Escuadrón Suicida #1-5 (Renacimiento)

Reseña de las cinco primeras grapas publicadas por ECC de la serie del Escuadrón Suicida.

Por
3
2113
 

Edición nacional/ECC
Edición original: Suicide Squad: Rebirth núm. 1 USA (one-shot), Suicide Squad núm. 1-8 USA, Suicide Squad War Crimes Special.
Guión: Rob Williams y John Ostrander.
Dibujo: Jim Lee, Philip Tan, Carlos Rodríguez y Gus Vázquez.
Formato:Grapa, 48 páginas excepto el #5, con 64.
Precio: 1€ el #1, 3,25 #2-4 y 4,75 el #5.

 

Los cinco primeros números de la serie del Escuadrón Suicida de Renacimiento que ECC Ediciones nos trae incluyen el primer arco argumental, La Cámara Negra, que marca el arranque del equipo en nueva era para los villanos comandados por Amanda Waller y liderados, en esta ocasión, por un nuevo-viejo conocido, ausente en toda la serie de los New 52 y en el Nuevo Escuadrón Suicida: Rick Flag.

En esta nueva etapa de Renacimiento se ha querido empezar directamente por recuperar el origen, recordando cuál es la esencia del grupo y dándole la mayor verosimilitud posible. Tanto que el primer número arranca con Amanda Waller negociando con el presidente Obama hasta que éste se convence de la necesidad de la existencia del Escuadrón Suicida, por lo que acaba aprobando la continuidad del equipo.

Este Escuadrón Suicida presenta una alineación muy influenciada por la película, por el reclutamiento de Rick Flag, que es el nieto del personaje original que lideró al Task Force X en The Brave and the Bold #25 (1959). Su presencia es toda una alegría para quienes disfrutamos con la época de John Ostrander, pues echamos mucho en falta la figura de ese líder, el chico bueno del equipo, que hace las veces de intermediador entre Amanda Waller y los villanos.

Rick se encuentra detenido en Guantánamo tras fracasar en un misión en la que perdió a todos los hombres que estaban a su cargo. También aparece Killer Croc, totalmente integrado como miembro activo, como en la película de cine. Sin embargo, esta es la primera vez que Waylon Jones es miembro del escuadrón en los cómics. Su caso es similar al de Katana, que ejerce como segunda de Flag, como su versión cinematográfica. También aparece June Moone, alias Encantadora, que desde la primera época de Ostrander no había vuelto a formar parte del escuadrón.

Desde el comienzo de la primera misión de este equipo vemos unas personalidades muy bien marcadas, haciendo a todos los personajes totalmente reconocibles. Harley Quinn y su encantadora locura, Deadshot deseando morir, Capitán Boomerang tan macarra y chulesco como siempre, Rick Flag haciendo de soldado ejemplar, Katana como una subalterna perfecta, June Moone totalmente asustada y despistada y Killer Croc como ese monstruo humanoide que, por momentos, parece tener menos humanidad de la que realmente tiene. A este equipo se suma Hack durante la primera misión, una joven africana que admira a Harley Quinn y desea formar parte del equipo.

En la primera misión viajan por un artilugio cósmico aterrizado en suelo ruso. Allí descubrirán que se trata de La Cámara Negra, una esfera gigante de la que emana una energía que atrae e influye a todo el que se encuentro alrededor suyo. Y resulta que está relacionada con la Zona Fantasma, de la que sale el General Zod por sorpresa y

Aviso de Spoiler

mata al Capitán Boomerang

. Durante los primeros números se desarrolla un enfrentamiento entre Zod y el Escuadrón Suicida, que resulta ser una perfecta muestra de cómo el equipo trabaja unido, sin olvidarse del objetivo para el cual han sido reunidos. Este es uno de los puntos fuertes de la serie, la unión entre los personajes y el compañerismo en el campo de batalla. Está aderezado con las personalidades dispares de cada uno, pero en el fondo no deja de ser un grupo que trabaja en la misma dirección y que interactúa de una manera muy orgánica.

La presencia de Zod y la Cámara Negra conectan con el arco argumental de Action Comics que en Estados Unidos se ha llamado Revenge y comprende los números #979-984. El enfrentamiento con el enemigo de Superman es muy emocionante, pero su desarrollo se pierde en un sin fin de interacciones de los miembros del escuadrón, dándoles tiempo a planear sus movimientos. Esto le resta credibilidad, pues el Zod auténtico no hubiera dudado en usar su superioridad antes de dejar que sus enemigos actúen. Aunque, en defensa de los chicos de Waller, he de añadir que usan la magia de manera muy efectiva, no deja de resultar una pelea que podría haber dado más de sí.

La segunda parte de esta aventura transcurre en Belle Reeve, donde la Cámara Negra ejerce su influencia en todo el personal de laboratorio que opera cerca de ella para examinarla en un primer lugar, ampliando su hechizo al resto de presos y demás personas que se encuentran en el edificio. Sin embargo, Harley Quinn es afectada de una manera diferente: todos se vuelven locos, agresivos y se pelean entre ellos excepto ella, que vuelve a ser la Doctora Harleen Quinzel. Ahí lo dejo.

Rob Williams, guionista de la serie, pone sobre la mesa un Escuadrón Suicida del que aprovecha lo mejor de cada personaje, repartiendo el protagonismo lo más equitativamente posible y dejando momentos de verdadero nivel. Es una serie divertida, entretenida y mantiene el tono violento, aunque podría llegar mucho más lejos. La naturaleza violenta de este grupo de supervillanos queda olvidada en numerosas ocasiones, desperdiciando mucho la posibilidad de contar una historia mucho más adulta y con más empaque. Pero está claro que eso no es lo que DC busca con Escuadrón Suicida. Busca un divertimento que llegue a más público, lo que no es nada malo, al contrario, pero se deja cosas por el camino…

Harley Quinn electrocutando a Zod.

En cuanto al dibujo, Jim Lee es el encargado de dibujar estas cinco grapas, que incluyen los ocho primeros números en la edición americana. Y como siempre, está espectacular. En su línea, le da una espectacularidad a su dibujo en las escenas de acción y una gran presencia a todos los personajes, sin complicarse en las composiciones de página y llevando la narración bien conducida. El único “pero” que se le puede poner es, como de costumbre, en la falta de expresión en algunas caras y el abuso que hace del sombreado rayado.

Hay que destacar que en esta edición de ECC el #1 lo componen el one-shot Suicide Squad: Rebirth núm. 1, escrito por Williams y dibujado por Philip Tan y el primer número de la serie regular en USA. Además, el #5 incluye el octavo número y un especial llamado Suicide Squad War Crimes Special, una aventura del equipo acerca del reclutamiento de sus miembros, escrita por el mismísmo John Ostrander y dibujada por Carlos Rodríguez y Gus Vázquez. El resto ofrecen dos números por tebeo. Por cierto, cada número contiene una mini historia de complemento de introducción de un personaje.

  Edición nacional/ECC Edición original: Suicide Squad: Rebirth núm. 1 USA (one-shot), Suicide Squad núm. 1-8 USA, Suicide Squad War Crimes Special. Guión: Rob Williams y John Ostrander. Dibujo: Jim Lee, Philip Tan, Carlos Rodríguez y Gus Vázquez. Formato:Grapa, 48 páginas excepto el #5, con 64. Precio: 1€ el #1,…

Podría ser mejor

Guión - 6.5
Dibujo - 8
Interés - 6

6.8

Una serie entretenida que mantiene la frescura y el tono de acción jovial de los últimos años. Un poco más de seriedad y acción la harían más redonda.

Vosotros puntuáis: 6.16 ( 3 votos)

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
2 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
FimbulvinterZombieSquirtleobnose Recent comment authors
Recientes Antiguos
obnose
Lector
obnose

Yo rebajaría bastante la nota. Muy decepcionante este Suicide Squad, es de las peores series malas del Rebirth.

La alineación no funciona; la caracterización, paupérrima (Killer Croc es un matón random, convertido en un sucedáneo del King Shark del Suicide Squad del N52, que tiene tela; Deadshot y Katana no existen; Rick Flagg es más el palo de la película que el de Ostrander; con Boomerang están más preocupados en reflejar el acento australiano que en que haga o diga algo interesante; la Encantadora o Harley están vacías: hacen las cosas que se supone que tienen que hacer pero sin ninguna personalidad, como si fueran personajes de videojuego). A eso le sumas que el enfrentamiento con Zod está planteado de forma absurda (en Justice League vs. Suicide Squad otro guionista resolvió mucho mejor un encuentro tan asimétrico a priori) y tienes un cómic perfectamente olvidable. Jim Lee tampoco está en su mejor momento; a sus problemas narrativos se suma un trazo bastante más descuidado de lo habitual (y no para bien).

Lo dicho. Decepción. Debería haber seguido Seeley, que hizo la única historia interesante del Suicide Squad desde que empezó el N52.

ZombieSquirtle
Lector
ZombieSquirtle

Esta serie es mala con ganas. El primer error es reflejar el tono de una película que no funcionó y tampoco funciona en comic, los personajes están horribles y desdibujados, especialmente ese Rick Flagg. Espero que llegue alguien que sea capaz de salvar a este grupo.

Fimbulvinter
Lector
Fimbulvinter

No sé quién está más desdibujado, si Rick Flagg o Katana. A ambos los están dejando a la altura del betún.