El fuego de Teseo de Jerry Frisen y Francesco Trifogli

Reseñamos El fuego de Teseo una revisión del mito griego en clave realista y protagonizada por una mujer

Por
3
1282
Fuego de Teseo

Edición original: Le feu de Thésée (Les Humanoïdes Associés, 2019)
Edición nacional/España: El fuego de Teseo. Integral (Ponent Mon, 2021)
Guion: Jerry Frissen
Dibujo: Francesco Trifogli
Color: Antoine Pédron
Traducción: Fabia Rodríguez Piastri
Formato: Cartoné. 112 páginas
Precio: 25,00€

La historia real de Teseo y el Minotauro

“Te contaré la verdadera historia de Teseo con palabras de hombre”

Ponent Mon nos trae la versión integral de El fuego de Teseo, una revisión del mito clásico del héroe ateniense al que sus responsables, el guionista Jerry Frissen (Meta-Baron) y el dibujante Francesco Trifogli, han dotado de una fuerte carga de reivindicación feminista.

Teseo es uno de los grandes héroes de la mitología griega y el más notable de los héroes atenienses. En su mito, Teseo es hijo del rey ateniense Egeo y Etra, princesa de Trecén, aunque también lo fue del dios Poseidón (cosas de los mitos). Fue un hijo concebido fuera del matrimonio y para protegerlo de sus rivales políticos, Egeo dejó a Teseo a cargo de su madre. Cuando cumplió 16 años, Teseo recuperó la espada que le había dejado su padre y se encaminó a Atenas para conocer a su progenitor. Por el camino afrontó graves peligros y derrotó a los más viles bandidos y asesinos que atemorizaban la región. Al llegar a Atenas superó un complot para asesinarlo orquestado por la mujer del rey Egeo y derrotó a los otros aspirantes al trono, siendo reconocido como legítimo rey de Atenas.

Muchas fueron las hazañas de Teseo como la derrota de las amazonas, la participación en la búsqueda del Vellocino de Oro junto a Jasón o el descenso al Hades para rescatar a Perséfone. De todas ellas la más conocida es la derrota del terrible Minotauro de Creta. El rey Minos de Creta había derrotado a Atenas y como pago exigía que cada año 14 jóvenes de la nobleza fueran enviados a Creta para ser devorados por el Minotauro. Teseo se ofreció voluntario para ir allí y derrotar el monstruo mitad toro mitad humano. Con la ayuda de Ariadna, hija de Minos y hermana del Minotauro, Teseo consiguió derrotar al Minotauro y huir del laberinto donde éste vivía.

Con esta base mitológica, Frissen y Trifogli, pretenden contar la historia real de Teseo y el Minotauro, y por real hemos de entender despojada de toda magia o intervención divina. No estamos ante un pretensión por parte de los autores de contar la historia verídica de Teseo (eso es imposible) sino de construir un relato despojado de magia e intervenciones divinas pero que a su vez incluye una importante lección moral (como hacen casi todos los mitos). Y aquí es donde entra en juego el elemento más llamativo de esta propuesta: el cambio de sexo de Teseo, convertida ahora en mujer.

Fuego de Teseo
Portada del primer album francés

Frissen nos presenta a una Teseo madura que le explica a un aedo la verdadera historia del héroe homónimo ateniense y que parece haber sido borrada y olvidada. Así descubrimos que la joven Teseo fue repudiada por su padre y casada en contra de su voluntad por su madre. La joven consigue escapar de un complot de asesinato en el que perece su madre y es vendida como prostituta. Vejada y humillada, nace en ella la llama de la determinación por la venganza contra su padre. Pasa varios años en las que se ve obligada a luchar como gladiadora para placer de su dueño hasta que consigue su libertad con sangre y fuego. Convertida en proscrita, se dirige a Atenas cuando descubre que su padre ha sido derrotado por los cretenses. Una vez en Atenas se ve obligada a ir a Creta donde descubrirá la verdad sobre el terrible Minotauro y conseguirá convertirse en la heroína de Atenas.

La propuesta del autor americano de origen belga contiene un potente mensaje de reivindicación feminista con el que denuncia muchos de los abusos e injusticias sufridas por mujeres a lo largo de la historia, entre ellos el borrado deliberado y sistemático de los logros conseguidos por mujeres y atribuidos a hombres. Para ello se vale de la figura del aedo al que le van relatando la verdadera historia que desmonta el mito y hace aflorar la verdad.

Frissen construye un intenso relato de venganza con momentos muy logrados como la terrorífica travesía por el laberinto que desemboca en un cruento enfrentamiento con el Minotauro. El guionista dota a la historia de buen ritmo y dosifica las revelaciones de la historia de Teseo para jugar con el misterio y sorprendernos con algún giro inesperado del guion. El lector que conozca el mito podrá descubrir las reinvenciones que el autor ha hecho de personajes y situaciones, mientras que quien se aproxime por primera vez al personaje podrá disfrutar de un interesante relato de odio y venganza cargado de un potente mensaje. De lo que no escapa el guion de Frissen es de ciertos tópicos y de falta de sutiliza en algunos de sus postulados que pueden echar para atrás a algunos lectores que se acerquen con reticencias a esta obra.

En el apartado gráfico Francesco Trifogli realiza un trabajo sobrio, de acabado realista que casa muy bien con las intenciones de la historia. Hay un buen trabajo de caracterización y de recreación de los escenarios en los que se sitúa la acción, aunque en algunos pasajes su trazo resulta poco definido. Al igual que el guion, destaca el dibujo que narra toda la búsqueda y el enfrentamiento con el Minotauro, transmitiendo muy bien la atmósfera malsana y terrorífica de la situación.

La edición de Ponent Mon sigue los estándares de papel e calidad de reproducción de la editorial, con el tamaño habitual para la publicación de las obras europeas. El tomo incluye los dos álbumes franceses con sus respectivas portadas.

El fuego de Teseo es una interesante obra que juega con el concepto y finalidad de los mitos para transmitir un mensaje moderno y necesario, que va más allá de la simple apariencia o de la polémica. No se trata de explicar una historia real sino de usar una narración para explicar de forma comprensible un concepto universal de la condición humana. Lo que siempre han sido y siguen siendo los mitos por mucho que hayan cambiado (o no) los tiempos.

Lo mejor

• La intensidad del relato de venganza.
• La trágica historia del Minotauro.

Lo peor

• La poca sutileza y el uso de tópicos a la hora de presentar algunos postulados.

Edición original: Le feu de Thésée (Les Humanoïdes Associés, 2019) Edición nacional/España: El fuego de Teseo. Integral (Ponent Mon, 2021) Guion: Jerry Frissen Dibujo: Francesco Trifogli Color: Antoine Pédron Traducción: Fabia Rodríguez Piastri Formato: Cartoné. 112 páginas Precio: 25,00€ La historia real de Teseo y el Minotauro "Te contaré la…
Guión - 7.5
Dibujo - 7
Interés - 7.5

7.3

Intenso

Revisión del mito griego de Teseo en clave de relato realista a la vez que reivindicativo de potente mensaje feminista. Una historia humillación, resurgimiento y venganza narrada con brío por Jerry Frissen y Francesco Trifogli

Vosotros puntuáis: 6.6 ( 8 votos)
3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
sibaix
sibaix
Lector
7 febrero, 2021 10:30

Dibujo tremendamente irregular da la impresión de que es un buen dibujante pero que necesita más tiempo para alcanzar su nivel, guion con excesiva violencia con un cambio en la historia de Teseo y el Minotauro que no me ha convencido, y no el problema no es que ahora sea una mujer de hecho me gustan las mujeres guerreras el problema es que los cambios no me han parecido interesantes más haya de para justificar una violencia extrema, una pena porque me gusta la temática pero este no se queda en mi colección, ni dibujo ni guion me han gustado.

Hawkguy
Hawkguy
Lector
7 febrero, 2021 18:22

No entiendo por qué en la traducción han decidido mantener el nombre Teseo en vez de cambiarlo a Tesea. En francés la gracia es que Thesée ya de por sí parece más un nombre femenino que masculino, lo que da juego a la idea que en “realidad” se trató de una mujer a la que la historia recordó como hombre. En castellano al perderse ese subtexto el referirse a ella con un nombre claramente masculino según nuestras convenciones no hace más que sacarme de la obra.