Hellblazer: Warren Ellis

Analizamos la etapa del escritor inglés Warren Ellis al frente de la legendaria cabecera de Vertigo: Hellblazer, editada en un solo tomo por ECC Ediciones.

Por
1
2661
 

Edición original: Hellblazer núms. 134 a 145 USA, Hellblazer: Shoot USA, Vertigo: Winter’s Edge núm. 3 USA.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión: Darko Macan, Dave Gibbons, Warren Ellis.
Dibujo: Andy Lanning, Frank Teran, Gary Erskine, James Romberger, Javier Pulido, John Higgins, Marcelo Frusin, Phil Jimenez, Tim Bradstreet, Dave Gibbons.
Entintado: John Higgins, Frank Teran, Tim Bradstreet, Javier Pulido, Marcelo Frusin, Gary Erskine, Dave Gibbons.
Color: James Sinclair, Digital Chameleon, Grant Goleash, Dave Gibbons.
Formato: Cartoné, 312 páginas.
Precio: 30,00 €

 

Me llamo John Constantine y aquí sigo: atormentado por Londres. Y Londres, atormentada por mí.

La censura siempre ha afectado a la sociedad, el arte y la cultura prácticamente desde los inicios de la humanidad. Es un instrumento de control que, en mayor o menor medida, se ha aplicado siempre, y lo sorprendente, es que es independiente a cualquier sistema político, sea más o menos autoritario, lo cual nos hace sospechar que se trate de un elemento inherente, sino a la naturaleza humana, si al menos al pacto social con el que nos conformamos para convivir como grupo organizado de personas en un territorio específico.

Las razones de la censura han sido muchas y muy variadas, pero siempre tienen algo en común: obedece a valores morales que unos pretenden establecer sobre otros. Esto es algo que sabe bien Warren Ellis, que vio como su historia Dispara, que escribió durante su etapa en Hellblazer, fue censurada, a priori por no herir sensibilidades al estar muy reciente en ese momento la masacre de Columbine, lo que supuso la dimisión de Ellis de la colección, y el fin de su corta y breve etapa. Esto nos plantea unas preguntas muy interesantes ¿Debe la cultura ser censurada por la posibilidad de herir sensibilidades? ¿Influye esta misma incluso en la motivación de actos criminales? Esto mismo además trata Ellis en su historia, llegando a la conclusión que la culpa no es tanto de la cultura, sino del tipo de sociedad triste y anómica que hemos construido, o al menos, que había en el momento en que el autor inglés escribió esas líneas.

Ese número fue sacado del cajón y editado una década después por DC Comics en su sello Vertigo, y forma parte del recopilatorio en un tomo que hizo ECC Ediciones de toda la etapa de Warren Ellis en Hellblazer, y de la que hoy vamos a hablar un poco más.

La portada del polémico número Shoot

Si por algo destaca el Hellblazer de Warren Ellis es por su abundante crítica política y social, algo que por otra parte es muy común en toda la obra del escritor inglés. Es además bastante palpable en sus historias autoconclusivas, especialmente en Puesta de Sol, que critica al ejército japonés y la invasión de Manchuria en la Segunda Guerra Mundial, y en el hilarante Contando Cuentos, en donde critica el periodismo basura y las teorías de la conspiración, por no hablar de Dispara, en el que aparte del eterno debate del control de las armas en EEUU, también habla de la influencia de la cultura en los actos criminales, y de la sociedad opresiva y alienada en la que vivimos, como comentábamos al inicio de esta reseña.

Así pues, además de dominar el tono político y el humorístico, también lo hace con el horror y el gore, presentes en las historias de asesinos Encerrado y El Pesebre. Sin embargo, es con Atormentada, la historia con la que da comienzo el tomo y la etapa del escritor inglés, en donde confluyen todos esos temas, que después se disgregarían en las historias autoconclusivas. Aquí, John Constantine despierta una mañana leyendo en el periódico que su antigua novia Isabel Bracknell ha sido asesinada brutalmente a golpes, así como torturada y violada. Esto despierta en John el lado más emocional y decide investigar el caso para localizar al asesino y hacer justicia a la pobre Isabel, que para colmo de males, su espíritu se encuentra atrapado en un parque, y necesita liberarse para continuar adelante en su camino. Constantine se alía con viejos amigos como Chas, así como también nuevos personajes introducidos por Ellis, como el cínico y bruto policía Watford, o el extraño ser mágico Mapa, que controla los túneles subterráneos del metro de Londres. Una historia que nos lleva por una vía introspectiva y emotiva de John Constantine, incluso melancólica, en la que reflexiona sobre su relación con las mujeres, algo que después Ellis volverá a tratar en la historia Una última canción de amor, así como aprovecha para llevarnos de ruta por los rincones más oscuros, mágicos y ocultos de Londres. En resumen, una historia dura, emotiva y quizás de las más crudas y violentas que podemos leer en los 300 números de historia de Hellblazer.

El tomo finaliza con una historia en dos números de Darko Macan, que precede a la etapa de Azzarello, y un relato breve de Dave Gibbons que merece la pena solo por ver al artista ilustrar a Constantine.

En el apartado artístico tenemos a una amplia amalgama de dibujantes de muy diferentes estilos, como John Higgins, Frank Teran, Gary Erskine, James Romberger, Javier Pulido, Marcelo Frusin, Phil Jimenez o Tim Bradstreet. Hay que destacar especialmente a Higgins, y no porque sea el mejor de todos ellos, sino porque su presencia es mayor, ya que se encarga de dibujar todo el arco de Atormentada, que supone casi la mitad del tomo recopilatorio de ECC. No es Higgins el mejor dibujante que te puedas encontrar, ya que arrastra un tono muy noventero de por aquel entonces, pero sin embargo consigue transmitir emociones muy fuertes en momentos muy potentes y violentos.

Muy destacable también el trabajo de Teran, que recrea un ambiente denso y opresivo estupendo para la horrible historia que cuenta, y Tim Bradstreet, que se había estrenado como portadista de la colección (y a partir de entonces seguiría muchos años), y que además dibuja una de las historias con su típico estilo hiperrealista y sucio que tan bien le sienta a Constantine, siendo además uno de los artistas que mejor retrata al mago inglés. Por su parte, Frusin y Pulido hacen unos excelentes trabajos, así como Jimenez, que se encarga con mucha soltura de ilustrar el polémico número Dispara. Debió de gustar mucho a los editores de Vertigo el trabajo del argentino Frusin , puesto que se convirtió en el dibujante principal de la etapa de Azzarello, y regular en la de Mike Carey,

  Edición original: Hellblazer núms. 134 a 145 USA, Hellblazer: Shoot USA, Vertigo: Winter's Edge núm. 3 USA. Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión: Darko Macan, Dave Gibbons, Warren Ellis. Dibujo: Andy Lanning, Frank Teran, Gary Erskine, James Romberger, Javier Pulido, John Higgins, Marcelo Frusin, Phil Jimenez, Tim Bradstreet, Dave…
Guión - 8.5
Dibujo - 8
Interés - 8.5

8.3

Ácido

Ellis escribe unas cuantas historias cargadas de crítica social con un tono muy ácido y en contextos muy variados que abarcan desde el espectro más mágico del mundo de John Constantine hasta el más realista y emocional.

Vosotros puntuáis: 8.62 ( 8 votos)

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Justiciero Desmesurado Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Justiciero Desmesurado
Lector
Justiciero Desmesurado

El arco de atormentada, por su final, es de los más bonitos que he leído en las historias de de John Constantine. Puro y maravilloso Hellblazer.