Grand Blue Dreaming 1-5, de INOUE Kenji y YOSHIOKA Kimitake

Por
0
505

Edición original: Grand Blue (ぐらんぶる) (Kodansha, 2014)
Edición nacional/España: Grand Blue Dreaming (Planeta Cómic, 2022)
Dibujo: YOSHIOKA Kimitake
Guion: INOUE Kenji
Traducción: Mónica Rodríguez
Género: Comedia con trazas de buceo
Formato: Rústica. 196 páginas. 7,95€

Descompresión de la risa

«Esto es lo que se siente cuando descubres un nuevo mundo, ¿no es cierto?»

Grand Blue Dreaming

El mar. Cubriendo un 70% de la Tierra y encontrando sin explorar casi la totalidad de sus misterios. Especies sin describir, orografía sin cartografiar y profundidades sin investigar. ¿Pueda ser que todo este océano de maravillas no visto la luz por culpa de las pasiones terrenales? Dicho de otro modo, ¿es el ecchi y las borracheras de desenfreno las que nos privan de lo que las aguas esconde? Ya os digo yo que sí, que lo que se enseña en la universidad se desaprende en las horas extraescolares.

La serie toma lugar en la península de Izu, una zona playera que propicia la escasez de ropa y los bañadores; aunque bien podría ser hasta el ártico que los chicos del club de buceo se van a quitar la totalidad de las prendas si es la hora feliz. Más concretamente nos ubicamos en la universidad de Izu. Universitarios = fiesta, es la identidad de la que parte todo el grueso de este manga. Un festival constante de jarana y retos de beber donde la capacidad pulmonar del club de buceo parece que la han conseguido trasegando barriles enteros de cerveza conteniendo la respiración. El protagonista de Grand Blue Dreaming, Iori, es el más polifacético de todos, siendo desde el saco de boxeo hasta el lubricante social en muchos de los eventos, además de tener un corazón tan inmenso como el torrente de hormonas adolescentes. Súmale el otaku Kouhei, la otaku del mar Chisa y la enamoradiza gal Aina más todos los secundarios dicharacheros y el grupo explota en vigor y risas en cada capítulo.

Grand Blue Dreaming
Fanservice y referencia a Evangelion ajustado como el neopreno

En el Manzai, corriente cómica japonesa, suele haber un boke (tonto) y un tsukkomi (serio). En Grand Blue Dreaming creen ser todos tsukkomi hasta que se dan cuenta que son boke redomados. Unas escenas cómicas muy particulares donde el contraste de la seriedad y tranquilidad en el planteamiento de las bromas cambia para meter una energía y una tontuna en el desenlace que hacen única a esta serie. Y aunque sea un manga de humor a un par de océanos de distancia, entra como una cerveza fría tras el baño. A todo esto se le añade un dibujo conservador en la mayoría de las escenas, para pasar a expresiones y cuerpos exageradísimos en los remates de los chistes, que le dan a la obra un toque abisal maravilloso.

Grand Blue Dreaming

La serie está llena hasta los topes de este humor agresivo, mezclando chistes verdes y de otakus con las primeras experiencias universitarias y los ligues que se dan entre clubs. Todo aderezado con un elenco de personajes o extremadamente bellos y musculados o únicos y fácilmente reconocibles, pero exagerados y mordaces todos ellos. Es una obra sencilla, con un humor básico y directo como el mecanismo de un chupito. Para quienes hayan disfrutado de las noches resacosas de Gintoki en Gintama o las locuras estudiantiles de GTO: Great Teacher Onizuka. Quien no le tenga miedo al despelote que se zambulla en esta maravilla.

En My Anime List se encuentra en el puesto 9 del Top Manga de todos los tiempos, siendo el 1º en la clasificación de mangas de humor (y por si alguien dice que One Piece está antes, es más de acción y aventuras aunque tenga humor y el mar de fondo también) y cuenta con una temporada de anime y una película live action, que a comentario personal no le hacen la justicia que se merece aunque no hacen ningún daño tampoco.

En lo que llevamos de Grand Blue Dreaming hemos visto el club de buceo en todo su esplendor y como Kami-sama los trajo al mundo, las clases y exámenes de ingeniería infames con tutores excéntricos que parece que no les llega el oxígeno al cerebro, romances y amoríos de época estudiantil y las más alocadas aventuras que os podáis imaginar como entrenamientos de buceo, partidos de tenis, sesiones de estudio, concursos de belleza, concursos de trasiego de alcohol, clases de barman y un larguísimo etcétera (parece que la serie no tenga conexión pero se las arreglan muy bien para darle coherencia y envidia para el lector). Con un grupo de protagonista guapete y alocado que todos han terminado por ver como un pervertido + guapete otaku que como le des una tercera dimensión a las mujeres pierde el interés y un grupo de 3 estudiantes en la edad del pavo y más vírgenes que el mejor aceite andaluz todo puede ser posible, menos mal que el grupo femenino está para traer un poco de cordura. (Pero si una está prendada del prota, otra es una siscon y la tercera solo piensa en el buceo que no… shhhhh tú déjalas ser).

Grand Blue Dreaming
Una imagen vale más que mil palabras, y aunque el manga se centre en el humor, el cariño por el mar y lo que conecta este a todos los personajes y la trama es cautivador.

Lo mejor

• Tanto el dibujo como el humor de esta serie se vuelven únicos con solo leer un par de capítulos. Original e hilarante te arrastrará como la resaca del mar.

Lo peor

• Habrá quien vea el ecchi de esta serie y no quiera ni acercarse a la orilla. ¡Sin miedo, que está fresquita!

Guión - 8.9
Dibujo - 8.5
Interés - 9.5

9

Risa profunda

Aunque del Grand Blue no se vea demasiado, hay un mar de humor que nos baña y refresca. Universitarios entrañables y alocados pero con una energía vital que nos sumerge en esta comedia de aguas claras.

Vosotros puntuáis: 7.42 ( 4 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments