Evento Marvel: La guerra de los reinos, noviembre, diciembre y final

Llegamos al final absoluto de La guerra de los reinos, analizamos su epílogo y los últimos cruces del evento publicado por Panini Comics.

Por
3
1714

El pasado octubre finalizaba la publicación en España del último gran evento Marvel, La guerra de los reinos acababa dando un punto y aparte a la historia de Thor que había tejido Jason Aaron durante un buen puñado de años. Pero aun nos quedaron un par de cosas en el tintero, por un lado Panini aun publicaba en noviembre y diciembre algún de los cruces de otras series con dicho evento, concretamente las dos grapas de la Capitana Marvel de esos meses, el tomo de Los Campeones, retrasado de octubre a noviembre, y la grapa doble de Spiderman Superior. Además quedaban dos números de Thor por Jason Aaron antes de dar cierre a la colección y un especial Omega que sirve de epílogo.

Hasta ahora habíamos visto que el evento tenía un poco de todo, una serie principal con sus buenos momentos pero demasiado larga y que se iba mucho por las ramas, unos tie-ins aburridos, otros sublimes… más o menos lo que suele ser un evento, pero quizás demasiado indiferente para la cantidad de tiempo que se llevaba gestando. ¿Qué os ha parecido?. Hoy cerramos nuestro paseo por esta guerra hablando de:

LA GUERRA DE LOS REINOS OMEGA

Como epílogo oficial del evento Marvel lanza un número especial Omega, algo que se suele hacer en eventos mutantes para cerrar, sin embargo aquí no está el final sino un intento de atar unos flecos que quedaron sueltos sobre los personajes de mayor relevancia dentro del evento, bien porque eran protagonistas, como Thor y Jane Foster, o bien porque se les dieron muchas páginas a sus aventuras, es decir, Daredevil y El Castigador. Para ello nos encontramos una grapa con cuatro historias cortas por distintos autores.

La primera es de Jason Aaron y Ron Garney, que no son más que cuatro páginas de conversación entre Heimdall y Matt Murdock donde este último deja de tener los poderes divinos y le devuelve la espada al dios asgardiano. Aaron sigue en su línea de hablar de religión, algo normal en un personaje como Daredevil, pero son cuatro páginas sin mucho fondo. Una palmadita en la espalda al héroe por haberlo hecho bien, con un team-up reservado para las últimas páginas.

La siguiente historia es algo más relevante, Aaron acompaña a Al Ewing y a CAFU en lo que es un previo a la nueva serie de Jane Foster como Valquiria, de la que han salido dos número ya a la venta en nuestro país. La muerte de las Valquirias había sido uno de los puntos fuertes de evento y Jane uno de los personajes más importantes de la etapa de Aaron, sumamos una cosa con la otra y aquí tenemos trama para un tiempo. Y la mar de interesante por cierto, Ewing y CAFU ya han demostrado ser muy buenos autores, eso sí, lo que aquí se cuenta es muy poco.

Muy interesantes también Daniel Kibblesmith y Oscar Bazaldúa que dedican otras pocas páginas al hermano del dios del trueno, una vez más como previa a su propia serie. Loki había muerto y resucitado en La guerra de los reinos, matando a su propio padre, rey de los gigantes de hielo, cargo que ahora toma él. Los autores hacen una historia sencilla pero entretenida, por lo menos es más historia que previa de la serie, no como la anterior.

Con Gerry Duggan y Juan Ferreyra visitamos a Frank Castle de nuevo para ver lo que dará inicio a su nueva etapa. Enlazan con la trama anterior por seguir poniendo al Castigador en esa Nueva York destrozada por la guerra, con cadáveres de los invasores y gente robando en tiendas. No son unas grandes páginas así que poco se puede decir, pero si nos deja una premisa interesante para futuras historias del personaje.

La grapa no está mal si nos lo tomamos como una especie de preview, pero da la sensación de que nos están vendiendo lo que antes se ponía como extra al final del último número del evento. Interesante para quien siga el universo Marvel al completo, para coleccionistas, pero totalmente irrelevante para el resto.

THOR nº 14 y 15

Llegan los dos últimos números de la colección de Thor, de manera temporal, que ya sabemos que regresará, pero sí que supone el fin de Jason Aaron en ella, aunque al autor todavía le queda algo que decir en la serie limitada Rey Thor que saldrá a la venta por Panini el próximo mes de enero. Y aquí sí que está el verdadero epílogo del evento, siguiendo la historia de Thor, ahora Padre de todos. Para la ocasión vuelve Mike Del Mundo con su peculiar dibujo, su coloreado repetitivo y su mínima capacidad narrativa, lo que ya supone un problema en estas dos grapas.

El primer número se dedica a poner las cosas en su lugar, la mayoría de las páginas tratan la reflexión de Thor en su nuevo papel como Padre de todos, con Odin y Freyja apoyando su nuevo estatus pero especial fuerza en el primero. Lo que se hace aquí es un punto y aparte para quien llegue después a la serie, que también sabemos que será uno de los niños bonitos de la Marvel actual, Donny Cates, prometiendo una reconstrucción de Asgard para traer de nuevo a los dioses pero con algún cambio. En esta historia siguen muy presentes las otras dos versiones de Thor, la futura y la pasada, aunque son meros figurantes, el peso está en el presente y todo suena a despedida, una despedida mucho más profunda de lo que lo fuera el evento. Sobre Loki y Jane Foster se ve poco, eso se dejó más para el especial Omega del que hablamos antes y para sus colecciones, pero aquí ya se ve que uno será el rey de los gigantes de hielo y la otra atenderá a la llamada de las Valquirias. A lo que sí se dedican páginas es al destino de Malekith, el villano acaba en el más allá y encontrará gente con ganas de vengarse de él, pero de una forma muy especial.

La liga de los reinos, el consejo de los reinos, senadores, los tres ministros de justicia, tratados de paz y una nueva forma de unir a los reinos, muy basados en los ideales de la Tierra, es lo que construye Aaron para dejar abierto el mundo asgardiano a los siguientes autores, un cambio muy grande para todos, que consigue dejar a Thor en una buena posición para que sigamos sus aventuras. Esa es la herencia de Jason Aaron en un número que ya no huele a despedida sino que lo es abiertamente, aunque el final enlaza con la próxima Rey Thor. El autor da un pedacito de diálogo a cada uno de los personajes que han tenido un poco de protagonismo ya sea en su colección o en algunas de las relacionadas. Una pena, porque este número demuestra que si Aaron hubiera sido más comedido y se hubiera centrado en estos personajes, en vez de meter a todos los héroes de Marvel en la pelea de la serie principal, todo hubiera podido ser considerablemente mejor.

CAMPEONES nº 1

Nuevo volumen de los Campeones y nuevo formato que utiliza Panini para publicar sus aventuras, que pasan de la grapa al tomo. Lo que no cambia es su guionista, los jóvenes siguen dirigidos por Jim Zub, solo que ahora le acompaña al dibujo Steven Cummings, con un magnífico resultado, que a la postre es el co-creador de Wayward, una de las series propias de Zub en el mercado independiente. Sin embargo, de los seis números que contiene este tomo solo dos pertenecen al evento y, como suele ser habitual en estos casos, hay un cambio de dibujante, es Juanan Ramírez el que se ocupa de ellos, mejorando incluso al dibujante anterior.

A diferencia del resto de colecciones, los autores dividen la acción de manera que cada cómic es una historia diferente sobre los Campeones en esta Guerra de los reinos, y, de manera muy inteligente, utilizan el evento para cerrar tramas viejas, en este caso la trama se llama Cíclope. Cuando los X-Men originales, traídos del pasado por Brian Michael Bendis, regresaron a su época en el evento Exterminio, con sus recuerdos del presente borrados, el famoso mutante no pudo despedirse de los amigos, con los que había formado equipo en el presente. Ahora, con los recuerdos de nuevo en su mente, decide hacerles una visita en medio de la batalla para animar a una decaída Ms Marvel en un cómic en la que Zub demuestra manejar mejor al personaje que otros guionistas.

Tras esta pequeña historia en Australia, los Campeones se van a Brasil a seguir luchando contra las tropas de Malekith, pero el fondo sigue mucho en la línea del anterior número y la trama general de la serie, que el grupo está en horas bajas, sus miembros iniciales se han separado y Ms Marvel necesita algo de inspiración para seguir con su labor de líder, con un buen final. Lo bueno de todo esto es que a quien le gusta le serie no le defraudarán estos números ya que apenas interrumpen la historia general de la misma y los autores utilizan estas batallas para seguir esa trama de grupo rompiéndose y reformulándose.

SPIDERMAN SUPERIOR nº 4

La historia de Spiderman Superior de Dan Slott fue una de las mejores ideas de su etapa y, tras su fatídico final, su regreso a manos de Christos Gage y Mike Hawthorne es algo que no podemos echar en cara, pues esa unión de mente de Octopus y cuerpo de Peter Parker está dando como resultado una magnífica serie arácnida que no podía quedarse fuera del evento del año. Lan Medina es quien se ocupa de la parte gráfica, dando un descanso al dibujante regular, y nos ponen a Otto en su territorio, San Francisco, para enfrentarse a los Gigantes de Hielo.

Medina realiza un buen trabajo, con muchos héroes, muchas escenas de lucha, sin destacar pero con todo en su lugar, y la historia de Gage se lanza de cabeza al entretenimiento ofreciendo un Team-up arácnido encubierto junto a los Vengadores de la Costa Oeste que se habían quedado sin representación en esta guerra tras finalizar la serie de Kelly Thompson. Bueno, no todos, como bien apunta Gwenpool, nuestra Ojo de Halcón está ocupada en otro tie-in (véase Viaje al misterio). Este tipo de cómics, si no son parte importante del evento, al final o sigues tu trama encajándola como puedas, como pasaba en el anterior cruce, o te lanzas al puro entretenimiento como hacen aquí los autores. Y Christos Gage, con sus más y sus menos, en ese sentido es muy cumplidor. En cuanto Otto se hace parte del grupo empiezan a utilizar los poderes de América Chavez para viajar a diversos puntos del evento, así se encuentran con los Cuatro Fantásticos o los Vengadores en momentos clave pero sin que su ayuda sea necesaria, al final lo que importa es la evolución del protagonista de la serie hasta llegar a formar parte de este peculiar grupo. No es un gran cruce pero se deja leer, y siempre da gusto leer a Otto gritando eso de “Vengadores Reuníos”.

CAPITANA MARVEL nº 6 y 7

Y para cerrar la última entrada sobre este evento nos vamos a una de las mejores series de la Marvel actual, la de Carol Danvers conducida por Kelly Thompson y Carmen Carnero, por desgracia la dibujante no está presente en estos números, y no es que su sustituta Annapaola Martello lo haga mal, aunque tampoco es muy destacable, pero es que hablar de Carmen Carnero son palabras mayores.

Esta historia nos lleva a una de las villanas principales, una de las grandes aliadas de Malekith de la que en el resto de series apenas se había hablado pero siempre aparecía, la Encantadora, y para enfrentarse a ella Carol formará equipo con la Viuda Negra y el Doctor Extraño, pero el equipo se hará un pelín más extraño cuando Carol y Stephen intercambian sus cuerpos. Al igual que hicieron los autores en la serie de Spiderman Superior, Thompson y Martello dejan de lado la trama de la serie principal, justo después de acabar el primer arco argumental, para hacer una pequeña pausa y dar al lector diversión pura y dura, con un guión ágil y buenos diálogos como suele ser habitual en la guionista. Lo mejor que se puede decir de estos dos números es precisamente eso, Thompson no baja la calidad de su serie y crea una aventura muy divertida, con mucho humor, que se puede leer de manera totalmente independiente del evento.

3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mr. Cesar
Lector
13 diciembre, 2019 10:42

Que levante la mano quien piense que este “evento” ha sido un empeño de Marvel para sacarnos los cuartos. Creo que es el primer evento desde Dinastía de M que no he comprado ni compraré (… a sí y Monsters Unleashed que también era basura de la buena). La actual Marvel me aburre sobremanera y sus propuestas no acabo de verlas. Únicamente Hickman y sus mutantes mantienen la vela de la esperanza encendida, pero me parece que cuando acabe HoX y PoX volverán a lo de siempre.

Compro al Capi por Coates (pero no parece que acabe de arrancar la épica con la que tanto intenta impregnar a la serie) y a los 4F por completismo (pero maldita sea si esta no es una de las peores etapas de la 1ª familia: Slot está en piloto automático, repitiendo los mismos esquemas de Lee y Kirby pero a peor y el baile de dibujantes no es serio para una cabecera como se supone que es esta). Y también me pillo lo de El Viejo Quill, pues después de la estupenda El Viejo Ojo de Halcón esperaba una buena historia. Todo indica que no va a ser así y que el universo de los Baldios ya no dá para más, al menos en manos de Ethan Sacks.

De esta última reseña, Igor, me queda claro que el especial Omega es el resumen pefecto de todo el evento: mediocriodad estirada como el chicle, sin fundamento, sin chicha y sin ganas. Pasar por caja parece que es la única filosofía de la Marvel actual. Menos mal que aun nos queda Marvel Saga y sus reediciones de material clásico, porque si no, no sé qué haría Panini en España.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
En respuesta a  Mr. Cesar
13 diciembre, 2019 16:15

Bueno, salvo honrosas excepciones, en general todos los eventos son sacacuartos sin sentido.

Yo a lo de Hickman añadiría el Inmortal Hulk, que de todas las grapas que estoy leyendo ahora mismo es sin duda la mejor, y eso que en los primeros números no terminaba de convencerme. Lo del Capi de Coates es una tremenda decepción. El primer arco recopilado por Panini en un tomito estaba muy bien, pero enseguida empezó a decaer y los últimos números no hay por donde cogerlos. En el de este mes no pasa nada, se lee en cinco minutos, si llega. Mucho tiene que ver también el pésimo dibujo.

Yo poco a poco me voy cargando más grapas. La del Capi está en la cuerda floja. Dejaré los Guardianes cuando Cates se vaya, con Salvajes Vengadores terminaré el primer arco por puro completismo y luego se acabó. Con Vengadores me resisto, la etapa está siendo algo mediocre, pero son los Vengadores. Aunque como Panini nos siga colando la mierda del Marvel Comics Presents para encarecer la grapa igual también empiezo a plantearme dejarla.