Joker: Deber

Sin Batman para responder, el Joker lanza su ataque definitivo a Gotham, ¿Podrá Gordon detenerle?

Por
4
1402


Edición original: Batman: Legends of the Dark Knight núms. 105-106 USA, Batman: Joker’s Apprentice USA
Edición nacional/España: Joker: Deber
Guion: C.J. Henderson
Dibujo: Trevor Von Eeden
Entintado: Joe Rubinstein
Color: Ilsa Slykerman
Traducción: Felip Tobar Pastor
Formato: Cartoné, 112 páginas. A color. 15,50 euros

Deber y pedagogía

En la primera de las historias contenidas en el volumen nos encontramos con una aventura clásica de héroe contra villano, con un añadido: Batman no está presente y el Joker vuelve a hacer de las suyas. Sin nadie más que pueda detenerle, un hombre decide dar un paso adelante: el jefe de policía James Gordon.

El dibujo de Trevor Von Eeden (con el entintado de Josef Rubinstein, fundamental a la hora de extender conclusiones), resulta desconcertante en el cómputo general. Enlaza viñetas de calidad, así como composiciones de página atractivas (influenciada en buena medida por El regreso del caballero oscuro de Frank Miller), con otras de calidad muy cuestionable, dejando de lado aspectos indispensables como puede ser la anatomía de las figuras, así como los detalles menores que han de cubrir el espacio general. El aspecto más rescatable de un trabajo desigual se halla en el diseño del payaso, abrazando el lado grotesco de su diseño, así como la deconstrucción de su psicopatía, a través de deformar su cuerpo y rostro. En segundo lugar, fruto de esta irregularidad, tenemos dibujos estimables de la ciudad de Gotham, intoxicada en una burbuja de contaminación y delincuencia. “Solo en América”, como bien lo define su autor en boca de sus personajes.

El principal defecto del guion, por su parte, se encuentra en la incapacidad de CJ Henderson a la hora de preparar el conflicto. Recurre a lugares comunes y a soluciones rápidas (toda la investigación policial resulta un compendio de clichés difícilmente defendible), fallando sobre todo en lo relativo al diálogo. En una aventura de Batman sin Batman es importante gestionar la relevancia de los nuevos protagonistas, desarrollar sus inquietudes y destacar los rasgos que individualizan a los personajes. Nada llama la atención de este Gordon o Bullock. Su autor no sabe darles entidad para que la falta de presencia de un superhéroe con una apariencia tan brutal como es la del cruzado de la capa no turbe el resultado final. Su camino en la historia podría ser el de cualquiera, nada les hace ser únicos, y es algo que la obra acaba padeciendo.

La virtud máxima (única, en realidad) se sitúa en momentos concretos de monólogo del Joker. Hay atisbo de mejora cuando todo se reduce a las intervenciones solitarias del payaso, en la concentración de ideas relativas a su trayectoria de enfrentamientos con Batman, en la asimilación de su identidad a través de la identificación de su rival, su elemento destructivo. Son pocas viñetas, pero terminan por ser un refugio dentro de lo global, un oasis en un desierto de cuarenta páginas.

En cuanto a la segunda parte, titulada “El aprendiz del Joker”, no resulta mejor que su predecesora. Comienza de un modo positivo, por comparación, al disponer de un elemento del cual carecía la otra, una introducción real que permita conocer el tipo de historia ante la que nos encontramos. De nuevo, a través del antagonista del murciélago se construye un relato interesante acerca de la naturaleza de su enfrentamiento.

El problema comienza inmediatamente después, una vez realizada la carta de presentación. El personaje que va a cargar con la totalidad de la carga dramática (este aprendiz) no es más que un esbozo de algo que no funciona. El dibujo termina por dinamitarlo, con composiciones de página desconcertantes y poco adecuadas para la historia que se cuenta, desdibujando más aún si cabe a su protagonista. Resulta caótico, requiriendo un esfuerzo extra para su lectura. Se añade un elemento temporal para su desarrollo con el que comprender su trayecto vital desde que su aprendizaje comienza hasta que da inicio a su golpe maestro que no aporta información alguna más allá de puntualizar lo que ya se deriva de los propios hechos y dibujo.

En este caso, sí tenemos al murciélago. Su apariencia (el diseño elegido) no funciona en la mayor parte del relato. Trevor Van Eeden busca que parezca robusto, pero termina por ser risible (sobre todo en sus momentos iniciales). Su investigación resulta atropellada (como la del Departamento de Policía en la primera parte), resaltándose por acumulación de apariciones los defectos del dibujo. Por el contrario, en el conflicto final, por la propia elección del color para ello (más oscuro, permitiendo que el héroe se mimetice con el negro del ambiente), el mismo funciona mejor, dando dinamismo a la acción. Esto oculta, en parte, la incapacidad de su autor por generar implicación o interés a una aventura olvidable en su escalón superior e irregular en el peor de los sentidos.

En conclusión, tenemos un conjunto de malas historias del Joker, con pocos aspectos positivos que destacar. Unas aventuras lastradas por las decisiones erróneas de un escritor que no acierta a la hora de definir las motivaciones de sus personajes y que acaba recurriendo a escenarios comunes para continuar con su historia. Un dibujo irregular, del que cabe rescatar varias viñetas, pero que tampoco llama la atención.

Lo mejor

• El clímax del segundo arco.

Lo peor

• La incapacidad a la hora de crear el conflicto.
• La caracterización de personajes.
• El dibujo y la irregularidad que desprende.

Edición original: Batman: Legends of the Dark Knight núms. 105-106 USA, Batman: Joker's Apprentice USA Edición nacional/España: Joker: Deber Guion: C.J. Henderson Dibujo: Trevor Von Eeden Entintado: Joe Rubinstein Color: Ilsa Slykerman Traducción: Felip Tobar Pastor Formato: Cartoné, 112 páginas. A color. 15,50 euros Deber y pedagogía En la primera…

OLVIDABLE

Guion - 3
Dibujo - 4
Interés - 4

3.7

Una obra que no despega, anclada en la superficialidad, con un manejo de personajes poco adecuado.

Vosotros puntuáis: 2.64 ( 5 votos)
4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Drury Walker
Drury Walker
Lector
5 junio, 2021 21:48

Mi valoracion no es tan negativa, aunque entiendo perfectamente la tuya. Es un comic del monton, sin mas. Tiene sus puntos de interes. El guionista creo que escribio algo de crimen o hard boiled previamente. O sea, que se mueve en sus coordenadas. La primera historia tiene una perspectiva detectivesca y centrada en el trabajo de la policia. El problema es que efectivamente es superficial y simple. Tambien es verdad que cada obra hay que ponerla en su momento historico, estamos en los 90 y Legends hace tiempo que era una cabecera muy alejada de su brillo inicial. la trama es delirante y lo unico que destaca es efectivamente el retrato de Joker. Mencion negativa al retrato de Bullock y su primer trabajo con Gordon. Cero juego. Ningun punto de interes, doblez, nada. Podian jugar conque Bullock participara o tolerara la corrupcion extendida del departamento, su divergencia de metodos con gordon y su acercamiento (o alejamiento en este punto de sus carreras)… Nada.

La segunda tiene un planteamiento mas eficaz, pero se diluye y una idea dura y escabrosa se arrastra en un planteamiento timorato, atropellado y nuevamente superficial.

Trevor von Eeden es un hombre excesivo y muy osado o innovador en su narrativa, con resultados a veces confusos e incluso grotescos. Yo le tengo cierto aprecio pero comprendo que puede ser una barrera para mucha gente. En la segunda historia esta mas contenido y con unas anatomias mas noventeras.

Mencion especial para ese vicio que tienen algunos guionistas de minimundos encapsulados. Los dos tipos de la cientifica que estan en el año uno estan pre-tierra de nadie tambien. Nunca han vuelto a aparecer ni aparecueron entremedias. No saldran mucho de la oficina!

Saludos!

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Ángel García
6 junio, 2021 16:37

Si yo no digo que sea bueno, solo que no es tan malo. Pero es cuestion de matices. Incluso de publico. Yo hace tiempo que mi lectura es muy Batman-centrica y a veces me interesan cosas ajenas al valor artistico de la historia, como aspectos historicos por ejemplo. Tambien me gusta intentar sacar algo positivo de cada historia, que es lo que hace que toda obra tenga un publico potencial. Para un lector mas transversal u ocasional no es una obra recomendable, asi de entrada. Salvo que te apasione el tipo de historia o los autores (me parece mas interesante a priori arte a guion) o seas un completista, no tiene mucho mas incentivo de compra. Y menos a estw formato.

Y ECC esta tirando de fondo de baul y rescatando todo material post-COIE del Joker, da igual su calidad. De lo que entiendo que Joker vende. Cuando se les acabe igual se animan con material pre-Crisis… O con otro personaje. Quien sabe!

Saludos!

TheQuestion
TheQuestion
Lector
8 junio, 2021 2:54

Un crimen dedicarle un tomo de tapa dura a dos cómics de Legends of the Dark Knight y un especial mediocre. Legends es, sin duda, la serie más maltratada de Batman (y eso que el nivel estaba alto) ¿Tanto cuesta una edición cronológica y que no dependa de los gustos del editor de turno?