El fantasma de Gaudí

Arquitectura y crímenes.

Por
2
1375

Edición original:Dibbuks
Guion:El Torres
Dibujo:Jesús Alonso Iglesias
Color:Jesús Alonso Iglesias
Formato:Cartoné, 124 Páginas
Precio:22€

En cierta forma, Gaudí es Barcelona. Su visión, su genio, conformaron el ánima de esta ciudad.

Antes de hacerse famoso en España por encargarse de los diseños de la película de animación de Spiderman: Un nuevo Universo, Jesús Alonso Iglesias (1972) ya había realizado un puñado excelentes cómics como la serie Silhouette (Dolmen) con guion de Víctor Santos, PDM. Paquet de mierda (Dibbuks) con guion de Pierre Paquet o Los Dalton (Dibbuks) con Olivier Visonneau. Aunque quizás el más famoso sea El Fantasma de Gaudí en el que dibujo el guion de El Torres (1972), otro autor que a pesar de haber firmado obras tan destacadas como El velo (Dibbuks) y El bosque de los suicidas (Dibbuks) ambas con Gabriel Hernández Walta al dibujo, Nancy in hell (Dibbuks) con dibujo de Juan Jose Ryp, Camisa de fuerza (Dibbuks) dibujada por Guillermo Sanna o Bribones (Dibbuks) con dibujos de Juan Jose Ryp, Nacho Tenorio o Lolita Aldea, también debe su fama entre el gran público a una obra de animación, en su caso la serie Virtual Hero creada por Rubén Doblas, más conocido como El Rubius. Algo, que tal vez nos debería llevar a una reflexión sobre la escasa presencia del cómic en los medios generalistas. Pero es algo que nos distraería de lo que nos ocupa que es hablar de El fantasma de Gaudí. Uno de los mejores cómics que han aparecido en nuestro país en los últimos años que obtuvo el premio a la mejor obra Nacional en el Salón del Cómic de Barcelona 2016, el premio al mejor guionista en Expocomic 2015 además de estar nominado a los Harvey y Eisner. Apareció en nuestro país en septiembre de 2015 editado por Dibbuks.

Tras salir de su trabajo de cajera, Antonia salva de morir atropellado a un anciano que se parece enormemente a Gaudí. Sin embargo, los testigos del suceso solo la han visto a ella. Así que cree haber visto al fantasma del arquitecto. Los días posteriores, la policía comienza a encontrar cadáveres mutilados en los principales monumentos obra del arquitecto. El inspector Calvo será el encargado de dirigir la investigación.

En los agradecimientos de la obra podemos leer “Un cómic inspirado y dirigido por Ricardo Estaban” ya que se trataba de un encargo que les hizo el por entonces editor de Dibbuks. El encargo era un cómic sobre Gaudí, pero en lugar de hacer una biografía El Torres se lo llevo a su terreno y nos plantea un thriller que se desarrolla en la actualidad. El resultado es un paseo por la huella indeleble que el arquitecto ha dejado en Barcelona a través de sus edificios y monumentos. Adicionalmente, se acabó convirtiendo en el germen de la trilogía de las “G” en la que se ha embarcado el guionista, hasta el momento ha aparecido además de la que nos ocupa Goya Lo sublime terrible dibujada por Fran Galán y estamos a la espera de Galdós y la Miseria con dibujos de Alberto Belmonte Luque.

Como ya hemos dicho estamos ante un thriller policiaco de misterio y suspense con un asesino en serie, pero lejos de la oscuridad a la que acostumbran este tipo de historias, aquí tenemos las luminosas obras de Gaudí para llenarlo de luz junto al colorido dibujo de Iglesias. La historia engancha desde la primera página ya que todo está muy bien medido y los personajes están bien construidos de manera que todo funciona como un reloj bien engrasado. Estamos ante una historia que cumple los parámetros habituales del género, pero que nos ofrece una historia compleja, sobre todo, por la sabia mezcla entre lo real y lo imaginario. La humanidad que transmite el personaje de Antonia, gracias al tiempo que se toman los autores en definirla como personaje, nos acerca a lo cotidiano, a lo mundano, algo que potencia y dota de realismo la trama de los asesinatos. Algo que también sucede con el inspector Calvo, aunque en su caso sí que se cumplen los clichés del género. El Torres hace que escribir una magnifica historia de este tipo parezca fácil, y no lo es, solo hay que mirar los cientos que nos llegan cada año en diversos medios y pasan sin pena ni gloria.

Pero el encargo no era un thriller, era una historia sobre Gaudí, y sin duda lo es, ya que la importancia de su trabajo en la obra es capital. Además de situar los crímenes en sus obras más significativas (el Park Güell, la casa Batlló, la casa Vicens, la Pedrera o la Sagrada Familia) algo que convierte la novela gráfica en una macabra guía de viajes. Además, vemos varios de los misterios que hay asociados a su trabajo, sobre todo lo referidos a la disposición geográfica de los mismos. También hay una reflexión sobre el amor-odio que muchas veces nos producen determinadas artistas, con que facilidad acabamos pasando de la admiración a la obsesión malsana. Por suerte todo está muy bien mezclado en la novela gráfica y es ese equilibrio la clave para que todo funcione.

El fantasma de Gaudí no hubiera sido el éxito que fue sin el trabajo de Jesús Alonso Iglesias. Su estilo es de base realista con un toque caricaturesco en las facciones de los personajes muy habitual en el cómic franco-belga y la animación, aunque con líneas más sueltas que en los autores más clásicos. Como la gran mayoría de los autores que ha trabajado en animación su trabajo destaca por el enorme dinamismo y expresividad que consigue insuflar a los personajes. Incluso en los personajes que solo aparecen en una viñeta. Por cierto, entre ellos hay varias caras conocidas del mundo del cómic. Esa humanidad que adquieren sus personajes hace que consigamos empatizar y emocionarnos con ellos. Pero donde da el do de pecho es en la representación que hace de las obras emblemáticas del arquitecto, que lejos de ser simplemente el decorado de la historia adquieren vida propia. El detalle con el que las dibuja consigue transportarnos a ellas, pero sin que ello lastre la historia. Hay que destacar el espectacular color de la obra, ya que las distintas horas en las que suceden las escenas hacen que la iluminación no sea sencilla y menos en las obras de Gaudí.

Dibbuks hace una gran edición con diseño precioso, además de la historia el tomo tiene como contenido extra una introducción del periodista y escritor Javier Sierra, además de abundante material sobre la creación del cómic como portadas descartadas, bocetos y notas de los autores.

El fantasma de Gaudí es una historia compuesta muchos elementos ya que es un thriller, un homenaje al arquitecto y visita por Barcelona, juntos acaban componiendo un trencadis, tan bello como complejo. Una obra que es una buena prueba del talento de El Torres y Jesús Alonso Iglesias, sin duda dos de los mejores autores de nuestro país.

Edición original:Dibbuks Guion:El Torres Dibujo:Jesús Alonso Iglesias Color:Jesús Alonso Iglesias Formato:Cartoné, 124 Páginas Precio:22€ En cierta forma, Gaudí es Barcelona. Su visión, su genio, conformaron el ánima de esta ciudad. Antes de hacerse famoso en España por encargarse de los diseños de la película de animación de Spiderman: Un nuevo…
Guión - 8.5
Dibujo - 8.5
Interés - 8.5

8.5

Trencadis

El Torres y Jesús Alonso Iglesias firman una obra que es mucho más que precioso homenaje a Gaudí y a su obra.

Vosotros puntuáis: 6.18 ( 8 votos)
Artículo anterior80 Aniversario Robin – Damian Wayne
Artículo siguienteThe Wicked + The Divine 5: Fase Imperial parte 1
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Nippur
Nippur
Lector
29 abril, 2020 16:18

Excelente obra. Ojalá sigan haciendo reseñas de trabajos de El Torres. Me parece un guionista muy interesante

HASTUR
HASTUR
Lector
30 abril, 2020 20:00

Una obra muy recomendable y que recoge muchas historias entorno a Gaudí.