Kitaro 7, de MIZUKI Shigeru

¡Siguen los trapicheos del Hombre Rata!

Por
1
724

Edición original: gegege no Kitarō (ゲゲゲの幾多郎, Kodansha, Shōnen Magazine, 1959-1969).
Edición nacional/España:Kitaro, Editorial Astiberri, 2018.
Guion:MIZUKI Shigeru.
Dibujo: MIZUKI Shigeru.
Traducción: Eva Sakai.
Demografía y género: Shonen, aventuras, fantástico, mitológía, terror.
Formato: Tomo (160×270), rústica con solapas, sentido de lectura japonés, colección completa de 11 volúmenes, 207 páginas, 18€.

¡Se han unido los tres frigoyokais

La editorial Astiberri continúa con la publicación de la obra manga de MIZUKI Shigeru con este séptimo volúmen, el cual recoge las historias que este autor publicó entre mayo y agosto de 1968 en la revista Shunkan Shonen Magazine. El personal universo mitológico de MIZUKI Shigeru sigue expandiéndose con nuevos casos de Kitarō, quién una vez más tendrá que vérselas con maléficos Yōkai y a los planes malvados del Hombre Rata que pondrán en más de un aprieto a nuestro fantasmagórico héroe. Pero antes de hablar de las historietas que recoge este séptimo volúmen, nos vemos en la necesidad de recordar, una vez más, la figura de MIZUKI Shigeru, el gran genio del manga. Este autor nació en 1922 en Kohama, un pueblecito cerca de Osaka. No obstante, no pasó demasiado tiempo en esta localidad, ya que pronto se trasladó a Sakaiminato, otro pueblo costero de la prefectura de Tottori. En plena juventud vivíó los tiempos revueltos de las décadas de los treinta y de los cuarenta y acabó, como muchos jóvenes de su generación, enrolándose en el ejército imperial. El soldado Mizuki fue enviado a Nueva Guinea y allí vivió un auténtico infierno en la Tierra, ya que acabó afectado por la malaria y es testigo de la muerte de muchos compañeros y amigos del ejército, llegando a perder el brazo izquierdo en un bombardeo aliado. Una vez acabada la guerra y de vuelta a Japón y marcado por los horrores de su experiencia bélica empezó su carrera como autor de manga en 1957, convirtiéndose en uno de los mejores representantes del manga moderno. En sus historias se llega a entender cómo MIZUKI Shigeru llega a entender el alma humana, resultado de sus experiencias durante la Guerra del Pacífico, mostrando en cada una de sus narraciones una empatía hacia los demás que pocos autores han sabido plasmar en una hoja. Gracias a esta comprensión del dolor ajeno ha creado con Kitarō un personaje icónico dentro del mundo del manga en particular y de la historieta en general. Ahora repasaremos las historietas de este séptimo volúmen y regresaremos maravillados al fantasmagórico y fantástico mundo de Kitarō, donde, seguro, acabaremos del todo sorprendidos.

LOS GATOS FANTASMA: En esta primera historia Kitarō y el Hombre Rata deberán enfrentarse a una misteriosa enfermedad llamada traumatismo gatuno. Todos aquellos que han caído bajo el influjo de esta enfermedad tienen los extraños síntomas de comportarse como gatos. Para descubrir qué fantasma está detras de todo este suceso deberá adentrarse en un mundo fantasmagórico y terrorífico. ¿Conseguirá Kitarō descubrir un remedio para salvar a los humanos?
NOPPERABO Esta segunda aventura empieza con los trapicheos del Hombre Rata para ganar algo de dinero. Ahora se dedica a custodiar las tumbas de los cementerios por un módico precio hasta que cae en las garras de un fantasma sin restro, que acabará por robarle su cara. Totalmente desesperado, el Hombre Rata buscará la ayuda de Kitarō para recuperar su cara pérdida.
EL DÍA DE LA SEQUÍA: En esta tercera aventura, el Hombre RAta continúa con sus turbulentos negocios. Esta vez se hace pasar por un conocido médium y asesora a una editorial, que publica reportajes sobre diferentes Yōkai, además le promete que estos colaborarán como redactores a un módico precio. Pero, al cabo de poco tiempo, desaparecen dos colaboradores de la editorial y el hijo del presidente de la editorial avisa a Kitarō para que resuelva todo este entuerto.
EL ‘YOKAI’ OBEBE: En esta cuarta historia seguimos con las andanzas del Hombre Rata que se ha hecho amigo de un campesino pobre. Al querer imitar a Kitarō intentará hacer cosas buenas, pero, como siempre, acabará trasquilado y engañado. En realidad, el campesino pobre es el Yōkai Obebe, una manifestación de una nutria fantasmal que será vencido por Kitarō en una lucha entre estos dos espectrales seres.
LA NIÑA DE LAS NIEVES: En esta quinta aventura, Kitarō y el Hombre Rata deben resolver un entuerto en Hokkaido, ya que varios vecinos de un pueblecito han perdido su alma por culpa de unos misteriosos seres. Una vez que nuestro protagonista se ha adentrado en las profundidas deberá enfrentarse a los tres frigoyokais: el Hombre de las Nieves, la Mujer de las Nieves y la Niña de las Nieves. ¿Podrá Kitarō vencer a esta temible triada fantasmal?
UBUME Varios bebés han desaparecido y el bueno de Kitarō no para de recibir cartas pidiéndole su ayuda. Pero lo que nuestro ínclito protagonista no sabe es que el Hombre Rata ha despertado a una poderosa ave fantasmal que los tiene esclavizados para cuidar a los bebés secuestrado. ¿Qué hará nuestro detective espiritual favorito para derrotar a este nuevo fantasma?
COMBATE DE ZUECOS: En esta historia el joven Kitarō se las verá con un poderoso espíritu que roba las huchas de los niños. Esta vez quién necesita ayuda es el hada Hanako, quién necesita los servicios de nuestro héroe. Pero lo que no sabe Kitarō es que será testigo de una increíble lucha de zuecos. ¿Conseguirá salir victorioso de nuevo?
EL ‘YOKAI’ DE SEKIGAHATA: En esta nueva aventura Kitarō caerá bajo el control de un poderoso fantasma que lo convertirá en su esclavo. Por suerte para él recibirá la ayuda de un anciano ermitaño que le ayudará a remitar tan nefasta situación, aunque el padre del joven tendrá que pagar un doloroso precio.
EL MONJE DE LAS CAVERNAS: En esta penúltima aventura Kitarō tendrá que enfrentarse a la ambición de los humanos. Una banda yakuza tiene problemas económicos por culpa de los Yōkai. Así que, deciden secuestrar a uno de ellos para exhibirlo públicamente y ganar dinero.
EL DIABLO DE AMANOJAKU: En esta úktima aventura, un bondadoso anciano que lo ha perdido todo acaba amargado y se dedica a hacer infeliz a los demás. En su viaje por Japón libera a un poderoso demonio que también desea hacer la vida imposible a los humanos, provoncado diferentes incidentes. En uno de ellos se les une el Hombre Rata y Kitarō deberá lidiar con este maligno triunvirato.

Uno de los ejes principales de estas historias es el toque moralizante de los cuentos en los cuales la ambición humana es vencida por la empatía, la comprensión encarnadas en el joven Kitarō. Además, en cada una de las historias destila un humor escatológico, que observaremos posteriormente en obras como Dr. Slump. A todos aquellos lectores interesados en el folclóre popular japonés deberían leer las aventuras de Kitarō.

Lo mejor

•El universo folclórico japonés sigue expandiéndose.
•El humor escatológico de MIZUKI Shigeru.
•La gran capacidad narrativa de MIZUKI Shigeru.

Lo peor

• Los relatos cortos saben a poco.
• Se nota bastante el paso del tiempo.
• El toque naïf de las historias.

Edición original: gegege no Kitarō (ゲゲゲの幾多郎, Kodansha, Shōnen Magazine, 1959-1969). Edición nacional/España:Kitaro, Editorial Astiberri, 2018. Guion:MIZUKI Shigeru. Dibujo: MIZUKI Shigeru. Traducción: Eva Sakai. Demografía y género: Shonen, aventuras, fantástico, mitológía, terror. Formato: Tomo (160×270), rústica con solapas, sentido de lectura japonés, colección completa de 11 volúmenes, 207 páginas, 18€. ¡Se…
Guion - 9
Dibujo - 9
Interés - 10

9.3

La editorial Astiberri continúa con la publicación de la obra manga de MIZUKI Shigeru con este séptimo volúmen, el cual recoge las historias que este autor publicó entre mayo y agosto de 1968 en la revista Shunkan Shonen Magazine.

Vosotros puntuáis: Be the first one !
Subscribe
Notifícame
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
mespinpe
mespinpe
Lector
15 abril, 2022 16:07

Una duda, ¿por qué desde el verano pasado más o menos los autores japoneses se nombran en ZN primero por el apellido y después el nombre? En los comics se sigue usando el orden clásico…me pierdo con este tema.