Grayson 2

Reseña del segundo volumen de la excelente serie regular Grayson con guiones de Tim Seeley y Tom King y dibujos del siempre genial Mikel Janin.

Por
5
1647
 
cubiertas_grayson_num2.indd

Edición original: Grayson núms. 5 a 7 USA, Grayson Annual núm. 1 USA
Edición nacional/ España: ECC Ediciones
Guión: Tim Seeley, Tom King
Dibujo: Mikel Janin, Stephen Mooney
Entintado: Mikel Janin
Color: Jeromy Cox
Formato: Rústica, 112 págs. A color.
Precio: 11,50 euros

 

En Zonanegativa estamos atentos a las peticiones de los lectores, y entre otras muchas cosas, nos habéis comentado que no os gusta que dejemos series a medias, y es algo que ciertamente, ante la avalancha de colecciones que tenemos que atender y reseñar, a veces nos ocurre. Es por ello que en este año que acaba de empezar vamos a recuperar el seguimiento de muchas series que tenemos en el tintero, y una de las más importantes e interesantes es sin duda alguna “Grayson”. El motivo es sencillo, puesto que estamos hablando de una de las mejores colecciones que existe actualmente en DC, y que alcanzó además merecidamente el segundo puesto en nuestro Top 10 de mejores series de DC en 2015. Por ello, no podíamos dejarla durante mucho más tiempo desamparada y perdida en la vasta bitácora de ZN, así que hoy la recuperamos con muchas ganas.

Este artículo por cierto, abarca los números 5 al 7 de la colección más el Annual, recogidos en el segundo tomo publicado por ECC hace varios meses. En estos números, vemos como avanza lentamente la trama principal de “Grayson”, que podríamos denominar prácticamente como trama subyacente, puesto que los números, al igual que en el tomo anterior, se centran en misiones individuales en diversos puntos del planeta en los que Dick, Helena y otros agentes tratan de recuperar partes del cuerpo de Paragon, que es la obsesión del misterioso jefe de Spyral: Mister Minos. Mientras tanto, tenemos a Midnighter de fondo intentando averiguar quién es Dick Grayson y haciendo “pupa” a Spyral, además del trabajo de agente doble de Dick; informando a Batman sobre Spyral e intentando averiguar la identidad de Minos, y éste intentando a su vez descubrir quién es el agente doble que sospecha que está entre sus filas. Espionaje clásico puro y duro, así que si ésta temática es lo vuestro, no dudéis en haceros con éste cómic. Además, debido al estilo de la colección, muy similar al de una serie de televisión procedimental, podéis engancharos en cualquier número, al menos hasta el momento, sin haberos perdido cosas importantes, y después si queréis leer los números anteriores. Repito, de momento, porque pronto empieza a avanzar la trama más deprisa y a ocurrir por lo tanto cosas importantes y decisivas.

Quiero destacar especialmente el número 5, seguramente el mejor de la colección hasta el momento, que está espectacularmente ilustrado por el patrio Mikel Janín, el gran artífice artístico de esta serie, cuya importancia en ésta es capital e imprescindible. Solo os puedo decir que está ambientado en un rojo y enorme desierto muy “Tattoine”, y que tiene como protagonistas a Midnighter, Helena y Dick, cuyas relaciones se van a desarrollar bastante en este tomo, tanto del primero con el último, con palos y puñetazos como saludo y despido, como de Helena y Dick, que afianzan un poco su relación y empiezan a tener mucha más confianza.

La espectacular portada del número 5
La espectacular portada del número 5

No quiero olvidarme del Annual, incluido en este tomo entre los números 5 y 6, en vez de al final, lo cual en principio no tiene mucho sentido narrativo, pero como es una historia individual e independiente pues bueno, no chirría demasiado. Esencialmente se trata de una historia cortita de unas cuarenta páginas en la que un hombre calvo poco agraciado ha capturado a Helena y pretende sacar tajada de ello a otros dos personajes. Está ilustrado por Stephen Mooney, aunque la portada sigue siendo de Janín, y tiene un estilo muy Brubaker/Phillips, es decir, balas, lluvia y cigarrillos de por medio. Y el final es espectacular, todo hay que decirlo.

Es importante comentar que la edición de ECC continúa en el formato rústica y compila los números 5 al 7 de la edición americana más el Annual anteriormente citado, lo que compone un total de 112 páginas a un precio recomendado de 11’50 euros, algo superior al anterior tomo debido al aumento de paginación de este último. Al final del tomo, se incluyen tres portadas alternativas de Darwyn Cooke, Jock y Dan Panosian. El siguiente tomo, el número 3, que abarca hasta el número 11 y tiene similares características, se ha publicado este mes, y cuya reseña tendremos lista en los próximos días.

La edición americana por cierto, alcanza en la actualidad el número 15 de la colección y continúa viento en popa al ser una de las joyas de la corona actualmente en DC, al menos a nivel de calidad, no tanto así en ventas, en la que actualmente solo funcionan razonablemente bien Batman y la Liga de la Justicia de Johns. Además, sigue al frente el mismo equipo, lo cual es de agradecer porque esta serie sin cualquiera de los tres sería seguramente irreconocible, y se notaría muchísimo en calidad una ausencia, así que esperemos que sigan así durante mucho tiempo.

Un extracto del Annual al estilo “Brubaker”
Un extracto del Annual al estilo “Brubaker”

Como conclusión por tanto, podemos decir que éste segundo tomo de Grayson continúa demostrando por qué es una de las mejores series DC del año pasado. Antagonistas misteriosos e interesantes, un Dick Grayson en su mejor momento, y una trama general que avanza poco a poco mientras que a priori se centran en misiones de espionaje aisladas al más puramente estilo James Bond, que es francamente una delicia. A esto le añadimos los momentos de tensión e intriga, y los geniales diálogos que King y Seeley se sacan de la manga y nos sale de la coctelera un cómic espectacular. Y parece que va a seguir en esta línea por mucho tiempo, nosotros encantados desde luego.

  Edición original: Grayson núms. 5 a 7 USA, Grayson Annual núm. 1 USA Edición nacional/ España: ECC Ediciones Guión: Tim Seeley, Tom King Dibujo: Mikel Janin, Stephen Mooney Entintado: Mikel Janin Color: Jeromy Cox Formato: Rústica, 112 págs. A color. Precio: 11,50 euros   En Zonanegativa estamos atentos a…
Guion - 8
Dibujo - 9
Interés - 9

8.7

No se puede dejar pasar.

Un segundo número que confirma lo que ya se puedo intuir en el primer tomo. Un excelente trabajo de equipo en que Dick Grayson evoluciona de la manera menos esperada por los seguidores del personaje.

Vosotros puntuáis: 9.6 ( 1 votos)

5
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
4 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
obnoseCristian Miguel Sepulvedabillyboyredson Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Pedro Pascual Paredes
Autor

Buena reseña Cristian, aunque es una pena que se realice sin spoilers, ello hace hace más beneficioso para que haya quienes se animen a seguir esta estupenda serie, pero perjudica el debate y descubrir cosas que se nos puede haber perdido durante la lectura.
Por otra parte coincido en que el núm 5 y el anual son comics sobresalientes.
Claramente es una serie de espías, pero justo el núm 5, nos señala que es mucho más. En las 2 primeras páginas tenemos lo que hasta ahora está siendo el cómic, y gracias a ello tenemos 20 páginas para mostrar una evolución de la serie y de esos tres personajes (¡Y que grande es Midnighter! Desde aquí agradezco a los compañeros que recomenadaron su serie). Lo dicho el 5 es un cómic original y atrevido, y aunque pudiese parecer tedioso (desierto y más desierto) es atrayente e hipnótico, y con un gran final.
El anual también me encantó, pero con algún pero, aunque mantiene un gran nivel en el dibujo.
El 6 puede parecer un poco inferior, pero ¡está Midnighter y el jardín del edén! Y con ello lo hace más atractivo. (Por cierto, ¿no está mejor tratado Midnighter en la serie Grayson, que Dick en la serie de Midnighter. E igual que dijeron algunos compañeros, tanto Hellblazer como Midnighter, merecen una reseña por parte de ZN )
El 7 puede que no sea tan original como el 5, pero me parece también un gran cómic, y logrando que la serie no resulte uniforme, pues es una vuelta de tuerca más.
Para terminar (perdonad el tocho que he escrito) comentar nuevamente que es una pena las ventas pauperrimas de las series de Dc. Grayson por los 15000 (¿son mejores las tantísimas series de marvel que venden muchísimos más? Y no lo digo con ironía, sino como pregunta pues apenas leo marvel actual), Hellblazer, Midnighter, Omega men, sobre 9000. En verdad me extrañan estas cifras ¿cómo se explican?

Nuevamente gracias Cristian por la reseña y animar que se lea esta serie para algunos sobrevaloradas (es cuestión de gustos) y a la espera de nuevas reseñas.

billyboy
Lector
billyboy

“¿son mejores las tantísimas series de marvel que venden muchísimos más? ”

NO

obnose
Lector
obnose

Estoy de acuerdo, hay ventas que no se corresponden en absoluto con la calidad de la serie (Omega Men, Midnighter…). Pero Grayson está algo más arriba… las ventas de su último número fueron de 35.765 (Diamond Index) http://icv2.com/articles/markets/view/33439/top-300-comics-actual-december-2015

Pedro Pascual Paredes
Autor

Tienes razón Obnose, gracias por el aviso, cometí un error al escribir los datos de venta de cabeza. Aun así Grayson está en el puesto 70. Y en relación a Hellblazer puesto 141 (18.601) Midnighter puesto 191 (11.267), Omega Men puesto 253 (9.551 unidades). Claramente las ventas poco han de importar la calidad, y solo importan a un lector por el peligro de que siga una serie con unos autores que están haciendo un gran trabajo (además de producir que esa serie corra el peligro de que no se traduzca al castellano). Lo de Omega Men, Prez o Dr. Fate sus cifras son pésimas. Lo de Grayson, aun siendo superiores me parecía ¡qué 35.765 en todo Usa es poca cosa! (Lo de 11.267 de Midnighter es escándalo )
Tras lo dicho, se me ha ocurrido que no estaría nada mal un artículo en que se nos recordase las grandes obras (en cuanto a calidad) que tuvieron pésimas ventas.
Al final, como le ha pasado de momento a Omega Men, somos los lectores los que conseguimos que una obra se mantenga y que se recuerde