La muerte de Superman- La Saga Completa

Reseñamos la Muerte y Regreso de Superman. Un cómic imprescindible en la larga historia del personaje.

Por
3
7525


Edición original: Superman: The Man Of Steel núms. 17-26, Superman núms. 73-82, Adventures of Superman núms. 496-505, Action Comics núms. 683-692, Justice League of America núm. 69, Green Lantern núm. 46 USA (DC Comics, 1992-1993)
Edición nacional/España: La muerte de Superman- La saga completa. ECC Ediciones, 2022
Guion: Dan Jurgens, Dennis Janke, Gerard Jones, Jerry Ordway, Karl Kesel, Louise Simonson, Roger Stern
Dibujo: Brett Breeding, Dan Jurgens, Dennis Janke, Jackson Guice, Jon Bogdanove, Mark D. Bright, Tom Grummett
Entintado: Brett Breeding, Rick Burchett, Doug Hazlewood, Dennis Janje, Romeo Tanghal, Bob McLeod.
Color: Glenn Whitmore, Gene D´Angelo, Anthony Tollin.
Traducción: Francisco San Rafael Simó
Formato: Cartoné, 156×239 mm., 896 págs. 60,00€

La caída y regreso de los Dioses

«Pero ya es tarde. Hoy es el día… de la muerte de Superman»

La muerte y regreso de Superman es uno de los grandes tebeos de la historia de DC Comics. Un evento único, trabajado con acierto por su grupo de autores a lo largo de varios meses (bajo el liderazgo del histórico Mike Carlin), que cambió el modo de entender al de Krypton y su importancia. El impacto que tuvo en su época es de imposible reproducción para el lector actual, acostumbrado a la intrascendencia a futuro de este tipo de propuestas y las trampas con el fallecimiento de un superhéroe, pero todavía mantiene el pulso y capacidad de generar imágenes únicas y épicas en su desarrollo.

La obra tiene en su construcción detalles pueriles, como ese Doomsday aplastando a un pobre pajarito en su presentación, y que sin embargo se han mantenido en el tiempo y la memoria de los aficionados del personaje. En ese sentido todo se siente grande, especial, a la altura de la historia que pretende tratar. Superman usa todas sus armas para detener al monstruo, como también lo hacen los restantes héroes, secundarios aquí, incapaces ante el poder infinito del villano.

El agotamiento del Hombre de Acero traspasa la página, como también lo hace el dolor y sufrimiento evidente en el enfrentamiento, lleno de sangre y, en última instancia, muerte. Dan Jurgens, con tinta de Brett Breeding, da una lección de narrativa en el cómic en el número 75 de la colección homónima, con una sucesión de páginas completas en movimientos de combate tanto de Superman como de Doomsday, que rompen con la acción y devenir del primero. En su aliento final, luchando ante una amenaza imposible, mientras que a su alrededor se concentran muchos de los secundarios principales.

Superman
Superman
Superman

Esa capa rota, convertida en poco menos que la bandera de todos, ante el escenario que plantea un mundo sin su protector principal, es el elemento que corona una historia trepidante, con contenido y hallazgos más allá de la grandilocuencia de su planteamiento.

Le sigue el funeral y primeros meses, donde se concentran los mejores números del tomo. Independientemente de los fuegos artificiales y potencia física de la batalla definitiva, es en estos donde de verdad se define lo que es Superman. Desde el sentir general en las calles, con sectas surgiendo de las cenizas, al duelo en Batman, Lois o los padres de Clark.

Roger Stern, el eterno infravalorado, dota de nostalgia inmediata al evento, sin haber siquiera enterrado el cuerpo, con diálogos muy acertados, que inciden en el trauma general y la ausencia de respuestas. Recoge perfectamente el testigo Louise Simonson para El día del funeral, sumando a través de la gente común a la idea de la negación y dolor por Superman.

Es en este último en el que Jon Bogdanove entregará su mejor trabajo del tomo. Su nivel a lo largo de los meses será irregular, con números en los que su estilo se ve superado por el argumento, pero aquí en concreto está soberbio, con acción más reposada, perfecto en la construcción de la ciudad de Metropolis, desde las clases más bajas a las altas compartiendo el mismo sufrimiento.

No baja el interés con Jerry Ordway y Tom Grummett (con tinta de Doug Hazlewood), que continúan elaborando dudas y misterios alrededor del personaje. Supergirl y Luthor se erigen como auténticos antagonistas, separados de los objetivos del resto, a tiempo que Lois y Pa y Ma Kent son los protagonistas para el nuevo sentir de las distintas colecciones.

Es interesante leer estas historias para comprender las virtudes como personaje de la reportera principal de Metropolis, mucho más que la pareja de Superman. Su altanería en el trabajo y trato humano, habitual en la serie, se ven desplazadas por la amargura, desde luego, pero también por una ternura por la familia de Clark, que se ve sostenida por el cariño en sus actos y diálogos con el resto.

Hay otros aspectos que han quedado desfasados con el tiempo, como la aparición de Gangbuster. Su diseño, apariencia y hasta nombre quedan subyugados a otro modo de entender el cómic. También lo es la obsesión de la época por la clonación, tan habitual en la cultura popular de los noventa y que ha quedado desplazada por otros sentires y tendencia a explicar de manera más pormenorizada todo.

El tebeo toma un nuevo rumbo con la aparición de las cuatro versiones de Superman, con un tono más cercano a la acción desenfrenada y menos dado al drama y momentos íntimos. El diseño de Superboy (Superman, sí) permanece impecable, tres décadas después, encontrando en la sencillez más absoluta el acierto total. También lo es el Cyborg, de nuevo muy deudor de su época, pero de igual modo interesante y distinto a lo que puede entenderse por el Hombre de Acero.

Los distintos guionistas implicados, mencionados y destacados, convencen sin acercarse a la brillantez de muchos de los momentos anteriores. Si bien la narración esconde trampas, sirven a un objetivo superior, ocultas bajo un dibujo notable, principalmente en lo que respecta a Dan Jurgens. Karl Kesel entra a guionizar y de igual modo convence en términos globales.
Superman
La vuelta de Superman, a pesar de ser un secreto a voces a largo de la obra, se siente especial, con una viñeta final de Jon Bogdanove que, de nuevo, es historia del personaje. La lectura en tomo permite comparar esta con la reacción de Luthor, Superboy, Lois y Steel, en el siguiente, obra de Dan Jurgens y Brett Breeding. La tendencia de estos por las viñetas de página completa germina en un acercamiento brutal al de Smallville. Todo sabe a Superman.

El final está a la altura, completando así un trabajo de años y dejando un terreno atractivo para el personaje en la entrada de la siguiente época. Una historia global, en conclusión, que sigue resultando estimulante y adictiva con el paso de los tiempos y que bajo la apariencia de un tebeo comercial más, esconde muchos aspectos positivos y de interés.

Lo mejor

• Es un cómic histórico, con un nombre y relevancia a la altura de pocos de DC Comics.
• Las escenas finales con Doomsday.
• Los momentos más íntimos de duelo, con Pa y Ma Kent y Lois.

Lo peor

• El dibujo de Jon Bogdanove, por momentos.
• Ciertos aspectos que han sido superados por el tiempo.

Edición original: Superman: The Man Of Steel núms. 17-26, Superman núms. 73-82, Adventures of Superman núms. 496-505, Action Comics núms. 683-692, Justice League of America núm. 69, Green Lantern núm. 46 USA (DC Comics, 1992-1993) Edición nacional/España: La muerte de Superman- La saga completa. ECC Ediciones, 2022 Guion: Dan Jurgens,…

HISTÓRICO

Guion - 8
Dibujo - 8
Interés - 10

8.7

Un cómic imprescindible para entender el tebeo estadounidense.

Vosotros puntuáis: 7.74 ( 25 votos)
3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Hijo de Jor-El
Hijo de Jor-El
Lector
3 julio, 2022 10:16

Por aquello de que resulta muy difícil escribir a Superman, casi todas sus mejores historias pertenecen a elseworlds o historias puntuales como aquella de Alan Moore que despedía al Superman pre-crisis. Muy pocas son las que, dentro de la continuidad moderna, se cuelan en un top ten. «Man of Steel» de Byrne sería una, y «La Muerte y Regreso de Superman» es la otra.

Una obra magna, coral, en la que el fantástico equipo creativo post-Byrne alcanza su cénit, dando lo mejor de sí con una historia trepidante, emocionante, superheroica con mayúsculas, en la que hay momento para la acción, el drama, la sorpresa, y un dibujo marca de la época que se sigue viendo con agrado hoy en día y nos dejó para la posteridad muchas de las mejores portadas de la historia del superhéroe.

Si Christopher Reeve nos hizo creer que un hombre podía volar, estos cracks nos hicieron creer que un hombre de acero podía morir. Un cómic imprescindible, todo un símbolo de un tiempo que ya no existe y cuya repercusión llegó hasta el mismísimo telediario de las 3 de tve.

Una pena que no se haya trasladado a la gran pantalla como Dios manda, y otra pena el formato en el que ecc (que todo sea dicho ha publicado verdaderas joyas de Superman en edición Deluxe) lo saca.

P.d. ojo que no está la saga completa, Superman Legacy y Newstime son dos ausencias significativas. Esta última sí puede encontrarse en la edición Deluxe de la Muerte del Supes.

Last edited 1 mes atrás by Hijo de Jor-El
Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
3 julio, 2022 20:12

Uno de los comics que me volcaron definitivamente a este mundo. Yo leía toda historieta que caía en mis manos (Asterix, Patoruzú, Mafalda, Condorito, las del Pato Donald, algunas revistas españolas que compilaban Mortadelo y Filemón, Superlopez…ahhh que gloria eran los kioscos) y post Batman ’89 ya venía leyendo algunas cosas sueltas de DC que Perfil había empezado a editar, pero cuando salió en el noticiero la noticia de la Muerte de Superman y que Perfil la sacaba al toque…obsesión total. Y era una edición hermosa, que tenía mil informes para los iniciados, de todo el Universo DC. Y si, la Muerte en si era una larga road movie de pelea y destrucción, pero bien planificada y dibujada. Después el Funeral, con grandes momento emotivos (cuando los Kent no pueden pasar al funeral ufff…). Para mi el Reinado es la parte más irregular, lo cual era lógico, al repartirse en 4 títulos durante un tiempo más largo (yo recién lo lei entero hace unos años, ya con internet). Por acá ya estos dos llegaron via Vid. Y POR FIN alguien que se anima a criticar a Bogdanove, me sentía tan solo…buenos tiempos, toda esta historia engancha con Crepúsculo Esmeralda, que engancha con Hora Cero…ok, no eran ni Watchmen ni TDKR, pero eran historias divertidas, que trataban con sus errores de presentarnos un universo de personajes por los cuales interesarnos, por su pasado, presente y devenir. Otros tiempos.