Johnny Comet de Frazetta, publicada por Caldas

‘Johnny Comet’ es una strip ambientada en el mundo de las carreras automovilísticas que derivó hacia la comedia de situaciones y al culebrón. Se trata del trabajo, acreditado, más extenso realizado por Frank Frazetta en el mundo del cómic de prensa y reúne las mejores características de su estilo; garra, barroquismo y espectacularidad.

Por
9
2229

El editor portugués Manuel Caldas anuncia la inminente salida de un recopilatorio dedicado a la comic strip titulada Johnny Comet que dibujó Frank Frazetta y que estaba escrita por Earl Baldwin.

Esta serie se incluyó en los periódicos norteamericanos durante el período comprendido entre el 28 de enero de 1952 al 01 de febrero de 1953 y se clausuró abruptamente después de publicarse durante 372 días. La strip constaba de tiras diarias – evidentemente en blanco y negro – y también de páginas dominicales a color.

En el apartado gráfico, se trata de una serie impactante ya que cuenta con el atractivo arte de Frank Frazetta, un ilustrador y portadista extraordinario que al principio de su carrera se prodigó tanto en el comic book como en el mundo de las series de prensa norteamericanas. En el campo de las revistas, realizó encargos en todos los géneros y entre sus trabajos destacan dos series de corto recorrido, Thun’da con guion del escritor Gardner Fox y publicada por Magazine Entrerprises y White Indian que servía de complemento en la revista Durango Kid de la misma editorial. Paralelamente intentaba vender, sin éxito, varios proyectos a los poderosos syndicates de las series para la prensa. Esta oportunidad le llegó con el encargo de realizar la strip titulada Johnny Comet que distribuiría la agencia MacNaught Syndicate. Era una strip ambiciosa que contaba con tiras diarias y páginas dominicales y que tenía, además, el reclamo de estar firmada por un famoso piloto automovilístico de la época. Pero el proyecto duró poco más de un año y se canceló de manera repentina.

Johnny Comet nunca fue un éxito de ventas por lo que sufrió varios cambios de enfoque e incluso un cambio de nombre; a menudo se la conoce como Johnny Comet/Ace McCoy. Este cambio de nombre propició que se acreditara, por fin, al verdadero guionista de la strip puesto que Earl Baldwin ejerció de negro – como escritor a sueldo y sin derecho a firmar – de Peter DePaolo, un conocido piloto de carreras de aquel momento que la agencia distribuidora de la serie había contratado para usar su nombre como gancho publicitario.

Tras el fracaso de Johnny Comet, Frazetta colaboró – como ayudante sin acreditar – en varias strips como Flash Gordon de Dan Barry o Li’l Abner de Al Capp, en la que estuvo cerca de nueve años. Finalmente Frazetta abandonó el mundo del cómic a mediados de la década de los sesenta para dedicarse a la ilustración. Sus trabajos como portadista de libros, discos y comic books lo convirtieron en una leyenda y apenas volvió al mundo del cómic, salvo para realizar alguna ayuda puntual en la serie Little Annie Fanny de Kurtzman y Elder o dibujando un puñado de historias breves en las revistas de Warren.

El editor Manuel Caldas afirma que su recopilación contiene, por primera vez, todas las tiras diarias y todas las páginas dominicales completas, tal y como se publicaron en su momento. Además la strip está completamente restaurada con el talento y cariño habitual del maestro portugués, como se puede ver en estos ejemplos que mostramos.
Las características de esta recopilación son las siguientes: el tomo consta de 168 páginas, de las cuales 56 (las de las planchas dominicales) son en color, el libro es en tapa blanda y el papel está satinado. La restauración del dibujo corre a cargo de Manuel Caldas y la del color es de Julio-David Sotelo. El precio es de 29€ y solo se publicará en castellano. El prólogo corre a cargo de Rafael Marín. Se podrá encontrar pronto en las librerías que habitualmente distribuyen el material de la editorial Libri Impressi y también por correo, escribiendo directamente al editor.

Es una noticia espectacular que viene a ampliar la magnífica oferta actual en castellano de obras publicadas en la prensa norteamericana durante el siglo XX.

Salut!

9 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
sibaix
sibaix
Lector
17 abril, 2020 18:30

Pues si noticia espectacular y es que el dibujo juega en otra liga la de los elegidos, eso si habrá que esperar a que habrán las tiendas.

frankbanner49
frankbanner49
Lector
19 abril, 2020 10:01

Llevaba AÑOS detrás de esto, y saber que ya está completado me ha parecido una noticia fabulosa (se lo ha tomado con mucha paciencia el maestro, aunque vistas las páginas que se ven en El blog de los 300 va a merecer la pena la espera).
Ayer le mandé un emilio preguntando por como quería que le mandase el importe, y me envió un mensaje de respuesta con los detalles, y donde veo que el maestro es un tipo sencillo y muy amable. Quiero pedirle dos ejemplares (uno para regalo, y otropara mí) y uno de El poema del marinero.
¡ A ver si hay suerte!.

SesguitO
SesguitO
Lector
En respuesta a  frankbanner49
19 abril, 2020 12:18

Me encanta leeros, no conocía la página de Manuel Caldas y me he quedado alucinado del Príncipe Valiente en B\n . Es una de las cosas pendientes el Principe y ahora tengo 1000 dudas. Aunque supongo que los que veo agotados será imposible
Gracias por la info ¡

frankbanner49
frankbanner49
Lector
19 abril, 2020 10:04

Por otra parte, comentaba con un colega llamado Suso (saludos!) lo genial que sería que Caldas se marcase uno de sus trabajos con el Doomsbury de Gerry Tradeau, pero, según me comenta este hombre, se lo trasladó al maestro, y parece que no hay posibilidad alguna.
Me conformaré con lo único que tengo en castellano de lo poquito que salió en la RAMBLA. 🙁

frankbanner49
frankbanner49
Lector
En respuesta a  Tristan Cardona
19 abril, 2020 12:21

Muy cierto,Tristán.
A cuatro páginas en una media docena de números me cuenta Suso. Tengo la colección completa de Rambla y no recordaba que formasen parte de esos números. Me llama la atención que ningún editor se haya atrevido a publicar nada de Doomsbury en condiciones.
Encima, con la ruina que viene trás el puñetero coronavirus y que va a poner contra las cuerdas -me temo- el mercado editorial, ya ni pensar en que caiga de ninguna otra manera.
Espero que las editoriales y libreros de este país puedan capear la tormenta que llega de la mejor manera. A los lectores solo nos queda apoyarles con lo que podamos (o con lo que nuestro pauperrimo bolsillo nos deje).
Animo a todos. Y que pase cuanto antes.