La historia de los Mundiales

Por
0
110

Un libro lleno de anécdotas divertidas, datos y estadísticas indispensables para el cultivo del espíritu futbolero.

¿Sabe usted qué fue "La batalla de Berna"? Pues no fue una épica batalla medieval, no señor. En 1954, el país que adora la neutralidad, fue escenario de uno de los más encarnizados combates que su historia recuerda durante… ¡un partido entre Brasil y Hungría por los cuartos de final del mundial de fútbol que acabó a piño limpio! Y hablando de los brasileros, ese pueblo alegre y dicharachero, indentificado con el baile y el carnaval, ¿Sabía usted que hubo un día en que todos los brasileros se quedaron mudos, inmóviles, luciendo semblantes adustos y llenos de tristeza? ¡Pues sucedió! Fue en la final del mundial que el propio Brasil organizó en 1950, en la que su modesto vecino de abajo, Uruguay, le arrebató la gloria del título con un 1-2 que pasó a la historia con el nombre de Maracanazo. Y una útlima pregunta para ir acabando el párrafo, ¿estaba usted al tanto de que, antes de vertir el desafortunado comentario que le valió un cabezazo impecable en la nariz, Materazzi no sabía que Zidane tenía hermana? ¡Lo suyo era pura retórica!

Todo esto y mucho más, usted lo podrá aprender leyendo La historia de los mundiales, de Víctor Giménez, un libro lleno de anécdotas divertidas, pero también de datos y estadísticas indispensables para el cultivo del espíritu futbolero. A cada Mundial se le dedica un capítulo en esta obra, que incluye también infografías de los estadios sede e ilustraciones de los jugadores más destacados. El aperitivo perfecto para Sudáfrica 2010.

Artículo anteriorNovedades Ediciones B junio
Artículo siguienteJavier Pulido, J.Scott Campbell y una Gata Negra
Naci en Sabadell (Barcelona) en 1978 aunque siempre he vivido en Barbera del Vallés. Mi afición por los cómics de superhéroes se comenzó a gestar en el momento en que mi profesor de EGB, Joan, me dejó algunos números de Clásicos Marvel que contenían las historias: La muerte del Capitán Stacy, La muerte de Gwen Stacy y La última cacería de Kraven. Desde ese momento me convertí en fan absoluto de Spiderman y por extensión de Marvel Comics. Con el paso de los años aprendí a paladear el buen cómic sea cual sea la editorial, el personaje o autor. En 1999 fundé Zona Negativa como el rincón donde hablar de aquello que me apasionaba, el resto es historia.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments