Jóvenes Titanes: Tercera temporada – Yo fui Robin

Los Jóvenes Titanes deben encontrar a Djinn y rescatarla de las garras de su malvado hermano.

Por
4
2234

Edición original: Teen Titans núms. 39-47 USA, Teen Titans Annual núm. 2 USA
Edición nacional/España: ECC Ediciones
Guion: Adam Glass, Robbie Thompson
Dibujo: Eduardo Pansica, Javi Fernandez, Jesús Merino
Entintado: Julio Ferreira, Cam Smith
Color: Marcelo Maiolo, Hi-Fi
Traducción: Bárbara Azagra Rueda
Formato: Rústica, 240 págs. A color.
Precio: 22,50 €

Buen final para una gran etapa.

“Pues no sé qué hacer. ¡Cómo me muera mi madre me mata!”

El run de los Jóvenes Titanes a cargo de Adam Glass y Bernard Chang supone una de las mejores etapas del juvenil equipo, que habitualmente no ha tenido suerte con la calidad de sus cómics. Con Robin liderando el grupo, Red Arrow, Kid Flash (las actuales encarnaciones, dando paso a una ¿cuarta? generación de héroes DC) y unos nuevos, y en un principio estereotipados personajes, con un gran potencial perfectamente aprovechado por su guionista que enseguida dota a cada uno de ellos de una tridimensionalidad única. Estos Titanes convencen y enamoran gracias a la elegancia de los autores a la hora de plasmar tramas propias, con guiños a momentos históricos del equipo, a su excelente labor de caracterización y a la interesante dinámica entre los protagonistas. Los diálogos, las acciones e impulsos de los personajes están perfectamente justificados y definidos, el guion de Glass se retroalimenta continuamente siendo coherente en todo momento sin dejar de sorprender por ello. Un cómic muy destacable que no cuenta con todas las alabanzas que merece. Tras sendos tomos de temporada llega el tercer y último libro, con cambio de autores, Glass tan solo participa en el primer arco y Chang colabora exclusivamente con las portadas. Para la conclusión de la etapa, el elegido para el guion es Robbie Thompson. El autor ha trabajado en el noveno arte principalmente para Marvel, muy ligado al universo arácnido escribiendo en Spider-Woman, Guerreros Araña, Veneno, Seda o la Conspiración Clon. En DC su producción no es tan extensa, se encargó del cruce entre Green Lantern y el Planeta de los Simios y más recientemente participó en el Especial 80 aniversario de Robin. El guionista también está inmerso en la pequeña pantalla, trabajando en series como Supernatural, Human Target o Jericho. En el dibujo, Chang es sustituido por autores de solvencia contrastada como los patrios Jesús Merino y Javier Fernández o el brasileño Eduardo Pansica, habituales de la editorial con multitud de trabajos a sus espaldas.

El tomo abre con los Jóvenes Titanes tratando de salvar a Djinn del vacío de su anillo. Jakeem Thunder (otrora miembro de la JSA) tiene su aparición, en un capítulo donde los personajes son tratados convenientemente a la evolución que han tenido en toda la serie y a las vivencias que han compartido. Se deja ver especialmente en Damian, que lejos del tirano líder que era en el primer volumen, concilia una importante decisión. El cuarto Robin cuenta con un complicado viaje personal en el libro, a raíz de los sucesos del Batman de King, sus acciones son leídas como orgánicas. Buen hacer extensible al resto de Titanes, tanto la trama como las acciones de los protagonistas son consecuentes con los que se nos ha contado. En esta circunstancia reside buena parte del atractivo de la serie, los personajes y sus relaciones avanzan, mutan, crecen, haciendo muy creíbles al grupo de superhéroes adolescente.

Robin demuestra ser hijo de su padre y recuerda mínimamente a la historia de Waid, Torre de Babel, solo eso, un mero recuerdo, el cómic no recicla conceptos, los toma como punto de partida para realizar guiños al lector, creando sus propias tramas. Un primer arco argumental muy bueno en la representación del grupo y tan solo aceptable en lo referente al villano, al igual que ocurriera con la saga del Otro, la amenaza, el enfrentamiento y el guion que deriva de este no está a la altura de las interacciones del equipo.

Deathstroke llega al libro para enfrentar una vez más a los jóvenes héroes. Con Thompson los Titanes no tienen una voz tan definida como con Glass. Escenas recurrentes con los personajes, no tan fieles a sí mismos como de costumbre, son habituales. Sin embargo, estos Jóvenes Titanes tienen una base fuerte a la que agarrarse, una dinámica muy bien asentada y guionizados por Thompson siguen siendo disfrutables, en parte gracias al cariño ganado en anteriores tomos. Donde más se nota el cambio al guion es en el enfrentamiento contra Deathstroke. La relación entre Slade y Damian construida por Priest, y tan bien heredada por Glass, es ignorada por el nuevo guionista. Su interacción es común a cualquier otro villano, lejos de la adoración que procesaba el tuerto hacia el nieto del demonio. El juego psicológico del Exterminador hacia Robin, tan elocuente en encuentros recientes, brilla por su ausencia. Sin duda Deathstroke va a echar mucho de menos a Priest escribiéndolo. Es en este capítulo donde se dejan ver las consecuencias de la muerte de Alfred en el joven Damian. Unas secuelas que dirigen al chico maravilla hacia una espiral autodestructiva que define el resto de tramas.

Capucha Roja, Jon Kent Superboy, Batman y multitud de villanos, conocidos, propios de la colección o alguno más exclusivo como Onomatopeya, aquel personaje creado por Kevin Smith (autor de actualidad) serán vistos fugazmente o tendrán peso en la trama. Los hermanos mayores, los Titanes, con Nightwing como líder también se dejarán ver. El cómic cierra bien con los personajes, salvo con Robin, del que no despeja la incertidumbre de su futuro.

La cohesión en el dibujo que otorgaba Chang en tomos anteriores no es tal en esta tercera temporada, pero cada capítulo por sí mismo cuenta con un arte muy disfrutable. Pansica, con las tintas de Julio Ferreira, brinda imponentes páginas con Batman, Deathstroke o Robin como protagonistas. Fernández hace gala de su personal estilo de entintado y su excelente narración y composición de viñetas. Merino tiene un gran diseño de personajes, para él quedan los capítulos en los que aparece Superboy, retratando al integrante de la Legión de la mejor de las formas. Al gaditano lo entinta Cam Smith. El color de todos los números, salvo uno a cargo de Hi-Fi, es de Marcelo Maiolo. El colorista es muy bueno adaptándose a cada ambiente y también a cada artista, con una paleta más oscura (y conveniente) para Fernández y Pansica, combinando muy bien con el dibujo. La serie echa de menos a Chang, artífice de gran parte de su éxito, pero sus sustitutos exhiben un talento a la altura.

La tercera temporada y última de los Jóvenes Titanes supone el final para el grupo y la etapa. Un tomo sin el brillo de los dos anteriores pero con suficiente buen hacer como para considerarlo una buena conclusión. Un cómic que deja interés por el devenir de Robin y que sacia a los seguidores de este equipo que se ha sabido ganar el corazón de sus lectores. Tras esta etapa llega Future State para reorganizar una vez más las publicaciones de la compañía. Crush ya tiene nueva serie junto a su padre, Lobo. Damian Wayne seguirá estando presente (por supuesto) en el universo DC, ahora incluso con serie propia, Robin. Esperemos que en el futuro no se olviden del resto de personajes y lleguen nuevos cómics donde poder disfrutar de las aventuras de Djinn, Roundhouse, Red Arrow y Kid Flash.

Lo mejor

• A pesar del cambio de autores siguen siendo los Titanes de capítulos anteriores.

Lo peor

• El guion de Thompson no es tan sugestivo como el de Glass.

Edición original: Teen Titans núms. 39-47 USA, Teen Titans Annual núm. 2 USA Edición nacional/España: ECC Ediciones Guion: Adam Glass, Robbie Thompson Dibujo: Eduardo Pansica, Javi Fernandez, Jesús Merino Entintado: Julio Ferreira, Cam Smith Color: Marcelo Maiolo, Hi-Fi Traducción: Bárbara Azagra Rueda Formato: Rústica, 240 págs. A color. Precio: 22,50…
Guion - 7
Dibujo - 7.5
Interés - 8

7.5

Buen final

Un buen cómic sin el brillo de los anteriores pero muy eficiente cerrando la trama de los personajes, dejando un buen sabor de boca.

Vosotros puntuáis: 9.16 ( 4 votos)
4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Sardath
Sardath
Lector
15 agosto, 2021 18:33

Aún lo tengo pendiente. Me alegro que haya tenido un buen final pues las “dos temporadas” anteriores me encantararon y fueron de lo mejor del universo DC pre Death Metal. Lástima los nuevos cómics del grupo.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
17 agosto, 2021 15:46

Los mejores Jovenes Titanes en años. Es una pena que esta encarnacion no haya podido tener mas rodaje, pero bueno, queda una buena etapa en la que se cuenta una historia aceptablenente cerrada. Creo que tienes razon en que los grandes villanos al final no son tan grandes, pero es que parece que la coleccion se quiere centrar mas en sus protagonistas y en como se relacionan. Y les sale bastante bien! Sobre todo a Glass, mucho mas acertado que en otros trabajos. Que dicho asi parece facil, pero han pasado años para tener una etapa decente. La nueva academia parece qje va a otro rollo distinto…

Saludos!