Entrevista a Gabriel Hernandez Walta

El dibujante de La Visión y El Velo respondió a nuestras preguntas durante la pasada Metrópolli Comic Con de Gijón

Por
1
804

Durante la pasada Metrópoli Cómic Con de Gijón, tuvimos ocasión de charlar con Gabriel Hernandez Walta, el dibujante de La Visión de Tom King, El Velo de El Torres o el Doctor Extraño de Donny Cates, entre otras, que respondió a unas cuantas de nuestras preguntas. Os las ofrecemos a continuación junto, claro, a sus respuestas. Queremos agradecerle a Gabriel la cordialidad con la que habló con nosotros, y a la gente Metrópoli Cómic Con por facilitarnos la entrevista.

Zona Negativa: Te quería preguntar, al ser algunas de tus obras más conocidas El Velo, El Bosque de los suicidas y luego en el género superheroico haberte ido a Magneto o La Visión, que son superhéroes pero tiene unas atmósferas con cierto toque terrorífico, si tienes alguna predilección por el género de terror o si simplemente es algo que te ha tocado hacer.

Gabriel Hernandez Walta. Sí, en realidad ha sido casualidad. De hecho lo de El Velo me lo propuso Juan (El Torres) porque nos conocimos y le pareció que mi estilo podía ir bien con eso. Pero en realidad no tengo una predilección por el terror, y de hecho, no me gusta especialmente como género, si entendemos por terror las claves así, típicas del género. O el gore o eso. En realidad lo que sí he visto a posteriori como una constante en lo que me gusta hacer, o las novelas que me gusta leer, son ambientes cotidianos con algún elemento que se salga un poco de eso. A mí por ejemplo me gusta mucho Julio Cortazar o Ray Bradbury, que componen un poco ese tipo de atmósfera. Entonces, claro, pensando luego a posteriori, los editores realmente han tenido el tino al asignarme ese tipo de proyectos, porque me da un poco igual que sea un ambiente extraordinario en el que haya un fantasma o que sea un superhéroe que desentona con el ambiente. Y de hecho siempre he pensado que si las referencias de tu cómic son más cercanas al lector es más sencillo que el elemento extraño tenga más relieve. Si acostumbras al lector de partida, la premisa es que todo el mundo tiene superpoderes, o la parte cotidiana del superhombre no la desarrollas, pues realmente luego cuando se pone la capa y se echa a volar tampoco te resulta tan raro, porque tú mismo has planteado esa premisa. Y siempre me ha interesado más el otro aspecto.

Pero ya digo que ha sido un poco una forma casi intuitiva o natural, o que la gente ha visto esa particularidad de mi estilo. O sea, ha sido una predilección mía del tipo de narración. De hecho El Velo es muy así. La historia de El Torres no es el miedo ese; también es verdad que el cómic no se presta al terror efectista.

ZN: Claro, no preguntaba tanto por el terror efectista sino por ese tipo de atmósferas; Magneto no es un cómic de terror; ni La Visión, pero ese ambiente intranquilizador, que no es solamente ciencia ficción y que le aprieta un poco las tuercas al lector…

GHW: Claro, sí, sí, eso me atrae mucho. Y de hecho, yo creo que también, conforme mi trabajo va siendo más conocido, los guionistas que conocen lo que he hecho antes… como Tom King, que conocía mi trabajo en Magneto con Cullen Bunn, cuando empezó La Visión, y de alguna forma empezó a repetirse la estructura de calma tensa que teníamos allí. Tenía muy claro que quería aprovecharla; no me lo dijo tal cual, pero le gustaba mucho la idea una calma tensa con leves destellos de violencia. Y de hecho es que prácticamente en la serie de La Visión continuamente la violencia está latente. Y de alguna forma es algo que a mí como narrador me gusta hacer, porque no es una pelea continua, la adrenalina, que cansa muy pronto; pero tampoco son conversaciones que llevan a ningún sitio. Es algo que sí me atrae. Y claro, el terror se presta mucho a eso.

ZN: Ya que has hablado de El Torres y de El Velo, hace tiempo comentaste que quizás hagáis una continuación. ¿Cómo va eso: lo ves en el horizonte o ahora está algo perdido?

GHW: En realidad comenzó en un viaje en avión en el que hicimos una tormenta de ideas. Planteamos los cuatro números de la segunda parte, que hacía tiempo que teníamos ganas de hacer; y con el tiempo Juan me mandó el guion completo del primer número de esos cuatro. Empecé a hacer bocetos, pero no encuentro momento, ni él tampoco, para ponernos: tenemos muchos proyectos alrededor. De hecho ha pasado tanto tiempo que seguramente si lo llegamos a retomar, se rehaga completamente el propio concepto de la obra. Pero vamos, que sí, que siempre… cada vez que él me regala los cómics que hace… pues si me regala un Bribones, yo quiero hacer un tebeo de Bribones con él. Si me regala un cómic de terror, pues me gustaría haberlo hecho yo, porque todas las cosas que él hace me resultan cercanas. Y claro, ni él ni yo encontramos el momento.

ZN: Claro, porque estáis llenos de proyectos. ¿Sigues en Marvel?

GHW: No, dejé ya Marvel, me ofrecieron otro contrato en exclusiva. No me convinieron las condiciones y tenía ganas también de otra cosa.

ZN: ¿Y qué idea tienes ahora, vas a dedicarte al mercado independiente…?

GHW: Sí, bueno, ahora mismo estoy con un proyecto, lo que pasa es que tanto la editorial como el proyecto no han sido anunciados, así que no te lo puedo decir todavía. De hecho es que yo nunca me planteé trabajar en cómics de superhéroes. Yo creo que entré en Marvel porque no buscaba entrar en Marvel. No es que me opusiera, sino que por sentido práctico suponía que mi estilo sería difícil que encajara. Y quizás me pilló con una edad, con treinta años, quizás con poca cintura ya para acomodarme. Y muchos editores me lo decían: “Más sencillo busca un proyecto que te venga bien a ti, a intentar tú acomodarte a uno para el que a lo mejor hay mil candidatos”. Entonces, con esa idea, nunca me planteé dibujar superhéroes. Sencillamente, al editor que vio mi portafolios de Marvel, le gustó mi estilo y acabé en Marvel. Pero como nunca había sido mi ambición, yo siempre he tenido en el futuro próximo hacer algo de otro estilo. Y entonces ahora mismo he tenido la suerte de contactar con un guionista que me gusta mucho, me ofreció una miniserie de ciencia ficción… entonces, ahora mismo estoy realmente intentando acomodar los proyectos que me llegan a mi intención original.

ZN: ¿Así que podemos decir que tu próximo proyecto no es de terror sino de ciencia ficción?

GHW: Sí bueno; lo pienso y es que también el primer número por lo menos tiene momentos algo sórdidos.

ZN (Risas): Oye, ¿cómo impacta el éxito de La Visión en tu carrera? ¿Cómo lo has vivido?

GHW: Hombre, yo no he salido mucho de mi casa. Realmente ese impacto, bueno… las redes sociales te dicen algo, pero yo sobre todo de impacto lo que he notado y que más me interesa es la reacción de los guionistas o de los editores, que conocen mi trabajo y de alguna forma… aunque ya eso me ocurría desde que empecé en Marvel: digamos que mi trabajo condicionaba el encargo que me iban a dar, y en ese sentido en Marvel he tenido siempre mucha suerte. El propio Magneto no es una serie al uso. Entonces, ya con La Visión pues ya de alguna forma se hace aún más patente ese condicionamiento de las personas que se acercan a mí con encargos. Entonces claro, para mí supone algo mucho más cómodo no tener que llevarme el proyecto a mi terreno… aunque eso siempre lo haces, pero de alguna forma, si la gente ha leído La Visión, sabe qué tipo de narrativa… sabe que me gusta narrar… el tipo de historias condiciona. Y luego claro, a otro nivel, a nivel de lectores, las editoriales digamos que también pueden aprovechar ese tirón. Yo ahora mismo no sabría decirte cuanta gente se compararía un tebeo por mi nombre, no lo sé. Pero sí sé que hay gente que ya está en antecedentes, se esperan el tipo de tebeo que pueden esperarse.

ZN: Muy bien. Dime, ¿es complicado simultanear tu carrera de dibujante con la otra de pintor?

GHW: Es imposible. He tenido que dejarla. Yo entré en Bellas Artes con la idea de dibujar cómics. Entonces lo que sucedió es que la pintura me gustó también mucho, y el círculo que me rodeaba, mis amigos, y por el propio ambiente artístico de Granada, me llevó más a ser un pintor que un dibujante de cómics. Entonces, durante un tiempo digamos que yo dibujaba tebeos para mí. Hacía una copia de un Hellboy, o me hacía un cómic con un cuento de Ray Bradbury, pero no lo publicaba. Yo vivía de la pintura y de la ilustración. Y ahora la balanza se ha desequilibrado en el otro sentido. Entonces, mi medio de vida son los cómics y no tengo tiempo de desarrollar la pintura como me gustaría. Porque en realidad me gustan al mismo nivel. Lo que pasa es que a nivel práctico pues… Aparte que la pintura después de la crisis ha caído en picado. Como medio de vida… porque es un lujo, y mucha gente dedica ahora ese dinero a otro tipo de lujos. Bueno, el caso es que con el cómic yo he encontrado esa salida en la que además estoy plenamente satisfecho, no me siento… o sea, no es la idea de que “ojalá fuera pintor”, sino que realmente con el cómic yo me siento igual de satisfecho que con la pintura. Además es que estoy en una situación ahora mismo que como digo, cuando me planteé dejar Marvel o en un futuro próximo dejarlo, yo escribí al escritor que más me gustaba en ese momento. Y recibí respuesta inmediata suya. Entonces, si estoy en una situación en la que un guionista que a mí me gusta tiene interés en trabajar conmigo, me ofrece una serie que me gusta, me da libertad para variar cosas… entonces, como esa situación, yo… el equivalente en pintura, es que no podría ni soñar con eso.

ZN: Te quería preguntar un par de cosas sobre cómo trabajas ¿Usas papel y lápiz o has decidido pasarte al digital?

GHW: Papel, lápiz, tinta, y en el que estoy haciendo ahora, acuarela.

ZN: Pues también te iba a preguntar sobre el color, porque en general sueles colorear tú tus propios cómics, pero por ejemplo en La Visión estuvo Jordie Bellaire coloreando sobre tu trabajo. Ahora los nombres de quienes se ocupan de esa función van tomando más relieve que hace años, y ella es uno de los más prominentes de los últimos años.

GHW: Yo empecé en Marvel trabajando como trabajaba en El Velo, o El Bosque de los Suicidas poniendo mi propio color. Lo que pasa es que eso, a un tipo de narración me limitaba demasiado, en el sentido incluso de que el papel, la rugosidad del papel hacía que la imagen fuera borrosa. Entonces la narración ya no me lo admite: si tú estás hablando de fantasmas, pues eso es bastante acorde con la narración. Pero en el cómic de superhéroes, aunque no sea el típico, necesitas un poco más de, digamos, de versatilidad. Entonces, en un momento dado, me planteé hacer los cómics en blanco y negro, siempre dándole yo una acuarela gris, para que mantuviera algo de la mancha que mí me gusta que dejar, pero ya mi idea era que alguien coloreara mis trabajos. Entonces Jordie coloreó Magneto antes que La Visión; antes que eso, Cris Peter coloreó Astonishing X-Men. O sea que para La Visión ya sabía cómo podían quedar mis dibujos coloreados por otra persona. Y con Jordie es que fue… estupendo. De hecho es que yo conocía su trabajo. Ella tiene un estilo muy particular pero también sabe adaptarse a los proyectos. Además también hizo Bellas Artes, es dibujante… y ella conocía mi trabajo y el primer correo que me mandó cuando empezamos Magneto fue “¿Qué cosas no te gustan del coloreado digital?”. Y yo, “Mira, todo lo que has hecho me gusta”. Y la empecé a poner ejemplos de sus propios trabajos “Me gustan mucho las texturas de Pretty Deadly. Me gustan mucho las gamas que has usado en tal cómic…”. Conocía su trabajo. Digo: “Si una cosa no me gustan son los degradados”, que pienso que no le van bien a mi trabajo. Y ya está, poco más, o sea, hablamos de gamas, pero realmente fue una conversación… que realmente enganchamos, conectamos muy bien. Y del primer número de Magneto, realmente había cosas que ella hacía de forma diferente a cómo yo lo hubiera hecho, pero siempre enriqueciendo el resultado final. Siempre manteniendo la tinta, la acuarela que yo hecho, resaltando mi trabajo. Entonces, es que nunca ha habido ningún problema. Una persona encantadora para trabajar con ella , tiene mucho talento… entonces, realmente… vamos, de hecho, este trabajo lo estoy coloreando yo porque echaba de menos hacerlo yo, era lo que le pegaba, pero si hay un proyecto en el futuro que pueda hacer con ella, pues estaría encantado.

ZN: Pues mi última pregunta veo que iba a ser sobre tus próximos proyectos, pero de algún modo ya me has contestado, y me dices que no puedes revelármelos.

GHW: Sí, es una miniserie y estoy buscando más… para empezar no tengo idea de volver a firmar contrato en exclusiva porque aunque no descarto volver a trabajar con DC o Marvel… me he sentido a gusto, pero digamos que en principio la tranquilidad de tener trabajo durante un tiempo, dos años en este caso, que era los contratos que firmaba, pues digamos que no se compensan con el hecho de ir cambiando de proyecto conforme a tus expectativas. Marvel en exclusiva siempre me ofrecía proyectos que me interesaban, no puedo decir que haya un proyecto que me han metido… porque he tenido mucha suerte. Me han tratado muy bien. Pero aún así el hecho de saber que tienes varios años por delante que no puedes hacer otra cosa, que a lo mejor he tenido que decir que no a proyectos que me apetecía… Porque un dibujante solo puede hacer un proyecto a la vez porque no tenemos tiempo y demás. Yo por ejemplo, cuando acabe esta miniserie de seis, ya tengo un proyecto para el año que viene. Pues el hecho de que yo pueda plantearme esa miniserie y luego saber que voy a hacer una cosa después que yo mismo he elegido es muy reconfortante. Ya más que de temática, mi intención es trabajar con guionistas que me gusten y conservar mi propiedad intelectual. Básicamente esos son mis objetivos.

ZN: Genial. Pues muchísimas gracias por tus respuestas, Gabriel. Ha sido todo un placer, de verdad.

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Japacore Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Japacore
Lector

Un tío con las ideas claras el señor Gabriel! Se nota que sabe de lo que habla. Una pena que no le veamos en un tiempo en las majors, los proyectos independientes son más puntuales y dispersos en el tiempo, aunque les compensará si los cómics tienen éxito y venden bien. Y que escriba a un guionista y éste le conteste rápidamente debe ser un subidón. Enhorabuena y con ganas de leer lo nuevo que saque!