Kick-Ass Omnibus. ¿Merece la pena?

¿Merece la pena el ómnibus de Kick-Ass? Hoy hablamos de la última edición del cómic de Mark Millar y John Romita Jr. que ha publicado Panini.

1
1769
Kick-Ass

Edición original: Kick-Ass #1-8, Hit Girl #1-5, Kick Ass 2 #1-7 y Kick Ass 3 #1-8 USA (Millarworld/Image Comics)
Edición nacional/España: Kick-Ass Omnibus (Panini Cómics, 2023)
Guion: Mark Millar
Dibujo: John Romita Jr.
Entintado: Tom Palmer
Color: Dean White
Traducción: Gonzalo Quesada
Realización técnica: Estudio Fénix
Formato: Tapa dura con sobrecubierta. 768 páginas. 60€

Todo Kick-Ass en un tomo

Hablar de Mark Millar hace que a uno le venga a la mente Kick-Ass. El autor tiene un catálogo de obras que ya podemos calificar de impresionante, en cuanto a cantidad, ya si hablamos de calidad es otra cosa, pues hay de todo. Pero su Millarworld está plagado de superhéroes, supervillanos, ladrones, naves espaciales, magos y demás fanfarrias. Ahora bien, si miramos hacia sus obras más conocidas ahí está Kick-Ass al frente, con perdón de Wanted y sin hablar de sus trabajos en las dos grandes, que no hay que olvidar que fue el artífice de la Civil War de Marvel. Y curiosamente los mencionados han tenido adaptación al cine y las tres han sido un éxito rotundo.

Pero teniendo en cuenta que Civil War es propiedad de la casa de las ideas, las otras dos han sido las que han generado dinero para el propio Millar, sus creaciones al fin y al cabo, y dentro de ellas la que más quedó para la posteridad, aún recaudando menos, fue Kick-Ass (y la mejor adaptada, todo sea dicho). Pero dejemos de lado el cine y vayamos al cómic.

Si decía que Mark Millar tiene obras de todo tipo, a nivel cualitativo, Kick-Ass es de las que se sitúa entre las mejores de ellas. Esta creación suya y de John Romita Jr. nace en el seno de Marvel, sí, pero dentro de un sello llamado Icon con el que pretendían dar cabida a obras más personales en las que los autores guardaran sus derechos. Icon aparece en 2004, un poco para dar buscar un lugar a obras de autores muy relacionados con la editorial pero sin que la editorial mantuviera los derechos de las creaciones, mirando un poco hacia el Vertigo de DC y otro poco hacia Image Comics. Aunque en ella vimos series grandiosas de gente como Brian Michael Bendis, Ed Brubaker, Sean Phillips, Matt Fraction o J. Michael Straczynski, Marvel bajó la apuesta para acabar cerrando Icon en 2017. Conclusión: todos se llevaron sus creaciones a otras editoriales, especialmente Mark Millar, que era el que más cómics había manufacturado, creando su propia editorial, el Millarworld, que luego vendería a Netflix, y que se pasó a publicar por medio de Image Comics. Cosa que, por cierto, ya ha cambiado, pues recordemos que Mark Millar se ha mudado con todas sus obras a Dark Horse.

Así, digamos que Kick-Ass se gesta en Icon, luego se reedita en Image en sus respectivos recopilatorios en 2018 como The Dave Lizewski Years, y se publica una nueva serie, La Chica Nueva, que aquí podemos encontrar también editada por Panini en cuatro tomos, estando el primero de ellos realizado por sus creadores, Millar y Romita Jr. mientras que del resto se encargan el guionista Steve Niles y el dibujante Marcelo Frusin. A todo ello hay que añadir las seis miniseries posteriores de Hit-Girl en solitario, recopiladas por la misma editorial en un estuche y con grandes nombres involucrados.

Pero todo esto es ya un tema que da para otro artículo. Hoy nos vamos a centrar sencillamente en qué es lo que podemos ver en este ómnibus y si merece la pena o no. Vamos con el contenido.

Dentro de este ómnibus de Kick-Ass que presenta Panini encontramos la saga principal, lo básico de la serie, es decir, esos “años de Dave Lizewski” como se denominó en su paso a Image Comics. Básicamente la historia completa de la parte más conocida de esta serie, con las presentaciones de Kick-Ass, Hit-Girl y todos los secundarios y villanos que les acompañan hasta el final de la historia.

El primer volumen de Kick-Ass es uno de esos juegos que a Millar le gustan tanto, a saber, retorcer los conceptos clásicos del superhéroe. En un mundo donde estos no existen, un adolescente llamado Dave Lizewski sueña con ser uno de ellos e inspirar a la gente a que salga a la calle a impartir justicia. Ni que decir tiene que su primera experiencia es terrible, pero, tras unas operaciones que le hacen insensible y un encuentro con la pareja estrella, Hit-Girl y Big Daddy, todos ellos se meten en una lucha contra la mafia que baila entre lo bizarro, lo macarra y lo hilarante, no sin dejar un poso de tristeza en ese pobre diablo llamado Dave con el que acabamos empatizando de diversas maneras.

Millar viene acompañado con el creador de la serie en todo el tomo. Un John Romita Jr. en plena forma que desata un nivel de violencia como no habíamos visto nunca. Sin duda se trata de un dibujante muy particular, con sus ángulos, sus niños cabezones y su escasez de fondos pero que goza de una gran narrativa, expresividad y, no se puede negar, un grado de originalidad activa que le da más potencia a la serie. A John Romita Jr. se le reconoce a kilómetros y eso da un sabor propio a la colección. No se puede decir que esté siempre al mismo nivel, el color de Kick-Ass 2 por ejemplo no le favorece tanto como en el resto, y según avanza el tomo hay momentos en el que se nota que va más apurado.

En este sentido es fácil, tanto en historia como en guion, quedarse con la primera mitad de este ómnibus, la que se refiere a la parte de Kick-Ass y Hit-Girl.

Y sí, tras esa magnífica primera serie de Kick-Ass tenemos una protagonizada por Hit-Girl, al mismo nivel que la anterior, que no es un spin-off en sí, sino más bien una continuación bastante directa de la miniserie de Kick-Ass. No es este el lugar en el que pretendo analizar esta serie, muy leída y muy reseñada, con lo que podemos quedarnos con que las dos primeras partes son de lo mejor de Mark Millar y con un John Romita Jr. al que todos conocemos de sobre pero que está más brutal que nunca, mientras que las dos siguientes, Kick-Ass 2 y 3, bajan un poco el nivel sin estar mal. Para el que escribe estas líneas Kick-Ass 2 es la peor, pero eso ya es cuestión de gustos.

En el tomo que ofrece Panini está todo perfectamente ordenado, con lo que el contenido es el que es, para mí una serie que merece la pena guardar en las estanterías. Dicho esto vamos con la calidad del tomo. El papel es bueno, los he visto mejores, pero no hay ninguna queja al respecto ya que un papel mejor haría el tomo más pesado, y la gran pega que se le puede poner a este ómnibus es precisamente eso, que pesa. Aunque esto tampoco es ninguna novedad.

Además de la magnífica historia, lo que sí que tiene a su favor es el precio. Por increíble que parezca en estos momentos que estamos viviendo, 768 páginas a 60€ no está mal, teniendo en cuenta el tipo de papel. De hecho es más barato que comprarse los tomos por separado, ya que hablamos de cuatro tomos donde tres de ellos rondan los 20€ y el cuarto anda por 15€. En resumen, la edición es buena, la historia también y el precio muy competitivo para la actualidad. ¿Qué tiene en contra? No gran cosa, obviando que a quien lo lea no le gusta la historia, está claro. Por ponerle pegas más allá del inevitable peso, podemos ir a lo de siempre, hubiera estado bien un artículo introductorio explicando el contexto de la obra y otro para cerrar sobre el resto de material del Millarworld en el que aparecen estos personajes. Se pasan por el tomo para decir algunas palabras Rob Liefeld, Scott Snyder, el guionista y director Joe Carnahan y Jeff Wadlow, que dirigió la adaptación de Kick-Ass 2. Siempre está bien ver cómo gente diversa aporta “algo”, pero no son más que curiosidades sin sustancia. A todo ello añadiría el tema de la sobrecubierta. ¿Por qué hacer una sobrecubierta que es exactamente igual que las tapas? Estas cosas tienen gracia cuando la quitas y ves algo diferente, aquí es un añadido totalmente inútil. Como podéis ver, las quejas sobre el tomo son nimiedades que seguramente a muchos ni molesten.

En definitiva y respondiendo a la pregunta inicial, ¿merece la pena? Sí. Kick-Ass es una historia que merece la pena leer y este tomo es una buena oportunidad para tenerla.

Subscribe
Notifícame
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Manin
Manin
Lector
9 abril, 2024 2:28

Pues sólo tengo la primera miniserie y sí me gustó. El problema es que no soporto la manía de editar tochos gigantes que pesen y sean incómodos de leer y he visto que salen más baratos los tomos sueltos de segunda mano. Igual me pillo la de Hit Girl