Gyo

Por
10
5832
 
gyo_portada

Edición nacional/ España: ECC Comics
Guión: Junji Ito
Dibujo: Junji Ito
Formato: Rústica, 200 pags. b/n
Precio:8€

 

Definir qué es el terror puede llegar a ser una tarea difícil. El terror, según mi propia visión, es que aquello que nos estremece; todo lo que nos hace temer por un motivo u otro, relacionado casi siempre con la inseguridad, el desconocimiento o la posibilidad de catástrofe. El miedo no es sangre ni un hombre corriendo detrás de nosotros con una guadaña; el susto y las vísceras tampoco forman parte de lo que se podría denominar terror. Según creo, el miedo a algo viene de nuestro interior, de nuestra necesidad insatisfecha de conocer el futuro y de conocernos a nosotros mismos. El miedo es, por lo general, miedo a la muerte, pero no porque un hombre con gabardina nos esté amenazando, sino que es un miedo íntimo, como caer en una honda cavidad en la que no se ve el fondo, pero en la que hay silencio. Miedo no es lo que nos venden en gran parte de las actuales películas: eso es pánico.

Si acotamos la definición de terror dentro del imaginario japonés, y más concretamente dentro del cómic japonés (y para concretar más aún, dentro del cómic japonés publicado en España), se podrían sacar ciertas conclusiones, y aún así no llegaríamos a nada definitivo. Partiendo de un orden cronológico, el autor de mayor edad publicado en España es Kazuo Umezu (o Kazuo Umezz, como al parecer prefiere que le romanicen el nombre), seguido por Hideshi Hino, Suehiro Maruo y Junji Ito para terminar. Encontraríamos otros nombres pertinentes en Shigeru Mizuki o Usamaru Furuya, pero creo que son esos tres primeros autores con los que más podemos relacionar la obra de Ito.

Gyo_01

Adentrándonos un poco en la obra de cada uno de esos dibujantes veremos, además de sus distintos estilos e influencias, cómo cada uno de ellos profundiza en su particular mundo de terror. Umezu crea un universo de pánico y sorpresa, entrelaza lo desconocido con lo racional, y nos hace adentrarnos en un mundo muy similar al nuestro pero en el que suceden cosas inesperadas y fantásticas. Aula a la deriva representa perfectamente lo que significa para él el horror: mundos desconocidos, sorpresas, situaciones desesperadas e incertidumbre. El terror de Umezu es el que más se parecerá, al final, al de Junji Ito. Si observamos la obra de Hideshi Hino, otro gran autor de terror del que podemos disfrutar de bastantes obras en español, veremos que este hace un tratamiento completamente diferente y mucho más visceral del terror. Hino se recrea en lo grotesco, en lo repulsivo, macabro y sucio. Es de esta manera como Hino contempla el concepto de violencia: además de física, se recrea en la repugnancia de lo que cuenta. Su estilo artístico es por otro lado completamente distinto al de Umezu y al de resto de autores: es más simplón y sucio, y no necesita perfeccionismos. Junji Ito dijo en una entrevista que para él el dibujo en los mangas de terror debería ser algo más hosco. Cuando comparo mi dibujo con el de Hino, me encantaría poder transmitir esa brutalidad en mis mangas. No me llega a gustar el terror con un dibujo demasiado estilizado. Suehiro Maruo, por otro lado, concentra su labor en presentar la belleza de lo grotesco. La oruga, basado en un relato del escritor Edogawa Rampo, epitomiza el estilo de su obra: está llena de repelencia, de momentos perturbadores y de situaciones desagradables, pero al mismo tiempo todo se impregna de placer culpable: la escena en la que un tullido, sin brazos ni piernas y con el rostro desfigurado, practica sexo con su bella mujer; un sexo explícito, además, dando lugar a una escena que mezcla lo repulsivo de su deformación y lo atrayente del sexo. Maruo une lo macabro con lo atractivo, y te sorprende disfrutando de escenas de lo más repulsivas.

El terror de Junji Ito es único a su manera, al igual que el de estos autores, pero bebe mucho del de Umezu, y me parece que Gyo, entre todas sus obras, es especialmente representativa de esta influencia. ¿Por qué? Porque la representación que Ito hace de su terror en Gyo se acerca mucho más al concepto de pánico que al de miedo que señalaba antes. Si bien Gyo no es una obra que pretenda aterrarnos, sí quiere jugar con esos elementos que nos mantienen en tensión. Gyo, según el propio autor, está inspirado en la película Tiburón de Steven Spielberg. Cuando le preguntan sobre qué le llevó a hacer este manga, la respuesta es tan simple que da vergüenza haber intentado buscarle una explicación más compleja: [Spielberg] capturó con maestría el miedo a ser comido por un tiburón. Se me ocurrió que sería incluso mejor si ese tiburón pudiese ir por la tierra además de por el agua.

Gyo_02

Ito ha dicho en varias ocasiones que gran parte de su influencia viene de la cultura audiovisual norteamericana, de la fantasía y de la literatura de H. P. Lovecraft. No me imagino a Junji Ito interesado en el drama social o profundizando demasiado en los sentimientos de sus personajes; su interés se encamina más hacia lo desesperado, algo más tenebroso: Ito concentra todo su interés en la concepción de un mundo particular, de una situación estresante; busca la creación de una atmósfera agobiante, utilizando a los personajes más como medio que como un fin. Creo que, de este modo, Ito se nutre de todo ese bagaje que captura de la cultura popular y lo trasforma en mangas a los que aporta su propia visión del género popular. Por eso en esta obra no busca aterrarnos, sino causar pánico: su obra se acerca más a la literatura pulp que al terror más clásico.

Gyo es una locura de principio a fin. Una historia que se sostiene básicamente por la necesidad de sorprender con cada página, de llevar al extremo una idea y explotarla sin un propósito fijo. La historia es muy simplona, se sigue sin dificultad y la poca credibilidad que pueda tener la trama está muy cogida por los pelos, eso cuando no son directamente explicaciones descabelladas. Pero en este caso la gracia no reside en el guión sino en la impresión que causa, ver las dotes del autor dándolo todo en una historia que de tan absurda y sin sentido se convierte en un objeto que no necesita explicación: es el goce del viaje lo que importa. El dibujo es perfeccionista y detallado, pero al mismo tiempo transmite cierta sensación de suciedad y torpeza. Se nota la influencia de Umezu y los esfuerzos de Ito por imitarlo, consciente o inconscientemente, pues aquel pudo componer una obra cargada de terror y con un grafismo de gran nivel. Y a Junji Ito no le sale nada mal.

  Edición nacional/ España: ECC Comics Guión: Junji Ito Dibujo: Junji Ito Formato: Rústica, 200 pags. b/n Precio:8€   Definir qué es el terror puede llegar a ser una tarea difícil. El terror, según mi propia visión, es que aquello que nos estremece; todo lo que nos hace temer por…

Review Overview

Guión
Dibujo
Interés

Valoración global

Gyo es un vistazo rápido a uno de los autores más influyentes y respetados del manga de terror contemporáneo. Una historia sin demasiado interés, pero cuyo buen hacer del autor y la locura pulp que destila la convierten en una pieza imprescindible para todo aquel interesado en un manga distinto.

Vosotros puntuáis: 7.16 ( 14 votos)

10
Déjanos un comentario

Please Login to comment
10 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
7 Comment authors
Deivorco05RetranqueirobillyboyJavier Agrafojo Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Aruso
Lector
Aruso

No se que me pasa con este hombre. Se que no es para mi (de todas las obras que le he leido ninguna me ha convencido) pero el caso es que tiene unos planteamientos tan… imaginativos que no puedo evitar echar un ojo a cada cosa que saca.

Javier Agrafojo
Lector

Y el dibujo es francamente bueno.

billyboy
Lector
billyboy

Gyu empieza como una obra de terror y termina como un corre calles con panico y muy muy desagradable (el cañon de mierda por ejemplo),por cierto al que le guste el manga le recomiendo la peli de animacion que le da una vuelta de tuerca bestial a la historia a pesar de ser terriblemente fiel (no voy a decir el por que,pero gustara a mucha gente).

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Es curioso. Tanto esta reseña de Jesús Játiva como la de Jordi Pardo para Nihijigahara Hologralph me transmiten un poco ese rollo de “esta es una obra que me gusta pero si tuviera que explicar por qué no sabría decirlo”. Que, ojo, no digo que esté mal o que no lo comprenda. Anda que no hay cosas que, aunque no sepas muy bien por qué, te atrapan y te enamoran aunque, a priori, no sean el tipo de cosa que te gusta. No sé. Igual es que estoy acostumbrado a reseñas más… digamos “serias”, o analíticas, o diseccionadoras (más del palo de esto está bien – o mal – por esto, esto y esto…), que a las que se dejan llevar por las sensaciones. O no. O yo que sé. Igual sólo estoy divagando por culpa de la hora que es.
Sea como fuere, enhorabuena por la reseña. Me ha despertado la curiosidad.

Y, probablemente, esto debería callármelo pero es que si no lo suelto, reviento…

¿Por qué Junji Ito se escribe separado y separado se escribe junji ito?

orco05
Lector

Pues después de leer Uzumaki siempre me ha llamado la atención este “extravagante” autor… sus ideas son de lo más bizarras, y me encanta que se atrevan a publicar cosas así y las tengas en tu librería habitual. Aún no me he leído el tomo entero, aunque me falta poco, la próxima vez que me lo coja lo acabo, pero puedo resumirlo muy fácilmente… los peces con patas ya los habéis visto en las imágenes que ilustran la reseña (incluso el tiburón, que es lo más interesante) el resto es una tía histérica que no para de hablar gritando para quejarse de que todo huele mal, muy mal… del “misterio” tras los peces con patas se habla cuando ya va a acabar el tomo, todo lo demás, como ya digo, es esa tía histérica quejándose una y otra vez del olor, tantas veces que acaba por desquiciarte y por pensar que Junji Ito es un poco pesado y debería haber escrito un relato corto en vez de un par de tomos sobre esta historia.

P.D.: el hedor… ese maldito hedor…

orco05
Lector

¡¡¡Ese maldito hedor!!!

billyboy
Lector
billyboy

bueno quizas orco05 con ese personaje Ito queria acercar el “origen” de todo esto,porque vamos al final todo gira por hay,por el hedor.

Si ves la peli de animacion quizas ya la tia no te caiga tan mal……..o si quien sabe 🙂

orco05
Lector

La película de animación comencé a verla… pero no elegí buen momento y me dormí irremediablemente… no vi gran cosa pero recuerdo escenas tórridas antes de la aparición del tiburón que no aparecen en el manga. Creo que me quedo con la obra en papel, no me gustó mucho la animación de lo poco que ví.

Deiv
Lector
Deiv

Es que joder… Es una mierda… No lo digo por asqueroso. Que me parece bien.
Pero hubiera sido mejor resolución que la bacteria hubiera evolucionado en vez de poner con calzador lo del tipo. Porque vamos a ver:
– Pavo que se va a la playa.
– Tiene un científico loco. Y mezcla el embolado. ¿Alienígenas? serías mejor porque no hay desarrollo.
– Tiene una novia predictiva más que el predictor.
Este japo está loco, la historia de las espirales fue buena, pero le falta entender el mundo real para dar miedo, solo emplea las fobias.

Y lo que digo. Cuando en un manga dejen de usar un chavalete con potencial, o un guapete contra el mundo, los podre leer. Pero con una formula u otra es imposible. JUA, UN SANDMAN japo…