El Largo Halloween vs El Largo Halloween 25 años después

DC Comics publica una especial sobre El Largo Halloween en su 25 aniversario y aprovechamos para revisitar, una vez más, la obra original.

Por
24
2055

EL FIN DE UNA ERA

El Gatopardo de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, un clásico de la literatura italiana, es celebre por la sentencia “Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie”. El tema central de la novela es el fin de una época. Tras el desembarco de Garibaldi en Sicilia, la isla se adentrará en la modernidad. La vieja aristocracia perderá su preeminencia en favor de la burguesía y los burócratas.

Carátula de la película El Gatopardo con Burt Lancaster

Es el mismo tema del Largo Halloween. Las famílias que hasta el momento han dominado los bajos fondos de Gotham van a dejar paso a los nuevos criminales, los supervillanos. La bisagra del cambio, en lugar de el desembarco de un militar italiano, es la aparición de un asesino apodado Festivo, que causará estragos entre los Falcone.

El impacto de los asesinatos revolucionará la ciudad, entrometerá a Batman, Dent y Gordon en los negocios sucios de Falcone y acelerará su ocaso.

CUANDO SE HABLA DE MAFIA, HAY UN REFERENTE OBLIGADO

No es el único guiño a la “cultura italiana”. El inicio de la obra celebre obra de Jeph Loeb y Tim Sale, homenajea a la saga El Padrino en la primera página, en el que vemos la reunión entre Bruce Wayne y El Romano durante la boda del sobrino de este último. Un homenaje que veinticinco años después se antoja torpe y artificial.

Un homenaje poco sutil

Estos días se celebra el 25 aniversario de El Largo Halloween. Para muchos aficionados supone una de las grandes historias de Batman y probablemente la mejor de las últimas décadas.

UN POCO DE CONTEXTO

La trama se sitúa tras Año Uno y supone la entrada a esa continuidad de los principales villanos de Batman. Algo innecesario ya que la obra de Miller llevaba publicada casi una década con sus secuelas, Año Dos y Tres. Sin embargo, era una buena excusa para recuperar un tono (pretendidamente) adulto y oscuro.

El listón estaba muy alto

El Largo Halloween sirve como contraste entre el realismo de un Batman primerizo, falible e inseguro y el Batman implacable y rocoso de Tim Sale. También aquí plantea Jeph Loeb que Batman sea un polo de atracción para los supercriminales, como un signo de los tiempos.

Se publicó en los noventa entre el boom del cómic testosterónico y ultraviolento. Y eso jugó a favor de esta obra. Ya que, por contraste y ganas, se la consideró una obra mucho mejor de lo que es. Se la intelectualizó y entronó como auténtica heredera de la obra de Frank Miller. Sin quitar méritos al arco de Sale y Loeb, tampoco hay porque silenciar alguno de sus defectos, que en su época ya eran visibles.

ENTRAN A ESCENA LOS VILLANOS

Para empezar, en los doce números se van presentando uno por uno y por número, los villanos más importantes de Batman. Se trata de una supuesta primera aparición de cada uno de ellos. Llega a parecer, que se trata de una obra promocional, de presentación para atraer nuevos lectores y en algún momento cae en el cliché y la previsibilidad.

Lo bueno de ver tantos enemigos de Batman es que permite ver su riqueza superficial pero la poca originalidad en el fondo de los personajes. Muchos de estos personajes, se muestran atrapados por el tótem que representa identidad como villanos. El hombre el calendario, Julian Day (ojo con el detalle del apellido, muy verosímil), está atrapado por el cliché de basarse en efemérides para cometer asesinatos. Harvey Dent y su obsesión con el dos, el Joker y la risa, El espantapájaros y el terror, Catwoman, sus aforismos sobre gatos, Acertijo y las insoportables adivinanzas, etcétera, etcétera.

Se trata de personajes con una lógica interna e inflexible, que se encuentran atrapados en su propio juguete. A pesar de la recurrente excusa de la locura se trata de individuos que actúan con una determinada racionalidad y lógica. Esto no es algo característico de El Largo Halloween si no que es algo transversal en las colecciones y especiales de Batman. Un ejemplo paradigmático y paródico, que sí encajaba porque era un cómic con muchos toques de comedia, fue el intento de matar a Batman con el taque de pirañas en Amor loco.

Paul Dini en su mejor momento

Lo mismo ocurre con Festivo, que solo asesina en fechas significativas del calendario, y con el propio cómic. La historia funciona con un mecanismo interno bastante inflexible (tiene sus excepciones) que acaba convirtiéndose en un tópico que le quita imprevisibilidad y realismo. En cada número tendremos un asesinato en blanco y negro y cierta preeminencia de un villano clásico. Además el asesino tiene su dosis de teatralidad, asesinando con el mismo tipo de arma y dejando motivos relacionados con la festividad. Estamos ante un villano de tránsito, entre los asesinatos pragmáticos del hampa y los clichés del psichokiller de cultura pop.

Otra lectura seria ver a Batman atrapado en un universo repetitivo y sin solución final. A modo de meta crítica del propio género, diciéndonos que se trata de la misma historia, los mismos personajes, una y otra vez, con leves cambios superficiales. Una crítica, a fin de cuentas, a una falta de originalidad en el fondo.

No en vano, la supuesta diversidad de villanos se centra en un porcentaje muy alto de “locos” cuyo cuadro psicopatológico se encuentra más cerca es el trastorno obsesivo-compulsivo. Lo dicho, el mismo mecanismo pero aparentemente diferentes.

Más que un detective, a veces Batman se comporta más como una unidad de psicología especializada en tratar a el mismo tipo de pacientes.

UN FINAL POLÉMICO

Otro de los aspectos más reprochables de El Largo Halloween, es la torpeza con la que se resuelve el Leit Motiv de la serie, la identidad del asesino. Indudablemente el cómic trata de los asesinatos de Festivo. No sirve de excusa decir que la trama, es eso, una simple excusa y que la resolución no importa, que lo que importa es el viaje. Batman es un detective y aquí hay un misterio, no puede ni merece un final tan mal cerrado. La estructura de la historia duró un año y la marcan los asesinatos, su pauta, sus fechas y el método. Loeb lanza pistas, algunas falsas y nos conduce a callejones sin salida que no justifican de ninguna manera la confusión final y el absurdo al que se llega.

Es comprensible que quien haya disfrutado del cómic hasta el final, disimuladamente pasará por encima de los enormes agujeros de guion que deja la conclusión y se quedará con los aspectos que más le gusten.

Acaso El Largo Halloween se trata de un doble homenaje a Raymond Chandler. Las dos obras principales de Chandler son El largo adiós y El sueño eterno. El título del cómic de Loeb, pilladísimo por los pelos, puede ser un guiño al maestro de la novela negra. Por otro lado, la confusa resolución nos retrotrae al final de El sueño eterno donde el propio escritor no supo explicar quién era el asesino a los productores cinematográficos que compraron los derechos del libro.

Un clásico de la novela negra muy recomendable

Sí que es verdad, que el magnetismo de las novelas de Raymond Chandler residía más en los diálogos y los personajes que en la investigación, pero no es el caso de “la prosa” de Loeb, que le da mucho más peso al misterio que a otros aspectos de la historia.

No todos los aficionados a la novela policiaca son minuciosos a la hora de seguir las tramas. Algunos lectores cuando leen una novela de misterio pierden el hilo y se centran en otras aspectos. Sin embargo, en este caso los autores mostraron mucho interés en recalcar los puntos clave el misterio para fomentar el interés en saber quién era el asesino y porqué. No estábamos ante un acertijo hiper complejo tampoco, era un enigma bastante simple. Pero lo peor, no es que se resuelva mal, es que tal y como se resuelve, está claro que no tenían ni idea de la identidad del homicida. Todo partía de una premisa impactante y molona para luego hacer aguas de manera bastante triste.

EL BATMAN APABULLANTE DE TIM SALE

En su momento se destacó el trabajo de Tim Sale, muy influido por su etapa en Deathblow, colección en la que Jim Lee quería mostrar una estética heredera de Sin City. Sale llevó ese entrenamiento a El Largo Halloween regalando algunas páginas magnificas de contraste de luces y sombras. Se recrea el dibujante con las persianas, sombreros y abrigos como homenaje al género noir y las novelas pulp. Las mejores páginas son en blanco y negro. El color sobra como sobraría (o casi) en Sin City.

Tim Sale en Deathblow

Sale además rompe la composición de página tradicional y muestra experimentos, estructuras innovadoras que aguantan muy bien el paso de los años.

Un auténtico Dream Team de supercriminales

Se habla mucho de una visión realista de Batman en este cómic , pero Tim Sale parece que proyecte sus visiones conceptuales y distorsionadas de los personajes. Tiene un estilo casi caricaturesco y exagerado. Ese Joker con un millón de dientes, Batman como una montaña de músculos o Solomon Grundy que parece tallado en roca, son algunos ejemplos.

Tim Sale bebe de la influencia de Frank Miller y quizás también (o más incluso) del Aleck Sinner de Muñoz y Sampayo. En algunos momentos parece un ilustrador más europeo que americano por el sentido de la espectacularidad, tan diferente a la de sus compatriotas en esa década.

Aleck Sinner de Muñoz y Sampayo

El apartado gráfico es lo más sobresaliente del cómic, sin ser tampoco perfecto, ni simétrico, con el perjuicio de un color que resta las virtudes del blanco y negro. Sale multiplicó las cualidades del guión de Loeb que con otro dibujante hubiera mostrado problemas sangrantes, hasta incluso ridículas (como el inicio a lo El Padrino).

Veinticinco años y unas cuantas reediciones después, se continúa considerando a El Largo Halloween un cómic capital de Batman y, posiblemente, la mejor obra del ticket Sale-Loeb.

Puede que diga mucho de ambos.

25 AÑOS DESPUÉS

Aprovechando la efeméride, DC Comics ha publicado un especial de 48 páginas con los mismos autores que además prometen (amenazan) con no quedarse aquí.

A diferencia de Dark Victory, se trata de una continuación no directa. En este caso, nos sitúa veinticinco años después de los asesinatos de Festivo. Donde vemos a un Gordon abuelo y a un Batman muy escéptico con Harvey Dent, a quien considera como alguien que ya era malvado en origen. Sorprende este Batman determinista respecto al DK de Miller que aun siendo un veterano, un viejo con cicatrices, conservaba esperanzas en la redención de Dos Caras. ¿Este pequeño cambio se trata de un matiz en Bruce Wayne o corrección de Loeb?

Todos los Batmans llevan a Frank Miller

La trama nos ofrece un reencuentro entre Dent y su mujer, una historia que quedó un poco rara en el cómic precedente y que aquí parece que los autores quieren resolver, al igual, que el futuro del mantecoso Julian Day que vimos en el Halloween.

El guión es bastante sencillo con puntos de conexión con la historia de referencia pero que no consigue ni emocionar, ni impactar, ni trascender.

Aquí ni Tim Sale logra tapar el trabajo de Loeb. El ilustrador, ya metido de cabeza en el dibujo digital, muestra un estilo más simple, menos contundente. En algunos momentos mejora, como por ejemplo con el espesor de las sombras y una línea más gruesa en el contorno pero en otros momentos la sencillez cae en la simplicidad, no solo en la configuración de los personajes, si no en el desarrollo postural y en algunos destalles. Un estilo más próximo a los dibujos animados que al cómic de superhéroes.

Portada de la edición especial 25th anniversary

Se trata de un tebeo que quiere aprovechar la fecha y en el que ambos autores plantean su continuidad en aras de recuperar su propia edad de oro. Sin embargo, parece que ambos quieran refugiarse en la cabecera y el márqueting implícito ya que muestran un trabajo desganado, con la única motivación de cumplir.

COMO CONCLUSIÓN

El Largo Halloween es un cómic controvertido. No disfruta de la misma unanimidad que otros historias canónicas de Batman (DK, Año Uno) o de la propia DC (All Star Superman, Kingdom Come). Para algunos fans es una de las mejores historias de Batman, para otros no hay para tanto. Las obras experimentales y transgresoras suelen generar el mismo tipo de división, curiosamente no es el caso de ésta. Hay bastantes elementos originales pero se sumerge en los tópicos más socorridos de Gotham y su eterna lucha criminal. Podríamos decir que se trata de un cómic sobrevalorado pero con una apariencia de profesionalidad y calidad que entra muy bien por los ojos.

Es probable que sea hijo de su época, que buscara diferenciarse en el continente respecto a la corriente de los tiempos pero con un contenido sencillo y convencional.

De todas formas, como se ha dicho mil veces esta obra genera división entre los aficionados, por lo que aquellos a los que les guste El Largo Halloween y quieran ver reforzado su punto de vista pueden leer la reseña que hizo en esta web el «jefe» a propósito de la publicación de El Largo Halloween en Black Label con comentarios exclusivos el propio Jeph Loeb.

24 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Enrique Doblas
Autor
12 noviembre, 2021 8:30

Estupenda reseña Roman!
Valiente y minuciosa crítica a una obra de la cual opino como tú. Muy sobrevalorada como todo el trabajo de Loeb. Si no fuera por Sale creo que no gozaría de tantas simpatías.
Aprovecho para darte la bienvenida de una vez a ZN en general y al grupo DC en particular, que bien te lo has currado.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
Lector
12 noviembre, 2021 10:22

Me considero un tipo de lector turista o casual de Batman y me ha gustado ver en está critica sobre una obra emblemática aspectos con los que estoy de acuerdo bastante de acuerdo ya que, aunque gustándome no me parecía taaan buena como en general se habla de ella.
 
Aparte me ha parecido una reseña bastante equilibrada siendo crítica pero sin animo hiriente.

Jack Knight
Jack Knight
Lector
12 noviembre, 2021 11:23

Bastante de acuerdo con la reseña.

Cuando se cita El Largo Halloween como obra de referencia de Batman, o incluso de DC, lo más indulgente que puedo ser es reconocido que sí, a nivel gráfico. Me fascina lo que hace Tim Sale aquí y su forma de representar a Batman y su mundo, quizá mi interpretación favorita del personaje y su mitología.

Ahora bien, en cuanto al trabajo de Loeb, el guión tiene más agujeros que un colador. Le reconozco algunos méritos en cuanto a que la trama engancha al lector, pero el final y los errores de guion a lo largo de toda la obra hacen que no mucho menos sea un cómic a la altura del renombre que tiene.

Curiosamente siempre he considerado más sólida en ese sentido su secuela, Dark Victory, con bastante menos trascendencia.

narutin
narutin
Lector
En respuesta a  Jack Knight
12 noviembre, 2021 12:12

Yo es que Largo Halloween siempre la he tenido en cuenta como la obra de creación de 2 caras, más allá de que se presenten villanos y tal. No creo que sea en ningún caso una obra donde los villanos luzcan, es más, está el asesino y ya.

Además tenemos a Calendar Man como Dr. Lecter en un intento por darle algo de seriedad (spoiler: no se consigue).

Y sí, la obra pierde toda su gracia conforme se revela el asesino (y los agujeros de guión que se dejan para, supuestamente, que cada uno rellene la historia como quiera….pero no, son super agujeros de guión).

GarriotMaster
GarriotMaster
Lector
12 noviembre, 2021 13:48

Muy buena reseña. Yo opino igual, creo que es una obra que entra muy fácilmente por los ojos, y por eso se le han perdonado ciertos error de cara a guion. Ni es el mejor trabajo de sus autores (uno de mis cómics favoritos siempre va a ser Spiderman: Azul), ni me parece una de las mejores historias de Batman.

Curiosamente, hay un cómic que narra la misma historia (el paso de Harvey Dent a Dos Caras), que ha sido totalmente olvidado con el paso del tiempo y que me gusta mucho más que El Largo Halloween, ya que es más corto, más contenido, y mucho mejor hilado: el Annual 14 de Andrew Helfer y Chris Sprouse, una especie de continuación de Año Uno que, en mi opinión, es de lo mejor que se ha escrito sobre Dos Caras

Last edited 23 días atrás by GarriotMaster
Juan Iglesia Gutiérrez
Autor
12 noviembre, 2021 13:52

Interesante reseña, sobre todo por el debate que propicia.
A mi me gusta bastante LH, más en dibujo que en guion pero, en todo caso, creo que la historia se sitúa explícitamente en una línea clásica que bebe de varias fuentes (noir literario y cinematográfico, año uno milleriano) que a mi me agrada enormemente.
Comparto que la resolución es absurda y convencional, pero está claro que el mérito de la obra va por otros derroteros.
Lo que nunca he perdonado a esta obra es que relegara el anual «Eye of the beholder» como origen definitivo de Dos Caras: una obra sin duda menos ambiciosa, peor de dibujo pero que como actualización del origen del villano para mí es perfecta y su encaje con el año uno milleriano muy superior, en fondo y forma, al de LH.
Añadir que a mi también me dio la sensación cuando lo leí que DV era una obra más sólida.

ipso_facto
ipso_facto
Lector
12 noviembre, 2021 15:04

Poco puedo añadir a lo comentado por el autor del artículo y otros foreros, salvo recalcar que «The Long Halloween» no es una mala obra pero sí un trabajo harto sobrevalorado.

Hay 2 aspectos que en mi opinión le perjudican: el primero, la obligación de estirar la trama hasta 12 números, haciendo coincidir cada uno con una festividad señalada. Es un recurso tan artificioso como innecesario, que hace que algunos números funcionen de manera más o menos autoconclusiva pero perdiendo la cohesión con los restantes y por lo tanto con el conjunto de la obra. La obra hubiese funcionado mejor con menos números.

El segundo aspecto que le perjudica es la inclusión forzada, y de nuevo innecesaria, de toda la galería de villanos de Batman. Toda la historia gira en torno a Harvey Dent/Dos Caras, Batman y Calendar Man principalmente (coincido en que es una suerte de remedo de «El silencio de los corderos»), por lo que la presencia de otros villanos como el Joker, Espantapájaros, Poison Ivy o Solomon Grundy no aporta nada más allá de permitir a Tim Sale su lucimiento como artista aportando su personal representación gráfica de estos personajes

Hijo de Jor-El
Hijo de Jor-El
Lector
12 noviembre, 2021 15:53

Pues a mí sí me gusta the Long Halloween, y su revelación final me pilló absolutamente con el pie cambiado, esa sensación cuando te encanta que te hayan sorprendido de esa manera.

El panel que acompaña la reseña con todos los enemigos del Murciélago es una pasada.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
12 noviembre, 2021 16:14

Por centrar mi tesis: «El Largo Halloween» es un estado de animo, un ambiente, un sueño atemporal de una historia de alianzas y traiciones ebtre un mundo que acaba y otro que empieza. Es el alymbramiento de un nievo Gotham, y la historia de Dos Caras. Es un (falso o al menos tramposo) whodunit para atraer o mantener la atencion del personal. Pero en el fondo no deja de ser una exchsa para otra cosa.

Es la caida de Harvey Dent. O a su ascenso,dependiendo a quien le preguntes. El apostol del cambio, el fiscal del pasado y el criminal del futuro, tragicamente unidos. El mayor acierto es que todos culpamos a Harvey y Harvey es inocebte. Como Batman dudamos de el, le fallamos y entramos en deuda con el. Somo coparticipes de su victimizacion.

Todo esto no seria posible sin el talento de Sale, que firma uno de sus mejores trabajos. Tambien es cierto que se ha conjeturado en que contribuyo a pulir los guiones.

Sobre Loeb, pues no hay tanto bueno que decir. Se apoya en Sale para que veamos que bonitas son las bolas moviendse en el aire,sin que prestemos atencion a las que caen al suelo. Es un ejercicio eficaz, pero no de virtuosismo.

Hace poco una autoridad en Dos Caras, Hefner, enlazaba en su tumblr una critica señalando tanto como Loeb fusila toda la historia a partir de 3 o 4 fuentes combinadas. Tambien señala los notables agujeros de guion,que en una historia de prestar atencion y deducir hechos es parricularmebte grave. De ahi lo del falso whodunit.

Sigo!

Drury Walker
Drury Walker
Lector
12 noviembre, 2021 16:34

Sobre la continuidad. Si bien el Año Uno aguanto desde su aparicion como el origen del Batman moderno hasta que Snyder llego para hacerlo mejor (o eso dijo el), la vigencia de sus continuaciones van mas ligadas a los vaivenes de los cambios de continuidad. El Año Dos es oficial hasta la Hora Cero. El Largo Halloween decae o se ve alterado a raiz de la crisis infinita.

Dices que se trata de una primera aparicion de cada uno de ellos. Y eso no es cierto. Solo es el origen de Dos Caras. El resto ya estan operativos cuando aparecen alli. Otras historias de otros autores rellenan (o tratan) ese aspecto. Pero no es lo que le interesa a Loeb ni posiblwmente a Sale.

Sigo con los villanos. Si quieres contextualizar, creo que puede ser pertinente recordar que Loeb ha introducido elementos de la golden y Silver Age a lo largo de su carrera en DC. Los villanos de Batman son villanos de una pieza, con apenas un nombre y un gimmick. Son los criminales extraños y pintorescos de una pieza con un modus operandi y unas reglas concretas. No se indaga en por que es asi, solo es asi. Se definen por sus actos, ni siquiera importan las motivaciones de la mayoria de ellos. Son un elemento extraño, fuera del orden social y la ley, y Batman los debe detener. Por ello nones extraño que los aristocratas de ese orden, los jefes mafiosos, recelen de ellos.
Se puede considerar que en su fecha de publicacion, plenos 90 pero en una fase mas crepuscular, estan mas apegados a su concepto primigenio, lo cual tiene sentido si se intenta bucear en una epoca preterita reimaginada que es el planteamiento, mas alla de realizar un mero remake.

Sigo

Drury Walker
Drury Walker
Lector
12 noviembre, 2021 16:51

La referencia a Chandler me parece muy acertada,la suscribo punto por punto.

Lo que si que me ha dejado descolocado es que, si no te he entendido mal, situas la accion del especial 25 anos despues (al principio asumo que era el tiempo de publicacion entre ambas) pero hablas de un Gordon abuelo. Seguro? Gordon esta con una Barbara aun no adolescente, Robin es Dick…

La obra parece ser que parte de dos excusas segun una entrevista a Loeb: resolver la historia de Gilda que quedo «colgada» (los que hemos.leido Daredevil Yellow podemos poner pegas a esto) y dar una especie de respuesta en su continuidad a la usencia de Dos Caras en una decada (que por cierto en la entrevista se confunde de decada). Y digo excusa porque logicamente es trabajar a costa de un exito previo (nada que objetar a esto). El especial lo dejaria como lo que es: los bises para los fans de un par de rockeros que vivieron tiempos mejores

Y me parece que ya he escrito demasiado… Disculpas si quedo muy rollo!

gabomontes
gabomontes
Lector
En respuesta a  Drury Walker
12 noviembre, 2021 19:00

Al contrario, ha sido un comentario a la obra y su contexto muy enriquecedor. Lo aplaudo.

Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
12 noviembre, 2021 19:36

Yo la leí prestada (de Vid creo) justo en una etapa en la que casi había dejado todo lo que era comics (después que cerró DC/perfil acá y goteaba lo último de Zinco), y no me dejó un gran recuerdo. Quizás yo estaba medio negado con todo lo «nuevo», comparado con lo de fines de ’80 y primeros ’90 que había leído, me parecía todo una porquería. Capaz debería releerlo ya fuera de contexto…aunque no creo. Las 4 estaciones si me gustó.

Ziggy
Ziggy
Lector
13 noviembre, 2021 0:01

Nunca lei esta serie porque por un lado, como Justiciero, soy un lector ocasional de Batman, aunque el personaje tampoco cuenta con muchas de mis simpatias, a pesar de que reconozco su relevancia y su buen cumulo de historias de interes. Quizas esta historia incluso la evite porque era un tanto saturante la forma en que la promocionaron en su dia y por lo que da a entender la reseña, en realidad narrativamente lo más interesante es el dibujo de Sale. Igual habria que darle una mirada más adelante.

Sin embargo, quisiera acotar que tal vez algun interes tenga: ya admiti que no la he leído y no acostumbro opinar sobre aquello que no he leido,(ejem) pero si puedo opinar sobre el trabajo de Sale y Loeb en base a otros trabajos que si realizaron juntos, como Daredevil: amarillo O Superman: Cuatro Estaciones, donde Sale se prodiga con el color y aunque algo melosa y nostalgica, las historias resultan agradables.

Tal vez, especulo, lo que perjudico a Loeb en esta narracion fue la extension de la misma, algo que corrigio en posteriores trabajos, que si comparten ritmo y enfoque. ¿Mejoraria la narración si la historia hubiese sido algo más corta? Quizas. Tal vez Loeb tambien se dio cuenta y por eso despues prefirio hacer arcos cortos junto a Sale.
Ahora debo buscar el de Catwoman a ver que tal.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Ziggy
13 noviembre, 2021 9:12

Estas de Batman (y la de Catwoman) es un registro menos nostalgico. Yo creo que adapta la extension de los arcos segun lo que quiera contar. Una historia como esta te la hace en arcos de 12-13 numeros (victoria oscura, silencio), las que apuntas en unos 4 numeros y luego estan los especiales unitarios.

La de Catwoman: Si vas a Roma, ten en cuenta una cosa. Coincide narrativamente con Victoria Oscura. Loeb se cuida de no hacer spoilers de la misma (nos hemos ido de Gotham, tenemos que volver a Gotham para una cosa importante guiño guiño codazo codazo). Pero ojo, desarrolla una trama de El Largo Halloween. Si la lees antes que esta pierdes contexto (nada grave tampoco) y te haces algo de spoiler (aunque nones nada que no hayamos comentado en otro hilo). Loeb en esa obra hace concesiones en plan fanservice, incluso para Sale, que estropean un poco la obra. no obstante visualmenete es espectacular. Si te gusta Sale le pasaras la mano por el lomo al tomo (supongo que por eso lo sacan solo en tapa dura)

A mi de las de Marvel la mas redonda me parece Spiderman Azul. Y ademas ocurre lo que tenia que ocurrir, que es lo contrario de lo que ocurre en la cosa esa de Strac (y Quesada) que ya han corregido. Igual a Ignacio Yebra le parece horrible (no deja de recontar algo ya muy bien contado y cae en el tropo de Loeb de «hay un malo malisimo que esta detras de todo moviendo los hilos») pero, nuevamente, es un estado de animo

Ziggy
Ziggy
Lector
En respuesta a  Drury Walker
13 noviembre, 2021 20:18

Vaya, y yo que me queria saltar el largo Halloween porque se me hace laaaaargo.
Una pregunta, sin embargo. ¿Puedo leer el de Catwoman sin haber leido Victoria Oscura o ese tambien precede narrativamente a la historia de Selina?

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Ziggy
13 noviembre, 2021 21:10

El de Catwoman ocurre durante Victoria Oscura y se hizo a posteriori pero se puede leer independientemente sin problema.

Si te convence El Largo Halloween o quieres ver que pasa con Dos Caras o la saga de los Falcone sigue con Victoria Oscura. Si no es el caso no te castigues!

El Largo Halloween te lo ventilas rapido, creeme. No es de muchas viñetas ni mucho texto y la narrativa de Sale es muy fluida e impactante. Habia un articulo en la Zona analizando alguna pagina de Victoria Oscura que abundaba en esto. Yo creo que es de esos comics que tienen tanto nombre que aunque no te vaya a gustar merece la pena leerse para ver a que viene su popularidad. De todas formas puedes leer Catwoman a palo seco si crees que El Largo… Va a ser una mala experiencia, con esas pegas que te comente antes. Y si lo haces asi y necesitas alguna aclaracion pues aqui esta la Zona!

Ziggy
Ziggy
Lector
En respuesta a  Drury Walker
14 noviembre, 2021 18:48

Gracias por el dato y los consejos, Drury. Los tendré en cuenta.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
Lector
En respuesta a  MisterNiv
12 noviembre, 2021 18:55

Si dejas el comentario en «No tego ni zorra» te queda perfecto.

Jack Knight
Jack Knight
Lector
En respuesta a  MisterNiv
12 noviembre, 2021 19:09

Resumen: no me lo he leído pero es un motivo tan bueno como cualquier otro para hablar de Haerley e Ivy.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  MisterNiv
12 noviembre, 2021 20:48

No sé muy bien a qué te refieres conque Tynion metió «El Largo Halloween» en canon. Si te refieres a la reunión de villanos que hace el Designador (urgh, ese nombre) en el arco «Sus oscuros designios» es difícil de sostener porque un Largo Halloween sin Dos Caras ni mafiosos ni Gordon ni… Yo creo que la elección de esos cuatro villanos reunidos de colegueo en una casa de ambiente portuario en una etapa más inocente y alegre antes de su «power up grim and gritty» es una referencia bastante clara al largometraje del Batman de Adam West, cuando Acertijo, Joker, Cawoman y Pingüino forman el «United Underworld» para dominar primero Gotham, luego el mundo. O sea, Tynion reciclando y además intentando parecer que reinventa la rueda lanzándose a arreglar algo que no está roto (en eso aprendió de Snyder).

No te mates en calcular años «reales» de continuidad. Ni se aclararon post-COIE, ni post-N52… y ahora ni te cuento. Tampoco hagas cuentas en Marvel y su «continuidad deslizante» o como se llame ahora. Y Harley pues depende del canon. Si incluso en «Tierra de Nadie» estaba recién introducida en continuidad y en un arco hacía referencia a elementos de «amor loco». Lo de Damian lo justificaron como un crecimiento acelerado en un útero artificial, así que tampoco es un buen marcador temporal (depende cuánto les apetezca a los guionistas que estuviese en la pecera).