Entrevista a Miguel G. Saavedra sobre la línea Vertigo

Por y
32
874

En la actualidad, colecciones como The Sandman, Predicador o Hellblazer están completamente arraigadas en nuestro mercado patrio. El sello Vertigo en sí le resulta hoy en día extraño a muy pocos seguidores del cómic en general y del mercado americano en particular. Sin embargo, que esta situación haya sido posible se debe en gran medida a la admirable labor editorial que realizó Ediciones Zinco desde mediados de los años ochenta hasta principios de la década de los noventa del siglo pasado. Y como los más veteranos del lugar recordarán, detrás de Zinco se encontraban dos figuras capitales –Sergi Gras y Miguel G. Saavedra– sin las cuales muchos de aquellos revolucionarios cómics de DC no hubieran visto la luz en castellano en su momento.

Para ilustrarnos a todos acerca de aquellos excitantes momentos editoriales en los que nació Vertigo, además de la trayectoria en Zinco vivida por dichas obras, Zona Negativa ha contactado con Miguel G. Saavedra, quien amablemente se ha ofrecido a contarnos infinidad de detalles sobre este tema, así como parte de los entresijos del mundillo en aquella mítica época. Vaya por delante declarar que para un servidor –Raúl Martín– ha sido un honor poder realizar la entrevista que a continuación se podrá leer; cumpliéndose de esta manera un antiguo propósito al que sinceramente ya casi había renunciado. Y pasemos ya sin más preámbulos a las preguntas.

Entrevista a Miguel G. Saavedra

Zona Negativa: Aunque Vertigo nació formalmente en 1993, en realidad su producción inicial se alimentó de series que ya se estaban publicando en el mercado norteamericano en el Universo DC. De hecho, Zinco ya había publicado antes de ese año La cosa del pantano de Moore en Dossier Negro, le había concedido a la etapa de Moore serie propia, y había publicado V de Vendetta, Animal Man, The Sandman (en Universo DC), Hellblazer, Orquídea Negra y muchos otros títulos… Aunque aún no existiera, ¿tenía usted la sensación de que esos tebeos eran diferentes al resto de lo que se hacía por aquella época? ¿Tuvo en algún momento la intuición de que con el tiempo se lanzaría un sello editorial ad hoc sólo para publicarlos?

Miguel G. Saavedra: Bueno, hay que recordar que en aquella época DC ya había puesto en marcha una línea independiente para adultos llamada Piranha Press que dirigía Mark Nevelow. Lo que pasa es que el invento no había acabado de cuajar, a pesar de publicar joyas como el inolvidable Epicurus de William Messner Loebs y Sam Kieth. Para el lector mainstream Piranha era percibida como algo demasiado ¨raro¨… de hecho, el cómic emblemático del sello era una serie con ilustraciones en blanco y negro que llevaba un título de lo más sugerente: Beautiful Stories for Ugly Children. Aquello tenía cierta gracia, pero parecía más un cómic de Fantagraphics que lo que uno se espera encontrar en DC. Así que, visto lo visto, la editorial probó con un enfoque más conservador y creó la línea Vertigo a partir de su núcleo de títulos “for mature readers”. Debo decir que a mí me pareció una apuesta inteligente, y tenía la intuición de que las cosas iban a salir mejor que con Piranha.

ZN: Como miembro destacado de Ediciones Zinco, usted tuvo el enorme privilegio de asistir al nacimiento del sello Vertigo desde unas circunstancias privilegiadas. ¿En qué estado de gestación se encontraba este proyecto cuando llegaron las noticias de la creación del sello Vertigo a Zinco? ¿Recuerda quizás cuales fueron las primeras reacciones suyas o de su equipo? ¿Llegó a hablar alguna vez con Karen Berger sobre el nacimiento de la línea Vertigo?

MGS: La verdad es que Zinco tenía una estructura editorial bastante reducida. Los únicos que estábamos al tanto de la actualidad USA éramos los dos coordinadores, Sergi Gras y yo (aunque para cuando nació Vertigo, Sergi ya hacía tiempo que se había marchado a Planeta). En aquella época pre-Internet, normalmente nos enterábamos de las últimas noticias a través del catálogo Advance Comics de Capital City (que era como el Previews de Diamond, sólo que hecho con inteligencia y buen gusto), y la revista Internal Correspondence (un magazine sólo para profesionales, también editado por Capital). Como suele suceder en estos casos, la información que nos suministraba DC siempre llegaba con cierto retraso. Y no teníamos contacto directo con el staff editorial de DC (cosa comprensible, ellos están para hacer su trabajo, no para atender a las licencias de los distintos países).


Advance Comics e Internal Correspondence, la información de la época

Zinco trataba únicamente con el departamento de derechos internacionales y con el equipo que suministraba los materiales de reproducción. Así que nunca tuve la oportunidad de hablar con Karen Berger, aunque supongo que podría haber contactado con ella por carta o fax. Pero tampoco era mi intención dar la lata al equipo editorial de DC (insisto, en aquella época no teníamos la posibilidad de recurrir a los correos electrónicos). A quien sí escribí en su momento fue a Paul Levitz (para posibilitar que los lectores de Zinco participaran en las votaciones para elegir al líder de la Legión de SH). Después nos carteamos alguna que otra vez, y siempre se mostró muy amable conmigo, pero nunca comentamos específicamente el tema Vertigo.

ZN: A medida que avanzaba el tiempo, me imagino que irían surgiendo diversidad de opiniones con respecto a Vertigo de la mano de los profesionales con los que trabajaba. En líneas generales, ¿creían que el proyecto prosperaría? ¿Le auguraban desde un principio la larga trayectoria que finalmente ha obtenido Vertigo, o eran ustedes más bien escépticos al respecto?

MGS: Yo creo que, en cierta manera, la supervivencia de Vertigo puede considerarse un pequeño milagro, ya que nació en unas circunstancias muy adversas. Entre los años 1993 y 1996, el cómic americano sufrió una crisis tremenda que se llevó por delante más de la mitad de las tiendas especializadas del país, además de provocar la caída de un número considerable de sellos editoriales. En la propia DC, líneas como Milestone (o antes de eso, Impact) fracasaron con estrépito. Y Piranha se metamorfoseó en Paradox Press, quedando reducida a su mínima expresión. En cambio, Vertigo aguantó el tirón. Es verdad que el éxito creciente de The Sandman fue decisivo para lograrlo, pero no podemos olvidar que otros títulos de la línea estaban atravesando épocas de cierta penuria creativa y/o comercial: Doom Patrol, por poner un ejemplo, languidecía en las poco habilidosas manos de Rachel Pollack. Y el rutinario trabajo de Nancy A. Collins en Swamp Thing nos hacía añorar cada vez más la magia del maestro Moore. Siguiendo con el repaso, en un tono algo más positivo, se puede valorar que Jamie Delano estaba haciendo una labor digna en Animal Man, aunque lejos de la brillantez exhibida por Grant Morrison. Y en Shade seguía Peter Milligan, pero las ventas de la colección siempre fueron muy modestas (y más después de la marcha de Chris Bachalo). Por último, en Hellblazer había aterrizado Garth Ennis dejando, ahí sí, muy buenas sensaciones (claro que todavía era un nombre desconocido para el lector americano y su consagración no llegaría hasta que empezó Predicador).

A eso hay que añadir el dato de que algunos de los primeros lanzamientos de Vertigo, y me refiero en concreto a las series regulares de Orquídea Negra y Kid Eternity, fueron recibidos con comprensible desinterés por parte de los aficionados, a pesar de que la segunda venía con el teórico aval de Ann Nocenti como guionista. Ciertamente, también hubo algún éxito reseñable, como la miniserie de Muerte, pero el problema es que sólo era eso… una miniserie (ya les hubiera gustado en Vertigo que Gaiman escribiera una serie regular). Con todo esto vengo a decir que hay que agradecer a DC que apostara fuerte por la línea y la mantuviera contra viento y marea. Sin ese apoyo no habríamos llegado donde estamos ahora, a punto ya de celebrar veinte años de existencia de Vertigo. Por cierto, por si alguien siente curiosidad, el aniversario tendrá lugar exactamente el 29 de Diciembre de 2012.

ZN: Pese a haber aclarado que la información que Zinco –y, más concretamente, usted– recibía no provenía directamente de DC, también es presumible que dada la naturaleza de su trabajo fuera un paso por delante de los libreros y dos por delante de los aficionados. En mi caso, servidor todavía recuerda y conserva con gran nostalgia el DC NEWS donde una ilustración de Muerte y otra de Enigma acompañaban un texto suyo proclamando la noticia del nacimiento de Vertigo. ¿Qué sucedió a raíz de este artículo a nivel de reacción de los fans? ¿Tuvo una repercusión efusiva y numerosa esta información?

MGS: Tal vez me he explicado mal: Por descontado que DC nos facilitaba información (notas de prensa, folletos de Direct Currents, material promocional, etc.), pero lo habitual era que te enterases antes de las noticias por otras vías. Cuando anunciamos el debut de Vertigo en DC News, recuerdo que la recepción de los lectores fue muy positiva. Básicamente, todas las cartas venían a decir lo mismo: “¿Cuándo %$*^”! vais a publicar los cómics en España?”.


Primeros DC News sobre la línea Vertigo

Como tú señalas, las dos primeras novedades en USA fueron las miniseries de Muerte y Enigma. Ambas salieron a la venta en enero de 1993 y se unieron a los títulos ya existentes. Pero antes, el 29 de Diciembre de 1992, apareció Vertigo Preview, un número especial con una historia corta de The Sandman y avances de próximos lanzamientos. Por eso mencionaba antes que el vigésimo aniversario de la línea coincidirá con esa precisa fecha.

ZN: Tras sus comentarios de hace un momento respecto a la calidad de las obras, permítame pasar ahora a hablar sobre el material que publicaron en Zinco. Consiéntame empezar por The Sandman. Visto ahora desde la perspectiva del tiempo, resulta un tanto curioso que la obra capital de Neil Gaiman debutara en el nº 17 de una cabecera como Universo DC, dedicada a cómics de lo más variados. ¿Recuerda a qué se debió esto, en lugar de publicarse de otro modo, como por ejemplo en formato miniserie?

MGS: Reconozco que puede parecer algo chocante mirado en perspectiva, pero tiene su explicación. Por mucho que los coordinadores transmitiéramos nuestras propuestas, al final era la dirección de Zinco la que decidía el número de colecciones a publicar, los formatos y las cancelaciones. Cuando leí el primer número americano de The Sandman, me causó una gran impresión y pensé: ESTO HAY QUE PUBLICARLO COMO SEA. Pero sabía que en la editorial no me iban a dar el visto bueno para sacarlo como serie independiente de buenas a primeras, así que eché mano de la solución Universo DC.

Universo DC era una colección contenedor que inicialmente llevábamos a medias el amigo Sergi y yo. Pasado un tiempo, se decidió lanzar un segundo contenedor, DC Premiere, y Sergi pasó a coordinarlo, dejándome a mí Universo DC. La gran ventaja del formato es que permitía seleccionar cómics muy interesantes que de otro modo no hubiesen podido ver la luz, como El Diablo de Gerard Jones y Mike Parobeck, la miniserie de Plastic Man realizada por Hilary Barta, o la de Green Lantern: Amanecer Esmeralda a cargo de Gerard Jones, Keith Giffen y Mark Bright. Y en cuanto se presentó la oportunidad, decidí incluir un especial con el primer número de The Sandman. Y luego, tres especiales más. Y entonces sucedió algo: Gracias al boca a boca, The Sandman se convirtió en un éxito en librerías especializadas, hasta el punto de que en el almacén de Zinco tenían separados los cuatro números de The Sandman, porque eran los que los libreros demandaban más insistentemente en sus pedidos de reposición. Por fin, en la editorial consideraron que había llegado el momento de sacar una colección regular. Se hizo justo con el episodio que correspondía al número 8 de la edición USA. Era la célebre historia con la primera aparición de Muerte, que los americanos también habían aprovechado para relanzar la serie.

ZN: De hecho, de la producción inicial y propiamente dicha de la línea Vertigo no publicaron muchas series regulares. Siguieron por supuesto con The Sandman y Hellblazer, publicaron una de las miniseries de Muerte (creada para Vertigo pero a todas luces un spin-off de The Sandman) y, más allá de El misterio religioso en 1995, no prestaron atención alguna a Sandman Mystery Theatre, el Kid Eternity de Nocenti o el Orquídea negra de Foreman. ¿Por qué tomaron esa decisión? ¿No había mercado por aquel entonces en España para esos títulos o, sencillamente, no les convencieron? ¿Sintió en algún momento que la línea Vertigo fracasaría en la producción de material propio?

MGS: El tema no era sólo Vertigo. Para Zinco, fueron años complicados porque las ventas iban a la baja y resultaba difícil competir con el poderío editorial de Planeta. No es ningún secreto que Planeta anhelaba hacerse con los derechos de DC para conseguir así una posición de monopolio de facto en el mercado español del comic book. Y siguieron una política muy agresiva, inundando los quioscos con toda clase de títulos. Además de exprimir al máximo el catálogo de Marvel, lo mismo te sacaban el Ultraverso de Malibu que presentaban líneas dedicadas a la fantasía heroica o a los autores españoles (sobre esta última, piadosamente, me abstendré de hacer ningún comentario). Y qué decir de Image, casi parecían dispuestos a editar todo lo que se dejase imprimir: lo bueno, lo malo y lo horrible. Muchas colecciones tenían una vida efímera, pero rápidamente eran sustituidas por otras. Y todo esto, subrayémoslo, en un país que no estaba para demasiadas alegrías, con una tasa de paro incluso superior a la actual y un gobierno lastrado por los continuos escándalos de corrupción. El hecho de que Zinco hubiera replegado velas limitó forzosamente la presencia de títulos de Vertigo.


Primeros números de The Sandman en Universo DC y en su propia cabecera

En ese contexto, es lógico que series como Orquídea Negra o Kid Eternity, que habían tenido una tibia acogida en USA, no se publicaran aquí. Sandman Mystery Theatre funcionó algo mejor, pero tampoco te creas que mucho. Zinco sí llegó a editar un especial con el Annual americano, pensando que el tirón de Alex Ross (que colaboraba en el mismo) podría servir para dar a conocer la serie. También hay que tener en cuenta que Zinco mantenía una política de precios populares (excepto los prestige, que eran algo más caros, y alguna novela gráfica ocasional), y eso obligaba a alcanzar un nivel más alto de ventas para poder amortizar costes. Es evidente que, si quieres sacar tomos de cinco episodios a 875 ptas. (que equivalen a poco más de 5 euros), vas a tener que vender muchos más ejemplares que si pones un precio de 10 o 12 euros. Respondiendo a tu última pregunta, yo diría que Vertigo vivió momentos de cierta incertidumbre cuando Neil Gaiman anunció su intención de finalizar The Sandman, ya que era el único éxito importante del sello. Por suerte, antes de que eso sucediera, Garth Ennis y Steve Dillon dieron en la diana con su rompedor Predicador. Para Vertigo era esencial disponer al menos de un título comercialmente potente que sirviera de ancla y ayudara a la consolidación de la línea.

ZN: Ya que ha mencionado de pasada el tema de las ventas, trascurridos los años se han ido conociendo poco a poco muchos datos de Zinco. Sin embargo todavía hay mucho oscurantismo en referencia al tema de cifras de ventas. ¿Es posible que comparta con nosotros, aunque sea de forma aproximada, las ventas que disfrutaban series Vertigo como The Sandman, Hellblazer o Predicador?

MGS: Te puedo decir que la tirada de los prestige de The Sandman rondaría los 5.500 ejemplares. Predicador empezó un poco por debajo, alrededor de los 4.200, pero las ventas del primer tomo fueron muy buenas, de manera que con el tiempo seguramente se hubiera puesto a un nivel similar al de The Sandman. La tirada de Hellblazer también andaba por los 4.000 ejemplares.

ZN: Como bien ha dicho antes, el formato grapa por aquel entonces era el más utilizado en Zinco. Sin embargo, en algunas publicaciones fue dejando paso a los prestige. Pronto las series más adultas, muchas futuras cabeceras de Vertigo, disfrutarían de esta vestimenta. ¿Fue positiva la reacción del público ante este cambio? Los tomos recopilatorios con más números que los prestige llegaron casi al final de la etapa Zinco, ¿cree que gustaron a la audiencia más que los prestigios?

MGS: Los cambios de formato vinieron motivados por las ventas, y los lectores no los recibieron de buen grado, aunque como es natural preferían los tomos recopilatorios, que eran comparativamente mucho más baratos que los volúmenes prestige. Pero los aficionados estaban acostumbrados a las ediciones en grapa, y eso es lo que querían: comic books de Vertigo a precios económicos. Lamentablemente, las cifras de ventas no lo permitían, ni entonces ni ahora. Planeta lo intentó hace tiempo con su línea de especiales a 3,50 € distribuidos en quiosco, y aquello acabó como el rosario de la aurora. Hombre, siempre habrá quien argumente que fracasó porque eran reediciones, pero yo creo que con material inédito tampoco les habrían salido las cuentas.


Once upon a time y Grimm, dos series “basadas” en Fábulas

De todas maneras, la iniciativa tuvo su lado positivo, ya que posibilitó que muchos fans (que habían pasado olímpicamente de las ediciones de Norma) se engancharan a títulos como Y el último hombre o 100 Balas. Lo que nunca entendí es que dejaran fuera de la línea a Fábulas. Y no lo digo porque me cieguen mis preferencias (en una anterior entrevista, ya comenté que mis cómics DC favoritos son Fábulas y Scalped). Gustos al margen, nadie puede discutir que la obra de Bill Willingham y Mark Buckingham es exactamente la clase de cómic que puede servir para ampliar la base de lectores de Vertigo. Es una lástima que se haya malogrado la oportunidad de hacer una serie televisiva de Fábulas. Los señores de Warner deberían aprender la lección y no presentar más proyectos a la cadena ABC (que, no lo olvidemos, forma parte del imperio Disney). Ya salieron trasquilados con el piloto de Wonder Woman, y ahora pueden salir trasquilados por partida doble, porque ABC ha desarrollado su propia versión de Fábulas con el título One Upon A Time (Érase una vez). Tendría gracia que Marvel acabara sacando un cómic de Once Upon A Time, cosa que podría suceder perfectamente si la serie de TV tiene éxito. Bueno, intuyo que algunos no iban a reírse demasiado…

ZN: Efectivamente, yo también creo que a algunos no les haría mucha gracia. Y para finalizar con el tema de los formatos, ¿cómo valora las modernas ediciones de clásicos como la de The Sandman, 100 Balas o Predicador de Planeta?

MGS: No las he seguido, me figuro que estarán bien editadas. He visto algún Absolute de The Sandman americano, eso sí.

ZN: ¿Ha tenido la oportunidad de leer las nuevas colecciones del Universo DC? Hay quien dice que los títulos que se engloban dentro de la oficiosa línea Dark (Demon Knights, Resurrection Man, Animal Man, Swamp Thing, Frankenstein, JL Dark, I Vampire) rescatan esos comienzos de la línea Vertigo. Tiempos en los que no se producía tanto creator owned y en el que los géneros (el terror, la fantasía, la ciencia ficción) estaban integrados en el Universo DC pero, al mismo tiempo, tenían relativa independencia de los superhéroes. ¿Cree que es así? Y, por otro lado, ¿piensa usted que la producción exclusiva de material creator owned ha penalizado de alguna manera a los autores y títulos de la línea Vertigo?

MGS: No puedo darte una opinión porque aún no me he puesto al día con los Nuevos 52. Pero me alegro de que series como Animal Man, Frankenstein o Swamp Thing hayan tenido una recepción tan favorable, ya que contribuyen a enriquecer la diversidad del Universo DC. Realmente, mantener a los personajes en Vertigo no tenía mucho sentido tal y como está el patio. Lo que necesita la línea es un replanteamiento a fondo, y en DC son conscientes de ello. Esto es una pura especulación por mi parte pero, después del enorme éxito con el que han arrancado los Nuevos 52, yo apostaría a que van a intentar hacer algo parecido, a menor escala, con Vertigo.


Swamp Thing y Animal Man en la línea Dark. ¿Vertigo 2.0?

Previamente habría que ir concluyendo los títulos deficitarios (cosa que ya se está haciendo) para dejar el terreno libre de cara a ese hipotético relanzamiento general. Por supuesto, para que la jugada saliera bien, sería imprescindible contar con autores de primer nivel capaces de cimentar la posición de Vertigo como ese gran “Club de la Excelencia” del cómic americano. Ojalá que el próximo proyecto de Jason Aaron y RM Guera sea para Vertigo, ojalá que Brian K. Vaughan tenga algo más en mente aparte de lo que está preparando para Image, ojalá se pueda repescar a Neil Gaiman, aunque sea para una miniserie… ¡¡crucemos los dedos!!

ZN: Muchas gracias por todo, Sr. Saavedra. Ha sido un verdadero placer contar con sus opiniones.



Y a todos los lectores, esperamos que lo expuesto hoy os haya resultado tan curioso y evocador como a nosotros.

32 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
sir_edgar
sir_edgar
11 octubre, 2011 18:33

simplemente genial la entrevista y el entrevistado

Dicker
Dicker
Lector
11 octubre, 2011 19:03

Un placer volver a leer al señor Miguel G. Saavedra, hasta Zinco nunca el comic fue tratado con tanto cariño en España, sin quitar méritos a Forum.

Saavedra y Sergio Pradera..digo, Gras Miravet…¡donde están Loki, Átomos y Efepé!

Darkvid
11 octubre, 2011 19:22

Me ha encantado, aparte me inicie en los comics gracias a Zinco.

brin london
brin london
11 octubre, 2011 19:22

Gracias a MIGUEL G.SAAVEDRA y a SERGIO PRADERA DC es en españa conocida y valorada ya que desde los comics de bruguera DC era un enigma y conseguimos leer MAN OF STEEL,CRISIS,EL REGRESO DEL SEÑOR DE LA NOCHE siendo la primera editorial Zinco en editarla ademas de WATCHMEN.

Lord Deu
Lord Deu
11 octubre, 2011 19:25

¡¡UUFF!!!
Que buen articulo, hace bien ver la opinion de alguien que sabe, en medio de tanto hater.
Comparto su vision de la Linea Dark , y yo si me los he leido, es facil constatar que van en la direccion correcta.

EL hermano Vudu
EL hermano Vudu
Lector
11 octubre, 2011 19:37

muy buena entrevidta pero muy muy corta
Que piensa de los 52 de DC ? y de las cifras de ventas de comic?
y de . . ?

José Torralba
11 octubre, 2011 19:41

¡Muchas gracias a todos! La entrevista es mérito casi exclusivo de Raúl, que es quien ha llevado el peso de la comunicación. Yo sólo me he encargado de algunas preguntas y de la edición y la maquetación del texto. Efectivamente, Hermano Vudú, nos hemos quedado con ganas de preguntarle muchas cosas, pero Saavedra es un hombre con muchos compromisos y hubo que ir a lo importante porque no podíamos abusar demasiado.

¡Un saludo!

Rodrigo
Rodrigo
Lector
11 octubre, 2011 19:59

Interesante entrevista. Queremos mas del mismo estilo.

Emilio
Emilio
11 octubre, 2011 20:01

Pues yo tambien me uno a los agradecimientos. Y es que mi vida comiquera se la debo a aquel crisis en tierras infinitas #1. Entrevistas como esta te hacen darte cuenta de las cosas tan importantes que hemos vivido desde dentro del mundillo. ¿Recordais las sensaciones de ir al kiosko para comprar el siguiente numero de watchmen para ver que iba a pasar?.

Rodrigo
Rodrigo
Lector
11 octubre, 2011 20:06

Para cuando una a Francico Perez Navarro?

José Torralba
11 octubre, 2011 20:15

Esa probablemente le iría mucho mejor a Toni Boix o Raúl López que a nosotros, pero ¡todo se andará!

Peribáñez
Lector
11 octubre, 2011 20:22

Tal vez sea un buen momento para decir que yo firmo como Raúl G. Peribáñez en honor a Miguel G. Saavedra =)

Phantomas
Phantomas
Lector
11 octubre, 2011 20:26

Excelente trabajo, y muy agradecido al señor Saavedra por su trabajo y su disposición a la entrevista.

Y encima da datos de ventas: Sandman 5.500 ud!!!

PD: José, aunque el mérito sea de Raúl, eso me ha recordado una cosa: ¿cómo vas con esa entrevista especial a Hernando? Si, si, la que ibas a intentar hacer a raiz de la pérdida de derechos 😛

José Torralba
11 octubre, 2011 20:30

Oh, bueno… intentarlo lo he intentado, pero Hernando no concederá entrevistas al respecto. Estamos esperando de todas formas un comunicado oficial en el que se esclarezcan todos los puntos oscuros que, consideramos, son de interés público (la pérdida anticipada de derechos, el futuro de la editorial en el mercado del cómic y el destino de su catálogo). Otra cosa no puedo hacer 🙁

Phantomas
Phantomas
Lector
11 octubre, 2011 20:32

Jejeje, creo recordar que aposte por eso mismo XDDDDD

José Torralba
11 octubre, 2011 20:35

Jajjajaja, pues debiste apostarte ALGO :p

Phantomas
Phantomas
Lector
11 octubre, 2011 20:37

Eso es lo de menos…

Además, todavia tengo pendiente de la invitación a cañas cuando vaya por Sevilla, o viceversa en Madrid 😉

Clavos
Clavos
Lector
11 octubre, 2011 20:59

Muy interesante e ilustrativa entrevista para saber cómo se vió el nacimiento del sello desde nuestro país. Me ha aportado algunos datos que desconocía para el nuevo artículo que estoy redactando ahora mismo para Zona 🙂 Enhorabuena y gracias por el trabajo, Raúl.
Y por cierto, en cuanto a la Línea Dark que se menciona al final del todo: acaba de salir el top 300 de cómics vendidos en Septiembre y la cosa queda con JLD alrededor 63.000 ejemplares, Swamp Thing 55.000, Animal Man 41.000, y luego ya Resurrection Man, Demon Knights, Frankenstein e I,Vampire casi en bloque entre los 35.000 y los 38.000. No sé muy bien cómo se manejan estos parámetros en el UDC, si ya menos de 40.000 son pocas ventas o qué; pero la verdad es que me duela a la vista que cómics tan malos como Blue Beetle o Hawk and Dove vendan más que Demon Knights, por poner un ejemplo.

Raúl Martin
Raúl Martin
Lector
11 octubre, 2011 21:05

Muchas gracias a todos por comentarios tan favorables, de verdad. Ahora bien, no puedo consentir que José Torralba me atribuya todo el mérito de lo aquí presentado a mi. Lo siento, pero hay que ser sinceros con la audiencia. Esta entrevista la he realizado yo, pero gracias a la amabilidad de José por cedérmela, tras muchas conversaciones contando lo que me apetecería hacerla. El contaco me lo pasó José, así como como se ha encargado de varias preguntas y de la perfecta manufactura que el lector puede apreciar. De manera que el mérito hay que repartirlo al 50% como mínimo.

José Torralba
11 octubre, 2011 21:07

¡Muchas gracias, Raul! Que sea 50% entonces. Aunque creo que salgo ganando. Como siempre, un auténtico placer hacer cosas a pachas contigo. Da gusto trabajar con personas como tú.

Y buf… menudo dolor ver eso, Clavos. ¡Menudo dolor! El tiempo pondrá a cada serie en su sitio, espero.

PEDRO ANGOSTO
11 octubre, 2011 21:18

Que bueno saber de Miguel, el otro día comentaba yo enel blog como me ayudó con mi primer fanzine.

Manelon
Manelon
11 octubre, 2011 22:43

¡¡¡Qué grande Migel G. Saavedra!!! ¡¡¡qué recuerdos!!!
snif
Oconomowoc

Dicker
Dicker
Lector
12 octubre, 2011 0:14

Visto con los años, Zinco tuvo “mucha suerte” con el material de aquella epoca DC.

A Zinco le tocó la época de oro de DC Comics en particular, y del comic americano en general.

Series clásicas como Wonder Woman con George Perez, los Titanes de Wolfman, el Superman de John Byrne (que revuelo, Byrne en DC) y luego obras cumbres en la historia del comic USA, Sandman, Watchmen, V de Vendetta, Animal Man, Predicador (esta menos), Doom Patrol, la Liga de la Justicia de Giffe, De Matteis, Maguire, Hugues, Sears…

Con un material así es dificil hacerlo mal ¿eh?

Es que siempre he tenido la impresión de que en España DC vende bastante menos que Marvel.

BUeno, no todo fue suerte, la introducción del formato “prestige” (que viejo suena) fue una aventura y un acierto, y el conocimiento del fondo de armario de DC también era vasto, Green Lanter/Green Arrow de O´Neil y Adams, el Batman de Englegar y Marshall Rogers(si, si, yo tampoco me lo creía) el Manhunter de Walter Simonson, La Sombre de Chaykin, el Green Arrow de Mike Grell, QUestion….

Buff, que gran época, que grandes recuerdos y que viejos somos.

¡Pincho de merluza!

Juan
Juan
12 octubre, 2011 0:42

Oconomowoc!!

I, Spyder
I, Spyder
Lector
12 octubre, 2011 3:38

Qué ilusión más tonta me ha hecho saber de Saavedra. Muchísimas gracias por esta entrevista

Mariano
Mariano
Lector
12 octubre, 2011 10:18

7- “pero Saavedra es un hombre con muchos compromisos y hubo que ir a lo importante porque no podíamos abusar demasiado”.
Jose, ¿Podríamos saber a qué se dedica ahora Miguel G. Saavedra? Me pica la curiosidad…

TON-EL
TON-EL
12 octubre, 2011 11:04

¡Que recuerdos!. Gracias a su labor de edición y divulgación muchos conocimos DC Comics en un buen momento creativo y a su vez descubrimos y disfrutamos de un montón de grandes obras del Comic de esos años.
Es una lastima que después de Zinco (Se agradecería un articulo de su trayectoria), desapareciera del mundillo con todo el bagaje y conocimiento que este señor tenía y por supuesto tiene.
Estaría bien ahora que los derechos de DC Comics, han cambiado de manos pudiésemos disfrutar de un Edición en nuestro país hecha con el mismo cariño y respeto que ponía en practica Miguel.

molon labe
molon labe
Lector
12 octubre, 2011 11:29

Grandisimo articulo, y es un placer saber de Miguel G.Saavedra, gracias al cual muchos de los que estamos aqui nos enganchamos al universo DC,ya que en su momento no pude decirlo aprovecho la oportunidad… Gracias Miguel, por muchas tardes disfrutando con tus articulos y opiniones, gracias de verdad.

jorgenexo
jorgenexo
12 octubre, 2011 11:50

Fantástico.  

Ocioso
Ocioso
Lector
12 octubre, 2011 13:10

Saavedra y Pradera/Gras, dos leyendas de nuestro mundillo. A día de hoy todavía me pregunto de donde demonios sacaban toda aquella información sobre la historia y los personajes de DC.
Si se puede hablar de cierta “dignificación” del género en España, es gracias a ellos.

THADEUS MORGAN
THADEUS MORGAN
12 octubre, 2011 20:10

como dice vrin london dc es lo que es gracias a zinco en españa y a la labor de saavedra

Psi-Lord
Psi-Lord
13 octubre, 2011 0:02

Tremenda ilusión la que me hace volver a leer a Miguel G. Saavedra. Gracias por prestarse a la entrevista, gracias a Raúl y a José, y gracias Zona Negativa.
 
¡Qué tiempos los de Zinco! ¡Con qué cariño recuerdo aquella magnífica etapa del Universo DC! Todavía miro de cuando en cuando sus grapas y prestigios, cuidadosamente guardados en mi estantería, y recuerdo la magia de aquellos años.
 
Saludos a todos y, en esta ocasión, especialmente a Miguel.