Flash: La unión hace el fracaso.

Alguien está chantajeando a los peores villanos de Flash, el velocista deberá descubrir de quién se trata antes de que sea demasiado tarde.

Por
0
1290

Edición original: The Flash Giant vol. 1 núms. 1 a 7 USA, The Flash Giant vol. 2 núms. 1 a 5 USA
Edición nacional/España: ECC Ediciones
Guion: Gail Simone
Dibujo: Clayton Henry
Color: Marcelo Maiolo
Traducción: Francisco San Rafel Simó
Formato: Cartoné, 184 páginas. A color.
Precio: 21,50 €

Flash, sus villanos e Iris West.

“Llego tarde”

Flash es un personaje especial en DC. Fundamental en Crisis en Tierras Infinitas (y en el anterior Flash de dos mundos, en cierto modo germen del que posiblemente sea el gran evento de la historia del cómic americano) en el reinicio masivo que propició Flashpoint y también, pieza importante en el intento de vuelta a un aire más clásico, con el especial de Rebirth. Quizás por esto se haya contado con él para formar parte de la trinidad de Walmart que llega a nuestro país (lo que da un indicio de la popularidad que atraviesa el personaje, en parte gracias a la serie de televisión de CW). Estos tebeos están destinados a fomentar la lectura de DC Comics más allá de las tiendas especializadas y sus habituales clientes. Se pretende abrir el abanico de lectores colocando estos ejemplares disponibles en un comercio frecuentado por todo tipo de personas. Junto al Batman de Bendis y el Superman de King, llega este Flash con Gail Simone al guion y Clayton Henry al dibujo.

El tomo es muy consecuente con el tipo de producto que es. Un trabajo destinado especialmente a alguien que nunca ha leído al personaje, preferiblemente de una corta edad. Se observan ciertas similitudes en la confección del cómic con las novelas de joven adulto que publica la Editorial Hidra en nuestro país. Sin necesariamente tener relación con esto, el monólogo interior de Barry es descriptivo y amistoso, esforzado por guiar al lector por las páginas sin que este se sienta perdido o desanimado por no entender algún detalle en ningún momento. Siguiendo la dinámica de presentación, Barry conoce a Iris West y un catálogo de sus enemigos más famosos circula por el tebeo.

Flash es dueño absoluto de la trama, los secundarios no tienen ningún tipo de desarrollo y el de los enemigos es realmente escaso. Todo el mecanismo está engrasado para que el del rayo amarillo en el pecho sea protagonista, sin que su voz resulte lo suficientemente atractiva como para soportar todo el peso continuamente.

Los capítulos que forman el tomo siguen una estructura muy definida que termina por volverse repetitiva pues poco o nada varía. Alguien está chantajeando a los villanos de Flash con el fin de entretener al velocista. Iris siempre aparece en escena como la intrépida reportera que es, con Flash salvando el día gracias a su velocidad e inteligencia para usarla. El recurso de empezar el capítulo en un punto álgido de acción para después contar como se ha llegado al suceso es practicado sin complejos reiteradamente. El cómic no se sale un ápice de este guion, además, parece imposición editorial decir varias veces en cada número “soy Flash, el hombre más rápido del mundo” frecuente mantra del personaje presente de forma asidua en el libro. Por el camino nos muestran un Barry inadaptado que sufre la soledad que acarrean sus extraordinarios poderes, pero sin un grado de profundidad satisfactorio, sobre todo, para el lector veterano. Cuando el enemigo en la sombra es revelado, Flash deberá hacer equipo con un improbable aliado para salir de la difícil situación victorioso.

Llegados a mitad de tomo comienza un nuevo conjunto de historias, con Barry Allen un poco más asentado, tanto en su vida personal como profesional. Un tiburón, con una ecológica reivindicación, una viajera en el tiempo, que otorgará una valiosa información al héroe, la aparición del Átomo, que hará buenas migas con Flash o la de Jonah Hex en este caso meramente anecdótica, conducirán al gran enfrentamiento final contra el Flash Reverso.

Una segunda mitad de tomo algo menos preocupada de que el lector novel entienda todas las referencias al mundo DC o al propio lore de Flash, con algún momento de lucidez, pero que arrastra el mismo esquema que lleva repitiéndose todo el libro, desembocando en una historia que por forma y fondo se ha repetido muchas veces.

Del dibujo se encarga Clayton Henry. El artista otorga buenos fondos, más que aceptables expresiones faciales y buenas escenas, pero no logra impregnar las páginas del necesario dinamismo que requiere la serie del velocista, siendo en ocasiones rígido y poco enérgico para lo que precisa el personaje. Con todo, realiza un buen trabajo. Al color tenemos a Marcelo Maiolo, que utiliza colores vivos y sólidos convenientes al arte de Henry.

En definitiva, un tomo que puede interesar a un público determinado por su ligereza, propicio para un lector novel, para los más jóvenes de la casa o incluso para los seguidores de la televisiva The Flash, con un Barry Allen que conoce a sus principales secundarios, se enfrenta a sus principales villanos y lucha por aunar su vida personal, laboral y heroica. Un trabajo alimenticio que no hace justicia a las propuestas hermanas de la iniciativa a la que pertenece. Una pena viendo lo bien parados que salen del envite sus compañeros de Walmart, el Batman enérgico y divertido de Bendis y Derington y el Superman tan bien definido que ensalza los valores del kriptoniano de King y Kubert.

Lo mejor

• Es de lectura rápida y fácil.

Lo peor

• Es muy común.

Edición original: The Flash Giant vol. 1 núms. 1 a 7 USA, The Flash Giant vol. 2 núms. 1 a 5 USA Edición nacional/España: ECC Ediciones Guion: Gail Simone Dibujo: Clayton Henry Color: Marcelo Maiolo Traducción: Francisco San Rafel Simó Formato: Cartoné, 184 páginas. A color. Precio: 21,50 € Flash,…
Guion - 6
Dibujo - 7
Interés - 6

6.3

Convencional

Un tomo de Flash común que puede ser una buena propuesta de entrada para el lector novel, pero que probablemente no satisfaga a su lector habitual.

Vosotros puntuáis: 6.66 ( 5 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments