Geoff Johns y John Romita Jr. le suben el pulso a Superman

Por
10
1653
 
Portada_Superman_32

Edición original: Superman #33-38 USA (DC Comics).
Guión: Geoff Johns
Dibujo: John Romita Jr.
Entintado: Klaus Janson
Color: Laura Martin
Formato: Grapa

 

No nos fue ajena en su momento la terrible andanza de Clark Kent desde el reinicio editorial perpetrado en 2011. Tampoco lo fue el casi desastroso intento de sacar adelante al personaje a través de un equipo creativo de altura. Sin embargo, todo ello ya es agua pasada y puede decirse abiertamente que el equipo editorial comandado por Eddie Berganza ha dado en el clavo insuflando nueva vida y estableciendo un mínimo de calidad en las series del Hombre de Acero, gozando actualmente de una salud inédita desde hace ya bastantes años. Tras la buena andanza iniciática de Greg Pak en Action Comics, la llegada de Geoff Johns y John Romita Jr. –en su primer encargo para DC– a la cabecera principal del personaje supuso en junio del pasado año una alegría para los fans. No sólo se acababa con casi tres años de continuos desastres y picos muy concretos –y escasos– de calidad, sino que atraía de nuevo la ilusión del prestigio a un personaje al que los cómics de superhéroes prácticamente le deben su existencia. Y los fans americanos lo supieron ver, vendiendo la nada desdeñable cantidad de 90.000 ejemplares con su primer número frente a los 40.000 del mes anterior, donde Scott Lobdell aún daba sus últimos coletazos como guionista del personaje. El hype, como era de esperar, estaba por las nubes pues es bien sabido el in crescendo que toman los personajes bajo la batuta de Johns y el estatus de estrella casi mítica del veteranísimo John Romita Jr. Ahora, con el primer arco recién concluido en las estanterías americanas, ¿Han estado a la altura este nuevo dúo estrella al frente de las aventuras de Clark Kent?

La respuesta a este tipo de preguntas es relativa, desde luego, pues todo termina dependiendo de las expectativas generadas alrededor del producto. Y así pues, se podría decir que este brillante dúo de guionistas no ha sabido estar a la altura de su legado –aunque casi– y este Superman aún debe de mejorar si quiere codearse con lo mejor del tebeo americano. Ahora bien, cabe matizar que encontraremos en él clasicismo nostálgico y a buena parte del Superman abandonado en tiempos recientes. También nos divertiremos bastante –que ya es mucho– y veremos al mal llamado superhéroe perfecto sufrir y pasarlo mal contra un enemigo a la altura.

Romita y su trazo clásico al servicio del gran protagonista de la función
Romita y su trazo clásico al servicio del gran protagonista de la función

Es de hecho ese enemigo el eje de una trama que se parará lo suficiente, quizás demasiado, en reparar en su origen, sus motivaciones y, en definitiva, su vida. Los cortes en la trama son continuos para narrarnos las andanzas de Ulysses, un contraste perfecto de Superman: abandonado por sus padres terrerstres tras un desastre en el laboratorio donde trabajaban, Neil es enviado a una nueva dimensión donde la paz es norma y donde será acogido con los brazos abiertos. La paz sólo se rompe una vez cada milenio, cuando una raza de un universo paralelo ataca dicho mundo y no es otro que Ulysses el dedicado a proteger el mundo en la última ocasión gracias a los poderes que le son otorgados por su especial conexión con la energía de su dimensión. Como villano que es, resulta tremendamente ambiguo a la hora de valorarlo. Por un lado estamos ante un villano con razonamientos creíbles aunque insultantemente tópicos –para salvar mi mundo tengo que hacer un sacrificio de otro–, pero por otro lado se trata de un personaje que no termina de tener una personalidad marcada, pasando de ser un hombre válido y leal a ser una pataleta infantil andante en un final que resulta poco creíble en ese aspecto. Se nota que Johns ha querido poner énfasis en su contraste con Superman. Y es precisamente esa lealtad por la justicia que el Hombre de Acero lleva por bandera la que le hace ser Superman y no Ulysses, un personaje al que el mismo Clark reconoce negar como villano.

En cuanto a la trama general, los fans del Superman más clásico están de enhorabuena. Se recupera el espíritu perdido de antaño y vemos en este arco un intento de Johns por acaparar parte de la vieja escuela e intentar llevarla al terreno de la modernidad. Bienvenidos al clásico Daily Planet y a los artículos en primera plana –y por ende adiós a los vergonzosos interfaces Minority Report de Superman Unchained–, al Jimmy Olsen más clásico que cede su fortuna para dedicarse a vender fotos al más puro Peter Parker, a las batallas épicas dignas del mejor Superman de los 90 y al tufillo sci-fi de serie b que se podía intuir en etapas clásicas como la de John Byrne en el mismo Superman o en Los 4 Fantásticos. Se echa un poco de menos a Lois, cuestión sin duda perdonable en pos de las dimensiones paralelas y la vieja redacción del periódico. Aunque, a buen seguro, tendremos una buena ración de la reportera en un futuro cercano.

Y como vivimos en mundo de consecuencias, este arco trae consigo una buena dosis de ellas cara al futuro más próximo del personaje. Nuevos poderes, nuevo traje y grandes revelaciones. Todo un poco forzado, sí, pero que recuerda a las clásicas revelaciones de bocadillo grande de hace 30 años, sumando al cómic el antes mencionado sabor añejo que el equipo creativo busca con tanta efusividad.

La espectacular batalla final pone de relieve el talento de Romita para adaptarse
La espectacular batalla final pone de relieve el talento de Romita para adaptarse

De John Romita Jr. poco se puede decir que no sepamos. A quienes les guste su estilo actual les gratificará enormemente este Superman pues tenemos al mejor Romita de los últimos años, sobresaliendo el nivel exhibido en el por desgracia añorado Avengers & X-Men. No, no estamos ante el dibujante de Uncanny X-Men, Spider-Man o Daredevil, pero vemos a un Romita motivado queriendo dejar su huella en un personaje tan mítico y dejando un halo de espectacularidad más que decente. Quizás haya escenas un poco vergonzosas, pero páginas como las que muestran la batalla final entre los dos personajes o las escenas de lluvia con abducciones extraterrestres mediante (¿En serio los personajes acuden a la llamada de unos extrarrestres porque sus hijos no tienen trabajo?) sirven para dar buena cuenta de que aún queda linaje del bueno en un dibujante cuya llama está lejos de apagarse.

Geoff Johns y Romita Jr. cumplirán las expectativas para algunos y para otros el tebeo no será más que un chasco. Quizás la opinión que el lector tenga sobre el dibujo de Romita influya mucho en su concepción de un cómic sobre el que se esperaba más pero que está muy encima de los últimos años del personaje. Dependerá también precisamente del recuerdo que el lector tenga de los meses anteriores y del nefasto nivel que el personaje llegó a adquirir bajo turbulencias editoriales. Uno puede dejarse llevar o no por el planteamiento clásico y poco arriesgado de Johns e intentar ver y degustar un clasicismo sobre que el Grant Morrison lloraría a mares, pero de lo que no cabe duda es del intento editorial de poner al personaje en su lugar y, quien sabe, lograr alcanzar las estrellas. Aún es pronto para saberlo pero el inicio del camino es, cuanto menos, válido.

  Edición original: Superman #33-38 USA (DC Comics). Guión: Geoff Johns Dibujo: John Romita Jr. Entintado: Klaus Janson Color: Laura Martin Formato: Grapa   No nos fue ajena en su momento la terrible andanza de Clark Kent desde el reinicio editorial perpetrado en 2011. Tampoco lo fue el casi desastroso…

Review Overview

Guión - 7
Dibujo - 7
Interés - 8

7.3

Quizás no supere las altas expectativas, pero se trata de un ejercicio de nostalgia y buen hacer que reaviva, aunque sea levemente, la ilusión por ver un Superman digno en la actualidad.

Vosotros puntuáis: 5.94 ( 3 votos)
10 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
AlbierZot
AlbierZot
Lector
5 febrero, 2015 10:41

En el último número Romita está imperial. El Bat-cameo es un hard-on en toda regla. A ver si sigue en esta línea.

BLUNTMAN
BLUNTMAN
Lector
5 febrero, 2015 10:50

No dudo del talento del Gran Johns (editor de DC YA) que no importa personaje que toque, la calidad de este sube como la espuma.
No puedo decir lo mismo de Romita JR, dibujante que siempre me ha gustado y al que he defendido de las ordas celtiberas en esta página, pero cuyo trabajo para supergañan deja mucho que desear.
La portada que abre este articulo es un ejemplo de lo mucho que ha ha decaido.

Naaman
Lector
5 febrero, 2015 11:02

Tengo sentimientos encontrados con Johns. Fue MUY grande, pero ahora…creo q estaría mejor como editor jefe como dice BLUNTMAN y escribir menos guiones.

Asturmix
Asturmix
Lector
5 febrero, 2015 12:07

La verdad es que me encantan estos dos autores. Los guiones de Geoff Johns siempre me han parecido muy buenos. Lo sigo desde su etapa en Green Lantern, personaje que jamás me llamó la atención pero que en sus manos creció de una manera sorprendente. Creo que es un guionista podría decir que clásico, con buenas ideas que desarrolla en geniales etapas. Todo los trabajos que tengo de el me encantan: Green Lantern, Nuevos Titanes, Flash…
Y John Romita Jr. también lo sigo creo que de toda la vida. Desde los primeros números Forum de Spiderman (y ya han pasado ¡¡varias décadas!!). Es cierto que su mejor momento ya ha pasado, pero ¡¡qué gran dibujante!! Aunque entiendo que es un artista que si te gusta, te encanta, pero que si no… Coincido con Bluntman en que la portada de su primer número de Superman no es precisamente una maravilla. Aún así, ¡¡larga vida comiquera para mi querido John!!

Dultyx
Dultyx
Lector
5 febrero, 2015 12:33

Como casi simpre leo solo Marvel, solo puedo hablar de Geoff Johns cuando estuvo en los Vengadores, y la verdad que me gustaron mucho esos pocos números que hice. Y los dibujos aquí de JRJR vuelven a gustarme

billyboy
billyboy
Lector
5 febrero, 2015 13:00

Veremos cuanto le dura este nuevo traje antes de que Jim Lee vuelva a dibujarlo y le meta sus miticas rayitas y armaduras.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
5 febrero, 2015 14:34

¡Superman se convierte en el Vigía! ¡Por fin se ha completado el círculo!

richmord
richmord
Lector
5 febrero, 2015 22:49

disculpas por lo que pueden opinar el resto. pero a mi me parecio un espanto lo de romita, el cambio de traje y “los nuevos superpoderes”. el “enemigo nuevo” como dicen en españa MOLA muchisimo

MrCervero
Lector
6 febrero, 2015 17:20

El dibujo de Romita Jr. me parece grotesco en la mayoría de las páginas y se salvan dos o tres (y hablo de todas las que lleva hechas). Johns como siempre es un guionista de mucho nivel que aun sin estar a tope sigue regalando épocas para recordar con cualquier personaje que toque y DC haría bien en cuidarlo.
Respecto al partado gráfico, lo cierto es que hay mucho dibujante en el paro y mismamente dentro de la propia DC Comics que son cuarenta veces mejores que Romita Jr. Por decir alguno así a bote pronto Ivan Reis, señor del que sigo sin comprender como DC muchas veces le encarga trabajos menores a pesar de su gran calidad.

Un saludo.

tiamath
tiamath
Lector
6 febrero, 2015 20:17

La verdad es que la historia pese a que se deja leer es previsible y sosa de cojones, sabes desde la promera aparicion del “amigo” exactamente como se va desarrolar la historia. El dibujo, malo como todo lo que ha hecho Jr Jr en los ultimos tiempos aunque se nota que lo ha cuidado bastante mas de lo que suele hacer ultimamente,,,, quien sabe si por no desagradar al “jefe” Jhons.