Recomendaciones para el Día de Sant Jordi #EnElDiadelLibroRegalaTebeos

Érase una vez, en un reino como cualquier otro, con sus bárbaras tradiciones y su galería de gobernantes corruptos, donde un buen día un dragón comenzó a hacer estragos entre las clases medias y populares, pues eran las víctimas más fáciles al haber sido desahuciados en los últimos años por prácticas financieras abusivas. Los habitantes del reino protestaron y organizaron manifestaciones pero el rey y sus políticos creían que la mejor forma de apaciguar a la bestia y salir de la crisis era apretarse el cinturón y empeñar el futuro de sus jóvenes sirviendo estos de pasto al dragón. Pero con la población menguada, con otros muchos que prefirieron buscar nuevos aires, llegó el día que la casta tuvo que hacer el sacrificio de poner en la picota a uno de los suyos: a su amada y hermosa princesa. Fue entonces, ni antes ni después, cuando apareció el valeroso caballero de cuento de hadas habitual en estos dramas que mató a la bestia. De la sangre de esta brotó una rosa y el héroe rescató a la princesa y abandonó el reino como había llegado con una mano detrás y otra delante sin aceptar pago o recompensa por sus servicios. Ni tan siquiera tuvo un solo pensamiento lascivo sobre la princesa lo que ya resulta increíblemente fantástico.

Esta es, a grandes rasgos, la leyenda de San Jorge, una fábula cuyo éxito, como puede comprobarse, radica en lo actual que sigue resultando hoy en día su historia y las enseñanzas que de ella se siguen desprendiendo. Es un cuento de hadas clásico, sobre el que Hollywood aún ha puesto sus pezuñas, que en un marco cultural como el Día Internacional del Libro, en el que de pronto todos somos lectores, supone un interesante valor añadido. Pero nosotros, como cada año, hacemos una simbólica hoguera para apartar los libros a un lado y recomendar un buen puñado de cómics siguiendo la iniciativa ya acostumbrada de estas fechas de reivindicar la viñeta como lectura alternativa y/o principal en nuestras vidas. Porque ya sabéis, #EnElDiadelLibroRegalaTebeos , y este año lo tienen muy claro nuestro grupo de redactores que se suman a la propuesta, voluntariamente y sin ningún tipo de coacción. En su eventual papel de caballeros desprendidos y altruistas tenemos hoy las recomendaciones de los intrépidos Arturo Porras, Alejandro Ugartondo, Jesús Játiva, Javier Agrafojo, Jordi T. Pardo, Luis Javier Capote Pérez y Raúl López. ¡Disfrutad de la caza y captura! ¡Hasta la próxima!

en-el-día-del-libro-regala-tebeos

Arturo Porras

bumf
Bumf vol. 1, de Joe Sacco. Reservoir Books (Fantagraphics). Colección Reservoir Gráfica. Contiene Bumf vol.1 USA; Tomo. 128 páginas. 19,90€

En estos tiempos de clichés y etiquetas no es extraño que el aficionado al noveno arte se halla visto inmerso en el estéril debate Novela gráfica vs cómic. Ya saben, aquellas obras en viñetas que no resultan perjudiciales para nuestra reputación. Quizás alguno de ustedes tenga algún conocido que jamás leerían algo de Batman, Spiderman o The Walking Dead pero presumen de haber disfrutado del Maus de Art Spiegelman, Persepolis de Marjani Satrapi o Habibi de Graig Thompson. Y es que no hay nada como elevar el espíritu intelectual hasta su máxima expresión. El autor del que vamos a hablar bien podría entrar en este grupo de “respetados” creadores de Novela Gráfica. Joe Sacco es periodista de profesión pero un buen día decidió que su otra pasión, el mundo del cómic, podía casar perfectamente con su oficio por lo que empezó una pequeña empresa personal que se transformó en un gran éxito con la publicación seriada de Palestina, un relato crudo acerca de los territorios ocupados que le llevó a estar en la zona varios meses para vivir de primera mano el ambiente en tierra hostil. Este gran esfuerzo dio sus merecidos frutos al ganar el prestigioso American Book Awards en 1996. Después de esto se dedicó a dejar constancia de la lacra que han supuesto los distintos conflictos a la humanidad, ya fuera el de Israel, el de los Balcanes o la más lejana I Guerra Mundial. Fruto de sus estudios tenemos obras tan reputadas como Reportajes, La Gran Guerra o Notas al píe de Gaza.

Nos encontramos con una nueva obra del autor, Bumf Vol.1, que ha publicado recientemente Reservoir Books en el mercado español y que puede satisfacer las necesidades tanto de aficionados al arte secuencial como de amantes de la alta cultura. Pero ojo, Sacco se aleja del tono realista que caracteriza sus mayores éxitos y se adentra en el terreno pantanoso de la sátira política, demostrando que las barreras están para saltarlas y los límites para romperlos. Nada más observar su portada podemos tener una ligera idea de su interior: unos rascacielos en llamas que nos recuerdan a las Torres Gemelas, un antipático Richard Nixon y unas Tablas de las Ley, al estilo del legendario Moisés, aunque sus artículos sean clasificados, tal y como mandan los servicios de inteligencia. Toda una combinación de política, imágenes religiosas (con abundantes citas de la Biblia, como no podía ser de otra forma) y referentes culturales varios. Para llegar al lector el autor utiliza todo tipo de recursos, ya sean impactantes viñetas de trazo grueso, escenas sexuales incluidas, ya sea la sutil ironía intelectual, que hace que uno esboce la correspondiente sonrisa autocomplaciente. Un volumen que representa un ataque frontal y directo al propio sistema norteamericano, por lo que si entre tus autores de cabecera se encuentran Cesar Vidal o Paco Marhuenda no te recomiendo que te acerques mucho a él.

Alejandro Ugartondo


Mortadelo y Filemón: El tesorero, de Francisco Ibañez. Ediciones B. Colección Magos del Humor nº 167 . Tomo cartoné. 48 páginas. 12,00€

Si hay un autor de cómic español que se pueda considerar verdaderamente popular, en el sentido de ser conocido y estimado por el público en general, ese es sin duda Francisco Ibáñez, el padre artístico de Mortadelo y Filemón. Cualquiera que pasara el sábado por la tarde por el reciente Saló del Cómic de Barcelona podrá atestiguar que la cola más larga que había para conseguir un autógrafo era la suya y la composición heterogénea de la misma atestigua que su humor fácil y directo sigue llegando a todas las edades. Fiel a su cita con la actualidad nacional, Ibáñez se ha fijado para su último álbum en los múltiples casos de corrupción y blanqueo de dinero que han afectado a los principales políticos de nuestro país y más concretamente en la figura del famoso tesorero y sus mediáticos papeles. ¿Y quién mejor que Mortadelo y Filemón, los dos agentes secretos más torpes de la T.I.A., para investigar a tan esperpéntico personaje? Ibáñez se mantiene fiel a su estilo de humor, basado en el equívoco y el slapstick, para construir una de sus habituales tramas y de paso incluye algún que otro chiste cargado de mala uva para demostrar una vez más que no hay mejor herramienta de denuncia contra el poder y sus abusos que una buena dosis de humor. Estoy convencido que ésta será una de la obras más vendidas del Día del Libro (y de Sant Jordi, pues también cuenta con edición en catalán), reafirmando así la condición de gran autor popular de Ibáñez apto para todos los públicos, cosa que tiene su mérito.

Jesús Játiva


Bahía de San Búho, de Simon Hanselmann. Fulgencio Pimentel.Tomo rústica con solapas. 176 páginas. 24,00€

El Día del Libro tiene que ver, valga la redundancia, con los libros, y por eso los regalamos; pero también con el amor, y por eso se regalan rosas —lo cual desaconsejo; una rosa cortada no es un rosa viva, y regalar muerte no encarna mi ideal de romanticismo—. Así, si hemos de hablar de amor y de libros, que sean buenos —ambos, a ser posible—. Bahía de San Búho va de amor: un gato y una bruja que se quieren y se cuidan, se drogan juntos y comparten su miseria y lo bueno que halla en ellas; y Búho, por su parte, un ser un tanto ajeno a los otros, tan inocente como desgraciado, que si aguanta a ese par de dos, a pesar de lo mal que lo tratan, es por necesidad —o quién sabe, tal vez es amor—. Bahía de San Búho no va de libros, y si los trata de alguna manera no me he enterado, pero de lo que estoy seguro es de que Bahía de San Búho es un libro: es un cómic, con sus solapas y sus colores, sus tramas, bocadillos y dibujines; uno que merece la pena. Si queréis regalar algo bien, regalad esto, o haced que os lo regalen; no solo es estupendo sino que es toda una prueba de fuego: si no le gusta, tal vez es de esa gente que se merece que le regalen rosas.

Javier Agrafojo


Calvin y Hobbes, de Bill Watterson. Ediciones B (Universal Press Syndicate). Tomos cartoné. 256 páginas. 21€

En 1985 un joven de 28 años llamado Bill Watterson convenció a los jefazos de Universal Press Syndicate (la compañía que edita actualmente Garfield) de publicar una tira con las aventuras, reales e imaginarias, de un niño de seis años y su inseparable tigre de felpa. El niño se llamó Calvin (en honor al teólogo francés Juan Calvino) y el tigre, Hobbes (en honor al filósofo inglés Thomas Hobbes). Y si a día de hoy jamás has oído hablar de ellos es que vienes de otra galaxia. Herederos del Pogo de Walt Kelly (incomprensiblemente inédito por estos lares) y el Peanuts de Charles Schulz (la casa de Snoopy y Carlitos), Calvin y Hobbes se ha llevado el efusivo reconocimiento de público y crítica, pero es, además, lectura ideal para cualquier edad, sexo, credo o latitud. A los aficionados veteranos se nos pregunta a menudo (más en fechas señaladas) “¿Qué cómic regalarías?” La mejor respuesta es, invariablemente, Calvin y Hobbes.

– ¿También para el niño o la niña que empieza ahora a leer?
– Por supuesto.
– ¿También para el adulto o adulta que hace tiempo dejó los tebeos?
– Sin duda.
– ¿También para la pareja que nunca ha estimado la afición?
– También.
– ¿También para quien tiene en la estantería la colección completa de Calvin y Hobbes?
– Hijo, a ese le invitamos a unas birras.

Para la gran escritora Simone de Beauvoir, autora de Los mandarines o El segundo sexo, el adulto no es sino “Un niño inflado por la edad”. La infancia, por presencia aplastante o sugerencia en lontananza, es raíz sincera de lo que nos conforma: pasiones, educación, afectos. Luego las certezas se tiñen de incertidumbres, las ilusiones de decepciones, etc. pero Calvin, el niño eterno, como Peter Pan o El principito, nos recuerda cuando la vida giraba en torno a una cuesta nevada que desafiar, a un cuaderno de ejercicios que resolver, a una comida indeseada contra la que rebelarse. Watterson llegó en una nube de colores, como el genio de la lámpara, ató nuestros recuerdos más felices a unas viñetas y, en 1995, se evaporó. Su regalo permanece y, lo que es mejor aún: puede compartirse.

Jordi T. Pardo


Vampir, de Joann Sfar. Fulgencio Pimentel (Guy Delcourt). Contiene Vampir FRA; Tomo cartoné. 216 páginas. 25,00€

El Día de Sant Jordi conmemora la leyenda del valeroso caballero que para salvar a la hermosa princesa (y presumiblemente fornicar con ella) debe vencer y matar al terrible dragón que amenaza su fantástico reino. Es esta fecha pues perfecta para darle cancha a la fantasía, para liberar la imaginación que más que el sueño de la razón produce todo tipo de criaturas y monstruos, y, definitivamente, apostar por historias que sean capaces de tocar nuestra fibra más oscura y sensible. El Vampir de Joann Sfar, editado en nuestro país en una edición muy cuidada por los chicos de Fulgencio Pimentel, cumple con estos requisitos previos y pese a hablar de vampiros, esos seres nocturnos que a menudo intentan sorbernos la sangre sin nuestro consentimiento, su romanticismo y su delicada y entrañable galería de engendros nos harán sentir más humanos que nunca. Porque en Vampir su autor construye una obra con apariencia de cuento de hadas, con una superficie dulce y agradable de comedia ligera y un corazón que lejos de estar muerto rebosa vida por todas sus arterias. La excusa de lo sobrenatural sirve a Joann Sfar para hablarnos de nuestros desamores, anhelos, sueños y esperanzas. Es casi imposible que las aventuras del neurótico y peculiar vampiro Fernand, un cruce a medio camino entre Nosferatu y el cineasta Woody Allen, te dejen indiferente, a no ser que lleves mucho tiempo difunto y enterrado a metros bajo el suelo y atrapado en un ataúd de roble macizo.

Luis Javier Capote Pérez


El Proyecto Stan Sakai, de Aa. Vv. Planeta DeAgostini Comics (Dark Horse Comics). 160 páginas. 25,00€

La parroquia de sospechosos habituales de esta ilustre página conoce sobradamente mi debilidad por las aventuras de Miyamoto Usagi, el conejo guardaespaldas que alquila sus espadas en el Japón del S. XVII. La creación del artista japonés-americano Stan Sakai lleva tres décadas deleitando a una afición que ya abarca un par de generaciones. El peregrinaje de estudiante-guerrero de Usagi es uno de los mejores retratos del país del sol naciente en una época en la que la casta de los samuráis vivía el apogeo de su gloria. Sin embargo, el reconocimiento profesional del veterano autor ha corrido paralelo en fechas recientes a una serie de tragedias familiares como la muerte de su nieto o el fallecimiento de su esposa, víctima de una larga enfermedad. En su momento se habló por aquí de la precaria cobertura sanitaria que da un país donde la salud parece ser un privilegio proporcional a las dimensiones de la faltriquera y no un servicio con vocación universal, pero allá donde la cosa pública no llegó, la solidaridad de colegas, amigos, conocidos y deudos de Sakai tomó la alternativa. Con motivo del trigésimo aniversario de la aparición de Usagi Yojimbo, Dark Horse lanzó un álbum recopilatorio de ilustraciones centradas en el universo del conejo guardaespaldas, cuyos beneficios irían destinados al matrimonio Sakai, con el fin de ayudarles a cubrir las deudas contraídas durante la enfermedad de Sharon. Esta obra ha tenido en fechas relativamente recientes una edición española de la mano de Planeta, con idéntico fin altruista. Sean o no seguidores del autor y de su obra, pueden disfrutar del arte contenido en las páginas del álbum y acercarse a aquéllos; al hacerlo contribuirán a una causa noble que, en honor a la sinceridad, no tendría que haber sido.

Raúl López


Wonder Woman: Sangre, de Brian Azzarello, Cliff Chiang y Tony Akins. ECC Ediciones (DC Comics). Contiene Wonder Woman #1-6 USA; Tomo Cartoné. 160 páginas. 16,95€

Cuando DC Comics anunció que como parte del relanzamiento de su universo Wonder Woman iba a contar con un equipo creativo formado por Brian Azzarello y Cliff Chiang muchos nos llevamos las manos a la cabeza. Brian es uno de los mejores guionistas de la industria, para el recuerdo quedará 100 Balas, sus diferentes incursiones en Batman o su acertada visión de los villanos Lex Luthor o Joker, a lo que habría que sumar su reciente e impresionante etapa en Thor, y a pesar de todos estos éxitos innegables nos chocaba su elección, iba contra natura, un guionista caracterizado por escribir historias de corte noir era imposible que encajara con Wonder Woman. Lo mismo pensaban muchos del dibujante asignado, Cliff Chiang, un autor con un control de la escena increible, un narrador brillante, pero que se alejaba del canon de belleza del cómic a la hora de dibujar féminas, y a fin de cuentas iba a tener que ilustrar a la más bella del universo DC. Pues bien, para sorpresa de todos le bastó a ambos con su primer número para demostrar que juntos podían escribir una de las mejores historias de la princesa amazona, una historia de intrigas, de juegos de poder, de traición, de venganza, de amor. Una maravilla argumental que arranca con la amenaza a Zola, una humana que sin saberlo se ha quedado embarazada de Zeus, pronto sabremos que hay una profecía que indica que uno de los hijos aún no nacido de Zeus matará a uno de sus hijos y ocupará su lugar, este hecho será vital para que Apolo especialmente y Guerra muevan ficha en su beneficio. La esposa de Zeus, Hera, tendrá también mucho que decir ante esta nueva infidelidad, y más aún cuando se descubra el enorme secreto que esconde Hipólita, madre de Diana.

Estamos pues ante una de las mejores historias de Wonder Woman, una historia inmensa que quedará acotada a 35 números que ECC Comics ha comenzado a reeditar en un formato acorde a la calidad de la obra, en tapa dura y con una buena cantidad de extras que supongo quedará recopilada en seis volúmenes. Estamos pues ante una obra perfecta para regalar o que te regalen en el día del libro, una historia que aunque no es autoconclusiva en sí misma gustará a todo tipo de lectores y a buen seguro que le motivará para adquirir los futuros volúmenes que vaya publicando la editorial.

Artículo anterior#ZNCine – Joss Whedon sobre el guion original de Ant-Man: “Es el mejor que ha tenido Marvel”
Artículo siguienteEl escultor
Nací con la democracia en este país y casi aprendí a leer con Mortadelo, Asterix y Tintín. Mi primer contacto con los superheroes fue con un Pocket de Ases de Bruguera protagonizado por los Defensores y el Doctor Extraño lo que tuvo dos consecuencias: que me volviera un marvelita convencido y que sienta predilección por los personajes no tan relevantes de la Casa de las Ideas. Desde entonces he ampliado mi rango de lecturas y gustos aunque matengo mi condición de Marvelita y me sigue chiflando Tintín.
Nací siendo muy pequeño en Galicia y luego en Madrid fui creciendo hasta una complexión ordinaria. Entretanto, mi mente se volvió una turbulencia de Shakespeare, Lennon, Tarkovski o Superman que me ha llevado por extraños derroteros, incluyendo el periodismo económico y la presentación de actos en el Ritz. Cumplido el tercer año en Zona Negativa, aún sigo sorprendiéndome del cariño y la afición de mis lectores, la verdadera razón de ser de todo esto.
Barcelona (Septiembre, 1980). Mordido por una viñeta adquirí un asombroso interés por el mundo del cómic y sus galaxias cercanas. Los Clásicos Ilustrados que adaptaban novelas de misterio y aventuras fueron mi primer pasaje a este universo. Luego llegarían Mortadelo y Filemón, Superlópez, Spider-Man, Dragon Ball y V de Vendetta. Para comienzos del siglo XXI había desarrollado una ecléctica pasión por el medio. En la actualidad, disfruto especialmente del cómic independiente estadounidense y el manga. En está, mi segunda casa, colaboro como reseñista y articulista hablando de cómics, cine y series.
La Laguna (1973). Mi primer contacto con los tebeos fue un número de la revista "Mortadelo" y un ejemplar de la colección "Olé" dedicada a la familia Cebolleta. Después llegaron Astérix, Tintín, Superman, Dreadstar, los Vengadores... y hasta ahora.
Naci en Sabadell (Barcelona) en 1978 aunque siempre he vivido en Barbera del Vallés. Mi afición por los cómics de superhéroes se comenzó a gestar en el momento en que mi profesor de EGB, Joan, me dejó algunos números de Clásicos Marvel que contenían las historias: La muerte del Capitán Stacy, La muerte de Gwen Stacy y La última cacería de Kraven. Desde ese momento me convertí en fan absoluto de Spiderman y por extensión de Marvel Comics. Con el paso de los años aprendí a paladear el buen cómic sea cual sea la editorial, el personaje o autor. En 1999 fundé Zona Negativa como el rincón donde hablar de aquello que me apasionaba, el resto es historia.
Nací en Alicante hace más tiempo del que quiero recordar. Mi pasión por los cómics comenzó de bien joven, viviendo de pleno la explosión Forum. Nuevos Titanes, la Patrulla X de Claremont, el Spiderman de Stern, el Hulk de Mantlo y las Secret Wars, entre otros, me forjaron como lector.Como buen licenciado en historia, soy amante de la continuidad y del estricto orden cronológico. Aunque no le hago ascos a la actualidad, es en la Marvel clásica donde más a gusto me encontrarán

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
NeWyUHenryJones Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
HenryJones
Lector
HenryJones

Pues a mi me ha caído el O’boys que tiene una pintaca estupenda. Apunta a misterio en el viejo New Orleans

NeWyU
Lector
NeWyU

El último tomo de harbinguer, voy a tener que reducir mi dosis de zona negativa, me recuerda que aun soy pobre XD