Harley Quinn 1-4

Reseña de las cuatro primeras grapas de Harley Quinn que ha editado ECC Ediciones, y que recopilan los dos primeros arcos de la nueva etapa en Rebirth del personaje, bajo los mandos de Jimmy Palmiotti y Amanda Conner

Por
5
1791

 

Edición original: Harley Quinn núms. 1-8 USA
Edición nacional/ España: ECC Ediciones
Guión: Jimmy Palmiotti, Amanda Conner
Dibujo: Chad Hardin, John Timms, Joseph Michael Linser, Brett Blevins, Jill Thompson, Andrew Robinson
Entintado: Chad Hardin, John Timms, Joseph Michael Linser, Brett Blevins
Color: Alex Sinclair, Hi-Fi
Formato: Grapa, 48 páginas.
Precio: 1-3,25 €

 

Parece mentira, pero muchas cosas han pasado en la vida de Harleen Quinzel desde su nacimiento en 1992 a manos de los grandes Paul Dini y Bruce Timm en aquella mítica serie de animación de Batman. Y tras superar la que es posiblemente la relación más tóxica de la historia del cómic, con su querido Joker, Harley Quinn afrontó su nueva vida en Coney Island con su segunda colección particular, esta vez de la mano de Amanda Conner y Jimmy Palmiotti, puesto que la primera fue escrita por Terry Dodson y Karl Kessel, entre otros.

Tras cuatro años, y tras muchas e hilarantes aventuras vividas por Harley, entre las que cabe contar un team-up cósmico con Power Girl, la creación de su propia banda de harley’s para combatir la injusticia, o el conocer al peculiar Mortandad, una parodia de Deadpool, Harley volvió a la carga con una nueva colección tras Rebirth, y con el mismo equipo creativo que tantos éxitos le había otorgado a esta serie. Vuelven los guionistas y los dibujantes principales, y vuelve nuestra querida payasa psicópata para ofrecernos más dosis de violencia, surrealismo y chascarrillos infantiles, y esta vez en formato grapa por parte de ECC Ediciones, lo que posiblemente atraerá a aún más lectores de los que ya tenía. Porque, si hay algo cierto ahora mismo en DC Comics, es que Harley Quinn está de moda, y es uno de sus personajes más queridos en la actualidad, máxime tras la genial interpretación de Margot Robbie del personaje en Escuadrón Suicida el año pasado.

En los primeros tres números, Conner y Palmiotti nos preparan una breve introducción en las primeras páginas sobre cómo ha sido la vida de Harley, para presentarla a lectores que desconozcan la historia del personaje, así como de los secundarios que la han acompañado en los últimos años en su serie particular, desde Goatboy, hasta Eggsy o Mortandad, la última incorporación a la familia. Tras esto, empieza rápido el rock’and roll con una escena muy divertida en la que se nos explica el tema de este primer arco: los zombis. Así pues, durante estos números veremos a Harley y a sus amigos dar rienda suelta a su violencia para librarse de la invasión zombi. Tras esto, tenemos un número transitorio con una sencilla aventura en la India, y después empezará otro arco de tres números, cuyo tema principal, porque así parece que van a ser ahora los arcos de esta serie, por temáticas, es la escena punk de los barrios bajos y underground de Nueva York. Sí, Harley forma una banda de punk-rock llamada Harley y los skull bags, y a la vez intenta lidiar contra una banda de macarras vestidos de caballeros medievales que están sembrando el caos por la ciudad, con hilarante resultado. Y el último número que hoy reseñamos, es otra aventura transitoria, pero que tiene su importancia en el desarrollo del personaje que Conner y Palmiotti están llevando a cabo.

Porque sí, puede que esta serie sea una sucesión de chascarrillos infantiles de Harley, violencia gratuita y situaciones surrealistas cuyo principal objetivo es entretener, divertir y sacarte una sonrisa, y prueba de ello son los temas de los dos primeros arcos: zombis y punk-rock, pero también hay lugar para el drama y el desarrollo de la personalidad de nuestra querida psicópata. Para empezar, ya vamos teniendo claro que Harley pretende hacer el bien y luchar contra las injusticias, aunque sea a su peculiar y violenta manera, por lo que vemos que su alejamiento del señor J le está acercando a la luz, en un sentido ideológico, lo cual supone una interesante evolución del personaje que veremos a ver cómo acaba. Por otro lado, su particular relación con Hiedra Venenosa, que en estos números se va reforzando, no acaba de definirse del todo, y no por afán de Harley, que intenta repetidamente tener algo más serio, sino por Hiedra, que no se atreve a dar el paso, poniendo excusas “laborales”. Es posible, y esto es una interpretación personal, que Hiedra tenga miedo de que Harley no se haya desintoxicado del todo del Joker, y que la vuelva a dejar plantada, pero el caso es que por mucho que intenta tener una estabilidad en su vida, por unas cosas o por otras, la pobre no acaba nunca de conseguirlo. También son muy interesantes esos flashbacks genialmente ilustrados por Jill Thompson de Harley y el Joker en el psiquiátrico al poco de conocerse, y que profundizan en la psique de Harley.

Así que, como veis, Conner y Palmiotti saben divertir, pero también saben desarrollar psicológicamente un personaje, y darle una complejidad en un entorno de humor con ligeros oasis de drama, lo que hace aún más genial si cabe esta serie.

La relación entre Harley y HIedra empieza a cobrar más importancia

Hablemos del apartado artístico, de quien tenemos como dibujantes principales a Chad Hardin y John Timms, que ya eran los habituales en la anterior y reciente etapa, y a Bret Blevins, que se une como apoyo en los bocetos. En el color tenemos a Alex Sinclair principalmente y a Hi-Fi en algunas páginas puntuales. Y como es habitual en esta colección, tenemos también a dibujantes invitados para un número o algunas páginas concretas, como es el caso de Joseph Michael Linser, Andrew Robinson o Jill Thompson, como os comentaba antes.

En esta ocasión, nos vamos a centrar en el cambio para peor que existe en el dibujo con respecto a la etapa anterior, a pesar de conservar a sus dos dibujantes principales. El problema tiene nombre, y es Bret Blevins, y no porque el veterano artista sea un mal dibujante, sino porque la mezcolanza de estilos con Chad Hardin especialmente, no da buenos resultados. Me explico, Blevins se encarga de los bocetos, y Hardin y Timms de terminar los diseños y matices del dibujo, por lo que nos sale una especie de Hardin más sucio y caótico que de costumbre. No es un mal dibujo, pero desde luego no está al gran nivel que estaba en la etapa anterior, por lo que esperemos que sea algo temporal, o que Blevins y Hardin sepan amoldar mejor sus estilos, más allá de entrar en los motivos de por qué tienen que verse obligados a trabajar así, que sería otro debate de largo recorrido.

Para finalizar con un buen sabor de boca, os dejo con las portadas alternativas que Bill Sienkiewicz ha hecho para esta serie, y que son, como es habitual en el artista, una obra de arte.

  Edición original: Harley Quinn núms. 1-8 USA Edición nacional/ España: ECC Ediciones Guión: Jimmy Palmiotti, Amanda Conner Dibujo: Chad Hardin, John Timms, Joseph Michael Linser, Brett Blevins, Jill Thompson, Andrew Robinson Entintado: Chad Hardin, John Timms, Joseph Michael Linser, Brett Blevins Color: Alex Sinclair, Hi-Fi Formato: Grapa, 48 páginas.…
Guión - 8.5
Dibujo - 7
Interés - 8

7.8

Muy divertida

Nueva etapa, las mismas risas que siempre, con un apartado artístico algo inferior, pero sin perder su calidad como una de las colecciones más divertidas del panorama superheroico actual.

Vosotros puntuáis: 7.5 ( 5 votos)

5
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
billyboyDultyxCristian Miguel SepulvedaBluntman Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
BLUNTMAN
Lector
BLUNTMAN

“….máxime tras la genial interpretación de Margot Robbie del personaje en Escuadrón Suicida el año pasado”

Esto lo has puesto para provocar polémica ¿verdad?

Dultyx
Lector
Dultyx

E lpersonaje de Harley Quinn en la película, pese a ser de los más salvables, no me gustó nada (lo cual ya dice bastante de mi opinión de la peli). En vez de ser la payasa psicópata del grupo es cosificada constantemente con múltiples referencias a su cuerpo. Ahora bien, Margot lo hace bastante bien de Harley. Ni se ve forzada ni sosa, se la ve suelta con el personaje y le saca jugo. De hecho, para mí la película tuvo muchos problemas, y el casting no fue uno de ellos.

Dultyx
Lector
Dultyx

La serie de Harley Quinn me parece divertidísima, y su relación con Poyson también. Todavía estoy haciéndome con su serie (me queda la mitad). En función de cómo sean las críticas, tal vez me la termine una vez esté más avanzada, aunque manteniendo el mismo equipo creativo casi seguro que lo logra.

billyboy
Lector
billyboy

NO entiendo lo que quisieron hacer con la relación con Poison, osea tanto marear con esto para que dure tres números y sea su roja quien la deje tirada por unos motivos estúpidos.

Tampoco es que Harley esto le afectara mucho pues se esta acostando con todo el universo DC, mientras a Deadpool le hacen especiales cargándose al universo Marvel la señorita Quinn podría hacer lo mismo pero haciendo algo mas placentero con los barones del universo DC…..bueno, y tampoco me sorprendería con las mujeres,que lleva una y ciertas indirectas a WonderWoman.