Infernales 13-18

Los Infernales tienen una revancha contra Tarn, pero lo peor vendría cuando Creahuérfanos intenta rescatar al bebé Sonrisas.

4
1292

Edición original: Hellions vol. 1, núms. 13 a 18 USA (Marvel Comics, 2021)
Edición nacional/España: Infernales, núms. 13 a 18 (Panini Cómics, 2021)
Guion: Zeb Wells.
Dibujo: Rogê Antônio, Stephen Segovia y Zé Carlos.
Entintado: Rogê Antônio, Stephen Segovia y Zé Carlos.
Color: Rain Beredo.
Traducción: Uriel López.
Realización técnica: Estudio DIN&MITA.
Formato: Grapa. Nº 13 32 pp. (3,50 €), nº 14 32 pp. (3,50€), nº 15 32 pp. (3,50€), nº 16 32 pp. (3,50€), nº 17 32 pp. (3,50€) y nº 18 40 pp. (4,20€),

Hasta siempre, Infernales

«Tu Nanny está aquí»

Anteriormente en Infernales, Mr. Siniestro hizo un trato con Mente Maestra y fingió ser secuestrado por él. En Krakoa, Sabia informó a los Infernales de que su jefe había sido raptado y les ordenó que lo trajeran de vuelta con vida. Mientras Creahuérfanos mostraba su disconformidad por el cambio de comportamiento de Nanny, los Infernales fueron recibidos en Nueva York por Mente Maestra y fueron secuestrados y llevados a las instalaciones de Arcade en Mundo Juego donde estaba Mr. Siniestro. Allí, Arcade se aseguraba con un informático de que todo lo que veía y oía era cierto y quería que Siniestro le creara una granja de clones, y para ello torturó a su equipo mentalmente y a él físicamente. Al poco, Siniestro aceptó y Mariposa Mental acabó rompiendo los sueños en los que los metió Mente Maestra y despertó para amenazar de muerte a Mente Maestra, y ahí descubrió que todo era un plan de Mr. Siniestro. Mente Maestra y él pretendían que, cuando ella saliera, salvarían a la hijas de Mente Maestra y del informático, además de manipular la mente de Arcade para que luego Siniestro tuviera unas instalaciones de clonación con puertas traseras. De esa forma y cruelmente, los Infernales creerían que habrían salvado a «su jefe» a lo grande y Mariposa Mental no podría negarse al tener los genes de su hija a buen recaudo.
Al final del día, todo fue acorde al plan de Mr. Siniestro con todos creyendo que fueron unos grandes héroes a la hora de salvar a Siniestro, pero solo Mariposa Mental sabía la verdad.

Aviso de Spoilers: A continuación se va a hacer un breve resumen del arco argumental. Salta hasta el próximo párrafo si quieres evitar los spoilers.

En el presente arco argumental, y final de serie de cómic, La Verdad descubriría que Los Sonrisas produjeron un bebé mutante, por lo que llamaron al equipo ZETA. En la base de los Infernales, Creahuérfanos descubrió al bebé Sonrisas y Nanny lo repudió e insultó, por lo que Greycrow tuvo que consolarle. En la Baronía Siniestra, Essex se encontró con el Mr. Siniestro que hizo el trabajo de recuperar el ADN en Amenth, discutieron y el clon con las heridas llamó a los Locus Infames. Por su parte, Essex llamó a los Infernales para luchar por él. En Arakko, Tarn prometió no atacar Krakoa, pero la llegada del pez cuchilla cambió sus planes y viajó a la Baronía Siniestra, donde quitó el poder aumentado a algunos Infernales y les hizo recordar lo que hizo Essex con ellos en Otromundo. Al verse acorralado, Essex lanzó sus clones contra Tarn mientras se alió con su clon para mostrarle «quimera». Para saber a dónde fueron, Tarn se lo sonsacó a Mariposa Mental y ella confesó que nunca salieron victoriosos ni destruyeron Mundo Asesino como les hicieron creer y que todo fue una treta de Siniestro. Enfadado, Greycrow atacó sin reparos a Aminofeto mientras tanto se sorprendió por la quimera entre el ADN de Siniestro y Tarn. Sin embargo, al conocer que Aminofeto podría destruirlo todo, Tarn volvió a la Baronía Siniestra y se lo llevó para destruirlo.

Luego, cuando los Infernales pasaron por el portal a Mundo Asesino, vieron lo que Tarn había hecho y Émpata usó sus poderes para que Kaos explotara todo bajo las órdenes de Emma Frost, destruyendo así el backup de la hija de Mariposa Mental en el proceso. Cuando todos despertaron del shock, Nanny quiso matar a Essex mientras el clon escapaba, pero llegó la Patrulla-X. Mientras algunos se curaban, Nanny volvió a despreciar a Creahuérfanos y Mariposa Mental se preparó para dejar el equipo. Como regalo por destruirlo todo, Emma confesó a Kaos la petición de resucitar a Madelyne Pryor y luego agradeció a Émpata por pactar con ella. Por desgracia, La Verdad se hizo con la nave de Nanny y con el bebé Sonrisas y antes de hacerse con los bebés mutantes, Nanny destruyó su propia nave. Al oír el estruendo, Creahuéfanos corrió hacia Nanny, pero ella le volvió a despreciar y le trató de forma horrible. Debido a ello, Creahuérfanos buscó el laboratorio de La Verdad y empezó a disparar a todos en busca de su hermano. Debido a ello, llegaron reportes a Krakoa y los Infernales se reunieron de nuevo — salvo Émpata — para evitar una masacre. Al llegar, los Infernales se deshicieron del equipo ZETA y Creahuérfanos encontró al bebé Sonrisas, pero Nanny le cogió sin agradecérselo. Por desgracia, los científicos modificaron al bebé y éste se autodestruyó, matando a Nanny en el proceso. Furioso, Creahuérfanos mató a los científicos de La Verdad, a todos los que se encontró en su camino y a dos policías locales hasta que ya no pudo parar. Cuando lo descubrieron los Infernales ya era tarde.

En el Consejo Silencioso se demostró que solo Creahuérfanos había sido culpable de matar humanos y debía ir al foso, pues tenía cuerpo y mente adulta, aunque Rondador Nocturno abogó por curar su violencia. Pese a que los Infernales se opusieron, no había vuelta atrás y Nanny — ya resucitada — exigió ir al foso con él o mataría a la familia de Kate u otros humanos, ya que ahora entendía por lo que pasó su hijo. Sin más y con una canción de cuna, ambos se sumergieron en el foso. Con su familia destruida, los Infernales buscaron su hueco en Krakoa: Émpata volvió al Akademos y tenía que usar sus poderes en los demás para sentir que alguien le quería, Greycrow quería matar a Manuel, pero Mariposa Mental le hizo tener paz y pensar en abrir un local; Chico Salvaje volvió a su prisión y empezó a tomar sus medicinas sin rechistar, Kaos vio a Madelyne resucitada e hizo planes con ella — aunque Madelyne mostró reflejos de la Reina Duende —, y Emma Frost confesó a Magneto que Mr. Siniestro es un cáncer para Krakoa.

Se acabaron los spoilers de la trama

En general, estamos ante un final de arco argumental y de serie de cómic totalmente espectacular, donde todos los personajes brillan y que es capaz de sacarte una lágrima al ver el destino de sus personajes — sobre todo el de dos, concretamente — y que esta familia disfuncional no vuelva a reunirse por culpa de varias desdichas. El guión de Zeb Wells en este campo lo ha ido bordando de una manera tan fina que, cuando nos hemos querido dar cuenta, todos hemos sido ese Rondador Nocturno en busca de la paz, en busca de la salvación de los Infernales, en busca de las segundas oportunidades. Pues, ¿qué es un mundo si no se da la oportunidad a las personas de reformarse? ¿de hallar la paz? Ahí, Zeb Wells consiguió que el personaje hablara también por nuestra boca, y no fue accidental. Por otro lado, la guerra contra Tarn y sus Locus Infames ha cumplido de forma notable y ha dejado a ver la incapacidad de los personajes ante rivales más fuertes que ellos, y más si un mutante como Tarn está presente. Pero con lo que no cuentan es con la ira de Greycrow, capaz de remover cielo y tierra solo por venganza. Ahora bien, que se destape el papel de Émpata en el grupo ha sido un giro de guión inesperado y que le ha costado todo en el equipo y, como vemos en el final del cómic, Manuel lo único que busca es ser querido, por lo que ese pacto es lo peor que pudo hacer en su vida. Por último, el ataque de La Verdad hacia Nanny para llevarse al bebé fue un detonante que hizo que todo explotara y Creahuérfanos caminara hacia el descenso de la locura solo para contentar a su Nanny, en ningún momento por odio o por matar humanos. Sólo cuando éstos la traicionaron con un cambio de última hora, no hubo marcha atrás y él no pudo detenerse. Esos momentos en los que él había sido despreciado, y atacado la base gritando que era un buen chico hiela la sangre porque, aunque el Consejo Silencioso jure que es un adulto en cuerpo y mente, se puede ver bien que no lo es, al menos no psíquicamente. Él es dependiente, él es como un niño. Él solo quería ver sonreír a su Nanny y ellos la mataron entre risas. Ahí el guionista supo darnos de lleno en el corazón y eso nos remite a nuestro primer párrafo del análisis general, a esas lágrimas que consigue que generemos, porque ha conseguido que queramos tanto a esos personajes, que la inmersión sea tal, que no queramos un destino fatal para ellos, que queramos que sean felices, pero el mundo no siempre nos trae un final feliz para todos.

En cuanto a los personajes, Mariposa Mental actúa como una gran capitana e intenta, como puede, mantener estable al equipo de los Infernales a la vez que cumple las exigencias de Mr. Siniestro — que no son pocas —. Sin embargo, ella siempre está del lado del equipo, aunque les oculte secretos, y llegado el momento, no trata de ocultar la verdad y por qué trabaja con Mr. Siniestro, aunque eso pueda costarle la confianza del equipo, pero, por suerte para ella, todos la comprenden. Greycrow es un hombre fuerte, duro y algo cabezota, pero sí que entiende de sentimientos, por lo que al enterarse de la verdad de Mundo Asesino no duda en perdonar a Mariposa Mental y, al ver lo que ocurre por culpa de Émpata y lo que supone para Kwannon, no duda en querer matarlo y destruir su backup para siempre, porque odia que use sus poderes con ellos y más que destruya lo más importante para uno de los miembros del equipo. Chico Salvaje tenía algo más de confianza y no dudaba en atacar, pero pronto le quitaron ese poder y volvió a ser ese mutante miedoso que necesitaba un líder o lideresa para seguir adelante, que es lo peor que le podrían haber hecho. Émpata es un personaje del que no te puedes fiar por sus constantes bromas y por el uso de sus poderes en cualquier miembro del equipo sin el consentimiento de los demás, pero lo peor de todo es que en momentos de extrema necesidad en los que se necesita calma y un plan, Émpata actúa de forma extremista usando los poderes explosivos de Kaos, aunque aquí sabemos por qué lo hace. Además, también se revela el por qué de la personalidad de Manuel y es que es un chico que no sabe comunicarse correctamente, por lo que todo el mundo acaba odiándole y termina usando sus poderes para recibir un poco de cariño por parte de los demás, y así sentir que tiene algo parecido a una familia. Kaos es un hombre un poco roto por todas las veces que ha acabado destruyendo instalaciones y matando gente, aunque no fuera culpa suya — muchas por parte de Émpata —, por lo que se culpabiliza al extremo y Cíclope intenta calmarlo todo lo posible, pero es Emma Frost quien le alegra el día con su noticia final.

Nanny ha sido el personaje cómico de gran parte de la serie de cómic de los Infernales, pero desde que adoptó al bebé Sonrisas ha estado actuando de forma extremista, insultando y menospreciando a Creahuérfanos como si no valiera nada, tan solo para que ella pudiera estar tranquila cuidando al bebé, lo que al final le ha traído consecuencias cuando La Verdad interceptó la señal de su nave y ella tuvo que sacrificar la nave para evitar males mayores, pero eso no hizo que cambiara su carácter, ya que perdió su bebé. Solo al final, cuando vio todo lo que hizo Creahuérfanos por ella, se dio cuenta de todo lo que había hecho por ella, se lamentó y cambió. Crehuérfanos tiene la mente y el cuerpo de un adulto, en teoría, pero podemos apreciar en las viñetas que esto no es así, ya que se muestra muy dependiente de Nanny y su forma de actuar es muy infantil. Por ello, tras verse constantemente despreciado, insultado, y humillado, no vio otra opción que recuperar al bebé Sonrisas para poder recuperar el cariño de su Nanny, pero cuando todo sale mal, su venganza sí fue como la de un adulto que no puede parar al haber visto cómo su propio mundo ha explotado delante de él. Por eso, en su juicio, casi no es capaz de articular palabra, porque sabe que tienen razón en sus argumentos y siente haber matado. Mr. Siniestro es un mutante de lo más vil, cruel y déspota que puede haber, ya que es capaz de usar a su equipo Infernales para todas las tareas que quiera, ocultarles la verdad, luego desvelarlas y no darle importancia. Además, para demostrar que puede llegar a ser peor y que no le importa su equipo, es capaz de querer enviar a todos al foso, pese a que solo un mutante mató a varias personas — mientras él oculta sus experimentos secretos —. Tarn es un mutante de Arakko algo mentiroso entre los suyos, pero bastante fuerte y vengativo, sobre todo con Mr. Siniestro por haberle robado el ADN de los Locus Infames y el suyo propio, por lo que no duda en atacarle cuando tiene una oportunidad, y en ese momento es lo más cruel que puede, pero, al menos, es sincero a la hora de revelarle a los Infernales lo que les ocurrió en Otromundo, algo que Mr. Siniestro nunca les contó. La Verdad es un grupo antimutantes como rama científica que aquí toma una gran relevancia al raptar al bebé Sonrisas y ser los detonantes de toda la catástrofe que sucedería al final del arco argumental, si bien no son malos villanos e hicieron una buena jugada, el equipo ZETA dieron una mayor pelea.

Sobre el ritmo, Zeb Wells va estableciendo unos tiempos que van de menos a más a razón de cuando los Infernales van descubriendo las verdades que se les han ido ocultando y éstos van reaccionando violentamente o de forma más impetuosa contra quienes tengan delante. Sobre todo, los últimos números tienen una dinámica muy activa, debido al contraataque de La Verdad y la respuesta de Creahuérfanos y los Infernales intentando evitar que cometa una masacre. Finalmente, se bajan los tiempos para el juicio y el destino de los personajes para que podamos sentir el dolor de las despedidas. Sin duda, un buen storytelling.

A nivel artístico, Rôge Antonio parte de un estilo muy agradable con un diseño de personajes y fondos que funcionan bien a la hora de contar la historia. Ahora bien, las expresiones faciales y corporales de los personajes podrían estar mejor trabajadas, aunque dibuja buenos detalles en las páginas y los momentos de acción están bien llevados. Stephen Segovia nos trae un dibujo espectacular con un buen dinamismo, y una gran inmersión. Aquí, los personajes y fondos están muy bien diseñados, así como las expresiones faciales y corporales de los personajes. Y, como no podría ser de otra manera, el dibujante es detallista en ciertas viñetas para que la página resulte aún más expresiva e impactante. Zé Carlos arranca en las primeras veinte viñetas del último número y su dibujo no deja indiferente a nadie, pues aunque los diseños no exactamente iguales que su compañero anterior — por motivos artísticos —, sí que consigue una gran expresividad en los personajes durante el juicio a Creahuérfanos, por lo que consigue arrancarnos el corazón casi sin que lo sepamos — junto con el guionista —.

En definitiva, estamos ante un final de arco argumental y de serie sensacional, que lleva a los personajes hasta sus últimos destinos y consecuencias mientras a nosotros nos rompen el corazón, deseando que esta familia pueda reunirse alguna vez y puedan ser felices.

Lo mejor

• La revelación del papel de Émpata
• La lucha de Creahuérfanos.
• El destino final.

Lo peor

• La desaparición del clon herido de Mr. Siniestro queda sin resolver.
• La lucha contra el equipo ZETA pudo ser mejorable.

Edición original: Hellions vol. 1, núms. 13 a 18 USA (Marvel Comics, 2021) Edición nacional/España: Infernales, núms. 13 a 18 (Panini Cómics, 2021) Guion: Zeb Wells. Dibujo: Rogê Antônio, Stephen Segovia y Zé Carlos. Entintado: Rogê Antônio, Stephen Segovia y Zé Carlos. Color: Rain Beredo. Traducción: Uriel López. Realización técnica:…
Guión - 8.5
Dibujo - 8
Interés - 8

8.2

¡Muy bueno!

Un fantástico cierre para los Infernales, aunque nos deje con el corazón roto.

Vosotros puntuáis: 6.08 ( 10 votos)
Subscribe
Notifícame
4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Apophis
Apophis
Lector
13 abril, 2022 20:15

Una cosa que no he entendido de las resurrecciones de los Infernales, con Nanny si ese huevo era una carcasa cyborg donde la encerró La Verdad hace ni se sabe, al resucitarla tras Arako, lo harían a con su cuerpo humano sin el huevo cuando cargaron sus recuerdos de nuevo… Necesidad había de volver a confinar a la mujer que no estaba muy bien de los suyo en ese huevo nuevamente? Porque creo que ninguna…
Enviar a Creahuerfanos al Hoyo, cruel e innecesario, tiene el cuerpo de un un veinteañero con las emociones de un preadolescentes y la mente de un niño… Es un polvorín, lo que necesitaba era cariño y tratamiento del control de la ira, no ir a compartir habitación con Dientes de Sable…

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
17 abril, 2022 12:08

Posiblemente una de las series con calidad más consistente de toda la situación de Krakoa. No es la más brillante, pero no recuerdo ningún número que no sea al menos entretenido y ha contado con un buen nivel gráfico y un reparto carismático.

Valled
Valled
Lector
17 abril, 2022 16:32

La colección tiene una calidad buena y es un disfrute sin pretensiones, pero hay varias cosillas de planteamiento que me chirrian.
La teoria del equipo, que es la que vuelve a esgrimir Rondador en el desenlace es interesante, ¿qué hacer con estos mutantes problemáticos para reinsertarlos en la sociedad krakoana? Darlos misiones parece una buena estrategia pero desde luego que Mr. Siniestro sea su padrino es cuanto menos dificil de digerir ¿A nadie del consejo esto le parece una bomba de relojeria? Y cuando la bomba estalla mandan al culpable (alguien con claros problemas mentales) al foso. Parece que en Krakoa tienen una justicia de quita y pon, mandan a Dientes de Sable a una misión, se carga a unos polis y al hoyo, el amigo Peter de esta coleccion lo mismo. Pero luego hay por la isla pululando todo tipo de conspiradores y asesinos ¿a estos no se los juzga? ¿El intento de homicidio no es un crimen como tal? Habria molado una labor de edición ferrea por parte de Marvel respecto a estos planteamientos en la isla. Y en caso de que los corruptos y los asesinos se sienten en el consejo, como es el caso, seria genial que como minimo una voz discordante se alzase, contestataria. (mas alla del discursito de Kurt)
¿Han perdido para siempre los Xmen el espiritu guerrillero que siempre los identifico? Para mi esa es la mayor pega a la era Hickman.
Se me iluminan los ojos cuando Ciclope o Cifra se plantan ante el consejo, la rebeldia y la sospecha son parte del ADN mutante, que vuelvan. Estan todos amodorrados, les crecen los enanos y ni se enteran.
Ya sabeis, el espiritu de Kitty girándose al lector gritando: El profesor Xavier es un idiota!
La raza humana siempre desconfió se los mutantes y eso es lo que les hizo a allos desconfiados y contestatarios por naturaleza.
Eso es lo que quiero, me da igual que sea en la mansión,en el limbo, en la isla de Utopia, en Krakoa o en la capital del imperio Shiar.

Souther
Souther
Lector
En respuesta a  Valled
17 abril, 2022 21:23

Infernales ha sido una colección muy divertida, de verdad es muy recomendable.

Entiendo que hubo una amnistía por los hechos del pasado, así que en teoría todos partieron desde cero al llegar a la isla. Otro asunto ya sería que se comprueben nuevos crímenes contra las leyes de Krakoa durante las actuales colecciones, porque en principio todavía no son públicas muchas de las cosas que Siniestro ha hecho o al menos lo ha disimulado bastante por ahora.

En cuanto a la pregunta más general sobre el planteamiento…yo diría que sí ha mutado, porque volver a contar exactamente la misma historia veinte o treinta veces ya era demasiado, pero en la actualidad todavía tenemos una gran desconfianza entre los mutantes y el resto de la raza humana (lo cual se ha reflejado en la posición de varias naciones que rechazan a Krakoa y por supuesto existe Orchis).

Simplemente que los mutantes ahora están más unidos que nunca y se han organizado como sociedad/estado, en lugar de ser una minoría dividida entre tantos grupos pequeños y por lo tanto siempre estaban en absoluta desventaja.