La Capa

Por
26
1891

 

Guión: Joe Hill & Jason Ciaramella
Dibujo: Zach Howard
Edición España: Planeta DeAgostini
Contiene: The Cape One Shot y The Cape 1-4 USA
Formato: Tomo cartoné de 152 páginas
Precio: 14,95 €

 

“Tú no tienes ni idea
de lo que tengo en la cabeza”

¿Qué define al héroe? Tradicionalmente, simplificando mucho el concepto, podríamos decir que es la capacidad de una persona para hacer el bien aún a riesgo de su propia integridad física. Pero en las sociedades antiguas los héroes fueron, hasta cierto punto, idealizados otorgándoles habilidades y poderes sobrehumanos y emparentándolos con los mismísimos dioses. Esa perspectiva cuajo en la cultura occidental y se ha mantenido entre nosotros hasta tiempos presentes; eso podría explicar, entre otras cosas, como el cómic de superhéroes ha pervivido a lo largo del tiempo recreando un tipo de mitos y leyendas en las que han reciclado héroes antiguos, cómo Thor o Hércules, y se han creado otros nuevos, de muy diverso cuño y condición, como Spider-man, Batman, Ironman o Superman. Poco o nada tienen en común estos, más allá del hecho de comportarse heroicamente, por lo que la pregunta original con la que comenzábamos parece seguir sin respuesta. Aunque basta pararse sólo un poco para percatarse de algo más que tienen en común los superhéroes: su indumentaria. Los superhéroes no se muestran como una persona normal pues son conscientes de que no lo son unos simples mortales. ¿Es este punto lo que hace al superhéroe? No, indudablemente no, pero algo de esa idealización del héroe de la que hablábamos parece haberse trasladado, ya desde sus orígenes, cuando Hércules se vestía con una llamativa e icónica piel de león, hasta las páginas de los cómics modernos, en el aspecto en que estos se muestran.

Ahí tenemos a Superman, el proclamado padre de todos los superhéroes, siempre reconocible por su disfraz rojo y azul y su larga capa. El éxito de sus historias y del género que él mismo ayudó a dar a conocer de la mano de sus creadores, Jerry Siegel y Joe Shuster, ha conseguido que la conciencia colectiva, no ya sólo la del lector de cómics habitual, interprete el elemento accesorio de la capa como un símbolo de heroísmo, incluso teniendo presente que también hay famosos villanos que la lucen con orgullo y elegancia. Entonces la capa, ¿define al héroe sí o no? Parece ser que la respuesta podría tenerla Joe Hill, escritor y guionista de cómics, un autor que se ha hecho camino sin necesidad de apelar a su herencia, la de ser el hijo de Stephen King -su verdadero nombre es Joseph Hillstrom King-, como ha demostrado con su trabajo en novelas como El Traje del Muerto o Cuernos y con su afortunada incursión en el mundo del cómic con la aclamada Locke & Key y La Capa. Esta última tiene su origen en una obra previa del autor, una antología de terror formada por catorce historias cortas titulada 20th Century Ghots, publicada en 2005 y a través de la cual Joe Hill pretendía hacer un repaso sobre algunos de los iconos culturales de finales del siglo XX y principios del XXI incluyendo entre ellos un pequeño cuento a modo de coqueteo y homenaje al cómic superheroico del que su autor se ha confesado aficionado en alguna ocasión.

Esta obra ganaría el Premio Bram Stoker como Mejor Colección de Ficción, el Premio Británico de Fantasía en esa misma categoría y también en la de Mejor Historia Corta por Lo Mejor del Nuevo Horror y en 2008, después del éxito y las buenas críticas de su serie Locke & Key junto al dibujante Gabriel Rodríguez, trabajo por el que sería reconocido con un Premio Eisner al Mejor Escritor en 2011, a Joe Hill se le ofreció la posibilidad desde la editorial independiente americana IDW Publishing de adaptar La Capa al formato y el lenguaje propio del cómic. Obviamente, como amante del medio, Joe Hill aceptó inmediatamente pasando a formar equipo con el guionista Jason Ciaramella y el dibujante Zach Howard para llevar el proyecto a buen puerto, primero adaptando la historia original en un único número y posteriormente dando un paso más allá con una historia limitada de cuatro números que funcionaba como secuela de la propuesta original. Finalmente, Planeta DeAgostini se ha decidido a publicar La Capa en nuestro país, en una edición que incluye como extras el relato original de Joe Hill, las portadas de la colección y una inspirada introducción de nuestro antiguo colaborador José Torralba titulada Historia de una Capa. La Capa de Joe Hill no es una historia de héroes y villanos, es algo más personal, pero supondrá una curiosidad y una buena lectura para los amantes del género superheroico que siempre han sido conscientes de su potencial.

Sinopsis de La Capa

Eric jugaba de niño con su hermano a los héroes y villanos con una capa que su madre le había remendado pero después de caerse de un árbol y sufrir un grave accidente su madre decidió quitarle su más preciada posesión. Eric ha crecido sintiéndose un fracasado y culpando al mundo de ello pero en el sótano de la casa de sus padres descubre su antigua capa con la cual es capaz de volar; algo que le ayudará a descubrir su motivación en la vida: la venganza contra sus seres queridos.

La Capa: No Es Un Cómic de Superhéroes

La Capa de Joe Hill, Jason Ciaramella y Zach Howard, pese a su punto de partida y como ya hemos dicho al principio, no es un relato superheroico, más parece una excusa para hablar de otros temas más mundanos y terrenales en los que la simbología de este tipo de publicaciones se reduce a la mínima expresión e incluso, en ocasiones, su presencia parece tener un mero uso metafórico en el discurso interno de la historia. Pero no estamos hablando de un planteamiento onírico o ilusorio, la acción en La Capa es plástica y real, sobria y contundente y con algunas destacadas dosis de gore en el trayecto, pero simplemente no se permite evolucionar en los parámetros y cánones habituales del género superheroico. Como bien apunta al respecto José Torralba en la introducción de la presente edición de Planeta DeAgostini de la historia de Joe Hill “la capa no forja por sí sola al héroe”, ni al villano habríamos de añadir, pero, en el caso que nos ocupa, esto no es lo importante sino la perspectiva elegida por Joe Hill capaz de desentenderse de la resabida fórmula de los cómics de superhéroes, tan entregada normalmente al espectáculo y la forma, para acercarnos un relato de mucho más alcance. Por otro lado, no hay nada nuevo en La Capa, pero aún así sus autores nos lo hacen creer con una historia con puntos en común con la reciente película Chronicle del debutante Josh Tank, interpretaciones ambas de corte costumbrista que acuden a las raíces del género para manipularlas a su gusto, ofreciendo una visión más general y actualizada de sus conceptos básicos y logrando como resultado una historia independiente capaz de crear sus propios clichés.

La Capa es una propuesta más personal, con personas comunes por protagonistas cuyos actos determinan su forma de ser, el componente humano es más destacable, más psicológico, y especialmente perfilado en su protagonista cuyo retrato determina al resto de secundarios en los roles que han de jugar en la trama. De esta manera, Joe Hill y Jason Ciaramella nos ofrecen una mirada con reminiscencias postmodernas del cómic superheroico buscando encajar esta en nuestra realidad de forma más natural y creíble y eludiendo por ello elementos como los disfraces, las identidades secretas y los nombres rimbombantes porque nada tienen que ver con la simple y llana historia de venganza que se nos pretenden narrar sus responsables. En el apartado gráfico, Zach Howard supone una gran baza con su dibujo, atractivo y narrativamente potente, muy apropiado para este relato de cariz más introspectivo de Joe Hill y Jason Ciaramella pero demostrando también su virtuosismo en algunas escenas o splash pages concretas en las que podemos apreciar verdaderamente el alcance artístico de su trazo y puesta en escena. En este punto cabe mencionar la aportación de Nelson Daniel al color de la serie, con una paleta ocre y de tendencia oscura, en la que llama la atención su apuesta por el uso de tramas de puntitos en la línea de los antiguos cómics de superhéroes aunque aquí parezcan innecesarias, artificiales y sólo entorpezcan el poder disfrutar completamente del dibujo de la obra. En definitiva, La Capa de Joe Hill es una propuesta interesante, un relato sencillo y bien narrado especialmente indicado para aquellos que busquen historias alternativas o visiones más peculiares y alejadas del tradicional y, en ocasiones, repetitivo género superheroico.

26 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Toni.D
7 junio, 2012 8:57

Yo le di una oportunidad después de que me lo recomendasen mucho.

Y bueno… es de estos cómics que terminan y tienes la misma sensación que cuando lo empezaste, es un “pues fale”.
No me ha emocionado, no he llegado a empatizar con nadie y no he sentido que me estén contando una buena historia.

Frío, muy frío…

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
7 junio, 2012 9:18

Pues a mi si me gustó. La adaptación del relato no está mal, pero la mini que lo expande está bastante bien. Me parece una buena lectura.

spiderhunk
spiderhunk
Lector
7 junio, 2012 9:32

Hablemos de Locke&Key,que sí son palabras mayores…pocas series hay tan maltratadas en el mercado español…Mucha publicidad para cosas como Morning Glories y casi nula para una obra que,no sólo es que haya ganado premios varios en Usalandia,sino que es buena,buena,leñe! Y yo siento que debo ser la única persona a la que le gusta y que espera como agua de mayo cada tomo (ay,Panini…). La Capa está bien en su planteamiento,el relato en que se basa es contundente y brillante,pero su continuación en cómic se queda un poco en tierra de nadie…

O_o
O_o
7 junio, 2012 9:52

Es una lectura que tengo pendiente…

Por otra parte, Locke & Key es brillante, de lo mejor que se publica actualmente, es un soplo de aire fresco al genero del terror. Es creatividad pura y uno de los mejores ejemplos de buena conexión entre guión y dibujo.

Casualmente o no tan casual, ahora mismo me estoy leyendo un libro de Joe Hill, que ya está entre mis autores favoritos.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
7 junio, 2012 9:53

Hombre, es que Locke&Key son palabras mayores…una de las mejores series publicadas actualmente, pero a mi me parece que La Capa cumple muy bien.

Raúl López
Admin
En respuesta a  NobTetsujin
7 junio, 2012 11:32

Yo si aun no he pillado Locke&Key es porque el formato escogido para publicarla en España (100%) no me gusta nada. Y si, tiene poca o nula publicidad para el pedazo de obra que todos dicen que es. Se habría agradecido un formato de publicacion como el que usaron Planeta y ECC para publicar American Vampire.

loco por las cervezas
loco por las cervezas
7 junio, 2012 10:37

grandiosa una retorcida vision de un hombre con el simple poder de volar

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
7 junio, 2012 12:05

Raúl, si el inglés no te molesta (yo lo leí así), la edición en tapa dura está bastante chula y no es cara. Y además van con dos tomos de ventaja.

spiderhunk
spiderhunk
Lector
7 junio, 2012 15:14

Biennn! La peña hablando de Locke&Key! Estimados redactores de ZN,se agradecería un artículo y/o guía de la gran obra del señor Hill.

HeWhoCanNotBeNamed
HeWhoCanNotBeNamed
Lector
7 junio, 2012 16:16

Poner unas tapas duras, inflar el precio y ya es edición de lujo, cuando el cosido es bastante chapucero en la mayoría de los casos. Menudo filón que encontraron las editoriales.

Didac
Didac
7 junio, 2012 18:02

Cuando salió por aquí en Barcelona, compré el comic.
Un poco por aquello del reclamo de que el guión era del hijo de Stephen King (que no entiendo porque se quita el apellido, si total en todos los medios mencionan que es de los King, pero bueno.)

Es una opinión personal: Me pareció una historia, parecida a las TV movies que emiten en Tele 5, antena 3,…

Algo descafeinado.

Apartado artístico justo. A veces el dibujo no acompaña la historia.
El Tratamiento visual escogiod, es un tanto ochentero, con semitono/trama que resulta gratuíta.
El color es digno
Y un guión, de estructura clásica. Es lineal, no tiene giros. Por lo que se hace aburrido. En especial, si se es un lector no ocasional de cómics.

Si tienes ese dinero y no sabes que hacer con el, casi recomiendo ir a ver la película Chronicle. Que dispone de un guión y una factura técnica muy por encima de la media.

Ataúd Johnson
Ataúd Johnson
Lector
7 junio, 2012 19:09

Pues sin ánimo de llevar la contraria a mí La Capa me pareció una buena historia.Y me inquieta el protagonista,me creo su involución y sus actos perturban lo suficiente para tratar la obra de terror fantástico.
Sin embargo Locke&Key vendida como una historia de terror,se queda por ahora en tierra de nadie.Empieza genial,y se va perdiendo en un batiburrillo de ideas sin llegar a apostar por una que dé sensatez y sentido.El segundo tomo arranca de forma genial y conforme va avanzando se vuelve a desinflar,cosa que confirma el tercer tomo con un penúltimo capítulo que no quiero seguir para no spoilear,pero es que sinceramente es injustificable en la historia que se pretende contar.
Es curioso porque el dibujo con el que tardé en conectar y asociar con la historia,cada vez lo iba encajando mejor,pero es la propia historia la que no termina de gustarme.
Aún así,mis expectativas eran altas y creo que ha sido mi problema,porque me gusta Joe Hill,por supuesto seguiré con Locke&Key con el ánimo de que se convierta en la historia que creía que sería.

Captain Taylor (Saca tus sucias patas de encima, mono asqueroso!)
Captain Taylor (Saca tus sucias patas de encima, mono asqueroso!)
8 junio, 2012 0:18

Apartado artístico justo. A veces el dibujo no acompaña la historia.
No, no la acompaña… La rebasa y la deja muy atrás. El dibujo es una auténtica maravilla. Ochentero?? Por la trama?? Pues a mi me pareció un recurso acertado. Todas las viñetas son para ver mil y una veces. Un dibujante para seguir todo lo que haga a partir de ahora que lo he conocido.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
8 junio, 2012 0:23

Pues no sé, Ataúd, a mi Locke & Key me ha tenido en estado de enganche constante, no recuerdo ese capítulo que mencionas del 3er tomo, pero si como todo se va precipitando hasta que el 4º tomo…Ups, no digo nada más, sólo que pronto toca el 5º, y le tengo unas ganas…

Bluntman&Chronic
Bluntman&Chronic
Lector
8 junio, 2012 0:42

Aunque la historia está muy bien dibujada y tenga un escritor reconocido al guión lo cierto es que tampoco es una historia para tirar cohetes, deja un montón de cabos sueltos sin responder (quizá porque se espera que haya una segunda parte).

Ciudadano: ¿desea saber más?:

Aviso de Spoiler

Comenzamos con el prota, Eric, el cual se abre la cabeza haciendo el mongolito cuando era chiquilín, para después hacer un seguimiento de su vida hasta el momento dado en que se desarrollan los acontecimientos: se convierte en un fríki cavernas, consigue picarle la novia (que no es fea precisamente) a su hermano SIN MOVER UN DEDO
no estudia, no trabaja ni busca curro, solo se toca los cojones, el caso es que al final la situacion llega a que es un completo inutil. Hasta aquí perfecto, no habla de una situación realista y alejada de el mundo guay de los comics de superheroes.
Luego se reencuentra con su querida capa de la infancia, que supuestamente su madre había tirado a la basura (tiiipico de una madre, tirar cosas sin preguntar) y, ahora descubre que, “mágicamente” le otorga el poder de volar. Ajá, vale, bien.
Y a partir de aquí todo muerte y destrucción: mata a su novia, mata a su madre, mata a los pasajeros de un avión con una motosierra, mata a los policias que investigan los asesinatos tirándoles un oso encima (el colmo de la sutileza, hoygan) y ,finalmente, trata de hacer lo mismo con su hermano, de quién siempre a tenido celos.
Pero el hermano de Eric consigue quitarle la capa y….y…se acabó, no hay más historia que contar, circulen.
No se explica por qué la Capa vuela: ¿és por el parche que le pusieron cunado eran pequeños o es por algo más?, ¿tiene algo que ver con la demencia de Eric, que pasa de culo gordo pasota a un psicho-killer sin escrúpulos ni remordimientos, o por el contrario es todo causa del accidente del árbol quele trastocó de una manera que nadie pudo comprender hasta que se pone a matar peña como un loco?.
No hay explicación, solo un “estoy frustrado y vais a morir porque sí”

Nada de nada, se muere el malo, mandan la capa a la hogera y títulos de crédito. Deja una sensación de vacio bastante grande

Un saludo

Ataúd Johnson
Ataúd Johnson
Lector
8 junio, 2012 3:57

Me refiero, Nob, a las páginas del combate tipo robot gigante japonés de Tyler con las sombras.No me pega eso en una historia de terror.Está como copiado y pegado de otra historia o esa sensación me da.El caso es que deja de ser una historia de terror muy pronto y ése es su problema,que no se sabe muy bien en que se convierte.
En una historia que empieza con la típica mansión encantada,fantasmas,con un tono lúgubre,con ese Bienvenidos a Lovecraft,etc,hacen presagiar una vuelta de tuerca original a eso conceptos clásicos del género y a tomárselo en serio,quiero decir que lo cuente sea de verdad inquientante y terrorífico,pero yo no es lo que me he encontrado en general al terminar el tercer tomo.
En cualquier caso,la historia tiene lo suficiente para seguir con el siguiente número,(y más después de tu comentario),y seguro que nos va dar más oportunidades para debatir.

Didac
Didac
8 junio, 2012 14:48

Captain Taylor:

Bueno, si a ti te apetece contemplar mil y una veces páginas como esta:

http://4.bp.blogspot.com/-xXp_jFktp4g/T4vcVNjhWKI/AAAAAAAAMsg/4Cd0jwqU2og/s1600/la+capa+3.jpg

Pues ahí te dejo. Obnubilado.

Didac
Didac
8 junio, 2012 14:55

Sobre la trama. No creo que el punto (añadido de ordenador) debiese superar el grosor del lápiz, queda grosero y dificulta la lectura.

Alex Barrientos
Alex Barrientos
Lector
8 junio, 2012 15:36

la verdad me parece curioso lo poco que se ha hablado de LOKE & KEY, es un buen comic con altos y bajos pero sigue manteniendo un ritmo genial, los lapices del chileno Gabriel Rodrigues son asombrosos, que junto con la historia lo hacen un buen cómic que ha ganado y ha sido nominado a varios premios, por eso me parece curioso la poca relevancia que se le ha dado, por no decir, casi nula!!!!

Bluntman&Chronic
Bluntman&Chronic
Lector
8 junio, 2012 17:21

T. Pardo:

Aviso de Spoiler

Sí, Eric puede volar pero gracias a la capa, porque cuando su hermano se la quita cae a peso mierda contra el asfalto, mientras que este levita suavemente hasta el techo del hospital.
Otra cosa que no me concuerda es este hecho con el principio de la historia ¿si podía volar porque se piña de manera espectacular?.
Se me ocurre (teoría personal ojo): la capa está maldita, no por el manto en si, sino por el parche que tiene cosido.
Eric de pequeño podía volar pero, por accidente o a causa de la misma capa, se pega el ostión de su vida y después del accidente, su madre la tiró a la basura. Pero como no es un objeto común, re-apareció en el momento más duro de la vida de este y no se sabe si a causa de la capa o de la propia frustración de su dueño, se pone a destruir a todos sus seres queridos (su novia es posterior al accidente y la mata por un simple ataque de celos, sin ningún remordimiento).
Según esta teoría, aunque el hermano de Eric haya quemado la capa, esta volverá a re-aparecer, por eso creo que el final abrupto de esta serie limitada, se debe a que dejan las explicaciones para una segunda parte.

Coincido contigo en lo del oso, pesa demasiado, por no decir que lo roba a plena luz del día, y lo tira en medio de la carretera. Mucha gente tendría que haberle visto. Son muertes como las de la películas de terror de los 80: espectaculares y bestias pero muy forzadas.

En cuanto al dibujo del cómic me parece muy competente y que se mantiene a lo largo de la serie. No tengo ninguna queja.
Un saludo.

soho 1974
soho 1974
9 junio, 2012 17:06

Yo lo compré guiado por el ruido que se estaba armando (por el comic y el autor) y reconozco que cuando lo terminé pensé “eso es todo?”. El dibujo está muy bien pero la historia me parece hueca.

Alex Cruz
Lector
10 junio, 2012 21:08

En resimidas cuentas…

The Cape es la historias de un inadaptado social con tendencias sicoticas y trahumatizado desde niño que adquiere poderes por una capa chorreara de su infancia guardada en el desban donde la escondio su Mama por aventarse de un arbol y fracturarse un brazo y se vuelve el malote que lo destruye todo (un MiracleMan Plutonian adolecente), eres un genio Joe Hill…

Bueno, si su Papa se leyo los X-Men de joven y los mezclo con una historia real de bulling de una adolcente sicotica para hacer a su Carrie con la que inicio su carrera de escritorazo y fue el talquillazo del verano de Hollywood en los 70s… Porque no Joe Hill va a seguir el mismo camino de su Apa con The Cape.

Lo que me sorprende es que The Cape haya sido la super historia premiada de concursos literarios que rompio todos los catres… Lo digo y lo vuelvo a decir: En el comic hay mejores escritores con mas capacidades y tecnicas narrativas que los prestigiosos escritores que se pavonean en los medios del cine, la television y la literatura.

Alex Cruz
Lector
10 junio, 2012 21:18

Ya me imagino el rollote shakesperiano-shaketo de Torralba para justicar este truño de la mercadotecnia literaria con la gran obra que estaba esparando el noveno arte para revindicarse, No es para mas, ha ganado desde un Stoker hasta un Eisner… Diablos, si mi Papi fuera Stephen King.

Armin Tamzarian
Autor
10 junio, 2012 21:19

… o si escribieras como Joe Hill