La Gran Novela de la Patrulla-X 2. Segunda Génesis

Ed Piskor nos sumerge en un álbum de fotos del pasado de la Patrulla-X, continuando el repaso que comenzó con el primer volumen.

Por
5
1691

X-Men Grand Design 2

Edición original: Marvel Comics. X-Men: Grand Design: Second Genesis 1 y 2 USA.
Edición nacional/ España: Panini Comics.
Guión: Ed Piskor.
Dibujo: Ed Piskor.
Entintado: Ed Piskor.
Color: Ed Piskor.
Formato: Tomo, 128 páginas.
Precio: 18,00€.

Cada cierto tiempo, de manera cíclica, aparece una obra la cual, de manera puntual, nos demuestra en el mundo del comic que los astros se pueden alinear, de manera que esa obra esté bajo la batuta de un autor que ponga su corazón y su alma transmitiendo sus anhelos, su pasión de lector de cómics. Lo fue Siempre Vengadores, y ahora lo es La Gran Novela de la Patrulla-X, puesto que de las páginas que componen este compendio, solo se respira ese sentimiento: amor, amor por los comics.

¿Quién es Ed Piskor?, es una buena pregunta. Ed Piskor eres tú, lector, eres tú en tu habitación, leyendo un cómic de la Patrulla-X, llorando con la muerte de Ave de Trueno y Jean Grey, deseando que Piotr Rasputin se declare a Kitty Pride, incluso odiando a Charles Xavier por manipular a sus alumnos. Ed Piskor es un autor de comic underground, ganador de un premio Eisner por su serie Hip Hop Family Tree, publicado por Fantagraphics, el cual fue estudiante de The Kubert School. El autor asume íntegramente tanto la labor del guión como el arte de cada una de sus páginas.

Este segundo volumen, comprende un resumen cronológico de la historia de los mutantes desde el Giant Size X-Men 1, continuando con Uncanny X-Men #94 hasta el Uncanny X-Men #186, es decir casi cien números de la colección. Panini Cómics recogió esta magnífica etapa en Marvel Gold. La Imposible Patrulla-X números 1 al 5.

Cualquier amante de la Patrulla-X es sabedor de que esta etapa es el punto álgido de Chris Claremont al frente de los mutantes, arcos argumentales memorables como la saga de Fénix Oscura, el ataque del Nido, o el Club Fuego Infernal entre otras, harán míticos los números que la conforman.

Ed Piskor efectúa un resumen de la historia de los mutantes, la cual ya tuvo su comienzo en el anterior volumen con la Patrulla-X original, siendo ahora la nueva generación o “Segunda Génesis” el objeto de esta obra. El autor no solo se limita a condensar en los dos volúmenes que integran este tomo la amplia historia relatada en casi 100 números de Uncanny X-Men, sino que además hace aportaciones propias (ese Charles Xavier con el traje de Jean-Luc Picard es magnífico), e incluso efectúa una gran labor enciclopédica ordenando la gran novela río que Chris Claremont orquestó durante su larga estancia en los mutantes. Un ejemplo sería el incluir el capullo donde el cuerpo de Jean Grey permanecería hasta su resurrección en Avengers #263 y Fantastic Four #286, nunca visto en Uncanny X-Men #100.

Avengers #263X-Men Grand Design Second Genesis 1, página final

Otra muestra sería introducirnos ya cronológicamente a Yuriko Oyama, sin mostrarnos su rostro quedando a sus pies Wade Cole, Angelo Macon y Murray Reese, tres supervivientes del salvaje ataque de Lobezno en el Club Fuego Infernal.

Grand Design Second Genesis

Este volumen, al igual que el anterior, supone resumir en un par de viñetas, o incluso en una, el contenido de un cómic, esta labor es digna de elogio. Para poder deleitar la labor del autor, y el cariño con el que ha elaborado esta obra, hay que leer con detenimiento cada página y compararla con los números originales de Uncanny X-Men, y de esta forma poder llegar a comprender el gran trabajo del autor. En este volumen, a diferencia del anterior, el autor dedica más viñetas a dos sagas que en su momento impactaron a todos los lectores de la Patrulla-X, la saga de “Fénix Oscura” y la del “Nido”, si bien no incluye “Días del futuro pasado”, muy probablemente con intención de incluirlo con posterioridad, o bien obviarlo como futuro alternativo.

Grand Design Second GenesisUncanny X-Men #143

Lo que dignifica a Ed Piskor es que no ha emulado a Dave Cockrum o John Byrne, sino que su labor es completamente original, aportando su propia visión de momentos emblemáticos. En algún momento podremos incluso ver, con el trazo que caracteriza a este autor underground, un intento de aproximarse a Paul Smith, por ejemplo; pero sin ser una copia, respetando a tan célebre autor, al igual que ocurre con aquellos números que fueron ilustrados por un por entonces en estado de gracia John Byrne.

La edición de Panini Comics, la cual es correcta, supone encontrarse un volumen de un tamaño ciertamente grande al modo de una gran revista: 23,4 X 33 cm. Sus 128 páginas no suponen una lectura incómoda pese a su tamaño. El lector encontrará además el emblemático Giant Size X-Men #1 de la mano de Chris Claremont y Dave Cockrum, al igual que la edición original. El conjunto de la obra respira un intento de emular a los cómics con los que muchos lectores crecieron en España de la mano de Forum, incluso el rotulado de Patrulla X es idéntico. Del mismo modo y manera, el color degradado amarillento, el cual en CGC pasaría por un 6,00 pelado, da esa sensación vintage, rota, eso sí, por la decisión de utilizar el papel satinado de este serial, el cual deshace ese encanto.

Como conclusión, nos encontramos con una obra imprescindible, para su calmada lectura, complementando la misma con los anteriormente citados Marvel Gold de la Patrulla-X, y el próximo Marvel Gold. Las Historias Jamás Contadas de la Patrulla-X 1. De toda lectura debemos extraer entretenimiento y diversión, pero algo más, y en este caso debemos aprender mucho del contenido de esta obra, y de lo que en su momento Chris Claremont pretendió: “Humanity has no idea how close to destruction they came.

Edición original: Marvel Comics. X-Men: Grand Design: Second Genesis 1 y 2 USA. Edición nacional/ España: Panini Comics. Guión: Ed Piskor. Dibujo: Ed Piskor. Entintado: Ed Piskor. Color: Ed Piskor. Formato: Tomo, 128 páginas. Precio: 18,00€. Cada cierto tiempo, de manera cíclica, aparece una obra la cual, de manera puntual,…
Guión - 9.5
Dibujo - 7.5
Interés - 9.5

8.8

Vosotros puntuáis: 6.12 ( 10 votos)

5
Déjanos un comentario

Please Login to comment
4 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
Payton WynnStaplepelayoKenesharJapacore Recent comment authors
Recientes Antiguos
Japacore
Lector

Como fan de los X-Men estoy disfrutando enormemente con el trabajo de Ed Piskor. Me parece una currada tremenda y un acto de cariño infinito.

Sin embargo, cuando vi la edición de Panini, ahí se quedó. Enorme, tapa blanda, una traducción del título infame… si se llega a editar algún día en otro formato me lo pensaré!

Keneshar
Lector
Keneshar

Me pasó con este volumen como con el anterior, le eché un vistazo y confirmé que no es una obra para mí. No solamente el dibujo me parece feo, sino que además el tipo de narración no me gusta nada, el modo de resumir páginas y páginas de historias en una o dos viñetas no me llega.

No dudo en el trabajo y cariño que le ha puesto el autor, pero es de las pocas cosas de mutantes que he tenido que dejar en la tienda. Y eso que he comprado algunas obras de mutantes que dios mío.

pelayo
Lector
pelayo

“Este volumen, al igual que el anterior, supone resumir en un par de viñetas, o incluso en una, el contenido de un cómic, esta labor es digna de elogio.”

¿Por qué?
¿Por qué es digno de elogio el resumir? ¿es por ahorrar papel y por la tala de árboles?
¿Es digna de elogio por contar de forma apresurada -a veces como si fuera una sucesión de cromos- lo que otros ya contaron con una tensión dramática mucho mejor conseguida y con un estilo de dibujo feista y simplón a más no poder (por incapacidad de hacerlo mejor más que por elección) lo que otros ya dibujaron con mucha más habilidad? ¿No debería ser al revés, es decir, hacer versione mejores de las historias que ya conocimos en vez de buscar “menos y peor.”? Esto lo conocen en EEUU como los Digest, o versiones resumidas: si no tienes paciencia o tiempo para leerte las 700 páginas de Moby Dick, te lees su versión resumida de 50 páginas y listo, ya sabes de qué va la historia. Pues te lees estos Gran Diseño y te ahorras un montón de prosa anticuada de Lee, Thomas y Claremont y un montón de tramas y meandros de guión, al grano.
El único “valor” -por llamarlo así- que le veo es el de la bizarrada exótica y excéntrica de tener a alguien “indie” haciendo “mainstream” y lo estrambótico que es el resultado; es como Peter Bagge contándonos de forma resumida la saga de los Eternos (pero no una versión “gansa” y fumeta, no, sino resumiéndonos los Eternos de Kirby tal cual). Fred Hembeck, Cels Piñol y Bonache también dibujan superhéroes con mucho cariño… pero es para hacer parodias y hacernos unas risas, hombre… Pero con esto de Piskor se levantan cejas y se oyen cosas del estilo “hummmm, interesante el análisis metalingüistico de los iconos desde la postmodernidad, que subvierte los contenidos mediante la provocación estética que va de lo naif a lo blablabla… (y 8 parráfos más así)”. Ponéis la página de Piskor al lado de la de Byrne y, de verdad, es para echarse a llorar al comprender a quien contrata Marvel hoy en día para hacer “proyectos especiales”. Es como sacar ahora una edición de La Patrulla de Claremont en formato Pocket de Ases de Bruguera (quitando páginas además, para abreviar) y que la crítica aplaudiera con las orejas. Para hacérselo mirar.

Staple
Lector
Staple

Señor Pelayo, no puedo estar más de acuerdo con todas y cada una de sus palabras. Me quito el sombrero ante las verdades tan gordas que tan acertadamente ha señalado.

Payton Wynn
Lector
Payton Wynn

Por ofrecer una opinión que no se decanta por considerar estos comics una maravilla, pero tampoco una basura, a mí me gustaron mucho los primeros números por el enorme esfuerzo que suponía intentar establecer una coherencia entre hechos originalmente inconexos (por ejemplo, se daba una motivación muy lógica para la nave exploradora shi’ar que abatía el avión en el que viajaba Cíclope y su familia, no estaba allí de paso porque sí). El dibujo no me entusiasmaba demasiado, pero lo aceptaba como “es el estilo que han querido utilizar”, aunque había viñetas como la de la celebración del Club Fuego Infernal en la que veía cosas como que Harry Leland parecía tener la corpulencia del Juggernaut, o el brazo con el que Shaw levanta la copa, que me parecían fallos de dibujo y no “es que el estilo es así”, y también algunas salidas de tono en la que hechos dramáticos parecían tomarse a guasa, como, por poner otro ejemplo de esa misma página, la escena de los guardias del Club Infernal agonizando a los pies de Dama Mortal, que a los bocadillos de texto con “Ayuda”, “Socorro…”, “Mis tripas…” sólo falta añadir uno que diga “Me han hecho pupita.”

Pero lo que me hundió todo el asunto fue llegar al momento de la Masacre Mutante y ver que allí también aparecían escenas cómicas. Fue ver el asesinato de dos Morlocks en una escena que parecía tomarse el asunto a cachondeo, y más adelante a una Calisto completamente caricaturesca agarrando a un Morlock mientras le dice “No te mueras, ¿me oyes?, no te mueras!”, y le cogí tirria a Piskor porque a partir de entonces la sensación de que estaba dibujando con la mentalidad de que “en realidad los cómics de superhéroes no dejan de ser bastante chorras, así que no me los voy a tomar con demasiada seriedad” me parecía constante. Y por desgracia, en su labor como guionista decide a esas alturas de la serie hacer una serie de rizos narrativos (en los que la ausencia de la historia de “Días del Futuro Pasado” que se menciona en este artículo es un elemento importante) que para mi gusto perjudican la razón de ser de esta miniserie en vez de beneficiarla. Con lo que mi sensación final fue de un bluff de dimensiones moderadas, empeorado por lo mucho que me habían gustado los primeros números.

Al final llegué a la conclusión de que todo esto ya lo habían hecho mucho mejor Claremont y Byrne en el capítulo resumen de “Elegía” que ocurría justo después del final de la Saga de Fénix Oscura.