Isola volumen 1

Una aventura hasta la recóndita costa de Isola. Hablamos del precioso trabajo de Brenden Fletcher y Karl Kerschl editado por Planeta Cómic.

Por
1
1303

Edición original: Isola Preview Prologue, Isola #’s 1-5 USA, Image Comics.
Edición nacional/ España: Planeta Cómic.
Guion: Brenden Fletcher.
Dibujo: Karl Kerschl.
Color: MSASSYK.
Rotulación: Aditya Bidikar.
Traducción: Diego de los Santos.
Formato: Tapa dura.
Precio: 16,95 €.

Madre mía cómo viene septiembre. El Estado debería intervenir en el ritmo de publicación de las editoriales españolas, porque esto no hay bolsillo que lo aguante. Hacía tiempo que no tenía un mes con mi hoja excel de “cosas majas que me gustaría comprarme” tan llenísima, con cositas de unas y de otras editoriales que por distintos motivos resultan tremendamente tentadoras para ocupar un puesto en nuestras estanterías. ¿Es que acaso no piensan en nosotros los pobres asalariados? Sumido en este drama me hallo, decidiendo qué obras pasan el filtro y cuáles se quedan en pendientes, pero hay un estreno de este mes que tenía claro desde el principio que estaría en la lista de las ganadoras. Un cómic que me conquistó ya en su primer anuncio en Estados Unidos y que de ningún modo pensaba perderme. Hoy hablamos del primer tomo de Isola.

Corría diciembre de 2016 cuando se estrenaba en Image Comics la serie Motor Crush con guion de Brenden Fletcher, conocido por su trabajo en DC al mando de Gotham Academy o Batgirl. Aquel primer número incluía entre sus páginas un pequeño fragmento de un prólogo de algo llamado Isola, un futuro proyecto creado por el propio Fletcher y el artista Karl Kerschl junto a la colorista MSassyK, con los que ya había creado Gotham Academy. Aquel prólogo se fue completando grapa a grapa hasta abril de 2017, pero no sería hasta todo un año después, ya en 2018, cuando llegaría a las tiendas la fantasía épica titulada Isola, un proyecto que generó una gran expectación gracias a sus preciosísimas primeras páginas de adelanto. La acogida fue acorde a ello, y además del éxito de crítica la serie se hizo con nada menos que tres nominaciones a los Eisner, dentro de las categorías Mejor serie nueva, Mejor artista y Mejor portadista. Actualmente se encuentra parada en su segundo tomo, recientemente publicado (aunque con algunos meses de retraso debido a la pandemia), y está pendiente de anunciarse cuándo retomarán sus creadores el ritmo de publicación. Por supuesto, nosotros por aquí teníamos muchas ganas de hincarle el diente, y este mes hemos tenido la suerte de verlo desembarcar en nuestras tierras de la mano de Planeta Cómic. ¿Pero de qué va Isola?

La capitana Rook huye del reino de Maar custodiando a un extraño tigre negro y azul. Lo que nadie sabe es que ese tigre es la reina Olwyn, víctima de una maldición que la ha convertido en felino y ha sumido a su nación en el desasosiego ante la desaparición de su monarca. Ahora su única esperanza es encontrar Isola, una remota isla en los límites del mundo cuya existencia siempre se ha creído una mera leyenda pero donde podría encontrarse la cura para el conjuro.

Reconozco que Isola es una obra a la que me acercaba con muchísimas expectativas, lo cual resulta irónico dado que no conocía ningún trabajo anterior de los autores. Se podría decir que el primer vistazo a su dibujo fue suficiente para ser víctima de un flechazo ante el que caí rendido, así que la actitud con la que me acercaba era un poco arriesgada debido al traicionero hype. Leída la obra, puedo decir que, si bien no es la gran historia que me habría encantado encontrar, el resultado está sobradamente aprobado y ya solo por su arte seguiré abordo de este tren.

La historia que Brenden Fletcher teje en este primer volumen no llega a cautivar, pero consigue mantener el interés durante todo este primer arco. Fletcher se toma su tiempo para ir montando las piezas del mundo que ha ideado y no se lanza demasiado sobre la mera acción con cierre de número intrigante, sino que afronta la historia de Rook y Olwyn desde una perspectiva mucho más centrada en lo espiritual y lo onírico. Una gran parte del tomo entremezcla visiones y ensoñaciones, unas secciones de la trama que si bien ralentizan en ocasiones el ritmo de la historia y cuenta con algunos momentos que por el momento resultan algo crípticos (las intervenciones del Rafiki de turno que habla a base de acertijos y parábolas), agudizan el carácter de la obra como fábula de fantasía. Los sucesos de la trama, eso sí, no dan la sensación de tener una relevancia capital, y de algún modo da la sensación de que el estatus del tablero de la partida no sufre demasiados cambios al cierre del tomo, únicamente el vínculo entre sus personajes.

Este es sin duda el gran punto fuerte de esta primera parte, la definición y el desarrollo de Rook y Olwyn (especialmente esta primera debido a que, como es lógico, la segunda habla poco), el asentamiento de sus personalidades y de la relación entre ellas. Fletcher muestra su mayor baza en el retrato de la tenacidad y la ferocidad de Rook y la ciega lealtad que siente por su reina, un apego que se va volviendo bidireccional según avanzamos y que termina por establecer un férreo vínculo entre ellas que bien podría preceder un salto a lo romántico de cara a los próximos números. En definitiva, para cuando terminamos el tomo al completo, uno se queda con la sensación de que todo el primer arco es más bien un gran prólogo que pone sobre la mesa el estatus de las dos protagonistas y el mundo en el que viven y que deja el terreno cultivado para que en el siguiente volumen la historia cambie de ritmo.

Por otro lado, por la introducción se habrá intuido ya que cuando hablamos del dibujo de Isola, hablamos de un trabajo mayúsculo. Aquellas primeras páginas de adelanto no eran un simple cebo, y durante todo el tomo el nivel es espectacular, haciendo gala de un estilo muy especial que sobre todo nos hará recordar obras como La Princesa Mononoke y otros títulos del Studio Ghibli. Karl Kerschl hace gala de un trazo fino y limpio que deja aquí y allá viñetas preciosas que empapan de personalidad a la obra. El autor, que además hace gala de un gran talento para la expresividad de sus personajes, consigue ponerle cara al mundo fantástico planteado por Fletcher con una grandísima calidad. Eso sí, es de ley remarcar que gran parte del mérito se lo debe repartir con MSassyK, un impronunciable pseudónimo tras el que se encuentra la colorista Michele Assarasakorn. Esta artista tailandesa-canadiense realiza un trabajo descomunal que llena de energía cada página de Isola gracias a los tonos vivos y eléctricos que utiliza para toda la obra y a su fabuloso manejo de la luminosidad. La artista hace una labor magnífica que consigue hacer que muchas páginas parezcan resplandecer con luz propia e imprime el aura de magia imprescindible para una historia de este estilo.

Sobre la edición española cabe destacar dos detalles importantes. En primer lugar, hay que mencionar que la traducción de la obra no era tarea fácil debido al lenguaje y las expresiones ficticias que utilizan los personajes, y que quitando una traducción concreta que no me entró muy bien, la labor realizada por Diego de los Santos es muy notable y consigue solventar algunas situaciones complicadas de trasladar a nuestro idioma.

En segundo lugar, es de agradecer la inclusión que hace Planeta del prólogo de la historia publicado por partes en la colección de Fletcher Motor Crush. La historia funcionaría perfectamente sin él, pero sirve para poner algo más de contexto a sus protagonistas y, teniendo en cuenta que la edición estadounidense no cuenta con ello entre sus páginas, es de agradecer la iniciativa de la editorial.

En definitiva, Isola se estrena en nuestro país con un primer tomo que resulta difícil no recomendar dado su cautivador apartado artístico. Su historia no consigue resultar trepidante, pero sí logra hacernos conectar con su mundo y, sobretodo, con dos protagonistas de cuyo destino un servidor estará pendiente de conocer.

Edición original: Isola Preview Prologue, Isola #'s 1-5 USA, Image Comics. Edición nacional/ España: Planeta Cómic. Guion: Brenden Fletcher. Dibujo: Karl Kerschl. Color: MSASSYK. Rotulación: Aditya Bidikar. Traducción: Diego de los Santos. Formato: Tapa dura. Precio: 16,95 €. Madre mía cómo viene septiembre. El Estado debería intervenir en el ritmo…
Guion - 7
Dibujo - 9
Interés - 8

8

Vosotros puntuáis: 9.06 ( 2 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Malinwa
Malinwa
Lector
14 septiembre, 2020 13:38

Efectivamente, demasiado que comprar este mes. En este caso, y salvo que me toque la lotería, esperaré al integral que salga dentro de X años. Y no es por ganas, pero es lo que tiene el ritmo infernal de publicaciones al que estamos sometidos hoy día que no lo aguanta ni su padre.