Iron Man: La II Guerra de las Armaduras

Por
18
1176
 

Edición original: 1990-1991 – Marvel Comics
Edición España: nov. 2010 – Panini Cómics
Guión: John Byrne
Dibujo: John Romita JR
Entintado: Bob Wiacek
Portada: John Romita JR
Color: Paul Becton
Precio: 9,99 € (Tomo del coleccionable Marvel Héroes)

 

La colección Marvel Héroes de Panini ha recuperado una serie de aventuras que, de una forma u otra, han pasado recientemente por los quioscos españoles, bien en formato grapa, bien en formato recopilatorio. Sin embargo, al igual que toda regla parece tener su excepción, los responsables de estas publicaciones se han descolgado con la recuperación de un material que no había visto la luz por estas comarcas desde hace casi veinte años, cuando la recordada Fórum se sacó de la manga aquel remedo de “Marvel two-in-one” uniendo el Hulk de Peter David y Dale Keown con el Iron Man de Byrne y Romita JR. Aquél era uno de tantos inventos para poder disfrutar de buenos tebeos a los que las ventas no terminaban de acompañar. La cosa no llegó a durar más de un año, dejando paso a los tomos de Grandes Sagas Marvel, pero ésa es otra historia.

Estamos en la transición entre los ochenta y los noventa del siglo pasado. John Byrne acaba de pegar la espantada de la franquicia vengadora para luego concentrarse en Namor (donde desarrollaría un trabajo más que interesante como autor completo), Hulka (colección a la que retornaría después de una de sus célebres idas) y por último en Iron Man, donde se limitó a la función literaria, dejando los lápices primero a John Romita JR, cuyos episodios son los que se recopilan en este tomo y luego a Paul Ryan. Byrne permanecería año y medio en la colección, tiempo suficiente para dejar su huella en unos tiempos en los que su presencia en cualquier colección generaba expectación, curiosidad y polémica.

En aquellos tiempos, Tony Stark acababa de pasar por uno de los traumas que le hicieron ganarse la condición de “pupas” del universo marveliano. Condenado a una silla de ruedas por culpa de una bala disparada por Kathy Dare, una exnovia un poco ida de la choza, el implante de un chip experimental había permitido que recuperara la movilidad de las piernas y pudiera caminar sin tener que depender de la armadura. Tal giro era la despedida del personaje que llevaban a cabo David Michelinie y Bob Layton, co-guionistas de la que, para muchos es la etapa definitiva del personaje, junto a un prometedor John Romita JR que, tras unos números de transición, volvía de la mano de John Byrne a la colección que le había consagrado convertido en un peso pesado definitivamente alejado de la sombra de su ilustre padre.

Byrne aprovecha algunas de los conceptos y personajes ya introducidos en otras series, como la singular pareja de multimillonarios gemelos conocidos como Desmond y Phoebe Marrs. Empresarios despiadados (como corresponde a unos buenos mandamases de multinacional) la parejita (su creador se las arregló para que su relación fuera lo más ambigua posible, en la mejor tradición de Estrella del Norte y su mentor) decidía dejar fuera de combate a Stark y su consorcio a través de una persona que, en principio, parecía tener cuentas con Tony, un tal Kearson Dewitt que exponía las virtudes del yuppie agresivo y trepa. En paralelo, don John recuperaba a uno de los más antiguos enemigos del cabeza de lata, el Mandarín, con la intención de convertirlo de Fu Manchú de los pobres (expresión que el propio guionista pondría en boca de uno de los teóricos artífices de la saga Actos de Venganza) en la némesis del Hombre de Hierro. Esta trama secundaria desembocaría en la aventura La semilla del dragón, que Fórum publicaría dentro de su colección de tomos Grandes Sagas Marvel y que no forma parte del recopilatorio del que se está hablando.

En la parte gráfica hay que destacar la presencia de un John Romita JR en estado de gracia, que venía de maravillar a propios y extraños junto a Ann Nocenti en Daredevil. Personajes como el Hombre de Titanio o el Láser Viviente adquieren una dimensión realmente temible merced a su diseño. El Mandarín deja de ser un personaje risible para elevarse a un nivel de poder que solamente puede calificarse de regio. El entintado de Bob Wiacek, limpio y sencillo, realza unos lápices que logran transmitir la sensación de desamparo que atenaza a un Tony Stark que ve como su armadura es, una vez más, su salvación, su prisión y su condena.

Mucha acción, algo de intriga, un toque de misterio y algo de exotismo oriental tópico conforman una saga que pedía a gritos una edición decente en España y de la que podrán disfrutar quienes gusten del mejor Byrne, el mejor John Romita JR y, por supuesto, el mejor Hombre de Hierro. Viendo el precio, no cabe duda de que los ancianos de la tribu sentenciarían que “es una verdadera ganga”.

18 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Indepit
Indepit
16 noviembre, 2010 8:56

Y hablando de recopilar y reeditar.
Alguna vez lo harán con el Namor de Byrne?. Con su Hulka?. Con el Daredevil de Noccenti y Romita Jr?.

Robin
Robin
16 noviembre, 2010 9:57

Pues a mí el tomo de IRon MAn me parece un fail gordo: historia normalucha, y encima la mitad del tomo cuenta una historia que no acaba. Mala elección si el objetivo del coleccionable es atraer nuevos lectores.

maxi
Lector
16 noviembre, 2010 10:25

A mi si me gustó el tomo. No es la historia ideal para enganchar a lectores…¿Pero cuantas historias clásicas chulas tiene Iron Man? No es tan mala elección pero estoy de acuerdo con Robin en que no es muy acertado al proposito de la colección.
Me gusta la idea de Indepit, el Namor de Byrne yo lo tengo en aquellos tomitos que publicó forum y son muy buenos, además creo que nunca se ha reeditado. Respecto a Hulka creo que estaría bien pero dejando de lado la novela gráfica (que era muy buena) la serie tenía gracia pero resulta algo trasnochada hoy.  Respecto a lo que está anunciado del coleccionable me interesan lo de Doc Extraño y Nick Furia porque me apetece tenerlo en una edición que me parece bastante buena.

rorschach
rorschach
16 noviembre, 2010 10:59

Siempre he tenido problemas con el Byrne guionista. Tiene muchísimas virtudes, montones y se revalorizan con el tiempo, pero algo en su estilo ampuloso y relamido me pruduce cierto rechazo y resulta antinatural.
De esta particular quema salvaría Hulka y toda su etapa en Iron Man. Brillantez y profesionalidad al servicio del puro entretenimento.
El trabajo de Junior, manteniendo el tono funcional, es deslumbrante.
 

jorgenexo
jorgenexo
16 noviembre, 2010 11:54

Coño, ¿y no salvarías sus 4F? Porque yo los he releído con mayor frecuencia que los de Lee y Kirby, caiga sobre una maldición, de cojonudos que me parecen. Y el planteamiento que hizo con Namor fue de los más interesantes, si no el que más, que se han hecho con el personaje.  Y sus Historias jamás contadas de los X-Men eran muy atractivas, retrocontinuitivamente de lo mejor que se ha hecho con los personajes, lamenté mucho la cancelación de la serie. ¿Y qué decir de sus Alpha Fligth? O su Hulka, la novel gráfica y los primeros números con el Jabalí, el cadillac descapotable volador, la interacción con el lector y demás. Y eso en Marvel, que si vamos a DC su Superman, sus Legends, incluso su batman 3D, son de lo mejor que se ha hecho en la Distinguida Competencia con algunos de sus personajes más icónicos. Y sus Next Men, hasta que se le empezó a ir la olla, eran muy buenos, me encantaban. En fin, que Byrne mereceria casi una colección para él, qué digo una colección, merecería una Bibioteca Byrne (en la que quizás, siendo selectivo, quizás no figurarían estos números de Iron Man, ya ves), con ejemplos destacados de toda su carrera (hasta su última etapa en Spiderman, que ahí el tío John, lamentablemente, dejó de ser lo que era: de hecho, hasta hace poco que revisé los tomillos, ni me acordaba de su presencia en Amazing potenciada por aquel fallido intento de reboot).

rorschach
rorschach
16 noviembre, 2010 12:36

También me gusta sin reservas en los Next Men, y Hulka es su serie que más me gusta. Sus 4F se me atragantan, lo reconozco. Me parecen una virguería, una obra maestra sobre todo los primeros números, pero se me terminan haciendo demasiado insoportables, todo es, o se intenta que sea, demasiado perfecto y académico. Tanto que empalaga y resulta impostado. Deja de sorprender aunque sean buenas historias. Prefiero los 4F de Simonson, por ejemplo. Ahí sí que hay frescura.
Superman me parece su mejor trabajo como autor completo y Man of Steel su obra maestra. No mataría por ellos pero son taaan bonitos de ver que enamoran.
 

chacal_929
chacal_929
16 noviembre, 2010 14:37

pues a mi este tomo me parece  muy flojo y un timo.
ni el dibujo es tan impactante como el de darevil y encima la historia te deja a medias con el mandarin …ademas ¿alguien me puede explicar el titulo? porque aqui de guerra de armaduras poco pero poco poco jajaja
asi que creo que es una compra poco recomendable

maxi
Lector
16 noviembre, 2010 18:52

Si luis Javier, no comenté el Diablo en la Botella porque la acaban de editar…no estoy tan de acuerdo con la I guerra de las Armaduras..en general,hasta  hace unos 10 años, no se le hizo justicia.

nachof
nachof
Lector
16 noviembre, 2010 19:08

Aún no he terminado de leerlo y mi opinión se parece mucho a la de chacal_929. Yo no encuentro por ningún sitio ese dibujo de Romita en estado de gracia. Los diseños puede que estén bien, pero el dibujo me parece realmente simplón, por no hablar de los fondos, que en muchas viñetas parecen vacíos o con 4 rayas geométricas (toda la batalla con el falso Fantasma). A mí me está resultando bastante aburrida la historia. Como no converja en algo espectacular, parece que el mandarín va por su lado, el láser por otro, Dewitt por otro y no hay ningún lazo que les une. Y yo tampoco veo ninguna guerra de armaduras por ningún sitio… y ya me queda poco. Me está defraudando mucho, mucho.
Saludos.

Mipey Kalkulo
Mipey Kalkulo
16 noviembre, 2010 20:47

Esta saga es de nivel medio-bajo, en mi opinión. Sobre todo si tenemos en cuenta el tono habitual de los autores.

Ocioso
Ocioso
Lector
16 noviembre, 2010 23:40

Nunca he visto un Fin Fang Foom tan impresionante. Ni siquiera el de Kirby.

salvador
salvador
17 noviembre, 2010 10:44

Y el integral de frank miller, que tal está?

javiStroyer
javiStroyer
Lector
31 julio, 2011 13:30

No lo tengo y lo pillo… Byrne…  Por su culpa me enganche a Marvel… Y su Powerman el mejor… Lastima que byrne no consiga volve a situarse, por que talente no le falta…

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
19 febrero, 2012 10:41

 El tomo contiene una historia buena, correcta y divertida. Disfruté como un enano de esta historia, me moló y Byrne está bien como siempre.

toniu
toniu
Lector
28 junio, 2020 7:06

Para mí un tomo, que si aun está a la venta, tiene el precio justo que debe tener. Una historia de Byrne en este caso bastante normalita (aunque nos quiera vender el tema de la dominación del cuerpo de Tony Stark como la idea del siglo y algo altamente dramático, al menos por cómo se cuenta no hace que como lector me lo parezca), pero con unos lápices de Romita Jr que aun son impresionantes, aunque es cierto que como dice otro usuario, a veces se muestra un poco perezoso, como en las páginas en que Iron Man es sepultado bajo una montaña de escombros, que la despacha simplemente a base de poner rayas sin definir, yo también me fijé en eso. Por cierto, me encanta como dibuja a Jim Rhodes.
 
Sobre la presentación del resurgimiento del Mandarín y Fing Fang Foom, por mucho que esté bien narrada (excepto en los pueriles tópicos china-mundo capitalista), y dotándoles del debido empaque a estos dos personajes, el hecho de que se extienda durante nada menos que 9 números, quitándole páginas a la trama principal, me parece una exageración y casi casi una tomadura de pelo.
 
Al menos, agradezco a Byrne el tono de su escritura con respeto hacia los personajes, e incluso los hermanos Mars están más creibles y menos exagerados e histriónicos que en su etapa en Namor, de la que tenía buen recuerdo pero que hace poco he revisitado comprándome el tocho recopilatorio de Panini y me ha decepcionado por sus tramas infantiles (un mercenario ayudando a los malos y jugándose la vida por una promesa de una desconocida mujer skrull???!) y descripción simplista de lo que es el mundo empresarial.