La BD que NO nos viene (aún): Petites Eclipses

Por
2
472

Como justo antes os comentábamos, arrancamos con una nueva sección que, de forma mensual, nos servirá para conocer algunas obras del mercado francobelga que – injustamente – parecen no tener visos de aparecer en castellano.

El responsable de dicha sección será Xavier Sala y lo tendremos aquí, si nada falla, cada primer miércoles de cada mes. Gràcies, Xavier!

Descripción Editorial tomo 1
 

Petites Eclipses
Autores: Fane – Jim
Casterman – 292 pág – 15,15 € (Amazon.fr)

 

Seis amigos.

Pasarán cuatro días y cuatro noches juntos, en el sur, esperando el eclipse.

El sonido de las risas y de los reencuentros. La vida, la amistad, las esperanzas, los sueños, el tiempo que pasa, las pequeñas renuncias, las pequeñas traiciones …

Las fragilidades.

Reseña


Esta BD ha sido una de las sorpresas agradables de mis compras de este año en Francia. Los autores Jim (Tout ce qui fait raaaler les nanas, Ibiza club…) y Fane (Joe Bar Team) hasta ahora prácticamente sólo se habían prodigado en BD de tipo humorístico. Y esto me ha sorprendido y, por los comentarios que he leído, no soy el único que no esperaba de estos autores una obra como ésta.

‘Petites Eclipses’ nos explica lo que les ocurre a seis amigos durante los cuatro días que pasan en una casa con la excusa de ver un eclipse de Sol. Cinco de ellos son viejos amigos que ya están superando los treinta años y la sexta es un ligue de Internet de uno de ellos que, después de años de matrimonio, quiere aprovechar para echar una canita al aire con una jovencita.

Durante estos días explotarán las tensiones latentes que había entre ellos, se darán cuenta de golpe de las renuncias que han tenido que hacer en su vida, de que la juventud ya se ha escapado, de cómo su amistad ha cambiado con los años…

El guión es compartido por los dos autores, Jim (Fée et tendres automates, Tout ce qui fait raaaler les nanas, Ibiza club…) y Fane (Joe Bar Team), que se organizaron de forma que cada uno de ellos creó tres de los personajes principales, les dieron carácter y se encargaron de decidir qué reacciones tendrían ante cada uno de los sucesos con que se encuentran.

Al empezar la lectura mi cabeza no pudo evitar hacer paralelismos con “Quelques jours avec un menteur” de Etienne Davodeau (Ha muerto un hombre, Caída de bici, la mala gente) pero desaparecieron a medida que me iba integrando en la historia porque, ésta, tiene suficiente fuerza.

A diferencia de lo que pasa en otros cómics de este estilo llamado “slice of life” los personajes no son ni especialmente extremos, ni absolutamente banales y ni tan solo destacan por tener un carácter especial: son personas normales con sentimientos normales (un poco maniáticos, pero ¿quién no está un poco tocado hoy en día?). Para mí aquí reside uno de los puntos fuertes de esta BD, el realismo con que se comportan todos ante las situaciones con que se van encontrando: siempre reaccionan de acuerdo con el contexto, del estado del ánimo del momento, o de las relaciones establecidas anteriormente con el personaje con el que interactúan: con educación, de forma violenta, pasivamente, etc.. ¡Exactamente cómo lo harían personas normales!

Personalmente a mí el dibujo me gusta bastante, especialmente porque encuentro que está bastante cuidado, cosa que no suele ser demasiado habitual en los cómics de este estilo en los que muchas veces el dibujo es horrible. Consiguen hacer un dibujo con un aspecto de trazo rápido reforzado notablemente con tonalidades de gris que, para mí, consiguen darle aún más fuerza a la historia. Cuando hace falta no dudan en entretenerse en los detalles del escenario de fondo y además los personajes tienen una gran expresividad, a veces exagerada, aunque la prefiero a las típicas caras de palo.

Personalmente creo que sería un éxito (al menos de la crítica) para la editorial española que lo publique. Si lo hacen algún día…

Xavier Sala

Coses de l’utrescu

2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
furlupus
furlupus
3 octubre, 2007 12:05

…. Por fín alguien que se preocupa de dibujar bien una historia intimista…estoy harto de los “ejercicios de estilo” que imperan ahora en la BD y en la narrativa dibujada, en general…

Toni Boix
3 octubre, 2007 15:36

La verdad es que el cómic éste pinta muy bien. A ver si algún editor se anima.