Harley Quinn y Hiedra Venenosa

Hiedra y Harley tratan de vivir una nueva vida tras los sucesos de Héroes en Crisis

Por
4
1972

Edición original:Harley Quinn and Poison Ivy núms. 1 a 6 USA
Edición nacional/ España:ECC Ediciones
Guion:Jody Houser
Dibujo: Adriana Melo
Entintado:Mark Morales
Color:HI-FI
Formato:Rústica, 144 páginas. A color.
Precio:14,95 €

Esta historia nace de las últimas páginas de Héroes en Crisis, el evento de Tom King para DC Comics con demasiadas consecuencias inesperadas y de poco gusto (en general) para el aficionado a la editorial. Sin entrar en detalles, la conclusión de la crisis deja el renacimiento, tras la muerte en los primeros números de Poison Ivy, para regocijo de su amiga chiflada, personaje destacado en la serie de King. Con nuestras protagonistas tratando de vivir una nueva vida, la miniserie es otra oportunidad para descubrir la relación entre Harley Quinn y Hiedra Venenosa.

Jody Houser comenzó dedicándose a webcomics, creadora de Cupcake POW! se ha ocupado de proyectos de Star Wars, como la adaptación de Rogue One o Poe Dameron annual 2. También es la guionista de Spiderman: Renueva tus votos. Ha trabajado en Faith de Valiant o Orphan Black para IDW. En DC se encargó de Mother Panic dentro del sello Young Animal liderado por Gerard Way.

Adriana Melo es una artista brasileña que como su compañera al guion, también ha colaborado en títulos relacionados con Star Wars. Wichtblade para Top Cow o Ms. Marvel son otros de sus trabajos. Para DC, es la artista de Aves de Presa o de la miniserie de Plastic Man, en ambas junto a la experimentada Gail Simone.

Hiedra tiene problemas para controlar su cuerpo y Harley se desvive por ayudarla. Lex Luthor envía un regalo para la verde mujer que le ayudará a estar mejor y tener un mejor dominio de su naturaleza, nunca mejor dicho, más alborotada que nunca.

La rubia loca también tiene problemas existenciales, cuestionándose cada paso que da, sin saber quién es o quién debe ser realmente, queriendo virar hacia el heroísmo. De forma bastante infantil y sin trasfondo se trata de interiorizar en la antigua novia del Joker.

El Hombre Florónico, villano de la historia, eterno interesado en el poder del verde, quiere utilizar a Pamela Isley. El Sombrerero Loco hará su aparición. Una miniserie donde las dos féminas viven juntas distintas aventuras, siempre con la base de tratar de ayudar a Poison Ivy, donde se salvan mutuamente sin demasiada gracia, a pesar de ser esto el gran valor del cómic. El estado de Hiedra o la locura de Harley podría servir de interés, pero la narración no invita a seguir leyendo y la caracterización, sin llegar a ser mala, no es ni mucho menos brillante.

La trama podría llamar la atención, pero gracias al desarrollo de la acción, no llega a enganchar en ningún momento. Pasa de un cómic costumbrista donde las dos mujeres viven juntas, sin mostrar la suficiente profundidad en la relación de los personajes como para despertar la atención del lector, a una especie de road movie con algún elemento cómico inherente a este tipo de producciones o a Harley Quinn. Por lo que lo absurdo de una villana vestida de mascota dinosaurio se entiende como correcto, pero al no divertir lo necesario no logra sacudirse el tono intrascendente que envenena toda la trama. Culmina con un tebeo apocalíptico con las plantas dominando la gran ciudad. El cómic da tantos tumbos para encontrarse a sí mismo, que no se detiene ni un escaso segundo en plasmar como debe cada uno de los tramos por los que conduce la historia.

Batwoman también goza de una breve aparición y empieza a ser una secundaria de lujo habitual en series donde los “héroes” tienen una dudosa moral. Ocurría en la recientemente reseñada Monstruos de Gotham. Así, la mujer murciélago se une momentáneamente a la pareja en su lucha contra el Hombre Florónico mientras Harley le pregunta cómo se hace para ser una buena heroína.

Sobre la relación entre las dos mujeres, DC sigue jugando al despiste, insinuando pero nunca mostrando. Pone lo suficiente en el cómic para que puedas pensar que son amantes y al mismo tiempo lo desdice con un beso en la frente. Decepcionante el trato que recibe esta pareja por la editorial que no hace más que tratar de contentar tanto a los que quieren que tan solo sean amigas como a los que prefieren que sean algo más. Y lo peor es que esto no debería importar. Lo que tendría que prevalecer es hacer un buen cómic independientemente de si sí o de si no, construyendo en la dirección por la que finalmente se decida optar para que el transcurrir de acontecimientos se sienta coherente.

Este es un perfecto ejemplo de que tan solo se han dedicado a marear la perdiz, lucrándose por el camino, sin ningún afán por entregar un producto que satisfaga por su calidad. Además de mostrarse cobardes, a no dar un paso que debería ser orgánico y que con su inmovilismo, están haciendo mucho más complicado de lo que en realidad es. Mi compañero Jordi Molinari, perspicaz como siempre, ya se lo olía en su reseña del número 1 USA. No se equivocaba en absoluto, el qeerbaiting es patente en este producto.


Adriana Melo
de trazo limpio, buen diseño de personajes y decentes expresiones faciales sube la nota general del cómic. Es capaz de dotar de dinamismo las escenas de acción, si bien en alguna está más lúcida que en otras. Entintada por Mark Morales, el nivel artístico general de la serie es muy bueno. El talento de Melo ayuda innegablemente a percibir la química existente entre las dos protagonistas, aún cuando el guion no le saca partido.

A pesar del mencionado cambio continuo de rumbo al que se ve sometida la serie, la trama se hace aburrida. En el último número resurge el interés con una gran revelación. Es aquí donde la relación, los achaques y los sentimientos entre nuestras protagonistas toman algo de sentido aunque no se llegue a entender muy bien cómo ha llegado a darse la situación. Un momento álgido que por primera vez en todo el cómic otorga trasfondo real a sus protagonistas. Es extraño que un tebeo tan procedimental como el que estamos leyendo, desemboque en un final tan polémico que sin duda no gustará a los seguidores de la pareja Harley Quinn/Poison Ivy.

Baste decir que no es más que un intento de reiniciar los personajes para lo que pueda venir a continuación. Sin un trascurso apropiado ni un final convincente para el propio público objetivo de este cómic, DC patina con la miniserie al no lograr dotar de interés para el aficionado de la editorial la colección y al decepcionar a los fans de la pareja con la conclusión.

Edición original:Harley Quinn and Poison Ivy núms. 1 a 6 USA Edición nacional/ España:ECC Ediciones Guion:Jody Houser Dibujo: Adriana Melo Entintado:Mark Morales Color:HI-FI Formato:Rústica, 144 páginas. A color. Precio:14,95 € Esta historia nace de las últimas páginas de Héroes en Crisis, el evento de Tom King para DC Comics con…
Guion - 5.5
Dibujo - 7
Interés - 5

5.8

Decepcionante

Un cómic que empieza de manera aceptable y termina con un inesperado final. Por el camino trata de ser dinámico y gracioso sin conseguirlo, ahondando de manera superficial en la pareja de féminas. El anodino desarrollo desemboca en, no por impactante tiene que ser del agrado de los lectores, un final probablemente decepcionante para los fans de los personajes que ven como su esperada pareja no solo no acaba de formarse sino que está lejos de hacerlo.

Vosotros puntuáis: 4.68 ( 12 votos)
Artículo anterior#ZNSeries – Guía de Series: Noviembre 2020
Artículo siguienteKarmen
Málaga (1984). Desde muy pequeño leía tiras cómicas en los dominicales, 13 rue del percebe era mi favorita. A mis padres les gustaba que su hijo leyera y cada poco tenía un Astérix nuevo para leer y releer. A la edad de diez u once comencé con el americano, Spiderman para ser más exactos. La saga del clon fue mi primera lectura. Todavía me pregunto cómo pude aficionarme con aquello pero la verdad es que me atrajo enormemente e incluso el no saber qué estaba leyendo (para nada empecé con el número 1) fue un plus para mi interés. La primera lectura siempre condiciona y como secuela me deja mi gusto por personajes alternativos. Tras esto, todo lo demás; universo Marvel , mi adorada DC, cómic independiente y grandes obras que me mostraron lo realmente interesantes que pueden llegar a ser los tebeos. Sueño con contemplar Themyscira sobre mi nube Kinton con un anillo verde en el dedo y una “S” roja en el pecho. Cómics, coleccionismo, cine, videojuegos, motos, fútbol, NBA… demasiados intereses para tan escasa bolsa y tan poco tiempo. Orgulloso y agradecido de formar parte de esta histórica web, a la que he leído durante tantos años.
4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Booster gold
Booster gold
Lector
15 noviembre, 2020 14:47

Es que un romance entre Harley Quinn y hiedra venenosa es absurdo por muy mejores amigas las convirtiera Paul Dini
Pamela odia a los seres humanos y quiere que las plantas gobiernen la tierra se liaria con la cosa del pantano como mucho
Si quieren una pareja femenina hay otras heroínas o villanas más apropiadas para Harley , yo un romance dentro del escuadrón suicida con Amanda Waller sería más morboso o un trio catwoman / Batman también

Drury Walker
Drury Walker
Lector
15 noviembre, 2020 15:08

En mi opinion guion y dibujo mediocres. Mediocre no es malo. A veces prefiero leer algo malo, porque al menos destaca en algo y puede moverte a sentir algo (risa, enfado…). Esto es prescindible. Mediocre es la peor experiencia que puede tener un lector.

Sobre el tema de la relacion sentimental Harley y Hiedra. Pre N52 no existia. Harley con su personalidad conectaba con Hiedra, y aunque esta en ocasiones fantaseaba con matarla porque era una molestia, era consciente de su importancia como su ancla con la humanidad. Cualquier clave sentimental provenia del fandom,fanfictions, fanart… Pero no del canon (aunque Harley le dejara caer a Hiedra que su interes era de otro tipo cuando intentava hacerle daño en el ultimo arco de Calloway en Musas de Githam). En los N52 el trabajo de Conner y Palmiotti dieron ese paso de forma a mi entender muy bien hecha, siendo lo mejor de su etapa con Harley. Esta bien, son otra Hiedra (de carne) y Harley (renacida en una cuba de productos quimicos) con otra relacion. Ahora han vuelto a una Hiedra vegetal y dan marcha atras a lo preN52. A mi entender es un error porque una gran parte de la gente ya tiene otro chip y es un chip que vende. Pero vamos,que tampoco se puede decir que sea irrespetuosa la serie con los personajes, de hecho es mas apegada a la version con mas años de editorial entre ambas

Raku
Raku
Lector
15 noviembre, 2020 21:17

¿Queerbaiting? Si ni Harley ni Hiedra son queer…

Staple
Staple
Lector
15 noviembre, 2020 22:25

Los villanos de Batman funcionan cuando son chiflados con alguna obsesión, un pasado trágico, una parte irrecuperable, unas pizcas de drama personal y alguna injusticia de la vida que se les puso en el camino. Cuando los haces molones, marysuescos, los reahbilitas, etc pierden toda la gracia.. Poison Ivy se pasó el 90% de su vida editorial siendo una femme fatal, una cuasi nimfómana psicópata que se comía a los hombres, literal a través de sus plantas gigantes y metafóricamente y que, efectivamente, prefería los geranios a los humanos. Harley molaba cuando tenía esa relación tóxica de sumisión con el Joker, el tipo que la despreciaba pero del que o se podía separar, vamos, lo que se ve en la serie animada de Timm y Dini (Que son los que comenzaron con lo de la pareja lésbica pero de forma velada y mucho más divertida que convertirlas en dos iconos DC gays o algo así). Querer que sean otras cosas es como hacer que Dos Caras se cure la dualidad y el rostro deforme, el Espantapájaros abandone el gusto por el terror o el Pingüino deje de ser un mafioso gordo y feo para convertirse en un ciudadano ejemplar con cuerpazo. Lo puedes hacer pero como villanos ya pierden toda la magia y toda la esencia y se vuelven aburridos en cero coma.