Hotel – Historias cortas de Boichi

Por
0
4397
 
Hotel_Boichi_Portada

Edición original: Hotel, Kodansha 2008.
Edición nacional/ España: Milky Way Ediciones 2015.
Guión: Boichi.
Dibujo: Boichi.
Traducción: Marc Bernabé.
Formato: Tomo manga rústica con sobrecubierta, 176 páginas.
Precio: 8,50€.

 

Boichi ha sido uno de los autores de manga más rompedores y aclamados de la última década. Gracias a su hiperrealista y detallado estilo y la espectacularidad de sus obras, el surcoreano Mujik Park (el verdadero nombre tras el pseudónimo) ha sabido ganarse un hueco en ese grupo de mangakas de los que se espera algo distinto y único en cada obra que sale al mercado. Durante mucho tiempo las obras de este artista fueron inéditas en España, quizá debido a la inmadurez del sector y la falta de aceptación que tendrían en el momento que fueron publicadas en Japón, pero Milky Way Ediciones rompió la tendencia en el año 2015 con Hotel, un tomo único que recopilaba varias historias cortas del autor de Seúl y que cautivó a muchos lectores gracias a su perfecto apartado artístico y el modo y visión particular que Boichi vuelca sobre los temas que componen el manga. Hotel dio paso a otra de las grandes obras del autor, Wallman, de la que ya hablamos hace unas pocas reseñas y esperamos que estas dos sean la avanzadilla del futuro desembarco del surcoreano en nuestro país.

Desde sus inicios Boichi ha sido un autor bastante inquieto, poco amigo de los encorsetamientos editoriales. Como todos los genios desea dar rienda suelta a su imaginación y a su inspiración, cosa a menudo difícil en los comienzos en una profesión. Este fue uno de los motivos que motivo a Boichi a abandonar su Corea del Sur natal para recalar en Japón, ya que no quería seguir trabajando en las revistas shôjo en las que colaboró en sus inicios. Desde su llegada al país nipón, Boichi tuvo que seguir trabajando duro por hacerse un hueco en la industria, y comenzó publicando Ultimate Space Emperor Caesar en la Monthly Comic Gum. Un año más tarde, en 2005, decide explotar su enorme conocimiento y capacidad para plasmar la anatomía humana con Lover in Winter, una serie de 11 one-shots de estilo hentai en la revista Comic Aun. La indiscutible calidad de su estilo y la constancia en su trabajo le dio la posibilidad de ir publicando historias cortas en diversas revistas como Mandala o Morning, y entre 2006 y 2008 estos one-shots terminando confeccionando el tomo de Hotel, un recopilatorio que pudo ver la luz después del gran éxito de su primera gran serie regular, Sun Ken Rock.

Hotel_Since_AD_2079

Boichi siempre ha sido un autor muy vinculado a las obras de corte adulto, con diversos grados de toque ecchi pero moviéndose en diferentes estilos temáticos, desde el drama a la acción, pasando por la comedia, la ciencia ficción o el romance, muchas veces combinando varias de estas temáticas en una misma historia para otorgar mayores matices a la misma. Asimismo, es un mangaka bastante comprometido por diversas causas sociales, especialmente con aquellas vinculadas con desastres naturales. Y es que como muchos autores asiáticos de diversas artes, la ecología, la protección del medio ambiente y la detención de esas catástrofes son temas muy vinculados a la obra de Boichi y en Hotel se refleja especialmente esta fijación por el futuro de un mundo muy comprometido por la mala influencia del ser humano y la desolación, desesperación y ansia de este último de dar la vuelta a la situación y renovar ese futuro.

Hotel es un volumen único encuadrado en un marco a caballo entre la ciencia ficción distópica y la realidad más cruda, con toques de comedia y un evidente mensaje ecológico. Pese a que el recopilatorio data del año 2008, las historias que se incluyen en él son fruto, como ya se apuntaba antes, del trabajo de Boichi a partir del 2006, el año de su consagración en la industria del manga japonés. Las historias vieron la luz por vez primera los números 25 de 2006, 2/3 de 2007 y 31 de 2008 de la revista Morning, así como en el 1 y 2 de la revista Mandala, para luego ser recopiladas por primera vez por Kodansha en 2008. Hotel es una obra muy querida por el propio Boichi, ya que suponía el inicio de una etapa en la que por fin podía dar rienda suelta a su libertad creativa y contar lo que verdaderamente quería contar. Cuando un autor trabaja así de a gusto la calidad, y con ella el reconocimiento, vienen solos, y gracias a Hotel se alzaría con el Gran Guinigi, premio otorgado por la Lucca Comic & Games, una de las convenciones más importantes a nivel mundial. En total encontramos 5 magníficas historias cortas que podríamos considerar como principales y 4 entremeses que suponen un poco de alivio cómico, pero que contienen elementos que las relacionan con el resto de narraciones y con el sentir del propio autor.

Hotel_Boichi_Present

Hotel arranca con la historia que da nombre al tomo, Hotel: Since A. D. 2079, un relato que busca transmitir la esperanza desde la desolación de un mundo que se va al garete por culpa del cambio climático. Las temperaturas no hacen más que subir, el efecto invernadero provoca la desaparición del agua marina, lo que aumenta todavía más esa temperatura y se corre el riesgo que la liberación de gas metano provoque explosiones y catástrofes por doquier. La única solución posible es enviar un “arca” a un sistema solar lejano, que con la tecnología actual es prácticamente inalcanzable, pero que en un futuro podría ser alcanzable. De esa manera los científicos comienzan a trabajar en el Hotel, una enorme estructura con una inteligencia artificial ultra avanzada y autónoma que sea capaz de mantenerse a sí misma al tiempo que custodia muestras de ADN humano y almacena la memoria cultural de nuestras civilizaciones. Boichi logra transmitir un enorme sentimiento con esta primera historia, con una narración y un argumento desgarradores y una capacidad para conmover al lector a partir de personajes inanimados e inexpresivos pocas veces vista. Pese a esa representación distópica del futuro, ese miedo real a que posiblemente un destino así no sea muy raro para la humanidad provoca sentimientos encontrados en un lector que se aferra a la ventana de esperanza que abre el autor con la salvación de la humanidad, salvación que solo llegaría a base de sacrificio, generosidad, empatía y trabajo, cualidades cuya ausencia es la que nos llevó, irónicamente, al desastre final. Una historia deliciosa, con mucha sensibilidad e iconicidad, que tiene momentos sublimes que evocan a la melancolía, como la interpretación de What a Wonderful World del mítico Louis Armstrong mientras somos testigos de unos bellísimos paisajes y fondos.

Pasamos a Present, un relato romántico, real y crudo que trata sobre todo el tema de la pérdida y la felicidad de las personas que nos importan. Es mejor leer esta historia sin saber mucho, ya que la genial construcción que hace Boichi es digna de ser descubierta por primera vez en el tomo, así que nos limitaremos a decir que Present nos narra la historia de amor de un hombre y una mujer, profesor y alumna, con la diferencia de edad que ese estatus les confiere, que se enamoran y acaban formando una familia. Con el paso de los años una enfermedad terminal y aparentemente incurable ataca a la mujer y el marido debe afrontar el hecho de perderla y el esfuerzo de hacer cualquier cosa para que ella pase feliz los últimos momentos de su vida. El argumento está hilado de una manera magnífica por parte de Boichi, con un ritmo y una exposición del guión y sus giros muy claros y que aun así sorprenden y emocionan al lector. De nuevo encontramos en esta historia esa temática troncal del tomo que gira en torno a la melancolía, el sacrificio, la pérdida, pero siempre dejando un pequeño hueco para la esperanza.

Hotel_Boichi_Todo_Fue_Por_Los_Atunes

Todo fue por los atunes es, junto con Hotel: Since A. D. 2079 la historia más importante del tomo y posiblemente la más completa. Este one-shot narra unos eventos similares a los de la apertura del tomo, es decir, un mundo que va a la deriva por la incompetencia, el egoísmo y la repugnante capacidad del ser humano para acabar con todo cuanto le rodea para su propio beneficio. En este caso Boichi usa la sobreexplotación y el abuso de la vida marina (algo muy cercano a la sociedad japonesa, lamentablemente) para contarnos la historia de la desaparición del último atún vivo y los esfuerzos encomiables del último hombre (que fue el que se lo comió) para usar la ingeniería genética y devolverlos a la vida. Pese a esta temática seria y la actitud de protesta que Boichi muestra hacia estas prácticas, el tono humorístico engloba toda la obra, y pese a tener de fondo ese mismo tono triste y nostálgico del resto del tomo, es imposible no sacar unas cuantas risas gracias a la imaginación y creatividad desbordante del autor para saldar cada intento de regenerar los bancos de atunes con un resultado cada vez más descacharrante. Por otro lado, vemos aquí de nuevo un aspecto que también aparecía en los otros capítulos pero que no hemos comentado y es la importancia y la valía que le da Boichi a la ciencia y al desarrollo como ayudante y tabla de salvación del ser humano ante las tropelías que comete sobre la naturaleza, algo como ya decíamos, sumamente irónico, ya que el causante del desastre siempre es el propio hombre pero a la vez la única solución. Como diría Homer Simpson, el ser humano en Hotel es como la cerveza, “causa y a la vez solución de todos los problemas de la vida”.

Sin embargo, en Stephanos, el siguiente relato, esta vena científica choca frontalmente contra la corriente religiosa y místicista, en una historia realmente extraña que implica a un cirujano, una colegiala, un embarazo y la llegada del anticristo y el Apocalipsis. Un relato con momentos visuales impactantes y que a todos los niveles sería más fácil de encontrar en una obra de Kago o Furuya que en Boichi. Argumentalmente está más vacía y es algo más compleja de seguir que las anteriores y parece algo fuera de lugar, en cuanto a temática, aunque comparte esa llegada del fin desde un punto de vista más basado en la fe. Por último encontramos Diadem, un capítulo que destaca sobre todo a nivel artístico tanto por el dibujo como por el espectacular trabajo a color, pero que resulta algo corta a comparación del resto. Tiene un mensaje potente, basado de nuevo en la libertad y en la naturaleza y nos presenta a un personaje femenino visualmente muy potente que hubiese agradecido una mayor duración. Destaca sobre todo ese fenomenal apartado artístico a todo color, algo que pocas veces podemos disfrutar más allá de un par de páginas.

Hotel_Boichi_Stephanos

También encontramos en Hotel esas historias cortas, más aun que el grueso del tomo, que sirven de interludio o de alivio cómico entre los relatos principales. Bajo el título de Lot, Migrañas, La tropa sushi y Kenji, el rey de los inventos, encontramos unos trabajos más cercanos a la tira cómica, en cuando a longitud y argumento, y con un apartado artístico evidentemente más pobre. No dejan de ser una introducción curiosa, graciosa y simpática, que a veces contiene alguna relación con las historias principales, y que tampoco desvía demasiado la atención ni rompe el ritmo narrativo que se establece a nivel temático entre los cinco capítulos importantes.

En cuanto al apartado artístico, encontramos lo que se espera de Boichi, un absoluto desfile de espectacularidad y precisión a la hora de representar la figura humana y sus expresiones, con un estilo muy artesanal y un trabajo tremendo en los fondos. Como de costumbre, hay que destacar el cuidado y el estudio del autor en cuanto a perspectivas, planos y diseños y su empleo como elementos de apoyo para aportar dinamismo y emoción a la narrativa visual. Y a eso hay que añadirle el extra de contar con más de 30 páginas a todo color en esta edición de Milky Way que ayuda a engrandecer la genialidad de Boichi.

Hotel_Boichi_Diadem

Pocos peros se le pueden poner a Hotel, un fantástico recopilatorio de historias cortas que sirve como genial introducción al arte de Boichi. Pese a lo aparentemente inconexo de las historias se puede encontrar ese enlace temático entre todas ellas, y ese alegato ecológico y naturalista del autor que avisa del peligro que supone el ser humano para el planeta y para sí mismo, a la vez que deja ese sentimiento de que aun podemos ser capaces de cambiar la situación. Un tomo en apariencia superficial sobre ciencia ficción distópica, que encierra una visión triste y melancólica sobre la vida y la existencia y la necesidad de poner en liza unos valores que cada vez son más ajenos a la humanidad. Todo ello con el potente dibujo de Boichi y una ecléctica elección de enfoques que hacen de Hotel un tomo único.

  Edición original: Hotel, Kodansha 2008. Edición nacional/ España: Milky Way Ediciones 2015. Guión: Boichi. Dibujo: Boichi. Traducción: Marc Bernabé. Formato: Tomo manga rústica con sobrecubierta, 176 páginas. Precio: 8,50€.   Boichi ha sido uno de los autores de manga más rompedores y aclamados de la última década. Gracias a…

Valoración Final

Guión - 7.5
Dibujo - 9.5
Interés - 8

8.3

Interesante tomo recopilatorio de relatos autoconclusivos de Boichi. Enmarcados dentro de la ciencia ficción distópica, el autor logra realizar una gran crítica a la acción humana contra la naturaleza narrando su particular visión del ecologismo. Un exquisito apartado artístico, especialmente en las páginas a color y uno de los trabajos más personales de Boichi, así como un genial punto de partida para iniciarse con este autor.

Vosotros puntuáis: 7.7 ( 12 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments