El Elegido – Ultimate Jesucristo

Por
1
613

Gross/Millar/Dark HorseTítulo original: Chosen nºs 1 al 3
Autor: Mark Millar (guión) y Peter Gross (dibujo)
Planeta DeAgostini, Tomo 66 págs. color, 6,95 €

El teólogo Albert Scheitzer afirmaba ya a principios del siglo XX, en referencia a la primera fase de la investigación sobre el “Jesús histórico” , que esta búsqueda aportaba muchos datos pero fracasaba en su pretensión de ofrecer una imagen clara e irrefutable de aquello que constituía su objeto de estudio. Ese Jesús histórico se escondía siempre, una y otra vez, tras las interpretaciones que de él se hacían. No hay consenso sobre las ipsissima verba Jesu (las palabras auténticas de Jesús) ni tampoco sobre la manera como eran interpretadas esas palabras por las primeras comunidades cristianas.
Por eso muchas veces se comenta que las “Vidas de Jesús” son más proyección de las preocupaciones de quienes las escriben que no otra cosa. Por eso será también que El Elegido, antes que acercarnos al Nazareno, nos acerca a Millar, el escocés. Por eso será también que, en esta obra, antes que nada, lo que más claramente se nos muestra es aquello que representa para Millar hacer la versión Ultimate/definitiva de algo.
Y la verdad es que escasamente definitivas parecen esas interpretaciones. Revisiones que poco aportan al modelo original. En las cuales “actualizar” significa tan solo reubicar la narración en un contexto histórico “reconocible” más o menos cercano, potenciar el efectismo y la espectacularidad y llenarlo todo de tacos. Obras que se envuelven en una patina de madurez mediante el recurso a lo mordaz, lo sarcástico y lo provocativo. Actitudes que, de adultas, sólo tienen el barniz.
La historia nos lleva a través del despertar de este Jesús Ultimate, adolescente y milagrero, alternando la pirotecnia con la ligera distorsión de la imagen clásica de esta figura religiosa. En un ejercicio que aparenta pretencioso porque todo va quedando muy en la superficie y sólo algunas de las ideas mostradas resultan especialmente sugerentes: la crisis de fe del padre Tom – Tomás, el incrédulo, en los Evangelios – ante la “injusticia” del mal; el miedo, tras la ilusión, que provoca la segunda venida del Mesías, por lo que tiene de anuncio del Apocalipsis… Pero a medida que avanza la obra, la disonancia de este Jesús y de todo lo que le rodea con su referente tradicional, parece volverse cada vez más arbitraria, extraña y desacertada. Y eso, al tiempo que se nos van acabando las páginas y la historia, se diría, no va hacia ninguna parte. Y entonces Millar le da un volantazo al argumento. Y, en ese quiebro, todo acaba encajando. La disonancia, consuena. Y la pretenciosidad se diluye porque, en ese mostrar el guionista sus cartas, nos confiesa que todo parte de una sencilla idea, casi anecdótica pero profunda, sobre el grado de indulgencia e idealización con el que tendemos a contemplarnos a nosotros mismos. Idea que simplemente se apunta, quedando en manos del lector el explorarla. Desde ahí, también, mayor merito adquiere que el escritor haya sabido integrar, en esa idea, a las demás, en un movimiento que, retroactivamente, desde el final insufla nueva vida al conjunto. Consiguiendo entonces de ofrecernos una obra pequeña en cuanto a sugerencias y desarrollos. Pero redonda en la armonía de su entramado. Llegados al final, la única pega que quizás aún pueda encontrársele sea la abundancia de improperios cuando la historia se ambienta en una época en la que, al menos aquí, estos no eran tan usuales en el lenguaje coloquial como puedan serlo hoy. Bien es cierto, una nimiedad.
Respecto al apartado gráfico, de Gross poco cabe decir. Salvo que cumple de manera muy justa pero sin llegar a molestar. Su dibujo es lo suficientemente expresivo y claro como para contar la historia, llegándola a pifiar estrepitosamente sólo en una ocasión, y sabe encajar con cierta habilidad a cada personalidad en el rostro adecuado.
La edición de Planeta está en consonancia con el dibujo. Discreta y austera, pero suficiente. Que ustedes la disfruten… si les interesa.

1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
patriciora
patriciora
17 abril, 2010 22:02

te queremos jesucristo segui adelante….