Green Lantern de Geoff Johns (Parte 2): Cifras de venta

Por
6
702

Continuamos desde Zona Negativa con la cobertura al Green Lantern de Geoff Johns, que concluía hace un par de semanas en los Estados Unidos. Tras el primer capítulo de este análisis (donde estudiabamos el verdadero peso de Hal Jordan en la mitología del Universo DC, mucho menor de lo que en realidad pueda parecer visto desde la perspectiva actual), hoy toca analizar las ventas de la franquicia Green Lantern durante los nueve años en los que Geoff Johns ha estado al frente de la cabecera de Linterna Verde. Obviamente, la calidad de una obra no va intrínsicamente ligada al grado de éxito o fracaso comercial que esta obtiene, pero si este último factor si que sirve para analizar el contexto de la obra. Analicemos pues, con números en la mano, la evolución del Green Lantern de Geoff Johns.

Ventas Franquicia Green Lantern 2004-2013

En la siguiente gráfica se observan las ventas de Green Lantern desde Rebirth (Octubre 2004 – Mayo 2005) hasta el penúltimo número guionizado por Johns (Abril de 2013).

Graph3
Evolución de la serie Green Lantern (Rebirth / Vol. 4 / Vol. 5) entre 2004 y 2013.
(Haz click para hacerla más grande)

Si empezamos analizando GL: Rebirth, claramente se observa que la miniserie que trajo de vuelta a Hal Jordan al mundo de los vivos fue un completo éxito comercial. El primer número de Green Lantern Rebirth pilló en fuera de juego a los libreros, quienes claramente no habían previsto la demanda que iba a tener la miniserie y tuvieron que pedir en sucesivos meses más copias a la editorial. En la primera tirada tan solo se pidieron 95,000 unidades. En teoría era una cifra más que ambiciosa, ya que triplicaba a lo que vendía el tercer volumen de la serie (en torno a las 36,000-38,000 unidades). Pero, sin embargo, no fue suficiente y las posteriores reimpresiones del primer número hicieron que la cifra de ventas se duplicase hasta alcanzar las 175,000 unidades. Es decir: se reimprimieron 80,000 unidades de GL:R #1. Este fenómeno no se ha repetido en la última década. GL:R #2 tuvo unas reimpresiones de 65,000 unidades. Luego, con el cómic ya en las manos, los distribuidores/libreros vieron el filón que tenían entre manos y supieron ajustar convenientemente el número de unidades. Sin embargo, sus lentos reflejos hicieron que ninguno de los seis números fueron los cómics más vendidos de sus respectivos meses de venta. Sus puestos fueron el 8º, 16º, 7º, 5º, 3º y 3º respectivamente.

Ese mismo mes de Mayo (2005), se puso a la venta el primer número del cuarto volumen de Green Lantern (coincidiendo con numerosas series preludio a Infinite crisis), con Carlos Pacheco como dibujante de la serie en sus primeros números, sustituido luego por Ethan Van Sciver, Simone Bianchi y finalmente Ivan Reis. Vendió 180,000 unidades (por aquel entonces la serie regular más vendida de Marvel era Astonishing X-Men con 135,000 unidades muy estables) y en su segundo número bajó a las 120,000. Durante los dos primeros años de la serie su publicación fue bastante caótica. Los compromisos de Geoff Johns con Infinite Crisis y con el relanzamiento de la Justice Society of America además del continuo baile de dibujantes que no cumplían con las fechas de entrega hicieron que durante NUEVE MESES de esos dos primeros años NO se publicara ningún cómic de Green Lantern. Esto, inevitablemente, afectó a las ventas. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de una época de la editorial en la que los retrasos en las publicaciones estaban a la orden del día y tan solo la publicación puntual de los 52 números de 52 les lavó la cara (porque el One Year Later con los retrasos/fill-ins de Wonder Woman, Action Comics y Batman fue un auténtico despiporre lamentable). Afortunadamente, la actual administración Didio ha conseguido en un 99% corregir esto.

Dicho lo cual, la falta de una cadencia mensual afecta directamente a las ventas y esta relación está demostrada en numerosas ocasiones. La serie debutó en unas 180,000 unidades (una cifra que no ha vuelto ha franquear) pero exactamente dos años después (Green Lantern 19, Mayo 2007) la serie cayó hasta las 62,000 unidades (una cifra que no ha vuelto ha franquear hacia abajo). En 24 meses se perdieron un 66% de los lectores. Esto, visto con la perspectiva del tiempo no tiene la menor importancia, pero quienes vivimos aquellos años sabemos muy bien que aquella situación fue muy dramática. En su segundo año, ¡¡La serie estaba situada entre los puestos 24 y 38 del Top110 de ventas!! El One Year Later despistó a muchos lectores y se apreciaba una falta de rumbo en la serie (si, hoy en día suena dificil de creer, pero esto era así), en la que los personajes aparecían y desaparecían con una fácilidad un tanto desconcertante, por no hablar del continuo cambio de dibujantes, aunque empezaba a despuntar un tal Ivan Reis. Afortunadamente, aquellos tiempos iban a mejorar inmediatamente.

Pero antes hablemos de los Corps. Geoff Johns no solo quería recuperar a Hal Jordan, sino también a los Green Lantern Corps y toda la mitología de la serie. Para ello, animado por su editor Peter Tomasi y acompañado de Dave Gibbons, lanzaron una miniserie piloto conocida como Green Lantern Corps Recharge, la cual debutó en Septiembre de 2005 con 83,710 unidades en el puesto 15 del ranking. Una gran posición y una gran cifra, que descendería muy poco durante sus cinco entregas. El buen resultado sirvió para que, un año después, DC Cómics publicara un nuevo volumen de Green Lantern Corps que debutó en Junio de 2006 con 77,000 unidades. La serie pronto se desinflaría bajo el mando de Dave Gibbons, rondando las 35,000-40,000 unidades y vendiendo en el Top50-Top70. La llegada de Peter Tomasi y el crossover con la siguiente gran saga iban a mejorar las cifras y pronto la serie se estabilizaría. Pronto, muy pronto, iban a llegar tiempos gloriosos.

En Junio de 2007, Geoff Johns y Ethan Van Sciver publicaron el especial Green Lantern Sinestro Corps, preludio al crossover la Guerra de los Sinestro Corps, auténtica salvación de la franquicia. Las ventas aumentaron un 50% y la emoción un 200%. El cliffhanger de aquel capítulo aún resuena en las memorias de los aficionados como uno de los mejores momentos y más impactantes de todos los que ha publicado DC en este siglo. La última entrega de esta saga, pese a retrasarse dos meses se alzó con la magnífica cifra de 90,000 cómics vendidos. Y aquello, como bien dejaban claro aquellas espectaculares dobles páginas de Ethan Van Sciver, no era más que el principio de una trilogía mucho mayor. Empezaba el camino a Blackest Night.

Secret Origins, Rage of the Red Lanterns y Larfleeze fueron los protagonistas del tercer año de Johns en la serie con Mike McKone, Ivan Reis o Philip Tan de protagonistas. Los rerasos eran menores, las ventas subían ligeramente (el debut de Larfleeze devuelve la serie a las 85,000 unidades) y la expectación se triplicaba. Las especulaciones echaban fuego en los foros de cómics, quienes ataban cabos de los primeros números de la serie, los cuales en segundas relecturas ganaban (y se empezaba a observar una particular tendencia de Johns por recuperar personajes muy muy secundarios como Mano Negra o, quizá, se rumoreaba, un tal Nekron…). Por ello, los tomos recopilatorios se vendían como churros y las ventas de las serie hermana en manos de Peter Tomasi (como veremos más tarde en este artículo) subían como la espuma. Por aquel entonecs, las Final Crisis de Grant Morrison pasaron sin pena ni gloria, siendo auténticamente humillados a nivel de ventas por la mucho más comercial Secret Invasion, y todas las esperanzas de DC Comics estaban puestas en la Blackest Night.

Ventas-Franquicia-Green-Lantern
Evolución de las ventas de la Franquicia Green Lantern entre 2004 y 2011.
Los huecos en la gráfica son debidos a que ese mes no hubo cómic publicado.
(Haz click para hacerla más grande)

De nuevo en verano, en Julio de 2009, el primer número de Blackest Night se ponía a la venta, alzándose con la cifra record de 207,000 unidades vendidas (sumando las posteriores reimpresiones). Esta cifra no ha vuelto a ser superada por ningún cómic de la franquicia. Igualmente, las ventas de la serie regular aumentaron, alcanzando las 118,000 unidades (un 40% de incremento) o las 85,000 unidades los Corps (un 33% de incremento). Blackest Night “lo petó”. Curiosamente, el primer número no fue el cómic más vendido de su mes (fue superado ampliamente por el Captain America Reborn de Ed Brubaker y Bryan Hitch), pero si lideró la clasificación de ventas en las siete siguientes entregas, finalizando en las 135.059 unidades vendidas (un descenso muy leve de principio a fin). Incluso en la última semana de aquel año, en plenas Navidades, DC tan solo publicó un cómic (Blackest Night #6) demostrando a los lectores que todos los esfuerzos e ilusiones estaban puestos en aquella saga.

La apuesta era clara. DC había apostado todo al rojo. O mejor dicho: al verde. Los colorines eran el camino a seguir. Daba comienzo: Brightest Day. Y de propina, los editores GL/DC se sacaron de la manga otra colección: Green Lantern Emerald Warriors, protagonizada por Guy Gardner y dibujada por Peter Tomasi, al que sacaron de la serie de Green Lantern Corps siendo sustituido por Tony Bedard, que hundió la serie en calidad y ventas a los niveles pre-Sinestro Corps (la etapa de Dave Gibbons). Curiosamente, Bedard iba a ser recomensado en el reboot con una nueva serie. Misterios. Sin embargo, ya sea por la saturación de series por parte de DC, las políticas de marketing (¿alguien se acuerda de los anillos de colores que se vendían con los cómics para incentivar las ventas? ¿Y de la campaña de portadas “arrancadas” de Marvel?) o por desgaste de los argumentos, las ventas emprendieron un ocaso lento que ni siquiera el crossover War of the Green Lantern levantó. Si, habéis leido bien. Aquel crossover no aumentó nada las ventas de Green Lantern y tan solo las dos series satélite arañaron un par de miles de lectores, más allá de publicar un prólogo y un epílogo. Era la primera señal. Algo había cambiado.

También es cierto que la coyuntura del mercado de cómics en 2011 no era el mismo que en 2007 o 2009 o, mismamente, que el actual. Para muestra un botón en forma de curiosa efeméride. Nunca había hecho falta vender tan pocos cómics para acabar en el Top1 de un mes como en el caso de Febrero de 2011, cuando con unas escasas 75,000 unidades GL #62 lideró el mes más pobre del siglo XXI. El cómic, en pleno Brightest Day y como prólogo al crossover War of Green Lanterns, no es ni de lejos de los mejores que ha escrito Johns, así que es un ejemplo más de los síntomas del mercado USA hace un par de años. Un deficit creativo/comercial que se iba a solucionar (al menos la parte comercial en un principio) con el reboot.

Oh. Por cierto, por si os lo estabais preguntando, la película de Green Lantern NO hizo que las ventas aumentaran nada.

El cuatro volumen de Green Lantern, con un golpe de efecto tan impresionante y que quizá en otro tiempo hubiera vendido cómics como churros (Sinestro era de nuevo, por decimoquinta vez, Green Lantern), cerró sus puertas con 74,500 unidades (5º cómic más vendido del mes). Green Lantern Corps se despedía ante 53,000 fieles y Emerald Warrior hacía lo mismo ante 44,000 seguidores. Las ventas no eran tan buenas como hace un año, pero… ¿Qué hizo DC? Añadir una cuarta serie. ¡Olé!

En Septiembre de 2011 DC “reboteó” por cuarta vez en los últimos 25 años su universo de ficción. Al contrario que el relanzamiento post-Crisis en Tierras Infinitas donde decidieron que un Hal Jordan más madurito (y con canas) era lo más atrayente, esta vez al bueno de Hal le aplicaron una liposucción y le quitaron cinco años de vida (además de varios personajes de su elenco de secundarios, como Cowgirl, de los que nunca más se supo). El nuevo Green Lantern era Sinestro y Hal estaba en un retiro dorado y no quería saber nada de los anillos. Al menos durante unas diez páginas. Pero Geoff Johns seguía al frente. Y Peter Tomasi había vuelto a los Green Lantern Corps. La franquicia Green Lantern (y la del murciélago) parecían estar a salvo de las ondas expansivas del reboot y todos sus supuestamente molones cambios de retrocontinuidad y uniformes diseñados por Jim Lee. Todo pintaba bien. El color esperanza.

Ventas-Green-Lantern-TheNew52
Evolución des ventas de la Franquicia Green Lantern en el reboot TheNew52
(Haz click para hacerla más grande)

Dentro del TheNew52, Green Lantern debutó como la quinta serie más vendida de la editorial (tras los blockbusters Justice League, Detective Comics Batman y Action Comics) y así se mantendría… hasta el número ocho, donde se convirtió en la cuarta más leida superando el desconcertante Action Comics de Grant Morrison… y hasta el número doce donde superó al Detective Comics de Tony Daniel y se convirtió en la tercera serie más vendida de DC Comics. Debutó con 141,682 unidades, lo cual supone la séptima cifra más alta de Geoff Johns en su estancia (tras GL:R #1, GL v4 #1 y cuatro números de Blackest Night). El descenso de ventas fue lento pero seguro. En Septiembre de 2012, gracias a la iniciativa de los números Zero, las ventas de la serie subieron un 20% respecto al mes anterior… aunque un meses más tarde las cifras eran inferiores a las previas al número Zero (un hecho del que supongo habrán tomado nota en DC a la hora de planear su magnífico mes de las Motion-3d-Villain-Mega-Covers).

El segundo año del reboot, a partir del número trece y ya con el anuncio de la marcha de Geoff Johns planificado para Mayo-2013, DC Comics encadena dos crossovers consecutivos (WTF) entre las cuatro series Green Lantern para aumentar sus ventas, haciendo que los OCHO últimos números de Johns estén envueltos en los crossovers llamados “Rise of The Third Army” (GLantern 13 a 16) o “Wraith of the First Lantern” (GLantern 17 a 20). Estas sagas han repetido patrones y esquemas ya vistos anteriormentes (además de, por supuesto, un nuevo enfrentamiento “definitivo” entre Hal Jordan y Sinestro) y las ventas no han acompañado ni mejorado lo anterior. Lo que es más dramático (y un poco triste teniendo en cuanta la grandeza de la etapa en su conjunto) es que la serie de Green Lantern ha quedado lenta pero inexorablemente relegada en las listas de venta (en su mayor parte debido a la fuerte competencia de Marvel Now!). Primero estaba entre los diez primeros, luego entre los puestos diez y veinte… Incluso más lejos todavía.

En Mayo de 2013 todos los equipos creativos dejan sus series para dar paso a la nueva generación de autores que se encargarán de los títulos Lantern. El Green Lantern de Geoff Johns se despide en el puesto 19 con unas MUY escasas 67,414 unidades. Teniendo en cuenta que es el final de etapa a la vez que un gran crossover, esta cifra es muy sintomática, regresando a valores de principios de 2008 (en un entorno en el que el mercado está creciendo continuamente). Los Corps de Tomasi se despiden en el puesto 45 con 43,026 unidades. Green Lantern New Guardians hace lo mismo en el puesto 50 con 40,569 cómics vendidos y los Red Lanterns, la serie más floja de la franquicia de principio a fin, se despide ante 33,923 seguidores. Las ventas.

Para estar todos los números finales inmersos en un gran crossover, son cifras muy poco alentadoras. Así que… ¿qué es lo que deciden los editores de DC? Bingo. Añadir una quinta serie el mes que viene. El Larfleeze de Keith Giffen y Scott Kollins, que ya ha aparecido en los complementos de Threshold, una serie que en su quinto número vende 11,200 unidades en el puesto 191 del ranking.

¿Y el futuro qué? ¿Qué comportamiento inicial tendrán las series con los nuevos equipos creativos? ¿Cuál será la serie más vendida? ¿Venderá más el Green Lantern de Robert Venditti que el de Geoff Johns? ¿Y los New Guardians de Justin Jordan? ¿Tendrá más seguidores el Red Lanterns de Charles Soule que el de Peter Milligan? ¿Bajarán las ventas dramáticamente? ¿Cuanto tardarán en entrar en un nuevo (o dos) crossover? Y, en caso de urgencia, ¿cual será la sexta serie que se sacarán de la manga desde la editorial? ¿Un Black Lantern Corps? Sea como sea, una nueva era se abre ante nosotros. Y, ¡quién sabe!, quizá con un poco de estabilidad creativa en nueve años estaremos aquí analizando una nueva etapa gloriosa de DC Comics.

Cobertura Green Lantern de Geoff Johns en Zona Negativa
6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Alfeizar
Alfeizar
Lector
11 junio, 2013 17:46

Me ha gustado mucho el impulso a la serie Green Lantern de Johns.

Lástima que su calidad e interés, para mí, ha ido descendiendo a la par que las ventas.

“El que mucho abarca, poco aprieta”, que dicen en mi tierra

DaniSpite
DaniSpite
Lector
11 junio, 2013 18:34

Dado que las ventas de cómic están en una casi constante tónica descendente, sería también interesante, para aumentar la referencia, incluir en la gráfica cosas como el cómic más vendido del mes, la serie más vendida de DC, la media de los 10 más vendidos, o las ventas de Batman, esa serie que sirve de referencia para los listados de ventas.

Sea como sea, es interesante ver las frías cifras.

Jordi Molinari
Autor
11 junio, 2013 18:40

Hombre Pedro, comenta que el Green Lantern #20 costaba 7.99$, y que fue la segunda serie que más beneficios dio ese mes, y la primera de DC – superando en ese aspecto incluso a Batman.

Bueno, vale, mientras escribía esto, he mirado cuando vendió con el mismo precio el ASM #700. Lo petó con 200K. No he dicho nada…

Khonshu
Khonshu
Lector
11 junio, 2013 20:07

Artículo muy interesante y ventas muy potentes para GL.

No bajar en casi 10 años de los 60.000 ejemplares no es precisamente moco de pavo.

La verdad es que Geoff Johns se tiene bien ganado su puesto en la compañía.

Spirit
Spirit
Lector
11 junio, 2013 21:04

A mí la serie de Green lantern no me interesa especialmente porque no me subí a ella en su momento y al hacerlo más adelante no me enteré de nada con todo el historial que llevaban…pero me paso para decir que me encantan estos artículos analizando cifras de ventas, y más si es del largo recorrido de una única serie…

mac
mac
Lector
17 junio, 2013 0:12

La verdad es que hubiera imaginado mejores ventas. No tanto en cantidades, sino en constancia… Claramente las ventas fueron descendentes todo el tiempo, y sólo la rescataron golpes de efecto infinitamente momentáneos @.@

Igual es bastante meritorio que Green Lantern haya sido tras Batman el segundo mejor personaje de DC en el siglo… ayudó muchísimo el paupérrimo trabajo de los guionistas de Superman, claro, pero bueh…

Me deprime un poco que los comics vivan en continuo descenso, la verdad. Pero la industria se lo merece, por no respetarse a sí misma. Por ver (incluso Johns) lo que hacen como un producto enfocado a las ventas, y no como un producto enfocado a la calidad.

El mercado te paga eso comprándote hoy en día más cualquier N°1 que cualquier número en el que anuncies que pasa algo importante. Eso es sintomático de decadencia absoluta, de falta de interés del lector.

Y, corríjanme si me equivoco, pero no me suena que los comics antes (en los 90s u 80s) cayeran tan drásticamente en ventas mes a mes. Me suena a que malas ventas o buenas ventas se mantenían bastante estables incluso por años.

Eran otras épocas, pero igual hay que comparar con algo, y no creo que comparar comics con manzanas sea más válido que compara comics hoy con comics antes 😛

Saludos.