Glenat cambia de accionariado

Por
20
125

EDICIONES GLÉNAT ESPAÑA S.L., sociedad creada en 1990 y que desde 1993 hasta hoy ha publicado más de 2500 títulos, cambia de accionariado.

Editions Glénat, editorial francesa con más de 40 años de existencia, ha cedido el 100% del capital de Glénat España a Joan Navarro y Félix Sabaté, los dos máximos responsables de la filial.

La nueva sociedad continuará, por el momento, utilizando la marca Glénat. Las dos editoriales seguirán manteniendo una colaboración privilegiada, tanto en el ámbito internacional como compartiendo los mejores títulos de sus catálogos.

Joan Navarro y Félix Sabaté, agradecen la implicación, la colaboración y la ayuda recibida de Editions Glénat, durante todos estos años, sin la cual Glénat España no habría podido llegar a ser una de las principales editoriales de tebeos de España.

En esta nueva etapa que ahora se inicia, Glénat España va a continuar con la misma línea editorial que hasta el momento. Publicando a autores españoles como ya hemos publicado a más de 140, entre ellos Purita Campos, Carlos Giménez, Jordi Bernet, Abulí, Calpurnio o Aleix Saló. Y continuando con las grandes series de manga como Naruto, Bleach, Negima, Saint Seiya, Chi, Ranma ½, Gantz, La Espada del Inmortal, y autores como Osamu Tezuka, Hiroshi Hirata, Suehiro Maruo y Motofumi Kobayashi. Así como las series del catálogo de Glénat Francia o de la editorial americana Avatar, con un programa previsto para el año 2012 de más de 200 novedades. Y con la distribución y logística de SD Distribuciones, tanto para España como para Argentina.

Barcelona/Grenoble, 5 de octubre de 2011

20 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Blade Runner
Blade Runner
Lector
5 octubre, 2011 15:59

¿Mande?
 
O sea que ahora pasará a ser una editorial más catalana que nunca, vamos…

Armin Tamzarian
5 octubre, 2011 16:04

Hombre, a mí mientras editen también en castellano y en condiciones, por mí que sean lo catalanes que quieran. Que los cómics de Avatar Press, por poner un ejemplo, me gustan y esta gente los edita a unos precios que a mí al menos me parecen aceptables.

Blade Runner
Blade Runner
Lector
5 octubre, 2011 16:26

Pues sí, esperemos que no se les vaya la pinza con lo de los nacionalismos y se acuerden de que la mayoría de los que compramos sus tebeos somos castellanoparlantes, ya vengamos de Burgos, Bilbao, Santiago, Barcelona o Sevilla…

Porque lo de los mangas en catalán a menor pvp fue un feo en toda regla para el resto de lectores, la verdad. Que a mí me parece muy bien que inviertan en ediciones “propias” siempre que gusten, pero con SU dinero, y no a costa de subirle el precio al resto de productos de la editorial.

Armin Tamzarian
5 octubre, 2011 16:31

Ah, qué tiempos es los que llegaban aquí a Al Andalus cómics de las ediciones blancas, rojas, amarillas o azules de Dragon Ball en catalán, tengo varios y los guardo como entrañables rarezas.

sir_edgar
sir_edgar
5 octubre, 2011 16:52

los guardas como rarezas por que costaban igual en todo el al andalus incluida catalonya ? porque la gente no suele quejarse de que haya comics en catalan, de lo que se quejan es de que sean mas baratos en igual edicion porque alguna que otra editorial mama ayudas de la generalitat para publicarlos y luego dice chorradas como que es mas barato porque ya traducen del castellano al catalan, vamos que encima pretenden tomarnos por tontos a los compradores ocultando la verdad.

static
static
5 octubre, 2011 18:59

¿Así que en Cataluña hay dinero para subvencionar Dragon Ball en catalán, pero no para mantener los hospitales abiertos por las tardes? No sé, la Generalitat podría preguntarle a los catalanes en qué prefieren que se gasten sus impuestos. Por lo de las prioridades, vamos…

Ocioso
Ocioso
Lector
5 octubre, 2011 19:11

Bueno, los catalanes acaban de votar a los que toman estas decisiones. Ellos sabrán.
Lo que de verdad me preocupa es que dentro de poco los apañoles vamos a votar a gente para que tome este tipo de decisiones. Nosotros sabremos. 🙁

The Question
The Question
5 octubre, 2011 23:09

Navarro siempre ha dicho que no tienen subvenciones. Conociendo su vocación quijotesca, encima no me extrañaría. Y sobre la ‘baratez’ de las ediciones catalanas, hay que tener en cuenta que gran parte del trabajo ya está hecho al tener una edición en castellano y que ya parte con algo amortizado al traducirlo a un segundo idioma. Algo que no es tan claro es cuando Planeta o Panini edita un tomo a precio de oro con material publicado en grapa.

Blade Runner
Blade Runner
Lector
5 octubre, 2011 23:25

Lo curioso es que el traductor de los mangas de Glènat para las ediciones española y catalana es el mismo, solo que por iniciativa propia cobra menos al traducir al catalán para “ayudar a la causa”, como si dijéramos. Eso también ayuda a rebajar los costes de edición, lógicamente, pero digo yo: ¿y no podría también rebajarse un poquillo el sueldo al traducir al castellano y echarnos una mano al resto de mortales que no dominamos el catalán y que tampoco somos millonarios, precisamente…?

Y otra cosa, ¿qué pasa entonces con los lectores vascos o gallegos, no tienen derecho ellos a una edición en su dialecto? ¿O es que como la editorial es catalana solo mira por sus intereses nacionalistas y a los demás que les den?

Yo la verdad es que veo fatal que se hagan estas distinciones, sobre todo cuando se está financiando o medio-financiando un capricho del editor a costa de los que nos dejamos la pasta todos los meses en sus tebeos. Y para colmo parece que el invento les ha salido rana, porque por lo visto las ediciones catalanas las siguen cuatro gatos contados…

Toni Ribas
Toni Ribas
6 octubre, 2011 0:13

Es lo que tiene el ser una empresa privada. Pueden permitirse poner los precios que les da la gana y mirar únicamente por sus intereses. Llámese Navarro, Lara o Steve Jobs.

Arkaban
Arkaban
6 octubre, 2011 0:17

Yo lo que tengo claro es que solo compraré cómics que me interesen y que tengan precios justos. Como no sé catalán, si no me lo ofrecen en castellano, no lo compraré, que le vamos a hacer. Y por pedir que no quede: hablen con Edmond y publíquenle las tres historias de Jan Europa que tiene guionizadas e inéditas hasta el momento. Gracias.

static
static
6 octubre, 2011 0:21

‘Es lo que tiene el ser una empresa privada. Pueden permitirse poner los precios que les da la gana y mirar únicamente por sus intereses.’

Mientras la gente les siga comprando, claro.

The Question
The Question
6 octubre, 2011 0:54

Arkaban, por lo que sé, la edición de Jan Europa fue un completo desastre editorial. Un capricho más de Navarro que, sumándole a otros, convirtió a Glénat en una editorial con bastantes deudas.

Carlos
6 octubre, 2011 8:01

¿Y si lo hicieran al revés? Es decir, que primero traduzcan los comics al catalán y, aprovechando que ya tienen una edición, partan de ésta para la edición en castellano, de modo que esta última saldría más económica.

Spirit
6 octubre, 2011 8:30

Saludos a todos;
 
Hay varios puntos aquí de interés, independientemente de las ediciones en catalán de Dragon Ball.
 
Para mí, el principal es que una editorial francesa fuerte ha dejado de invertir en el mercado español de cómics. Ergo no lo verá muy rentable. Ignoro si es por las quijotadas comentadas de Navarro, ediciones en catalán incluidas, si es porque tiene sus propios problemas o por lo que sea. Pero cuando un fuerte inversor que, además, ha tenido varios años de bonanza (creo que es una de las pocas editoriales que ofreció cifras de ventas y balances al público) de repente donde dice digo dije diego y se las pira, es que algo está pasando en el mercado.
 
A mí me comentaban que donde antes salía un naruto de esos y se vendían 30, ahora no llega ni a 5. Ignoro si es por la crisis económica, por el agotamiento del producto o por lo que sea, supongo que un poco de todo.
 
El segundo punto, a mi entender, es que ante la huída del inversor-capitalista, etc…dos señores, en este caso Navarro y Sabaté, han cogido el toro por los cuernos y han visto cúanto podrían reunir entre ellos y unos amigos, y con ésto y un bizcocho van a volver a hacer quijotadas, esto es, seguir dedicándose a editar tebeos. Y, por lo que parece ser, en la misma línea. Es más; en el propio blog de Joan Navarro (o en la página web o algo así) incluso le agradece a un banco (no recuerdo cuál) su confianza, ergo dado que éstos no dan créditos así como así en estos tiempos convulsos, imagino que habrán tenido que respaldar su aventura con alguna garantía.
 
Por lo demás, pues supongo que al no tener la red de la Glénat madre esos “experimientos” de ediciones en catalán más baratas (la verdad, ignoro si sufragadas por el coste de la edición en castellano o por otros medios, me da igual porque no me compro ni una ni otra), decía, que ciertos experimientos y quijotadas se reducirán…o se ampliarán a ver si en alguna suena la flauta y encuentran un nuevo filón, como ha pasado con Purita Campos y su Esther.
 
Yo, desde aquí, les animo a seguir publicando las ediciones de Avatar tal y como lo están haciendo, que para el papel que tienen y los nombres que figuran creo que tienen una buena relación cantidad-calidad-precio. Les animo también a seguir recuperando clásicos españoles, estos les ruego un poco más baratos por muy formato europeo que sea, y les animo a seguir en su línea. Como no sigo manga, pese a ser la joya de la corona de la editorial, no les puedo decir nada respecto a esa línea.

Toni Ribas
Toni Ribas
6 octubre, 2011 15:02

Hablamos de las ediciones catalanas de Glénat, como si fuesen en gran volumen o traicionando vete tú a saber qué. En julio publicaron tres novedades. Dos mangas, Inu-yasha y Bleach (que hace tiempo finalizaron en castellano) y un cómic del 2008 de Aleix Saló. En agosto fueron cuatro. Dos mangas, Naruto y Cinturó Negre (serie popular en TV3) y dos cómics dibujados por Quim Bou y basados en películas de TV3. En octubre sólo ha sido una, Naruto. Está claro que Navarro es militante catalán (algo que me da lo mismo, no creo que los jefes de Norma, Planeta o Panini sean muy de izquierdas) pero tampoco es sucida. Pero no creo que un volumen tan pequeño de lanzamientos tenga que preocupar a tanta gente.

Blade Runner
Blade Runner
Lector
6 octubre, 2011 16:46

No se trata de que el volúmen de producción en catalán preocupe a la gente o no, lo que “pica” es la distinción entre un público y el otro al editar un mismo tebeo. Planeta también ha sacado cosas en catalán (“Dragon Ball”, nada menos) y nadie ha dicho nada. Norma igual. Y otras editoriales más pequeñas y modestas. La diferencia es que en todos esos casos los precios han sido los mismos para unos y para otros. Lo que hace Glènat a veces parece una tomadura de pelo, y conste que para mí, como editorial, tiene todos mis respetos y de hecho compro una barbaridad de comics y mangas suyos. La línea Avatar me parece de calidad y muy bien de precio, pero si mañana sacan una edición de “Crossed 2” en catalán a 12.00 €, lo lógico es que me mosquee bastante, ¿no?

Lo peor es que últimamente los mangas de Glènat han dado un bajón de calidad tremendo respecto a lo que nos tenían acostumbrados: mal papel, mala calidad de reproducción… En concreto los tomos reimpresos de “Apocalipsis en el instituto” están casi todos escaneados de la primera a la última página; no sé si es que realmente la gente no compra sus ediciones o qué, porque si esto lo hubiese hecho Planeta seguramente se les habría tirado todo el mundo al cuello…

¿Qué la editorial lleva tiempo pasando apuros económicos serios? Pues sí, más de una vez han reconocido que solo siguen funcionando gracias al tirón de “Naruto”; precisamente por eso es una idea tan pésima que con semejante panorama se metan a editar los mismos tebeos en catalán para una minoría que encima no les ha respondido como ellos esperaban. Si a Planeta le hubiesen funcionado tan bien las ventas de “Dragon Ball” en catalán, ¿no habrían sacado también “Dr. Slump” en dos versiones, con lo conocida que es la serie en Cataluña…?

Pues eso, que las “quijotadas” están bien cuando te las puedes permitir. Y desde luego no a costa de menospreciar a quien realmente te dan de comer.

The Question
The Question
6 octubre, 2011 17:16

Navarro no es santo de mi devoción. Su afán de protagonismo y sus ganas de polémica le pueden. Pero me da la impresión que todo el problema está en que, como catalanista, opta por favorecer este idioma. No se puede comparar con las ediciones de Dragon Ball o Eric Castell, ya que estas se editan conjuntamente, lo que hace que los gastos se compartan y no lo que hace Glénat que edita en catalán meses (o años después). Como se ha dicho muchas veces, al tener un volumen potencial menor de ventas, los derechos se venden más baratos. Además, parte del trabajo de manipulación editorial, ya está hecho. En cambio, cuando otras editoriales publican cómics en un mismo mes, con el mismo número de páginas y contenido similar a precio distinto no tenemos tantos problemas. En diciembre Panini anuncia dos tomos de Marvel Gold, centrados en Vengadores, con el mismo formato y páginas y uno cuesta 18 euros y el otro 21.95. Por no hablar de Planeta y su baile de precios. En cambio la diferencia de precio entre el Naruto de octubre y el mismo nº en castellano publicado un año antes y la diferencia es de 1 euro. No sé. No veo dónde está el problema. Máxime, como se ha dicho muchas veces, Glénat es una empresa privada y puede poner los precios que quiera (y nosotros decidimos si le compramos o no).

guevillos
guevillos
Lector
6 octubre, 2011 19:42

No me apetece demasiado romper una lanza en favor de glenat, pero al hablar de otras editoriales…. norma si que sacó el integral de blacksad a un precio bastante asequible pero unicamente en catalan, al resto de la caverna mesetaria que nos den por donde amargan los pepinos y opcion unica la de comprar los albumes que salen por un piquilllo… vamos que en todas partes cuecen habas…

Arkaban
Arkaban
6 octubre, 2011 21:01

No tenía ni idea de que la edición de Jan Europa hubiera ido tan mal. Es una lástima, porque a mí me encantó, al igual que algunos amigos míos. Y si publicaran lo que falta, a mí me tendría de cliente fijo. Eso sí, en castellano. Un saludo.