El Misterio del Capitán Nemo

Por
4
6779
 

Edición original: Le Mystere Nemo #1-3.
Edición nacional/ España: Diciembre 2012.
Guión: Mathieu Gabella.
Dibujo: Kenny Ruiz.
Color: Maz!.
Formato: Cartoné 24×17. 160 págs.
Precio: 24,95€.

 

El capitán Nemo, el mítico personaje creado en 1870 por Jules Verne en la novela 20.000 Leguas de Viaje Submarino, es el protagonista de este tomo que adapta de forma bastante libre la obra La Isla Misteriosa. Los españoles Kenny Ruíz y Maz! Son los encargados de recrear el fascinante mundo de Nemo.

Nemo es uno de los personajes más relevantes y fascinantes de los creados por Verne, e incluso el propio escritor lo utilizó en dos de sus novelas: 20.00 Leguas de Viaje Submarino y La Isla Misteriosa. En estas novelas Verne presentó a Nemo como un hombre culto y brillante, un apátrida cuyo reino eran los océanos de la Tierra y que pretendía vivir al margen de los gobiernos del mundo. Nemo es un ejemplo de hombre moderno, autosuficiente y desvinculado de los antiguos regímenes que gobiernan el mundo. Un hombre de ciencia cuyo dominio de la tecnología le permite ser libre.

La figura de Nemo ha cautivado a lectores y artistas desde su creación. En el mundo del cómic el caso más notable es el de Alan Moore, que incluyó al personaje como uno de los miembros de su Liga de los Hombres Extraordinarios. En este tomo es el guionista Mathieu Gabella, autor francés de larga trayectoria en la bandee dessinee, quien revisa la biografía de este personaje mediante un cóctel steampunk de acción y aventuras que aprovecha elementos de las novelas mencionadas y añade algunos nuevos sin traicionar el espíritu del personaje.

La historia empieza igual que la citada novela La Isla Misteriosa: cinco fugitivos de la guerra de secesión americana llegan en globo a una isla desierta. Poco a poco irán explorando la isla y se irán encontrando con fenómenos inexplicables pero beneficiosos para ellos. Este grupo está formado por Cyrus Smith un ingeniero al tanto de los últimos avances técnicos de la época, Nab, su criado, Spilett, un periodista y hombre de mundo, Pencroft, un marino experimentado y Harbert el joven pupilo de este último. Juntos descubrirán que la isla guarda secretos que pueden ser letales para ellos ya que en ella habita el Capitán Nemo, un príncipe indio de inteligencia incomparable, formado en las universidades europeas e implicado en el movimiento de liberación de su país de la manos del imperio británico. La tragedia que vivirá a manos de las fuerzas británicas le llevará a convertirse en el mayor enemigo de los imperialistas occidentales y en el terror de todos los océanos.

Uno de los diseños Steampunk de Kenny Ruiz para el arsenal de Nemo
Uno de los diseños Steampunk de Kenny Ruiz para el arsenal de Nemo

La trama argumental de este cómic se inicia igual que la novela pero los acontecimientos se desarrollan de forma diferente, profundizando en el conflicto de Nemo con el resto del mundo tal como se narraba en la novela 20.000 Leguas de Viaje Submarino. El guionista ha tenido el acierto de respetar la naturaleza del personaje, sus motivaciones y su forma de actuar y se ha encargado de reinventar el resto de elementos de la obra. De esta forma el resultado aúna lo mejor de la novela original, la ambientación y el personaje de Nemo, y de la visión más aventurera del cómic steampunk. Así por la obra desfilan invenciones mecánicas y armas que están a medio camino entre Tesla y Matrix junto con sectas asesinas indias o complots de malvados espías británicos y planes para dominar el mundo con un ejército de simios inteligentes mezclados en una aventura de ritmo frenético. Esta mezcla de elementos originales de Verne y aportaciones actuales está muy bien lograda y los autores han sabido muy bien aprovechar algunos elementos de las novelas para darles un giro interesante como el cambio de sexo del personaje de Arronax o los sirvientes simios de Nemo.

Kenny Ruiz abandona la habitual estética manga de su estilo de dibujo y realiza un trabajo de corte más clásico, lleno de dinamismo y con un cuidado especial por los detalles. El trabajo de diseño y de ambientación está muy logrado y ayuda a darle carácter a la obra. Destaca sobre todo el diseño de la maquinaria y de los vehículos consiguiendo una de las mejores obras steampunk de los últimos años.

La edición de Dolmen incluye los tres álbumes publicados en Francia además de un apartado de extras con bocetos y diseños del dibujante. Se trata de una edición muy cuidada en tapa dura y con papel de calidad. La única pega de la edición española es la reducción de tamaño que impide apreciar en todo su esplendor el arte de Kenny Ruiz.

4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mathieu
Mathieu(@mathieu)
Lector
6 julio, 2013 14:51

«La única pega de la edición española es la reducción de tamaño que impide apreciar en todo su esplendor el arte de Kenny Ruiz».

Condenado tamaño reducido. Es cierto que es la forma de ofrecer un integral a un precio razonable pero en si es una manera también de menospreciar la obra que publicas.

Javié
Javié(@javie)
Lector
6 julio, 2013 17:54

“La única pega de la edición española es la reducción de tamaño que impide apreciar en todo su esplendor el arte de Kenny Ruiz”.

¿En todo su esplendor?, pero si no lleva aguadas como El cazador de rayos que fue donde realmente hubo polémicas, si no puedes apreciar los detalles en un formato mayor que el cómic book americano, no te cuento los que dibujen super héroes..

Javié
Javié(@javie)
Lector
6 julio, 2013 21:07

Yo lo tengo y a mi no me parece que sea menor que un cómic book, además, el tebeo pudo publicarse como álbum de BD, pero perderse no se pierde absolutamente nada, cada pagina está dibujada y entintada en un folio A3, como el gran grueso de encargos, vamos es que ademas he tenido la oportunidad de ver in situ muchas paginas y tener la edición de Norma así que para aquellos que la quieran comprar no preocuparse que no hay nada que se pierda.