La Legión de 3 mundos

Por
23
558
 

Edición original: ago. 2008 – sept. 2009 – DC Comics
Edición España: mayo 2010 (segunda edición) – Planeta DeAgostini Cómics
Guión: Geoff Johns
Dibujo: George Pérez
Entintado: Scott Koblish
Portada: George Pérez
Color: Hi-Fi
Precio: 15,95 € (tomo recopilatorio en tapa dura)

 

Hace ya unos meses que Zona Negativa dedicó una serie de especiales a la glosa de esta miniserie que Planeta DeAgostini ha recopilado en un único tomo y que, teóricamente, vincula a Crisis Final con uno de los grupos más entrañables de la mitología deceera: La Legión de Superhéroes. Esta reseña hace un pequeño repaso de la edición española, recomendando al mismo tiempo un repaso a los artículos monográficos que revisan con todo lujo de detalles la miniserie original.

La Legión de Superhéroes fue uno de tantos conceptos que acompañaron el renacimiento del género a finales de los cincuenta. Creada por Otto Binder y Al Plastino en 1958 en la serie Adventure Comics, se presenta como un nutrido grupo de empijamados con poderes que allá por los siglos treinta y treinta y uno, pugnando por mantener vivo el espíritu de la edad heroica, simbolizado en la figura de Superman o, más exactamente, Superboy, ya que la Legión original fue fundada por adolescentes que tomaron como ejemplo las andanzas adolescentes de Kal El en su pijama blaugrana. Con el tiempo, la popularidad legionaria creció lo suficiente como para poder vivir sus propias aventuras, por las que pasaron nombres como los de Dave Cockrum, Paul Levitz, Olivier Coipel, Dan Abnett, Andy Lanning, Keith Giffen o Jim Shooter, entre otros. El primero de la lista “recrearía” en forma de homenaje al grupo durante su primera estancia como dibujante en la nueva y diferente Patrulla-X, a través de la Guardia Imperial shi´ar, pero ésa es otra historia.

La Legión simboliza como pocos grupos y títulos los conflictos derivados de aquel ejercicio de limpiar, fijar y dar esplendor editorial que fue Crisis en Tierras infinitas. Borrado Superboy del pasado oficial de DC, la razón de ser de la Legión dejaba de existir, por lo que fue necesario hacer encaje de bolillos (o más bien, de bolsillos) para justificar la presencia de unos legionarios que, de repente, se encontraban con que aquello que daban por hecho quedaba convertido en agua de borrajas. A lo largo de los años, la Legión se ha visto relanzada en al menos dos ocasiones, a raíz de los acontecimientos de aventuras que intentaban, sin conseguirlo, emular, si no el impacto, sí los efectos de Crisis en Tierras infinitas. De las cenizas de Hora cero surgiría una nueva versión y, diez años más tarde, otra más. El concepto era demasiado bueno como para dejarlo dormir, pero al mismo tiempo, era demasiado complejo como para poder gobernarlo en condiciones, porque en el fondo, un sector de los lectores y no pocos autores querían recuperar a la Legión clásica, la que era anterior a la gran crisis. A su vez, otra generación de aficionados había tomado cariño a la Legión noventera. Geoff Johns intentaría dejar contento a todo el mundo mediante esta Legión de los 3 Mundos.

Johns, que en los últimos años ha desempeñado un papel crucial en los grandes festejos deceeros, ha ganado su fama merced a sus trabajos en Flash, la Sociedad de la Justicia de América, Linterna Verde o Hawkman, hasta el punto de convertirse en uno de los arquitectos del universo DC actual. En cierto sentido, su labor, salvando las distancias, recuerda un tanto la que realizara Kurt Busiek para Marvel en Heroes Return. Como don Kurt, don Geoff se toma el trabajo de intentar dar un sentido a la maltrecha continuidad, aprovechando elementos contradictorios para establecer justificaciones que a veces casan mejor y a veces casan peor. Todo depende de la calidad de la materia prima y del día que tenga un escritor al que últimamente empiezan a caerle algunos palos. Sin embargo, la presencia de Johns al frente de ciertas series ha sido mucho más larga que la de Busiek, contando además con un grado de libertad y control sensiblemente superiores, al menos en aquellos títulos cuyos protagonistas no tenían que aparecer hasta en la sopa o casi (léase Superman). ¿Por qué se plantea esta comparativa entre dos guionistas que actualmente trabajan en la misma empresa? Porque, personalmente, al leer este tebeo tuve la sensación de que estaba asistiendo a la versión legionaria de Siempre Vengadores.

En aquella maxiserie marveliana, Busiek se encargaba de repasar la historia vengativa para intentar solventar las aparentes contradicciones que los sucesivos equipos creativos habían volcado sobre una maltrecha continuidad. Para tal tarea, contó con los lápices de un artista de auténtico lujo como era y es el gaditano Carlos Pacheco. El resultado final fue una historia que solamente la afición vengativa pudo disfrutar. En esta miniserie deceera, Johns se encarga de poner orden y concierto en el embrollado multiverso legionario, reafirmando la premisa de que las tres legiones pueden coexistir y restaurando a la clásica a la posición que, para muchos, no debió perder. Para la tarea, ha contado con los lápices de otro gran maestro, el estadounidense George Pérez. Sin embargo, el resultado final será una historia que, muy probablemente, solamente disfruten quienes formen parte de la afición legionaria, amén de seguidores de don Geoff y / o de don George. El primero vuelve a echar mano de su villano-fetiche de los últimos tiempos, el quizá-muy-sobreutilizado Superboy Prime, en una simetría perversa respecto al origen del grupo y lo entronca en la continuidad del mismo, con una sorpresa argumental final que a más de un aficionado clásico hará esbozar una sonrisa desdeñosa. El segundo vuelve a demostrar que el dibujante de masas por antonomasia, aunque habiendo leído este tomo justo después del recopilatorio de sus trabajos con la Liga de la Justicia, ha permitido que pueda uno echar un ojo a lo que ha evolucionado el caballero en estas tres décadas. Del trazo más simple y efectivo que le prodigaban entintados más suaves como el de Romeo Thangal y donde se nota aún la influencia de Rich Buckler, se ha pasado a un dibujo más recargado y hasta relamido, con profusión de detalles.

La Legión de 3 Mundos sirve para que don Geoff siente unas bases en las que las tres Legiones de Superhéroes puedan operar de forma independiente, al tiempo que recupera un par de cabos sueltos que habían quedado más o menos pendientes desde Crisis Infinita y sus consecuencias. Lo único que parece carecer de sentido es esa referencia a Crisis Final de la portada, pero no hay problema, porque no hay que haber leído la enrevesada miniserie para poder hincarle el colmillo a este tomo.

23 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Olga
Olga
Lector
9 noviembre, 2010 8:39

Realmente, yo al menos lo disfrute como una cosaca, descubrí la legión en uno tomo retapados de las ediciones Zinco en un Galerías Preciados de Barcelona, en Portal de l’angel, siempre me ha gustado Sensor Girl (Jekkie), no he tenido mayor disgusto que cuando vi a Sensor como una puñetera serpiente, ni mayor alegría que el crossover de la JLA-JSA de la búsqueda de relámpago, donde en la fortaleza de la Soledad Superman, conservaba las estatuas de los legionarios con los trajes de los ochenta (ni mayor colocón que el día que ci el primer Clásicos DC: la legión de superhéroes), leer como devolvían a la continuidad a la legión (MI legión) era algo q llevaba esperando desde que vi en el 2004, esa legión extraña, donde Proyectra de Orando era una serpiente.

Goku_Junior
Lector
9 noviembre, 2010 9:15

“al leer este tebeo tuve la sensación de que estaba asistiendo a la versión legionaria de Siempre Vengadores.”
¿Hace falta decir más? Yo creo que no.

Indepit
Indepit
9 noviembre, 2010 9:21

La Legión siempre ha sido uno de mis comics preferidos. Disfruté como un enano con toda la etapa que publicó Zinco. También me gustó mucho toda la etapa de Waid. Los tomitos de Clásicos DC ni los toqué, de lo cual me alegro porque con todo lo que hay planeado de sacar en recopilatorios de lujo puede que la Legión caiga tarde o temprano. El tomo d ela Legión de 3 Mundos lo había dejado aparcado porque leí por activa y por pasiva no se qué de fallos de maquetación pero al final terminó cayendo y, al menos el que yo me compré, está perfecto, Si hasta disfruté con el crossover JLA/JSA y con la saga de Superman y la Legión de Johns y Frank.
P.D.: Para cuando la nueva serie de la Legion de Levitz por estos lares?.
P.D.2: Alguna vez habrá tomos o recopilatorios guapos para la JLI de Giffen y Dematteis?.

mercenary666_12
mercenary666_12
Lector
9 noviembre, 2010 11:02

“P.D.2: Alguna vez habrá tomos o recopilatorios guapos para la JLI de Giffen y Dematteis?.”
En los FAQ’s de planeta han dicho que tienen la intencion de recuperar la JLI en un mejor formato. Lastima, ya tengo los 18 tomos de clasicos dc.
 
Con respecto a este tomo, disfrute mucho la historia. Es efectista por asi decirlo. Y que decir del Perez? Como siempre, la descose. Es muy cierta la gran evolucion que ha menciona Luis.

ALEX
ALEX
Lector
9 noviembre, 2010 11:54

Edición, historia y arte perefectas (es imposible que Pérez defraude). Yo en mi caso conocia a la Legion original, casi nada de la post Zero Hora y algo de la de Mark Waid y Barry Kitson, pero igualmente disfrute muchisimo de este libro. Ahora a esperar la nueva etapa de la Legion por Paul Levitz y la Legion Academy por Phil Jimenez, parece que la cosa esta funcionando para la Legión.

riuriau
riuriau
Lector
9 noviembre, 2010 14:38

Pues parece que aún no somos sufientes los seguidores de la legion porque para que planeta publique algo (y lo mantenga) hace falta un milagro, menuda peste!!!!

Lord deu
Lord deu
9 noviembre, 2010 17:57

100% De acuerdo. Solo para fans de la Legion, y fans de la continuidad.
¿Para que tantas explicaciones, para algo que intrinsecamente no tiene por que tener sentido ?
Soporifera Narrativa, asi como Final Crisis da un paso adelante en elimina el estigma Geek de los comics de Superheroes, LO3W, da dos pasos para atras.

Konshu
Konshu
Lector
9 noviembre, 2010 18:39

Luis, creo que en esta breve reseñas das puntadas muy lúcidas sobre la miniserie, el pasado de la Legión el paralelismo Busiek-Johns y la mala fama que este genial guionista acarrea ultimamente. Coincido en todo lo expuesto.
Lamentablemente DC ha jodido a la Legion a base de bien y creo que es un galimatías que ni Johns puede resolver (como sí hizo con Hawkman y Hal Jordan). Apañar continuidades puede tener un pase, pero crear tres líneas temporales distintas y que cada una haya sido la oficial en algún momento fue una decisión lamentable. De alguna manera siempre va a haber alguna generación de fans que salga perdiendo. Por fortuna para mí y los que leimos zinco, parece que va a ser la Legión de toda la vida la que salga ganando, pero imagino que algún fan de la de los 90 estará quemado.
 

Cloud Strife
Cloud Strife
Lector
9 noviembre, 2010 18:42

son dos formas diferentes deu de hacer cómics cada cuál tan válida como la otra, asi que la comparación entre Morrison y Johns como que no va, por lo menos ahora. En esta historia vemos a Johns a un 100 por ciento, ahora si se compara FC con BN (Un punto tan flojo de Johns como Thy Kingdom Come en JSA) le gana por paliza.

Konshu
Konshu
Lector
9 noviembre, 2010 19:07

Pues no creo que la carrera de Johns le tenga que envidiar nada a la de Morrison. Éste es más transgresor y tiene una trayectoria más dilatada, pero también se ha metido unos pufos increibles.
Prefiero a un Johns en plan Flash, Primera JSA/Hawkman… etc. para series mainstream antes que a Morrison. Puede que su nivel se haya resentido por la sobrecarga de trabajo pero es un gran guionista.
A Morrison lo veo más para proyectos especiales como All Star Supes. No es muy de mi agrado, pero entiendo por qué gusta tanto a tanta gente.

JML959
JML959
9 noviembre, 2010 19:57

Un buen comic que me hizó reencantar con la legión, o legiones… Un buen punto de partida para no conocedores de la legión.

Diomedes
Diomedes
10 noviembre, 2010 2:58

En realidad ,no ha logrado arreglar la continuidad.
La Legion “clasica” seguiria teniendo que estar en una continuidad post-Crisis y tener su Superboy del Universo de Bolsillo. Haciendo al actual Superman Superboy otra vez se podria recuperar la Legion Pre-Crisis ,pero es que no estamso en el universo Pre-Crisis ,y Supergirl no ha sino recién aterrizado en la continuidad actual sin ir mas lejos. Como mucho podrian erradicar a la Supergirl de la version pre-Crisis y cargarse todas las historias posteriores a Crisis hasta las Guerras Magicas y la saga 3 años despues y entonces ,si ,pareceria ue la Legion clasica ha vuelto. Pero seguiria sin ser asi en realidad ,la Legion “clasica” se enfrento a la muerte de su Superboy ,enfrento al TIme Trapper por ella ,tuvo a Supergirl como miembro activo junto a Superboy etc etc.
Ademas hay otros muchos problemaslogicos/de continuidad.
A saber ,a la Tierra Prime a la que se manda a Superboy Prime parece haber existido todo el tiempo desde Crisis. Sus padres ,Laurie ,todo igual. Y se nos dice ademas que era la Tierra de una de las Legiones. Ergo ,esa Legion tiene que estar en ese futuro y haber sido inspirada por Superboy Prime para empear. Y ademas haber existido cuando no habia multiverso ,pues sus aventuras fueron publicadas en los 90. Más aún ,los comics de esa Tierra Prima habrían llegado a Nueva Tierra de alguna forma o ,al revés ,los acontecimientos de Nueva Tierra se habrían convertido en comics en esa Tierra Prima.
Lo cual deja un dolor de cabeza considerable. Porque la actual TIerra Prima deberia haber sido una de los 52 ,y al igual que Tierra 2 tener su propio Superboy Prime a estas alturas con el que el “malo” se hubiese encontrado al llegar. Al no haber existido este otro Superboy Prime y darle carta de existencia permanente con lo antes citado ,lo que ha hecho Geoff es retconear Crisis. Ahora no sobrevivió solo Nueva Tierra ,sino Tierra Prime tambien.
A lo que salen nuevas preguntas. Por que Superboy Prime no volvio a Tierra Prime si seguia existiendo tras Crisis 10? Por que no pudo verla desde la Paradise Dimension desde la que podia ver toda la existencia si pudo ver su pasado 20 veces? Por que Alex Luthor tampoco la detectó?
 
En fin ,Geoff lanzo unas cuantas ideas interesantes para resolver el problema. Lo lamentable es que como siempre suele carecer de la penetracion mental y capacidad de fijarse en los detalles suficientes para hacer de la historia algo coherente y no que de cada cosa resuelta salgan 5 problemas mas que por supuesto luego no se digna a aclarar ya nunca mas. 
 

Diomedes
Diomedes
10 noviembre, 2010 3:02

E insisto con una cosa …..la JSA primera es obra de Goyer y Robinson y luego David Goyer y Geoff ,no de Geoff. De hecho ,el bajon en calidad vino apenas unos numeros tras la marcha de Goyer. Atribuírsela siempre a Geoff como prueba de su “grandeza” como guionista me parece francamente errado ,dado que fue en cuanto se quedó solo al cargo de la serie cuando la calidad empezó ,casi inmediatamente ,a bajar en picado.

Konshu
Konshu
Lector
10 noviembre, 2010 9:40

Robinson en la JSA pintó más bien poco, tal vez formó parte del planteamiento original de la serie, pero sólo estuvo cinco números (parece más bien que para dar nombre a a la serie). Deacuerdo en que la labor de Goyer es fundamental, pero no creo que eso desmerezca la labor de Johns y con su llegada sí que se notó una gran mejoría en cuanto a la calidad de los guiones.
En cuanto a los números sin Goyer, no veo un bajón de calidad excesivo debido a un cambio de estilo, si acaso en al final más bien por un agotamiento de la serie. Y dado que Goyer estaba más comprometido con el cine que con los comics a saber cuánto de los guiones era suyo.
Gotham Central también perdió calidad cuando se fue Brubaker, pero eso no le resta méritos a Rucka como coguionista cuando estaban los dos.
Cierto que la JSA es también de Goyer (a quien tengo en gran estima como guionista), pero Geoff Johns estuvo casi desde el principio y ha formado parte de las mejores historias del grupo. Su “voz” es claramente reconocible en la serie.

Diomedes
Diomedes
10 noviembre, 2010 11:35

Robinson escribió la miniserie que precedió a la serie regular ,y fue el que con Goyer decidió el lineup inicial del grupo y la primera saga (excelente) que dio comienzo a la serie. Por no mencionar que habia escrito ,con Starman y The Golden Age ,prácticamente lo mejor relacionado con la GA durante todos los 90. Viendo lo que hizo antes y despues Geoff su “voz” como tu dices en la JSA apenas la veo ,y cuando la veo que es cuando se queda solo es para mal. Quiza sea casualidad ,pero fue quedarse el solo y la serie perder rápidamente el rumbo tras apenas 5-6 numeros. Y la nueva serie tras IC es 100% suya y creo que podemos coincidir que ya erró totalmente la dirección. 

Profesor Gollipoldo
Profesor Gollipoldo
Lector
10 noviembre, 2010 12:43

Pues yo no era un gran fan de la egion y me encató esta saga. Bastante epica y hasta divertida y creo que resolvio bastante bien el desabarajuste de 20 años que ha sufrido este grupo, lo que no es moco de pavo.
 
Respecto a la obra de Johns, he de reconocer que cada vez lo cojo con menos ganas. Igual es porque todos esperabamos mucho, pero Blackest Night no me parecio tan gloriosa (aunque raya a un muy buen nivel) y por ahora Brightest Day no me acaba de convencer del todo (es muy original, pero demasiado ambiciosa con tanto personaje y trama).
Espero que Flashpoint este al nivel de la Guerra de los Sinestro Corps, que me parece una obra maestra.

Konshu
Konshu
Lector
10 noviembre, 2010 13:01

Yo no le quito méritos a Robinson ni a Goyer, especialmente a éste último a quien sí considero uno de los grandes artífices de la JSA moderna. Pero no creo que Robinson sea tan importante en la serie. Probablemente por no ser habitual del género, a Goyer no le dejaban guionizar sólo (o  puede que no pudiera por sobrecarga de trabajo con sus pelis) y Goyer (y no sé si johns, ahora no recuerdo) fue apadrinado en los comics por Robinson, quien además daba prestigio a la cabecera con su nombre.
Robinson hizo una miniserie sobre la JSA clásica y un Otros mundos sobre la Golden Age que no era realmente un comic de la JSA aunque a posteriori lo hayan vendido así. Hizo además la genial Starman, que sí que pudo inspirar a la moderna JSA y colaboró en los primeros 5 números con una saga inicial que estaba bien pero ni de coña a la altura de lo que vino después en la serie.
Es cierto que ahí se gestó el line-up inicial del grupo, pero no el de la mejor etapa. Hourman robot, Starman y Canario Negro acabaron saliendo sin dejar mucha huella y faltaban personajes esenciales como Terrific, Mid-nite, Power-Girl, Black Adam, Hawkman…etc
Con la llegada de Johns fue mejorando el estilo narrativo de la serie y el desarrollo de personajes. Él estaba ahí en todos los grandes momentos de la serie y guionizó para ella más de 70 números (muchos de ellos sin Goyer), la serie de Stars & STRIPES, el JSA All Stars, los 20 primeros números de hawkman (donde Robinson volvió a ejercer de padrino), la primera saga de Classified y lanzó el siguiente volumen (que estoy deacuerdo en que ya no era tan bueno, pero no arrancó mal). Me parece que el ingente trabajo de Johns con los personajes (plagado de grandes momentos) no puede ser comparado con la breve aportación de Robinson.
Y lo de que cuando se fue Goyer la serie decayó, yo no lo vi por ningún lado. Goyer ya se había tomado un descanso en la saga de Ruleta y en buenas historias como el origen de Crimson Avenger, Black Reign (uno de los momentos más decisivos de la serie), la saga de Per Degaton o la de Jakeem Thunder malvado ya no estaba. Una serie de más de 80 números tiene sin duda momentos mejores y peores, pero creo que Jhons mantuvo un nivel general muy alto en toda su obra con la JSA (que fueron más de cien comics).
Por eso todo el mundo lo considera la JSA de Johns porque su aportación fue la más importante.

Mistic
Mistic
10 noviembre, 2010 21:30

Yo no siy muy fan de la Legión, me aprece muy enrevesada su historia y su bibliografía. Por eso sí me apunté al carro de la última revisión de la Legión, que acabó en el número 50.
No es el mejor trabajo de Johns. A ver, la Legión de 3 Mundos es espectacular, sobre todo con la llegada del séptimo de caballería al rescate (quien la haya leído, sabe de qué hablo) y Johns tiene esa especial habilidad de hacer que te importen personajes de los que hasta entonces no conocías nada… aunque todo hay que decirlo, con el casting tan grande que presenta este cómic, ese efecto acaba diluyéndose. Y estoy hasta las narices de Superboy Prime y, después de ver el final de Blackest Night, ya me empieza a atufar también tanta obsesión por la edad de plata que destila Johns.
El mayor problema es que no me han convencido de volver a la Legión tradicional. Sé que sus fans lo estaban esperando como agua de mayo (“la verdadera Legión!”), pero a mí no me llama.

Diomedes
Diomedes
11 noviembre, 2010 1:50

A ver ,Goyer dejo la serie allá por el 60 USA. Siguió seguidamente Black Reign que estuvo muy bien pero ya la tenían planeada entre ambos ,y ya metía alguna cosa un poco rara (Fury aparece de la nada cuando habían dicho que no volvería a aparecer ,mucha sangre ,arruinando un poco a personajes clásicos como Atom Smasher o Northwind). Luego está la saga de Sandman o búsqueda de Sandy que está más o menos bien pero fueron 2 números apenas si no recuerdo mal.. y de ahi en adelante la serie si pego un gran bajon. La saga de Per Degaton ya es bastante mala sin ir mas lejos ,y la del Gentleman Ghost ni te cuento (aunque en estas ya estaba ahi de co Keith Champagne). Y el relanzamiento solo con Geoff ha sido un desproposito casi completo ,con apenas unos cuantos momentos salvables como la visita (arruinada por falta de atencion  y maniqueismo) a la nueva Tierra 2 y alguna cosilla del Superman de Tierra 22 (que no tenia que haber sido él ,sino Kal L al que Geoff mató en Infinite Crisis).

Hipo
Hipo
Lector
11 noviembre, 2010 18:18

¿Alguien sabe si el Top de Ventas de Planeta se sigue publicando?
Gracias