Marvel Gold. La Guerra Kree – Skrull.

Roy Thomas, Neal Adams y John y Sal Buscema dan a la luz a la primera gran aventura de los Vengadores en este cómic de 1971.

Por
2
7031
 

Edición original:Avengers 89-97 USA
Edición nacional/ España:Panini Comics
Guión:Roy Thomas
Dibujo:Sal Buscema, John Buscema, Neal Adams
Entintado:Sam Grainger, Sal Buscema, George Roussos, Tom Palmer, Neil Adams, Alan Weiss
Color:Tom Mullin, Michael Kelleher, Will Glass, All Thumbs Creative
Formato:Libro con solapas. 224 páginas.
Precio:18€

 

Hoy toca retroceder un poco al pasado. A aquellos años en los que “La Era Marvel de los Cómics” que dio comienzo con Fantastic Four #1 (si obviamos las fases Atlas y Timely) aún no había cumplido ni dos lustros. Viajamos a los años 1971 y 1972, al comienzo de una década que marcó un antes y un después en la evolución de la sociedad y en cómo ésta miraba hacia el poder político, una rebeldía que alcanzó su conato máximo con el conflicto de Vietnam y que se trasladaría de una forma u otra a todos los artes, incluido por supuesto el que ocupa el noveno ordinal.

Quizás penséis que estoy exagerando, que la Guerra Kree Skrull habla de un conflicto intergaláctico que nada tenía que ver con los cambios que la sociedad estaba experimentando, pero me vais a permitir que discrepe. Y es que este cómic tiene un argumento principal (del que hablaremos en pocas líneas) que obviamente trata sobre lo Héroes Más Poderos de La Tierra enfrentándose a razas alienígenas cuyos objetivos están por encima de la comprensión de nuestros vengadores; pero también existe un argumento subyacente que viene a decir que se acabó el no cuestionar al gobierno o a aquellos que lo sirven, que toda actuación está sujeta a la denuncia y al juicio social.

La Guerra Kree – Skrull es un clásico Marvel, para muchos, quizás “Él Clásico” de eso no cabe duda, pero también es mucho más que eso, pues marcó un antes y un después tanto en la propia editorial como en el Universo de Ficción, el Universo Marvel, en el que se desarrollan las historias de nuestros héroes.
Pero ¿quiénes son los Kree y los Skrull? Responder a esta pregunta llevaría varias páginas y mucho scroll, así que trataré de ser breve y no desviarme del cómic objeto de análisis. Presentados en los Cuatro Fantásticos (como casi todos los avances a nivel cósmico que tenían lugar por aquel entonces en La Casa de Las Ideas) estamos ante dos imperios galácticos, en eterna pugna que esta vez eligen la Tierra como campo de batalla para dirimir sus diferencias, algo que por supuesto, los defensores de nuestro planeta no van a permitir, haciendo todo lo que sea posible por impedirlo.
Es en este cómic dónde por primera vez los Vengadores del Capitán América, esa segunda generación de Vengadores liderada por el Centinela de la Libertad y compuesta por La Bruja Escarlata, Mercurio, Clint Barton (no como Ojo de Halcón sino como Goliat), a la que poco más tarde se les uniría La Visión, se enfrentan a su verdadero bautismo de fuego como grupo empijamado. Es también tiempo del Capitán Marvel y de Rick Jones (el eterno side – kick) de Marvel, quienes en esta historia, que derrocha originalidad por los cuatro costados, cobran más importancia que nunca.

La historia comienza cuando Ronan el Acusador planea merced a poderosa e imposible tecnología Kree hacer que la Tierra retroceda lo máximo posible en la escala evolutiva, siendo de esta forma más fácil de conquistar, lo que por supuesto atraerá la atención de los Skrulls. Los Inhumanos también juegan un importante papel en esta historia, el cual me abstengo de desvelar, pues hasta los clásicos más manidos deben ser descubiertos por nuevos lectores.
Por supuesto Iron Man y Thor como “Vengadores de Primera”, estos es, miembros fundadores del grupo tendrán algo que decir, siendo muy interesante la idea que la historia plantea sobre la diferencia de status dentro del equipo según se halla estado en él desde sus orígenes o no.
Mención muy especial, merece el número titulado “Viaje al Centro de un Androide” quizás el más recordado y querido por los fans, en el que un Hombre Hormiga que hace más de científico y padre que de héroe, deberá introducirse en estado miniaturizado dentro de La Visión para conseguir reparar al sintezoide.

En cuanto al dibujo, ¿Qué podemos decir de Neal Adams y del dúo Buscema que no se sepa ya? El trío de la ilustración da aquí lo mejor de sí mismo, regalándonos unas viñetas impregnadas de expresividad y humanidad en los rostros de sus personajes, a la par que espectacularidad en las escenas de acción y en las splash pages que pueblan todo el arco argumental. Y es que, no olvidemos que en esta época, primeros años de la década de los 70 no existían las aplicaciones y la tecnología al servicio del dibujo a la que hoy estamos tan acostumbrados, por lo que resultaba mucho más difícil transmitir realismo y dar al cómic la fuerza que exigía su guión de lo que resulta hoy en día.

Por otro lado, no puedo olvidarme en esta reseña como ya apuntaba al principio de la misma, de que el verdadero logro de este cómic no está en su increíble dibujo, ni en que casi todos los elementos galácticos de Marvel se presentaran en la misma historia por primera vez con un argumento bien atado y concebido por un Roy Thomas que estaba más en forma que nunca, sino por el hecho de que en esta historia, hasta los Vengadores tienen que responder ante la sociedad por aquello que hacen, aunque a veces sea para salvarla. Es por ello que este cómic es tan grande, porque sienta las bases que Bendis y Millar explotarían treinta años después y que hoy forman parte del Universo Cinematográfico Marvel al respecto de que ningún héroe por poderoso o bueno que sea, está exento de crítica.

Finalmente, el Universo Marvel no sería lo que es hoy sin La Guerra Kree – Skrull, la cual hizo que los lectores nos diéramos cuenta de que las amenazas que venían de fuera de nuestro planeta eran más graves que nada, y aquellas para las que realmente estaban concebidos los Vengadores como grupo de respuesta, sentándose las bases de muchos eventos posteriores en la editorial, siendo quizás Invasión Secreta el más evidente.
Que no os de miedo el estar ante un clásico de los 70 a la hora de leerlo, pues puede que el lenguaje de la época y la manera de enfocar el argumento diste mucho de aquello a los que hoy estamos acostumbrados, teniendo mucho que ver el Código de Censura de los Cómics, pero la grandeza de esta historia pasa por encima de ello sin que apenas nos demos cuenta.

  Edición original:Avengers 89-97 USA Edición nacional/ España:Panini Comics Guión:Roy Thomas Dibujo:Sal Buscema, John Buscema, Neal Adams Entintado:Sam Grainger, Sal Buscema, George Roussos, Tom Palmer, Neil Adams, Alan Weiss Color:Tom Mullin, Michael Kelleher, Will Glass, All Thumbs Creative Formato:Libro con solapas. 224 páginas. Precio:18€   Hoy toca retroceder un poco…
Guión - 7.9
Dibujo - 9
Interés - 10

9

Imprescindible

Roy Thomas, Neal Adams y John y Sal Buscema dan a la luz a la primera gran aventura de los Vengadores en este cómic de 1971.

Vosotros puntuáis: 6.96 ( 25 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Odinson70
Lector
1 agosto, 2017 0:36

Buena reseña.
Una etapa mítica, buenos comics con buenos dibujos y buen guión.
Cómo echo de menos autores que sepan lo que hacen, no como tanto cantamañanas que llevan los timones de las series Marvel actuales…
Si, cualquier tiempo pasado fue mejor, o mil veces mejor.

Jack
Jack
Lector
1 agosto, 2017 11:21

Entre las 5 mejores sagas de Los Vengadores precedente de otras como Tormenta Galáctica o Infinito. Muy recomendable.