Solomon Kane: El peregrino contra la oscuridad

Por
20
856

Robert E. Howard, el “padre” de Conan el bárbaro, también creó este otro personaje literario, un peregrino puritano que se mueve por el mundo durante el siglo XVI combatiendo el mal en todas sus formas. Sus aventuras fueron publicadas, originariamente, en la revista Weird Tales (la primera en 1928), aunque desafortunadamente no tuvo ni el éxito ni la popularidad entre el público que sí tenía el cimmerio; esta película tampoco ayudará mucho en ese propósito.


El capitán Solomon Kane es una verdadera máquina de matar. Siempre va armado con su alfanje, estoque y pistolas. Siempre vestido de negro y portando un sombrero de ala ancha, caído. Está maldito desde su juventud: su alma pertenece a la oscuridad; aunque él no se rinde y la venderá cara. Este hombre sombrío y de ojos fríos, este peregrino, tiene una misión, luchar contra el mal, vencer a la oscuridad (interna y externa) y hacerlo por la gracia de Dios.


El director inglés Michael J. Bassett (Deathwatch) construye una película de espada y brujería tan convencional que no resulta del interés de la mayoría (sólo los fans más acérrimos del personaje defenderán esta adaptación). Sí es cierto que la película es entretenida, aunque no sale de ahí. Todo el potencial que Solomon Kane podría haber tenido en la pantalla grande, con esos elementos místicos, las luchas entre las fuerzas del bien y las del mal, las supersticiones religiosas de la época… todo ello se queda en nada; en una historia simple (podríamos decir que sencilla, aunque simple es una palabra más adecuada en este caso).


No existe un verdadero motor de la historia, no hay profundidad real en los personajes (todos pasean por la pantalla como quien no tiene otra cosa mejor que hacer), ni se palpa ningún momento de verdadera tensión o de preocupación o de empatía hacía Kane. Lo máximo que nos encontramos son con muchísimas referencias, tanto directas como indirectas, a otros productos de similares características formales (o del mismo género) como Van Helsing, El Señor de los anillos y Conan el Bárbaro, incluso.


Quizá, lo mejor de la película sea la interpretación de James Purefoy (el actor que hiciera de Marco Antonio en la genial serie Roma necesita otra oportunidad de brilla, pido desde aquí otro papel protagonista para él, uno mejor que éste) y eso que en el reparto hay varias caras conocidas: Pete Postlethwaite, Rachel Hurd-Wood, Jason Flemyng y el veterano Max Von Sydow, entre otros. Purefoy consigue dotar al protagonista de ciertos matices, aunque mínimos, y se ve que al menos disfrutó con el papel.


No todo son puntos negativos. La película entretiene, está filmada con corrección en todo momento, las escenas de acción son vistosas y sigue la línea marcada de este tipo de producciones al dedillo (quizá sea ése el fallo principal). Su poco presupuesto se deja ver en demasiadas ocasiones, no llega a los puntos de las producciones típicas de serie B, pero casi. Y los villanos son de chiste, una mezcla entre los orcos de Mordor y los enemigos del señor de las bestias, ni siquiera los enemigos “finales” producen el nivel de riesgo necesario para vencer al héroe (no hablaré del giro final, totalmente previsible).


Nos encontramos, entonces, con una película que no se puede catalogar como “mala”, aunque, desde luego, tampoco como “buena”. Es una cinta sin emoción, sin sorpresa, sin conmoción, sin novedades, sin personalidad, sin alma (quizá también se la haya vendido al diablo…).


Nos leemos.

20 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Delaney
Delaney
31 enero, 2010 12:55

Completamente de acuerdo. Suscribo cada palabra.

Por cierto si te gusta el Purefoy este no te pierdas la que está rodando ahora: “Ironclad”, en ella interpreta a William Marshall (mítico caballero inglés) en una especie de homenaje a los “7 magníficos”. El trailer ya está en internet

Mister Pozart
Mister Pozart
31 enero, 2010 13:42

Y tiene unos dialogos que en ocasiones son de chiste.

Aviso de Spoiler

Por ejemplo cuando uno de los personajes le insiste hasta la saciedad de que les lidere y luego en medio de la lucha le dice que no fue idea suya…

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
31 enero, 2010 13:54

La pelicula se vuelve entretenida cuando la tomas como una peli de humor, porque yo la ultima media hora no pude evitar partirme el culo de risa, y mas teniendo 2 filas mas adelante a un tiparraco que aun se sorprendió

Aviso de Spoiler

cuando Kane se encuentra con su padre en las mazmorras, esa exclamacion de oh! es el!!!!

con toda la emocion de un chiquillo fue impresionante. Desde luego la pelicula es terriblemente previsible, tiene situaciones que no vienen al caso y sobretodo los personajes, que como bien dices, parece que pasaban por el set y se colaron en la grabacion.

Ookami Fenris
Ookami Fenris
31 enero, 2010 14:02

En mi caso la decepción fue la de ver como se pasaban por el forro cualquier relato existente de los escritos por Howard y como cambiaban de forma absolutamente salvaje hasta el origen y motivaciones del personaje. Aquellos que queráis saber que era el Pulp, pasad de la peli y leed los relatos, que están en bolsillo y salen baratitos (Las extrañas aventuras de Solomon Kane, ed. Valdemar). Además, descubriréis el único relato escrito por Howard en el que aparece Sonia la Roja… y no, no es una historia de Conan. Eso fue cosa de Marvel y sus cómics del cimmerio.

Creed
Creed
31 enero, 2010 14:30

La verdad al personaje de los libros no le conozco, sabia que estaba basado en uno del creador de Conan; asi que pense que seria una gran pelicula con una historia magistral. Cual fue mi decepcion al encontrarme con un cine sin sentido de espadas por aqui y por alla, con un trama sencilla y aburrida (practicamente me quede dormido en el cine). Al salir del cine me arrepenti de gastarme 6,90€ por una peli que a lo mejor podria haber lllegado mas lejos con otra visión. 
Una gran pena siento por el Salomon Kane del noveno arte. 

YOGUR
31 enero, 2010 14:48

En la sesión a la que fui yo un espectador se durmió (y roncaba) a pesar de los gritos que salían de la pantalla. Eso resultó ser lo más entretenido de la película para mi 🙁

zape
Lector
31 enero, 2010 16:03

La reseña está bastante bien, pero tengo un reproche “formal”: los siglos y años deben ir en cifra no en letra, hombre, pon XVI, que queda mejor y es lo correcto.
En cuanto a la peli…no la vi todavía pero me resulta apetitosa por su aspecto entrañable y destartalado de producción europea de bajo presupuesto y por comprobar si queda algo del regustillo de aquellos títulos relocos de los 60 que si consiguió traer a su manera El pacto de los lobos.

El Señor Lechero
31 enero, 2010 16:12

El Max Von Sydow sale en cada cosa… Todavía lo recuerdo haciendo de druida Panorámix de saldo en la infumable “Druidas”.

John Space
John Space
31 enero, 2010 17:11

Calle, calle, que cada vez que me acuerdo de sus trabajos con Bergman se me saltan las lágrimas.

angel
angel
Lector
31 enero, 2010 18:56

La verdad es que olia mucho la peli. Teniendo tantas posibilidades en la peli, siempre la cagan. Y como esta, muchas peliculas.

Diomedes
Diomedes
31 enero, 2010 21:21

A mi me entretuvo ,aunque el final me decepciono bastante y era previsible hasta la medula que iba a encontrarse con su drama familiar convertido en amenaza..su hermano,su padre ,el castillo ,etc.El enemigo final ,un trasunto del Balrog de La Comunidad del Anillo ,y el hechicero idiota que no sabe quedarse escondido hasta que Solomon este muerto ,acabaron de dejarme un mal sabor de boca.

Creo que tiene algunos puntos buenos.El inicio con el ataque a la ciudad arabe y los enemigos esos en los espejos,el encuentro de Solomon con la Guadaña de la Muerte.La banda sonora es remarcable ,la ambientacion es bastante buena dado el presupuesto ,y el actor protagonista no esta nada mal.Entretiene la verdad ,aunque se podia haber sacado mas de si.

Sputnik
Sputnik
Lector
1 febrero, 2010 0:24

No he leído lo que hizo Howard con el personaje. A mí me gustaban los cómics. Los tenía en un recopilatorio bastante cutre, pero molaban.
La peli atufa a lo mismo que atufaba “El Motorista Fantasma”. Si la veo, será en alguno de los maratones de cine cutre que me marco a veces. Igual, entre una de Boll y una copia italiana de Conan, la película esta luce más.

John Space
John Space
1 febrero, 2010 0:27

Nada luce más que una copia italiana de Conan, Sputnik.

Maesemediarock
Maesemediarock
1 febrero, 2010 1:01

“Nada luce más que una copia italiana de Conan, Sputnik.”

La de los gemelos esos Bárbaros que grande !!! jaajaja en su época hace unos cuantos años siempre me la veia de vez en cuando para reirme un rato, pero ya hace mucho que no la revisiono…

El Señor Lechero
1 febrero, 2010 1:19

Para películas italianas de bárbaros, esta mítica trilogía:
-Gunan el Guerrero
-La espalda salvaje de Krotar
-Yor, el cazador que vino del futuro

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
1 febrero, 2010 13:04

¿Y nadie más le encuentra un paralelismo tremendo con el Van Helsing de Hugh Jackman? Yo hasta tuve que explicarle a algun colega que el tio que sale en la peli no es el mismo que hace de Lobezno…

Sputnik
Sputnik
Lector
1 febrero, 2010 13:19

Nada supera a “Cromwell, el rey de los Bárbaros”.
Aunque “Yor” es una auténtica pasada. Yo aún estoy investigando qué se metieron para hacer esa película. 

Sputnik
Sputnik
Lector
1 febrero, 2010 13:22

(De hecho, Cromwell es, porcentualmente y a nivel de producción, más yanki que italiana… Pero es tan italiana que ES ITALIANA).

Quixote
Quixote
1 febrero, 2010 13:45

Soy un admirador del personaje de Solomon Kane que sale en los cómics. La película vale lo que el papel para ir al servicio. Qué pena, podían haber hecho una película más respetuosa con el personaje original, pero no, tenían que hacer una joliwudiada y así ha salido. A ver si por lo menos, con el tirón de la película, publican la última miniserie en cómic sobre Solomon Kane que se sacó en USA. A ver si sale algo bueno de este pésimo film.