Graham y Liefeld frente a frente por el destino de Prophet

Por
9
641
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Pese a que nunca leí la serie original de los noventa, la primera toma de contacto con el relanzamiento de Prophet a cargo de Brandon Graham me dejó bastante claro que se trataba de un título a tener en cuenta. Adentrándonos en un mundo extraño futuro enfermizamente detallista de la mano de un misterioso geonauta, aquella suerte de Último Superviviente que poco tenía que ver con el John Prophet original me haría engancharme irrevocablemente a sus andazas mientras se las veía con las rocambolescas e imaginativas civilizaciones xenomorfas en pos de una misión incierta.

Las posteriores entregas de la colección se encargarían de dar forma a una mitología tan alambicada como fascinante haciendo que algunos críticos del mundillo sostuviesen que la seríe tenía más del espíritu del John Carter de Marte de Edgar Rice Burroughs. De símbolo de lo más desorbitado y extremo de la moda Image de los noventa a convertirse en una de las series de ciencia ficción más sugerentes de la actualidad, Rob Liefeld y Graham han ofrecido una entrevista a Newsarama hablando de la concepción de la serie y su futuro tras los últimos y sorprendentes acontecimientos de la misma.

Llamando la atención de los directivos de Image gracias a su tabajo en la febril serie de culto King City, el editor Eric Stephenson se lo recomendó a Liefeld con la intención de relanzar la serie de su creación en una ambientación futura al estilo de Kamandi o La Fuga de Logan. Según palabras de Liefeld, el guionista superó todas sus expectativas con un vendaval de ideas con reminisecencias a Stanley Kubrick, Ridley Scott, Moebius o Robert E. Howard. Inteligente, atrevido y superior a cualquier cosa que hubiera imaginado, Liefeld quedó inmediatamente cautivado por el cocktail de ideas con el que Graham dio vida a aquel nuevo mundo.

Por su parte, el guionista quedó impresionado por el apoyo que mostaron con su proyecto Liefeld y el resto del staff de Image así como su entusiasmo con todo lo que les proponía. “En ocasiones les adelantaba ideas o les preguntaba su opinión respecto a giros que no tenía muy claro como iban a funcionar, pero en la mayoría de las ocasiones me limitaba a escribir el número y enviarselo cuando ya estaba acabado” Con el precedente del tratamiento que Jack Kirby o Alan Moore recibieron en Marvel y DC, el guionista resalta las ventajas de poder trabajar en una editorial en la que como guionista tiene control sobre la serie así como participación en los resultados de la misma.

Con la determinación de que se tratase de una serie con clasificación “R” (con todo lo que conlleva) desde que se empezó a trazar las primeras líneas argumentales, Graham describe su serie como una bestia cambiante que le ha obligado a refinar su estilo de escritura mientras se adaptaba a la regularidad de una serie mensual. Acostumbrado a dibujar sus propias historias, Prophet supondría además su primera colaboración con otros artistas, algo a lo que ha intentado darle un enfoque especial.

Durante los primeros números dibujados por Simon Roy, seguimos las andanzas de esta suerte de heredero del John Prophet a través de un mundo que florecía sobre los restos de una lejana devastación para contemplaer el el renacimiento del Imperio de la Tierra tras la reactivación del resto de los módulos desde el satélite D.I.O.S.. Tras la conclusión de este arco, Farel Dalrymple tomaría el testigo en los lápices para narrarnos las peripecias de un segundo Prophet, atrapado en una colosal arca espacial fuera de su ruta original. El siguiente número, Giannis Milonogiannis ocuparía su lugar encargándose de la historia que acabaría con la sorpresa de la reaparición del John Prophet original. Esto nos dejaría únicamente la última entrega publicada esta misma semana, en la que Graham tomaría control completo sobre el acabado del cómic en el que reaparecía un viejo conocido del protagonista de la serie.

El objetivo del guionista es que, apartir de ahora, cada uno de los dibujantes que han pasado por la serie se roten dependiendo de cual de estos personajes protagonice la historia. Esto le permitirá diferenciar a cada uno de los “Prophets” que han ido apareciendo y dotar de un estilo propio a sus respectivas andanzas mientras continúa construyéndose la historia global.

Para Graham, la introducción del John Prophet original ha sido un momento crucial para la serie dado que establece el nexo con la serie original sin que ninguna de las dos versiones se vean resentidas, convirtiendo su andadura en algo más que una revisión libre de la obra de Liefeld. Según sus propias palabras, fue divertido contemplar la antigua colección del sello Extreme para crear un nuevo escenario ambientado diez mil años después. Con la introducción de los cientos de miles de variaciones genéticas de John Prophet esparcidos a través de todo el Universo, Graham y los dibujantes dan rienda a su imaginación nos sumergiran en los más extraños mundos alienígenas -incluyendo un planeta Tierra que poco o nada se parece al actual- mostrando nuevas formas de vida y nuecas sociedades.

Liefeld va todavía más lejos y no tiene reparos en comparar el trabajo de Brandon Graham en Prophet con Lección de Anatomía de Alan Moore. O al menos en el sentido de que ha cogido las ideas básicas de su personaje y lo ha reinventado por completo para abrir un número infinito de nuevos horizontes.

Respecto al futuro de la serie, Graham afirma que en principio su intención era hacer algo autocontenido cada mes con un estilo de aventura de ciencia ficción postapocalíptica con ramalazos a lo Conan el Bárbaro, pero que conforme se adentra en la historia no dejan de ocurrírsele posibilidades para expandir este alambicado universo de ficción cósmica. Con carta blanca para hacer lo que quiera, durante próximas entregas veremos al Imperio de la Tierra enviando a un equipo para investigar la desaparición de varios de sus compañeros, dándose de bruces con el John Prophet original. Esto desencadenará un cruento enfrentamiento en el que el Hijo de los Noventa dará caza uno tras otro a sus clones con el objetivo de recuperar su antigua nave y emprender una odisea para reencontrarse con un viejo aliado.

Aparte de el cuerpo central de la historia, cada cómic continuará incluyendo varias historias de complemento a cargo de algunos de los más ilustres artistas de la estela independiente. Artistas como nuestra paisana Emma Ríos quien, tras demostrar su talento en miniseries como Osborn, colabora en un relato de seis páginas en el que aparte de dejar clara sus cada vez más imaginativas composiciones narrativas, podemos apreciar una palpable tendencia a todo lo que tenga que ver con las arañas. Aunque siempre disfrutaremos de colboraciones como estas (más si se dan en series tan estimulantes como Prophet), ojala no tardemos en verte de vuelta por Spider-Man, Emma.

Fuente: Newsarama, Comic Boor Resources y Comics Alliance.

9 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mr. X
Mr. X
Lector
25 julio, 2012 13:21

Y la nueva Glory está bastante bien.

¡Larga vida a Awesome Studios!

¡Aviv Bor!

Pd:

King City mola bastante. La ha sacado Debolsillo

bongo
bongo
Lector
25 julio, 2012 15:04

Me encanta esta serie. La joya de awsome y de lo mejorcito de image. Y coincido en que glory tambien esta muy bien…2relanzamientos como hay que hacerlos. De verdad,dadles una oportunidad

Doc
Doc
Lector
25 julio, 2012 16:54

 Este es, lejos, mi comic favorito saliendo hoy día. Es increiblemente invantivo, además, hay algo subversivo en recrear una propiedad de Liefeld con una estética entre comic indie americano y la Casta de los Metabarones.

Clavos
Clavos
Lector
25 julio, 2012 19:41

 Una auténtica delicia de cómic. Los 6 números que han aparecido hasta ahora me parece entre notables y magistrales; de hecho el último me ha dejado anonadado por lo ‘alienígena’ y extraño que realmente parece todo. Sentido de la maravilla y riesgo, sí señor…

Deiv
Deiv
Lector
26 julio, 2012 2:20

Es una obra maestra. Es increible. Y tiene más gracia cuando lo entiendes como un revulsivo a la forma de hacer de los 90. Es genial. No puedo callarme, es lo mejor que he leido en los últimos meses, disculpándome de Redeemer.

Quiero a este tipo en los 4 Fantásticos YA!!

batallon
batallon
Lector
26 julio, 2012 9:51

Publicación en españa ya!

López Iñíguez
Lector
26 julio, 2012 16:42

 Este cómic es lo máximo, se nota que se tomaron en serio lo de “alienigena”.<br>Es todo tan bizarro, como esos especiales de discovery donde muestran como podrían evolucionar las formas de vida en el futuro, pero esto es muyyyyy en el futuro. Y el prota en vez de volverse loco se mantiene solido y certero al punto de 

Aviso de Spoiler

hasta poder tener sexo con uno de los bichos… misión en la que yo fracasaría absolutamente por el puro asco

  y después masacrar a los bichos sin remordimiento. Y todo esto surge de una idea Rob! Supremo!!!!

BLUNTMAN
BLUNTMAN
Lector
26 julio, 2012 20:11

 Viendo estas páginas es dificil resistirse a la compra de este peazo comic. 

Phrophet: De Rob Liefeld a Moebius (o lo que es lo mismo: de gitanada a obra de arte)

López Iñíguez
Lector
27 julio, 2012 0:07

 Más respeto con ROB!  =)