradicionales, tus gustos deportivos están definidos por criterios tradicionales, tus lecturas están definidas por criterios tradicionales, etcétera, etcétera. Es el entorno. No puedes liquidarlo. He dejado bien claro arriba que los tíos tenemos lo nuestro, pero eso no invalida mi tesis que la presión social sobre el aspecto de las tías ha sido, es y será mayor”. Eso es porque tú y yo hemos salido heterosexuales y con gustos dentro de la media. Si de niño te hubiera gustado jugar con muñecas en vez de con muñecos más de uno te diría lo que es la presión social. Y viceversa.

“Me conformaría simplemente con que se reconociera que la sociedad atribuye y condiciona comportamientos de género que consolidan situaciones de desigualdad”. Roles sexuales. El “comportamiento de los géneros” consiste en que las palabras terminadas en “a” suelen ser femeninas y cosas así. Por otra parte, sí, la sociedad atribuye y condiciona roles sexuales que consolidan situaciones de desigualdad. A veces, sólo consolidan la diferencia que hay entre hombres y mujeres (esa que siempre habrá, porque es biológica), pero sí. Ahora bien ¿ponerse pechos? No tiene por qué estar condicionado por una situación de desigualdad. El canon estético al respecto es muy variable. Hay mujeres que tienen y quieren más, hay mujeres que no tienen y quieren algo proporcionado y hay incluso mujeres que tienen demasiado y quieren quitarse (y además es estupendo, porque la desproporción por arriba puede dar problemas de espalda). La cuestión es vivirlo con naturalidad. Y sí, sí estás señalando. Concretamente, a todas las que se han puesto pecho. Tú sabes… como esos fachas que dicen “los gitanos son todos unos ladrones” y después dicen que no han señalado a ninguno.

Javié
Javié
Lector
27 noviembre, 2012 13:07

 

Ocioso
ha comentado el 27 noviembre, 2012 a las 12:40h

¿Por qué un pecho que se escapa de un sostén y asoma por el escote es algo picarón y bonito, y que se te salga un huevo del tanga está mal visto? ¡Feminazismo!
Deberían fabricarse gallumbos con un pequeño escote a la altura de los testículos para que los hombres coquetos pudieran lucir canalillo. Seguro que también se puede hacer algo para subirlos y juntarlos. Y el que tenga la suerte de tener una peca…

Enhorabuena, este ha sido uno de los comentarios mas gracioso que te he leído, sin duda las 13:40 es tu hora.

José Torralba
27 noviembre, 2012 13:13

  nadie te va a valorar mejor por tener dos o tres centímetros de polla ni vas a conseguir dar más placer a nadie con ellos, es una resolución (o un intento de resolución) de un complejo personal que condiciona algo tan personal como tu vida sexual (salvo, claro, que seas actor porno y te ganes la vida con el tamaño de tu polla). Pero lo de la operación de tetas tiene un componente eminentemente social, de proyección individual a través de tu físico. La base es similar (solventar una insatisfacción con una parte de tu cuerpo y lograr mayr autoestima e, hipotéticamente, éxito social), pero la proyección, en cuanto a visibilidad de los efectos de la operación, es bien diferente.

Entre el “yo diría que un alto porcentaje” del párrafo anterior –así, a ojo, bla… total, hay gente que se gana la vida sacando esos porcentajes pero diré que son altos, porque me viene bien– y este otro párrafo… buf. Es que este párrafo es genial. Básicamente dices que la faloplastia está bien porque resuelve un complejo personal que condiciona algo tan personal como tu vida sexual. Es decir. Bien, bravo, chaval, resuelve tu complejo. Sé feliz. Pero lo de aumentar los pechos… joder, no. Eso es social. Estás condicionada por tu entorno y por una sociedad falocrática. No tienes personalidad y, encima, estás traicionando a las camaradas de la lucha por la igualdad. Bien, joder, bien. Luego con decir que “la sociedad atribuye y condiciona comportamientos de género que consolidad situaciones de desigualdad” mientras se mira a los demás, está todo arreglado.

Ocioso
Ocioso
Lector
27 noviembre, 2012 13:28

Javié ha comentado: este ha sido uno de los comentarios mas gracioso que te he leído,


Vaya por dios, para una vez que me pongo a hablar en serio. Pero muchas gracias de todas formas 😉

sin duda las 13:40 es tu hora.

Sin duda tienes por ahí un reloj sin adaptar al horario de invierno.

Javié
Javié
Lector
27 noviembre, 2012 13:30

 Consideramé un visionario, hubieras tardado diez minutos mas en comentar y hubiésemos cerrado el circulo como en Looper.

Jordi T. Pardo
Autor
27 noviembre, 2012 13:30

¿Y si a mí me gusta tanto Christina Hendricks como Milla Jovovich, para mí dos prototipos de mujer bastante diferentes a nivel físico, qué tipo de problema mental o condicionante social tengo? :/ Porque esto de que las mujeres se ponen pechos por nuestra culpa ya empieza a ser un argumento un poco rancio…

Ocioso
Ocioso
Lector
27 noviembre, 2012 13:47

Jordi T. Pardo ha comentado: ¿Y si a mí me gusta tanto Christina Hendricks como Milla Jovovich, para mí dos prototipos de mujer bastante diferentes a nivel físico, qué tipo de problema mental o condicionante social tengo?

Trastorno bipollar.

jorgenexo
jorgenexo
27 noviembre, 2012 13:51

Torralba, extraes juicios de valor sobre mis comentarios que no realizo en ningún momento. Y los extraes en base a tus prejuicios, por una parte y a tu incapacidad para entender que mi discurso se basa en condicionantes y pautas socialmente impuestas, no en conductas individuales.
Y si no entiendes esto, te lo digo más clarito hombre: ¿De dónde hostias sacas que yo diga que la faloplastia o la cirugía mamaria estén bien o mal o que una esté bien y otra esté mal? Yo digo que responden a condicionantes diferentes, nada más. Y que la extensión de las cirugías mamarias entre las mujeres responde a un canon de belleza socialmente predeterminado, mientras que el incremento de las operaciones de alargamiento de la polla entre los tíos no responden a un canon de belleza o a unos criterios de imagen socialmente aceptable o valorada como deseable, responde, en significativa mayor medida a otros criterios. No enjuicio ni unos ni otros, sólo digo que los resultados de una operación son más visibles que otros y que, en términos de proyección social, son netamente diferenciables.
Y otra cosa, que parece que te toca especialmente los cojones: utilizo género en vez de sexo para diferenciar el comportamiento de un individuo de su biología. Y no lo hago yo por mi puto capricho, es un uso extendido en ciencias sociales. Entiendo que a los defensores del machismo lingüístico os joda y os resulte difícil de asimilar, pero los roles comportamentales asociados a uno u otro sexo son, cuando menos, relativos. Así que no, no tengo ningún puto problema con la palabra sexo. Lo que pasa es que yo no estoy hablando de biología, estoy hablando de sociología y a nosotros nos gusta emplear el concepto género para difernciarlo del concepto sexo, principalmente porque, mal que os joda o pese al esfuerzo de alginos, no siempre son coincidentes.

Jordi Molinari
Autor
27 noviembre, 2012 14:14

Sobre el tema de pechos pequeños/silicona, yo he tenido discusiones en que mujeres como Milla Johovich no la consideraban un sex-symbol porque no tenía tetas. Malin Akerman, la espectacular Espectro de Seda II lo mismo. Y si, antes de Looper, ya me tuve que tragar lo mismo con Piper Perabo mentando “El Bar Coyote”.

Y por contra, Cristina Hendricks no me pone demasiado la verdad, demasiada teta en una mujer que tampoco es especialmente guapa. Antes prefiero una Monica Belluci o Sofia Vergara. Y ojo, que yo he visto muchísimo porno, pero en mi cabeza se diferenciar. Incluso aunque haya casos que para ver no me importa que lleven silicona (siempre que la operación esté bien hecha y estén más o menos proporcionales con el resto de su cuerpo), fui de los primeros que pegó un grito en el cielo cuando se puso esas monstruosidades nuestra adorada y compatriota Rebeca Linares.

Lemmytico
Lemmytico
Lector
27 noviembre, 2012 14:18

 demasiada teta

Ha sido ver esto y dejar de leer.

Jordi Molinari
Autor
27 noviembre, 2012 14:21

Teta que la mano no cubre no es teta sino ubre. Ubres no gracias. Ah, y un tema musical para ilustrar que ya hemos superado los 100 mensajes:

Ni de ellos ni de ellas

Reverend Dust
Lector
27 noviembre, 2012 14:22

¿De dónde hostias sacas que yo diga que la faloplastia o la cirugía
mamaria estén bien o mal o que una esté bien y otra esté mal? Yo digo
que responden a condicionantes diferentes, nada más.

¡Y una polla (nunca mejor dicho)! ¿O vas a negar que en esta sociedad se inculca de igual modo el “un buen par de tetas” que el “una buena polla”, tanto en publicidad (esos anuncios de ropa interior masculina con torsos apolíneos y paquetes nachovidalescos) como en series de televisión y películas? Todo se reduce al factor visual: un pene estándar (ni grande ni pequeño, funcional) proporciona el mismo placer que un macro-pene a nivel físico, del mismo modo que unos pechos estándar (ni grandes ni pequeños) atraen y proporcionan el mismo placer visual que unas macro-tetas. Incluso me atrevería a decir que unos pechos excesivos producen más rechazo que unos pechos pequeños, pero bueno, en todo momento hablamos del target medio de esos órganos, luego ya entran gustos.

Si yo me siento culpable por mi físico es porque la sociedad me dicta que no debería a estar así por mucho que mi pareja pueda decirme “Yo te quiero igual” o “Me resultas muy atractivo así”. ¿Que la culpa es nuestra? Por supuesto. Pero si usamos la maquinilla de afeitar es por cuestiones estéticas arraigadas en lo “socialmente aceptable” de la misma forma que una mujer no se deja crecer bigote o tener las piernas tan peludas como las de un hombre. ¿Que entonces lo que hay que arrancar es el concepto de lo “socialmente aceptable”? Por supuesto. ¿Que lo socialmente aceptable se ha cebado más en la mujer? Por supuesto. ¿Que se puede cambiar? Ni de coña.

No se puede derribar el concepto de “socialmente aceptable” salvo que alguien haga borrón y cuenta nueva con la propia sociedad. Educación e historia se han encargado de ello y a lo único que se puede aspirar es a pequeños triunfos, pero vivimos desde hace años en una época del culto al cuerpo y, sobre todo, a la novedad o extrañeza. ¿Por qué? Por salir de lo rutinario. Extrañamiento contra automatización. Os invito a contar la de ojos azules que aparecen en las series de televisión y películas. ¿Por qué? Porque es lo raro, lo nuevo, lo que destaca sobre lo demás. En esto se ancla el querer tener más tetas o más polla: en querer tener más tetas QUE LA DE AL LADO o más polla QUE EL DE AL LADO. Competencia, supervivencia del más apto, blablabla.

No trato de justificar las posturas machistas con la genética, pero creo que nuestro problema es de especia. Concretamente del uso de razón. Cuando te citaba el Paraíso inicialmente no lo hacía como una exageración vaga: Adán y Eva hasta que no mordieron de la manzana de ese árbol del conocimiento no se dieron cuenta de que estaban desnudos, no fueron conscientes ni de sus propios cuerpos ni de los ajenos. Esto no deja de ser mitología, ¿pero a cuántos años atrás se remonta? Pues eso. Sólo han cambiado los métodos para adaptarse (cirugía), pero en el fondo seguimos queriendo tener más mujeres que el de la cueva de al lado.

Lemmytico
Lemmytico
Lector
27 noviembre, 2012 14:25

 Teta que la mano no cubre no es teta sino ubre. Ubres no gracias. 

Prueba palpable (nunca mejor dicho) de que la sabiduría popular APESTA. 

Reverend Dust
Lector
27 noviembre, 2012 14:26

Lemmy es más de “Teta que no abarca mano no es teta sino grano”.

José Torralba
27 noviembre, 2012 14:26

No enjuicio ni unos ni otros, sólo digo que los resultados de una operación son más visibles que otros y que, en términos de proyección social, son netamente diferenciables.

Claro que los enjuicias. De todas formas, dos apuntes: descontando los casos en los que la desproporción morfológica conlleva una disfunción en la práctica sexual, los hombres que consultan por el alargamiento de pene han sido condicionados por su entorno de una forma (hablando de tamaños entre amigos) u otra (hablando con una mujer haya visto más de una, o que haya comentado con amigas el tema). Y el segundo… los pechos no son más visibles que un tabique nasal desviado o unas orejas anormalmente separadas. Lo que intento que comprendas es que estas cuestiones van más allá de las diferencias entre sexos… atañen a un canon estético para el hombre y para la mujer, y a las desviaciones fenotípicas de los distintos individuos  con respecto a a él. Naturalmente el canon está creado por el entorno, que integra condicionantes biológicos (la simetría facial como atractiva porque atávicamente la asociamos a estabilidad genética, el desarrollo corporal como signo de virilidad, las curvas como indicativo de fertilidad) y culturales (la tez blanca como bella de antes, o el moreno tostado de ahora), pero ajustarse perfectamente a él es complejo.  Cuando la desviación entra dentro de la norma, generalmente se acepta. Es más, surgen preferencias entre los distintos individuos, y algunas veces el carácter observado ni siquiera es determinante (¿escoger a la pareja por el tamaño de sus pechos?). Pero a lo que iba: cuando la desviación no entra dentro de la norma, aparece un complejo. Para unas son pechos pequeños, para otros ser demasiado bajos o tener el pie pequeño.

Utilizo género en vez de sexo para diferenciar el comportamiento de un individuo de su biología. Y no lo hago yo por mi puto capricho, es un uso extendido en ciencias sociales.

La traducción correcta de “gender” en ciencias sociales es “psicosexual”, ya hablemos de rol, identidad, orientación o lo que sea. Lo de género es un anglicismo adoptado por su condición de false friend.

jorgenexo
jorgenexo
27 noviembre, 2012 14:33

un pene estándar (ni grande ni pequeño, funcional) proporciona el mismo placer que un macro-pene a nivel físico,
Joder, los que la tenéis pequeña siempre con el mismo discursito…

Pero si usamos la maquinilla de afeitar es por cuestiones estéticas arraigadas en lo “socialmente aceptable” de la misma forma que una mujer no se deja crecer bigote o tener las piernas tan peludas como las de un hombre.
Claro que sí, hombre: un tío sin afeitar recibe exactamente el mismo tipo de rechazo que una tía con todo el mostacho al aire.  Y lo mismo si lo aplicamos a depilación de otras partes del cuerpo, axilas incluidas. Yo no digo que los tíos estemos exentos de lo nuestro (insisto) sólo digo que la presión social al respecto es infinitamente menor en nuestro caso… y que responde a criterios, objetivos y posicionamientos radicalmente diferentes.

Mira, Rev. te quiero mucho, pero no tienes razón. Bueno, ni tú ni el resto de quienes me la estáis negando, aunque entiendo que es mejor vivir en determinadas inopias que asumir según qué realidades.

jorgenexo
jorgenexo
27 noviembre, 2012 14:39

La traducción correcta de “gender” en ciencias sociales es “psicosexual”, ya hablemos de rol, identidad, orientación o lo que sea. Lo de género es un anglicismo adoptado por su condición de false friend.
A ver, Torralba, no me digas cómo hostias se traduce correctamente en ciencias sociales “gender”, joder, que no tienes razón: terminé la carrera hace 18 putos años y el uso del concepto género era ya de uso más que común. MIra, hasta la puta Wiki tiene una entrada ad hoc:
http://es.wikipedia.org/wiki/G%C3%A9nero_(ciencias_sociales)

Ataúd Johnson
Ataúd Johnson
Lector
27 noviembre, 2012 14:41

 Joder ya con tanta teta!!!después de comer no es buena hora para esto;me las estoy imaginando y tengo el puchero y la pringá un poco más abajo de lo deseable.

Reverend Dust
Lector
27 noviembre, 2012 14:42

aunque entiendo que es mejor
vivir en determinadas inopias que asumir según qué realidades.

Por fin admites tu error 😀 Al menos tu inopia estará llena de mujeres, según tú.

Ocioso
Ocioso
Lector
27 noviembre, 2012 14:43

jorgenexo ha comentado: ni tú ni el resto de quienes me la estáis negando, aunque entiendo que es mejor vivir en determinadas inopias que asumir según qué realidades.

Tío, esta frase podría haberla firmado Tíldoras. ¿Os acordais de Tildoras? Para él no existían los puntos de vista. O estabas con él, o estabas equivocado.
Vamos, Jorge, no puedes negarselo todo a tanta gente. No todos pueden estar equivocados en todo.

Reverend Dust
Lector
27 noviembre, 2012 14:45

Eso sí, en lo lingüístico te doy la razón, Jorge, y José tiene que recular. Panhispánico de dudas:

“Por tanto, las palabras tienen género (y no sexo), mientras que los seres vivos tienen sexo (y no género). No obstante, en los años setenta del siglo xx, con el auge de los estudios feministas, se comenzó a utilizar en el mundo anglosajón el término género (ingl. gender) con un sentido técnico específico, que se ha extendido a otras lenguas, entre ellas el español. Así pues, en la teoría feminista, mientras con la voz sexo se designa una categoría meramente orgánica, biológica, con el término género se alude a una categoría sociocultural que implica diferencias o desigualdades de índole social, económica, política, laboral, etc. Es en este sentido en el que cabe interpretar expresiones como estudios de género, discriminación de género, violencia de género, etc. Dentro del ámbito específico de los estudios sociológicos, esta distinción puede resultar útil e, incluso, necesaria. Es inadmisible, sin embargo, el empleo de la palabra género sin este sentido técnico preciso, como mero sinónimo de sexo”

molon labe
molon labe
Lector
27 noviembre, 2012 14:48

En esto se ancla el querer tener más tetas o más polla: en querer tener
más tetas QUE LA DE AL LADO o más polla QUE EL DE AL LADO. Competencia,
supervivencia del más apto, blablabla.”

Pues que quereis que os diga, tener el pene grande en mi caso es un estorbo, me tropiezo por todos lados, pierdo aerodinamica al doblar las esquinas, las erecciones son muy fastidiosas, casi necesito tranfusiones para levantar a mi amiguito, y luego la cuestion monetaria, no me doy cuenta me la sacudo y me he cargado 6 o 7 tazas de vater como si tal cosa, un desastre de verdad…

Ataúd Johnson
Ataúd Johnson
Lector
27 noviembre, 2012 14:56

 Pues que quereis que os diga, tener el pene grande en mi caso es un estorbo, me tropiezo por todos lados, pierdo aerodinamica al doblar las esquinas, las erecciones son muy fastidiosas, casi necesito tranfusiones para levantar a mi amiguito, y luego la cuestion monetaria, no me doy cuenta me la sacudo y me he cargado 6 o 7 tazas de vater como si tal cosa, un desastre de verdad…

Yo llevo cinco años con el Jess Extender,cuando quieras intercambiamos fotos.Las medimos con el Absolute Planetary.

Jordi T. Pardo
Autor
27 noviembre, 2012 15:04

” […] terminé la carrera hace 18 putos años”

En 18 años ha cambiado un poco, sólo un poco, el mundo, ¿eh? xDD

molon labe
molon labe
Lector
27 noviembre, 2012 15:08

 “Yo llevo cinco años con el Jess Extender”

¿Y cuando te lo tienes que quitar? Pensaba que solo se ponia un ratito…

Javié
Javié
Lector
27 noviembre, 2012 15:10

 ”Yo llevo cinco años con el Jess Extender”

¿Pero donde te lo estás poniendo?

jorgenexo
jorgenexo
27 noviembre, 2012 15:13

Vamos, Jorge, no puedes negarselo todo a tanta gente. No todos pueden estar equivocados en todo.

No, Oci, en todo no. Pero respecto al tema que nos ocupa le tengo bastante claro: la mayor parte de la peña prefiere negar la existencia de un problema antes que aceptar que es parte del mismo. En el caso de las flagrantes desigualdades entre hombres y mujeres que existen en nuestra sociedad esta situación (negar o minimizar una situación estructural penosa de la que todos y todas formamos parte) es evidente: sé que es una causa totalmente perdida, pero no me jodería tanto si no me encontrara determinadas actitudes en gente a las que, en otros ámbitos, respeto intelectualmente. Con el tema género pasa como con el fúbol: el grado de inteligencia y/o el nivel intelectual no condicionan un comportamiento racional ante la cuestión.

Javié
Javié
Lector
27 noviembre, 2012 15:18

 En el caso de las flagrantes desigualdades entre hombres y mujeres que existen en nuestra sociedad 

Donde de verdad se hayan las mayores diferencias es entre humanos y simios, y todo porque, ¿Por poder articular palabras y vestirnos?, ¿Eso es razón suficiente para meterlos en jaulas y torturarlos?, mas cuando está demostrado que sienten y tiene sentimientos muy similares a los nuestros, comparado con ese tipo de atrocidades, todo los problema sociales que comentas entre géneros no son mas que gilipolleces populistas.

Ataúd Johnson
Ataúd Johnson
Lector
27 noviembre, 2012 15:20

Ya decía yo que no ganaba para cinta aislante.

Reverend Dust
Lector
27 noviembre, 2012 15:23

La mayor parte de la peña prefiere negar la existencia de un problema antes que aceptar que es parte del mismo.

O sea, que yo soy parte del problema porque utilizo “machismo lingüístico” (que yo lo llamo normas grmaticales heredadas del latín, pero tú sexualizas…bueno, esta conversación y la tuvimos y sabemos que nadie va a cambiar de opinión), a pesar de que soy yo el que aconsejo a mi novia que no se maquille, que está más guapa sin maquillar (aunque ella se sigue negando y se sigue maquillando… ¡jodida herramienta del sistema!), a pesar de que no soy partidario de que la gente se haga operaciones estéticas, a pesar de que jamás me iría de putas ni aprobaría que alguien lo hiciese porque lo considero denigrante para la o el prostituido (sea hombre, mujer o animal)… Si es que soy un jodido monstruo por que me salga decir “los profesores” como cúmulo de hombres y mujeres en vez de “el profesorado”.

Ocioso
Ocioso
Lector
27 noviembre, 2012 15:40

Reverend Dust ha comentado: soy yo el que aconsejo a mi novia que no se maquille,

¿Verdad? Es que no se dan cuenta de lo mal que se quita el carmín de la p*¡¡@

José Torralba
27 noviembre, 2012 15:56

La RAE no debería meterse en cuestiones de jerga científica porque no es su campo de actuación, Reverend. El amigo jorgenexo me cita un artículo de la Wikipedia que ni parece haberse leído, ya que en él reza: Money acuñó los términos rol psicosexual (gender rôle) e identidad psicosexual (gender identity)”. De todas formas, como a mí eso de citar la Wikipedia para según qué cosas no me va, prefiero citar un artículo de Pilar García Mouton, miembro del Instituto de Lengua, Literatura y Antropología adscrito al CSIC, y especialista en cambio, variación y cognición del lenguaje. En Género como traducción de gender ¿un anglicismo incómodo?, capítulo de un libro títulado ‘Género’, sexo y discurso (del que podéis encontrar un extracto aquí) indica que Los feministas americanos encontraron en uno de los sentidos tradicionales de su término gender la denominación que buscaban esos estudios que describían la importancia del hecho cultural de ser hombre o mujer y los constructos culturales asociados a ello”.

¿Qué es gender, en inglés? Según el New Oxford American Dictionary, the state of being male or female (typically usedwith reference to social and cultural differences rather than biological ones): traditional concepts of gender | [ as modifier ] gender roles• the members of one or other sex: differences between the genders are encouraged from an early ageGrammar (in languages such as Latin, Greek, Russian, and German) each of the classes (typically masculine, feminine, common, neuter) of nouns and pronouns distinguished by the different inflections that they have and require in words syntactically associated with them. Grammatical gender is only very loosely associated with natural distinctions of sex. Nótese cómo la segunda acepción se refiere a otros idiomas. ¿Por qué? Porque las palabras en inglés no poseen género; el género sólo está marcado en inglés en la sustitución pronominal, pero aun así no poseen un concepto de género gramatical.

Así pues, como dice García Mouton, los feministas anglosajones empezaron a usar gender (la condición de ser macho o hembra) y la usaron para matices sociológicos y culturales. Mouton, a continuación, sigue: En español, que no conocía este sentido, comienza a aparecer el calco género, que no se puede considerar mera traducción”. ¿Qué ocurre? Que empiezan a surgir voces que dicen que aunque gender y género se parecen fonéticamente, semánticamente no son equivalentes. En primer lugar, porque nuestra voz “género” tenía ya un significado previo que NO coincidía con el anglosajón: el gramatical. En segundo, porque “género” se usaba ya como traducción de otra voz inglesa parecida –”genre” (el género de las películas)– y como evolución de “genus” latino que se usa en biología y que los ingleses dejan tal cual. Tan es así que Vicente Molina Foix llega a proponer en su momento que lo de “género” como gender aparezca entrecomillado en español, en un uso similar al de la palabra “bizarro” como equivalente del francés bizarre. A partir de ahí, aparecen distintas escuelas… unas (feministas, principalmente basadas en corrientes sociológicas) que se ponen a usar “género” y otras (psicológicas) que plantean el uso de términos más adecuados al carácter sexual de gender.

¿Qué ocurre? Pues que de aquellos polvos vienen estos lodos. Los feministas han adoptado el término sin saber de donde viene, y por eso ahora están tan preocupados con nuestro género gramatical en el marco de las políticas de lenguaje no sexista. Para ellos, toda esta historia no existe, y el género (gramatical) está inextricablemente unido al gender/género de raíz anglosajona. Y así se inventan lo que se inventan, claro. Con el tiempo, dado el éxito, seguro que la RAE no tendrá más bemoles que adoptarlo pero yo, con todos mis respetos, voy a declinar el cambio amablemente y voy a seguir defendiendo el asunto tal y como me lo enseñaron en el colegio y, después, en la facultad. Y vuelvo a decir: si la RAE quiere adoptar el cambio e introducirlo en el Diccionario –aunque ahora no esté ahí con esa acepción– que haga lo que quiera; al fin y al cabo, si lo hace será por estar recogiendo un uso extendido. Pero no debería meterse en regular la terminología especializada de las jergas.

Ocioso
Ocioso
Lector
27 noviembre, 2012 16:04

José Torralba ha comentado: Tan es así que Vicente Molina Foix llega a proponer…

Citar a Molina Foix en un foro de comic invalida el comentario. No solo eso, se te debería sancionar a no postear en los próximos 20 artículos.

Ataúd Johnson
Ataúd Johnson
Lector
27 noviembre, 2012 16:05

 a pesar de que jamás me iría de putas ni aprobaría que alguien lo hiciese

Yo opino lo mismo…

http://youtu.be/hSUL1NW9V_o

José Torralba
27 noviembre, 2012 16:39

En fin… me estoy empezando a aburrir y tengo cosas que hacer. Todo esto empezó porque jorgenexo, aquí presente, comentó que lo primero que hizo Lisbeth Salander cuando obtuvo una auténtica millonada fue operarse los pechos. Según él, feminista de pro, eso jamás lo haría una mujer hecha y derecha que fuera realmente un icono de la lucha por los derechos de la mujer. Operarse para agrandarse los pechos es antifeminista; un comportamiento condicionado por un rol de “género” perpetuado por los usos y maneras de una sociedad falocéntrica. Yo, sin embargo, que no me tengo por machista, lo que comento es que las razones por las que una mujer puede querer operarse los pechos son variadas, y que de todas formas 1) La presión social por ajustarse a un canon estético no es tanto un asunto de sexos como otro aspecto más del culto a la belleza y 2) Ese canon estético, en sociedades occidentales, afecta a hombres y mujeres de forma diferente –que no desigual– y admite muchas variaciones dentro de la norma. Sólo en casos de desviación más allá de la norma aparece el sentimiento de “diferencia” o de “deformidad”; y en esos casos las respuestas son aceptarlo como particularidad o corregirlo. En los casos en los que un aumento de pechos viene condicionado por presiones externas cualquier índole o asociado a cualquier tipo de trastorno psicológico, lo más normal es que el cirujano rechace la operación (en parte por deontología, y en parte por medicina defensiva, porque el paciente puede plantear problemas cuando se percate de que la operación no tiene el resultado esperado). Sin embargo, hay muchísimas mujeres que van para sentirse mejor consigo mismas.

En este sentido, Lisbeth en las novelas se describe como una mujer de 24 años que aparenta 14 o 15, dada la estrechez de su caderas, la práctica ausencia de pechos y su baja estatura. La anchura de las caderas y el aumento de los pechos forman parte de los caracteres sexuales secundarios… no sólo inciden en la adopción de un determinado rol sexual sino que atañen a la autoimagen y, sí, a cómo nos ven los demás. Claramente esta muchacha está muy alejada del canon de belleza normal; y digo “muy” porque ese canon implica que los individuos sean adultos. Por eso el común de los mortales no ejerce rol sexual alguno con niños: porque no piensa en ellos como individuos con identidad sexual. Sólo somos realmente conscientes de la identidad sexual de las personas en la adolescencia y a partir del desarrollo de los caracteres sexuales secundarios. O en otras palabras: si una mujer nos resulta atractiva es porque, biológicamente, está capacitada para ello. Por eso, si una mujer no ha desarrollado sus caracteres sexuales secundarios, puede tener problemas al ejercer su rol sexual. Y, en esos casos, veo totalmente normal que una persona quiera operarse, tanto para considerarse una mujer adulta y formada como para que la consideren como tal, si es que eso le afecta. Sé que Lisbeth no real, pero casos como éste en concreto los hay con cierta frecuencia. Y si alguien viene a putearlas comentándoles que son antifeministas o blablabla, por mí se puede ir por donde ha venido. No se diferencian en nada de ciertas corrientes de pensamiento castradoras, de las que dicen “el mundo es así, jódete y sopórtalo por un bien mayor”(sea este el paraíso, el más allá o la edificación de la utopía comunista). No señor no. Ni el mundo es así ni nadie tiene por qué demonios soportar nada que no le guste.

PD. Oci, cito a Molina Foix pero en su ámbito de conocimiento. El problema de Molina Foix fue que creyó que su competencia en ciertas lides le confería autoridad en otras sobre las que no tiene ni idea.

Jordi Molinari
Autor
27 noviembre, 2012 16:40

La mayor parte de la peña prefiere negar la existencia de un problema antes que aceptar que es parte del mismo.

En política es peor: todo el mundo reconoce el problema, pero sin aceptar que al igual ellos también han tenido su parte de culpa, porque los políticos no son una raza alienígena sino un reflejo de la sociedad misma en la que vivimos.

Ocioso
Ocioso
Lector
27 noviembre, 2012 16:57

Si no ignoraramos el noventa por ciento de los problemas de los que tenemos conocimiento nos volveríamos locos.

the drummer
the drummer
Lector
27 noviembre, 2012 17:00

meduelelacabezameduelelacabezameduelelacabezameduelelacabeza

Ocioso
Ocioso
Lector
27 noviembre, 2012 17:12

Drummer, te ha faltado el inevitable enlace.
http://www.youtube.com/watch?v=TwD4yYaYO88

the drummer
the drummer
Lector
27 noviembre, 2012 17:27

iba a enlazarla, pero entre jorge, torralba, gavilán y compañía, me han levantado tal dolor de cabeza que me ha faltado presencia de ánimo.

Reverend Dust
Lector
27 noviembre, 2012 19:54

¿Y lo que se aprende con Mr. Dawntower?

Javié
Javié
Lector
27 noviembre, 2012 20:31

 Reverend Dust

ha comentado el 27 noviembre, 2012 a las 19:54h

¿Y lo que se aprende con Mr. Dawntower?

Perdón, DR Dawtower si no le importa, no le quitemos méritos.

Ocioso
Ocioso
Lector
27 noviembre, 2012 20:37

Perdón, El Dawntower, no se le vaya a subir el moco.

the drummer
the drummer
Lector
27 noviembre, 2012 20:57

los méritos del proffessor downtowersson nadie los niega; pero hay días que uno se mete aquí a descomprimir, se encuentra con un intenso debate como el precedente y le dan gananas de volverse p’al curro.

pd: reverend, te hice caso, retomé desde el inicio, y estoy acabando ya la 2ª temporada (me pongo ahora a ver el último del paintball); gracias por la recomendación; tremenda serie (y es verdad que hay que verla desde el principio, aunque tarde un poco en arrancar).

the drummer
the drummer
Lector
27 noviembre, 2012 20:58

gananas, si …. eso

Reverend Dust
Lector
27 noviembre, 2012 21:04

Te dan gananas, diarreas y lo que haga falta. Y me alegro mucho de que te haya resultado finalmente un aliciente más que un pesar el empezar desde el principio 😛

José Torralba
28 noviembre, 2012 0:05

Mis disculpas, the drummer, que a mí además me pasa lo mismo algunas veces. Pero uno tiene sus días tontos, pilla un teclado y dice “a la mierdaaaa” mientras aprieta teclas como un poseso. Después veo los tochos y pienso “esto es un plomo que no hay quien se lo lea”.

Don Reverend, un honor poder enseñarle algo de vez en cuando, con todo lo que me enseña usted. Aún recuerdo lo bien que centraste el debate de la entrada de la voz “manga” en el DRAE.

Reverend Dust
Lector
28 noviembre, 2012 0:50

El honor es mío (volvemos terrenos señorlóbicos) pero no creo que yo sea capaz de enseñar nada aún. Si acaso cuando trabaje de profesor algún día (sí, claaaro… tener trabajo… en letras… jajaja). De todas formas he tenido que volver al hilo del manga porque no recordaba haber hecho yo ningún papel destacable y, efectivamente, salvo explicar mínimamente el funcionamiento de la entrada de nuevas palabras o significados, poco más hice, así que exagera usted, don José.

José Torralba
28 noviembre, 2012 1:13

 Pues evitó usted con conocimiento una discusión espuria de cien comentarios en los que se hubieran dedicado lindezas varias a los académicos más conocidos de la RAE. “Tus libros son una mierda”, “Te escupo a la cara”, “Y después escribirá X y se creerá un intelectual”. El Gandhi de los tebeos, el Martin Luther King de los cómics, la imagen mental de la abuela durante el… ejem. Todo eso es usted. Pero bueno, no empecemos a etcétera, etcétera.