El Indie en los Eisner 2022 – Mejor serie regular

Seguimos analizando las obras indie en los Eisner. Hoy toca acercarnos a las series regulares que han sido nominadas este año. Todas actuales y todas imprescindibles.

Por , y
1
1316

Seguimos con el indie en los Eisner, es decir, el repaso a las obras del cómic independiente que han conseguido un hueco en los premios Eisner de este 2022. Tras escribir sobre las series nuevas es el turno de las colecciones regulares (os recordamos que podéis consultar la lista de nominados aquí). Este año solo han conseguido entrar en la lista tres, a diferencia de las cinco del año pasado. Sin embargo es curioso que ¡las tres repiten! Efectivamente, todas ellas ya estuvieron nominadas en años anteriores, pero no se queda ahí la cosa pues El Departamento de la Verdad entraba en dos categorías (mejor serie nueva y mejor serie regular) en 2021, Hay algo matando niños ya había sido nominada a mejor serie nueva en el 2020, mientras que Bitter Root fue nominada a mejor serie regular en 2021 y llegó a ganar a mejor serie nueva en 2020.

Es la tercera nominación para las tres nominadas, ya teniendo una de ellas un premio, con lo que el jurado lo tiene difícil y cualquiera puede hacerse con la vitoria. Pero lo cierto es que hay una que las adelantó en 2021, Usagi Yojimbo se alzaba gracias a su nueva etapa en IDW, no es de extrañar pues es una grandísima serie, pero también significa que todo es posible.

Bitter Root

Indie en los Eisner Bitter Root. Por David F. Walker, Chuck Brown, Sanford Greene y Sofie Dodgson Edición USA: Image Comics. Edición Española: INÉDITO. Tres años de vida tiene Bitter Root. Tres arcos argumentales. Tres años seguidos nominados al Eisner, el primero de ellos haciéndose con el galardón. ¿Qué pasa con esta serie que no está publicada en España? ¿Por qué es la única de esta sección que no hemos visto aquí? ¿Por qué incluso las nominadas a mejor serie nueva están ya publicadas en nuestro país y esta no la ha anunciado nadie? ¿Acaso el público español no está preparado para ella? El caso es tan curioso que cabe por lo menos hacerse estas preguntas. La cuestión es que no hay rastro de Bitter Root, aunque seguimos con la esperanza.

Sus creadores son David F. Walker (Power Man y Puño de Hierro, Luke Cage, Fury…) y Chuck Brown (Punisher, Pantera Negra…) como co-guionistas con Sanford Greene (Power Man y Puño de Hierro, Pantera Negra) al dibujo y en ella nos cuentan la historia de la familia Sangerye, los cuales llevan siglos cazando monstruos de muy diverso tipo, siendo su principal enemigo un tipo de demonios que se mezclan entre los humanos y atacan cuando menos se lo esperan, en ocasiones manipulándolos para que se vuelvan unos contra otros. Generan odio y diferencias entre las personas, aprovechándose de su ignorancia y sus prejuicios para infiltrarse en nuestro mundo. Pero los Sangerye tienen otro problema, la sociedad. Se trata de una familia negra, la mayoría de ellos residentes en Harlem, aunque también veremos a otros a lo largo y ancho de Estados Unidos, y además en los años veinte. Se puede definir como una serie de fantasía, acción y aventuras con más humor que drama, sin estar exento de este. Pero es distinta gracias a las pinceladas que los autores van metiendo para tratar temas sociales, fundamentalmente el racismo de la época pero también el machismo, el nacionalismo o la aporofobia, dando además diversas perspectivas de todo ello. Es una aventura interesante, sí, pero son los detalles lo que hacen a esta serie muy grande, ese tono de humor insertado en situaciones concretas realmente aporta un toque irónico que la hace única y nos da páginas maravillosas.

En este tercer arco argumental los Sangerye lo tendrán más difícil que nunca, su enemigo ha planeado toda una invasión a gran escala y la familia parece no poder encargarse de todo. Una colección que además de buena es necesaria.

El Departamento de la Verdad

El Departamento de la Verdad. Por James Tynion IV y Martin Simmonds Edición USA: Image Comics. Edición Española: Norma Editorial. Que James Tynion IV está en su mejor momento es una obviedad. El guionista estadounidense que se ganó la fama por su buen hacer en Detective Comics hace tiempo que vive por y para sus proyectos personales casi en exclusiva, con ese goloso contrato con Substack aún fresco en nuestra memoria. Y desde luego, no podía haber elegido mejor. Tynion se encuentra sumido en una espiral de éxitos incontestables entre los que uno de los más destacados es El Departamento de la Verdad.

La que supuso el debut del autor en Image Comics es una de esas series que te atrae con su propuesta y te atrapa con su ejecución. La historia nos narra la existencia de una agencia secreta encargada de velar por mantener a raya las variadas teorías conspiranoicas que pueblan la sociedad, porque… ¿¿todas son ciertas?? No vamos a contar más porque es una historia para experimentarla, pero El Departamento de la Verdad es una de esas obras que piden a gritos ser galardonadas como lo mejor del año. Un guion retorcido y lleno de originalidad que se convierte en un carnaval de apariciones estelares de las teorías más famosas del mundo yanqui, teñido por la oscuridad de ver tan bien reflejada la situación de neurosis que vive EEUU en los últimos años por culpa del florecimiento de una conspiranoia que no parece tener freno. Y un guion que es elevado a los cielos por los maravillosos lápices de Martin Simmonds, quien realiza un trabajo artístico tan arriesgado como asombroso. Un aura de oscuridad y neblina cubre todas las páginas dibujadas y coloreadas por el artista, que con sus formas y diseños toscos logra convertir una historia inquietante en una auténtica pesadilla electrizante.

La serie fue uno de los grandes taquillazos de Image en el pasado año, y se encuentra ya inmersa en su cuarto arco, mientras que en España pudimos disfrutar a principios de año su estreno gracias a Norma Editorial. Si el año pasado ya se llevó dos nominaciones a Mejor serie nueva y Mejor serie regular, no fue por nada. Si repite este año, tampoco.

Hay algo matando niños

Hay algo matando niños. Por James Tynion IV, Werther Dell’Edera y Miquel Muerto Edición USA: BOOM! Studios. Edición Española: Planeta Cómic. Una obra puede ser apreciada por muchos motivos, pero, por maravillosa que resulte, ninguna de las razones de ese aprecio garantiza algo que solo unas cuantas elegidas tienen: un carisma exultante. Son muy pocas las obras que tienen esa chispa con la que alcanzar a un público masivo y dejar una estela de fans a su paso. Hay algo matando niños es justo eso, una lectura que se ha ganado el corazón de su público gracias a su rebosante personalidad.

Hay algo matando niños es una historia que mezcla muchos elementos: terror, acción, drama… Sin embargo, el guion de James Tynion IV ―una vez más―, el dibujo de Werther Dell’edera y el color de Miquel Muerto consiguen fusionar cada uno de estos elementos para ofrecer algo fresco y único. Estamos ante una de esas obras cuya identidad se define por el atractivo del universo y los personajes ―quién no querría tener el pañuelo de Erica que regaló Planeta con el segundo tomo―.

Y una de las consecuencias de tener una franquicia tan exitosa es que los planes de BOOM! Studios con ella van para muy largo. Las ventas de todas sus entregas en conjunto superaron la imponente cifra de 2 millones de ventas. Este impulso comercial se ha mantenido con el paso de los más de 20 números que se han publicado a día de hoy, entre ellos el primero de una serie paralela a modo de spin-off, House of Slaughter. Además, sabemos que James Tynion IV es propenso a las series de larga duración. Los 36 números de The Woods son un ejemplo de ello, del mismo modo que son un ejemplo de cómo un guionista que lleva años creando historias de calidad parece haber dado finalmente con la tecla para posicionarse entre los nombres más destacados de la industria con propuestas que encandilan a crítica y público por igual.

Puede que Hay algo matando niños no vaya a obtener el oro en una categoría de tan fiera competencia, pero los misterios de La Casa de Slaughter, los personajes de Archer’s Peak y esos espeluznantes monstruos que matan niños se han abierto paso a golpe de machete para consolidarse como una de las propuestas más llamativas y exitosas del panorama actual.

La Competencia

Dentro de las series regulares tenemos a dos grandes de sus respectivas editoriales. Puede que no sean los mayores héroes de sus universos, pero no son nada desconocidos. El Inmortal Hulk de Al Ewing y Joe Bennett se vuelve a colar por aquí, no en vano es una de las series más queridas de Marvel en los últimos años. Sin embargo no llegó a ganar. ¿Lo hará ahora que ha finalizado?

En el otro lado, en DC, tenemos un trío de ases. Tom Taylor como guionista, que no para de enlazar buenos trabajos, Bruno Redondo al dibujo, que también está nominado a mejor dibujante (y desde aquí le deseamos la mejor de las suertes) y Nightwing, en una colección que está gustando mucho. No nos extrañaría que se lo llevase.

Reflexiones

En cuanto a cómics se refiere esta puede ser la categoría más importante, pues no premia un primer año sino todo un recorrido. Por ello no deja de resultar curioso que las tres indie (y una de las que hace competencia) ya estuvieran nominadas en años previos, especialmente porque se trata de colecciones de poco recorrido, no llegando ninguna de ellas a la veintena de números.

Respecto a las editoriales tenemos dos de Image, El Departamento de la Verdad y Bitter Root, y una de BOOM! Studios, Hay algo matando niños, lo cual no extraña ya que son las dos editoriales que más están llamando la atención. Pero el triunfador absoluto de estas nominaciones es James Tynion IV, que coloca dos de sus series de creación propia, y estas no son las únicas nominaciones que tiene este año.

¿Nuestra opinión? Sin contar que las de las dos grandes nos gustan, no nos vamos a engañar, el resto pueden entrar fácilmente entre nuestras favoritas del momento. Ahora bien, la frescura y la actualidad que plantea El Departamento de la Verdad parece haber encandilado al equipo de indie, casi por unanimidad.

Artículo anteriorEl joven Ludwig, de Mikael Ross
Artículo siguienteReseña DC USA – Black Adam #1
Nacido en 1979 en Avilés y actualmente residiendo en Castro-Urdiales, soy licenciado en Filosofía con Máster en Gestión Cultural, durante un tiempo me dediqué a la crítica musical y ahora me toca con el mundo del cómic, mis dos grandes aficiones. Empecé leyendo en casa de mi primo a finales de los 80, poco después ya me convertí en un comprador compulsivo. Mis comienzos fueron con Daredevil y las colecciones de X-Men pero pronto pasé a Spiderman, Poderes Cósmicos, Vengadores, Image, todo Wildstorm, Vertigo... no hago ascos a ninguna buena historia venga de donde venga.
Madrileño desde 1991, en los estudios me fui por los números mientras en casa me quedaba con las letras. Me crie pidiendo al Círculo de Lectores con mi madre y oyendo a mi padre hablar de Marvel, siempre con una peli de Disney en bucle. Fui niño con Mortadelo, adolescente con Spider-Man y adulto con Garth Ennis. Intento descubrir una cosa nueva cada día, y vivo con la ilusión de guionizar un cómic, escribir un libro y tocar un instrumento, aunque al final suela quedarme viendo vídeos de gatos. En mis otros ratos libres participo en un podcast de cine, pero esa es otra historia.
Nací en 1999 en Almería. Desde ese momento, las historias han dado color a mi vida en todas sus variantes y formatos. De tal disfrute surgieron mis ganas de profundizar en los entresijos de la narrativa y el lenguaje; unas ganas que no han hecho más que intensificarse día tras día. Disfruto de toda clase de cómics, con especial fijación por lo original y raruno.
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Vielmehr
Vielmehr
Lector
9 julio, 2022 2:58

A falta de leer Something Is Killing the Children, considero al Departamento de la Verdad como la mejor serie. Bitter Root en sus dos primeros arcos se me ha hecho un festival de conceptos apurados y sinceramente no logro preocuparme por los personajes aunque alguno esté muriendo. Sanford Greene y las piezas de ensayo que acompañan los números individuales están bien, pero la manera de narrar no me convence. Siento como si cada arco lo escribieran como el último teniendo que cerrar las tramas. El Departamento de la Verdad por otro lado me tiene atrapadísimo desde el primer número, y tanto la línea actual como los hechos del pasado me han encantado, solo espero que Tynion pueda desarrollar todas las ideas que expone o insinúa. Ah, y que Martin Simmonds sea más frecuente, aunque los artistas de relleno no me han decepcionado (redondos los números de Fornes y Boss).
Something Is Killing the Children en algún momento la leeré.