El Detective Comics de Scott Snyder

Por
18
2175

Cuando podemos referir al trabajo de un autor en una serie como “el tal de tal” significa que él fue capaz de realizar una obra de importancia que será recordada por un tiempo, que consiguió escapar a la intrascendencia, al olvido.

Como notarán, el Detective Comics de Scott Snyder ha conseguido eso, al menos tras sus primeros meses de publicación. La historia dictará sentencia y rectificará o ratificará esta afirmación tras el inexorable paso del tiempo, pero personalmente hoy por hoy no vacilo en sostenerlo, ya que el escritor sin lugar a dudas supo afirmarse en un terreno difícil para postularse y sostenerse en el rol de principal responsable de los destinos de Batman en el universo ficcional de los cómics.

El mencionado terreno complicado era una Detective Comics sucediendo una interesante etapa con Batwoman de protagonista (más varios números de esos que sí caen en la intrascendencia), sin contar el relativamente novel autor con Bruce Wayne debajo de la capucha, en el marco no menor de Batman Incorporated en donde Grant Morrison todavía era el amo de la continuidad batmaníaca. Snyder tomó lo que le dieron y logró buenas historias que no olvidaremos así nomás y que, más importante, le dieron paso a continuar su carrera como un importante escritor del Universo DC relanzado siendo el guionista de dos importantes series regulares: Batman (lo cual da ya a entender que su paso por Detective fue bueno) y Swamp Thing.

Dejando el presente de lado y remontándonos unos meses repasemos lo que fue la etapa de Scott Snyder a cargo de Detective Comics. Esta se extendió por once números, desde el 871 al 881. Los dos primeros presentaron un plan de incluir dos historias conjuntamente, que se entrecruzarían. La idea de las dos historias por comic se abandonó desde el tercero, pero igualmente (y afortunadamente) el autor prosiguió con su plan de las narraciones intercaladas, lo cual redundó en un excelente final de su etapa.

Una característica importante del Detective Comics de Snyder es que contó con dos artistas de alto nivel y muy diferente estilo, con lo cual el guionista pudo jugar ofreciendo historias diferentes a cada uno para que se lucieran según su dibujo. Ellos son Jock y Francesco Francavilla. El primero tuvo guiones con contenidos de acción y suspenso, mientras que el italiano que destaca por su tono pulp tuvo para trabajar una narrativa policial acorde. Especialmente notable es el último número de la etapa, y también último de la serie regular previo al relanzamiento, en donde ambos artistas trabajaron en un mismo comic, funcionando increíblemente bien pese a (¿o debido a?) la diferencia de estilos. Pero estamos adelantándonos.

The Black Mirror

Desde el mismo comienzo de su etapa quedó en claro que el escritor tenía interés en explorar profundamente a Gotham City en sus historias . Su primer arco argumental, titulado como bien dice arriba The Black Mirror, tuvo como tema justamente ese: la ciudad está viva (metafóricamente, o no…), y es una ciudad hambrienta y mortal y salvaje. Lo interesante del planteo, que desde luego no es original, es que la ciudad es vista desde los ojos de Dick Grayson, el Batman de esta historia, lo cual cambia mucho las cosas.


Y este punto es otro en el que Snyder lo hace bien desde el principio, presentando a un Batman que claramente es Dick (un problema que muchos autores no pudieron resolver a lo largo de ese período de la continuidad del personaje), correctamente caracterizado en diversas situaciones, utilizando personajes de su reparto.

Este abordaje fue realizado mediante la narración de una historia que combinó los mencionados elementos de suspenso y acción con los que Jock se desenvuelve a la perfección, pero sin dejar de lado el aspecto detectivesco que uno esperaría encontrar en un comic titulado Detective Comics.

Skeleton Cases

En los números #871 y #872 se publicaron las dos primeras partes de otro arco argumental, como historia breve de menos cantidad de páginas que concluiría con un número completo en el #874. Podemos decir que las dos primeras partes de este arco argumental eran un complemento de aquellos cómics, pero no sería preciso ya que esta narración se revelaría como muy importante en la etapa completa de Snyder en Detective Comics.


En este segundo arco el protagonista no es Batman sino James Gordon, lo que hace obvio lo mencionado anteriormente en cuanto a las características de policial de la historia que dibuja Francavilla. A partir de un caso que podría ser uno como cualquier otro en Gotham City, Snyder nos introduce en la exploración del pasado de ese personaje siempre relevante del mundo de Batman pero no muchas veces presentado en roles sobresalientes. Este inmiscuirse en la vida de Gordon, implicó recuperar un personaje ya existente y olvidado por casi todos, para reformularlo de una manera interesante que le daría el centro de atención del Detective de Snyder. Hablamos de James Gordon Jr., hijo del mentado Comisario de Gotham, pero volveremos sobre ello más adelante.

Lost Boys

La importancia que el autor dio a los Gordon, padre e hijo, motivó un número separado de los arcos argumentales estructurados que venían presentándose. En este #875 otra vez es Francavilla quien dibuja, naturalmente con el Comisario Gordon como protagonista y se centró exclusivamente en la profundización de la trama de Gordon Jr. construyéndolo como personaje para servir a los propósitos del escritor, alimentando a su vez esta trama para conducir suavemente al final de la historia de Snyder, mediante la narración de una historia situada en el pasado.

Hungry City

Entre los números #876 y #878 vuelve Jock para otro comic del estilo del primero, con las cualidades de Batman de detective puestas en juego, la acción y el suspenso presentes de modo constante, así como la insistencia sobre Dick Grayson y no Bruce Wayne como protagonista y las reflexiones sobre lo que Gotham City significa y hace sobre la gente que pasa por allí.


Otro punto del trabajo de Snyder que cabe destacar aquí, es la voluntad de salir de los lugares comunes a la hora de buscar conflictos y villanos para sus historias, valiéndose sí de la amplia mitología que tiene Batman pero creando personajes nuevos que den un aire de originalidad al comic, evitando que se sienta que ya hemos leído esto una y mil veces.

A lo largo de este arco argumental, por último, ya queda perfectamente en claro que la trama que importa realmente en esta lectura es la de Gordon Jr., entrecruzándose las historias de manera notoria.

Skeleton Key – My Dark Architect

Los números siguientes, #879 y #880, otra vez fueron individuales repartiéndose uno cada uno los dos artistas de esta etapa. En estos, Snyder se dio el lujo y el gusto de presentar su versión del Joker, aunque fuera como un accesorio, un detalle, dentro de una historia mayor donde los personajes principales eran otros. Asimismo, Francavilla y Jock también pudieron darse el gusto de dibujar al villano más importante de Batman.


Pero como ya dijimos, lo que aquí importa es la trama de James Gordon Jr., por mucho que aparezca el Joker. Y es así que estos dos números funcionan como una dinámica recta final de tensión y suspenso, de sucesivas revelaciones que conducen directamente al último número de la etapa.

The Face In The Glass

Ese fue el título del último número de Detective Comics, el #881, con extra cantidad de páginas y un trabajo conjunto de Scott Snyder, Jock y Francesco Francavilla. Algo había dicho ya al comienzo de este texto sobre lo notable de esta colaboración, y cabe repetirlo, particularmente por lo que respecta a la sensación de continuidad que logran los dibujantes más allá de sus diferencias estilísticas.


Además de ser una conclusión a toda su historia y por ello dar todas las explicaciones que vengan a cuento y funcionar como desenlace que redondee la narración que se extendió por once cómics, este número final también sirve como síntesis, reuniendo en sus treinta páginas todo lo que caracteriza a la etapa de Snyder en Detective Comics: una reflexión sobre los significados de Gotham City, villanos nuevos a partir de la historia conocida de Batman, la exploración de la vida pasada de James Gordon, un Batman que claramente es Dick Grayson, escenas de acción, suspenso, policiales, imprimiendo tensión y dramatismo a su narrativa y, lo mejor, transmitiéndola al lector.

Enlaces de interés


Todas las imágenes fueron extraídas de Internet

18 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Spirit
22 noviembre, 2011 12:11

En las entrevistas previas a hacerse cargo de la serie, y antes del retbot, ya comentaba el amigo Scott que quería que Batman fuera un detective y que las historias irían encaminadas a ello. Algo que de entrada me gustó, pues hacer una historia así requiere “comerse un poco el coco” y trabajárselo, ya que lo fácil es hacer que Batman se lie a puñetazos y tan tranquilos. Parece ser que, efectivamente, por eso y por mucho más el amigo Scott se lo ha currado y ha presentado un Batman interesante, al contrario que Morrinson, y yo presto voy a agenciarme el tomo de Planeta y el sucesivo de ECC para disfrutarlo. Lo cierto es que con tanta historia de batman anodina, es de agradecer alguien que le saca jugo al personaje y su galería de secundarios.

Mr. Garret
Mr. Garret
Lector
22 noviembre, 2011 12:23

yo soy un fan del streets of gotham de paul dini y espero disfrutar este detective comics como disfruto el primero.

MeMo
MeMo
Lector
22 noviembre, 2011 13:22

Me hubiera encantado ver a Scott hacerse cargo de los guiones de Nightwing!

Jean La Montarde
Jean La Montarde
Lector
22 noviembre, 2011 13:43

¿En el tomo de planeta y en el que sale en enero de ECC esta todo el recorrido de este señor en Batman pre NUDC?

guolberin
guolberin
Lector
22 noviembre, 2011 13:45

No, Jean La Montarde, Planeta ha publicado este mes el tomo 1, ECC saca en Enero ese que dices, que será el 2, y aún faltaría la miniserie Gates of Gotham, que dicen que sienta las bases para la serie del NUDC

Jean La Montarde
Jean La Montarde
Lector
22 noviembre, 2011 13:46

Gracias por la rapidez y la concrecion de la respuesta guolberin

guolberin
guolberin
Lector
22 noviembre, 2011 13:50

De nada, aunque me he dado cuenta de que había leído mal tu comentario, jaja, creía que preguntabas si en el tomo de ECC de Enero

backlash
backlash
Lector
22 noviembre, 2011 14:33

Pues a mi al contrario aunque este hombre no escriba mal ni mucho menos compite con Morrison en originalidad, de hecho lo que hizo Rucka esta mucho mejor que esto. Yo me he leido toda la etapa en yanqui y no esta mal pero tampoco es para tanto 

David Fernández
22 noviembre, 2011 14:47

Una etapa MUY recomendable, de lo mejor del personaje en épocas recientes. Además, con el valor añadido de que no solo está inspirado Snyder, sino también Jock y Francavilla

Aunque, dicho sea de paso, a mí el trabajo de Morrison al frente de la franquicia me sigue pareciendo fenomenal.

Buen artículo, Mariano!

R.I.P.
R.I.P.
Lector
22 noviembre, 2011 16:14

Después de leer bastantes recomendaciones, creo que terminaré haciéndome con ambos tomos, a la espera del tercero que comenta Guolberin. Aunque mira que me fastidia pagar tanto por el de Planeta… Ahí los de ECC les han ganado por goleada.

El Killer
Lector
22 noviembre, 2011 16:17

De quien fue la historia en que habian un monton de batmans y jokers matandose en las calles y el que estab detras de todo era un victima del gas del joker que lo dejo a el y a su novia en un “coma conciente”? esa historia me encanto, te dejaba pensando ¿Fue de Snyder?

bobby harras
bobby harras
22 noviembre, 2011 17:30

La historia anterior a la etapa de Snyder fue escrita por David Hine y Dibujada por Scott MC Daniel,mal no estuvo.

Martin
Martin
Lector
22 noviembre, 2011 18:18

Fue una bendición la llegada de Synder. Un tipo que entiende y , sobre todo, RESPETA  a un personaje como Batman ( Ya sea Dick o Bruce ). Volvió a sus orígenes, utilizó su ciudad como protagonista ( y lo sigue haciendo ) y volvió a darle el tono que hace que lo leas y digas “este es Batman”.
Arregló todo el ridículo desbarajuste que hizo el escocés megalómano casi sin mencionar su etapa ( me atrevería a decir que está totalmente en desacuerdo con la etapa de su predecesor, cosa que no dirá , por supuesto ).
 
Ojalá lo tengamos por mucho tiempo más.

Kauso
Kauso
22 noviembre, 2011 18:20

Aunque no tiene que ver con este tema                                                              
¿Es cierto que Planeta no va a publicar en diciembre el tomo del Batman de Steve Englehart y Marshall Rogers? Es que en su Web no lo pone en el listado de las novedades del mes siguiente…
 
 
 
 
 
 
 

Khazgob
Khazgob
Lector
23 noviembre, 2011 17:41

Para mí, el mejor Batman del último lustro (el de Morrison me parece demasiado disperso/estirado). Y los dibujantes son un acierto de pleno, especialmente con la historia de Gordon. Esa atmósfera opresiva, cargada de tensión, donde notas, SABES, que va a pasar algo chungo en cuanto gires la página…

Ocioso
Ocioso
Lector
23 noviembre, 2011 23:34

Khazgob ha comentado: Esa atmósfera opresiva, cargada de tensión, donde notas, SABES, que va a pasar algo chungo en cuanto gires la página…
 
Pues que te encuentres a Justin Bieber con los morros llenos de leche anunciando Got Milk? No se me ocurre nada mas desagradable. La maldita publicidad de los tebeos americanos.
¡Consuma producto español!

SICKBOY
SICKBOY
Lector
24 noviembre, 2011 21:56

Disculpad todos mi ignorancia pero por lo que he leido despues del tomo que ha salido de planeta por lo visto en enero sale otro de ECC, pero no se a que se refiere esto. El otro día me dijeron en una tienda que dc va a cambiar de editorial aquí en España ¿ECC es esa nueva editorial que me dijeron?
Muchas gracias de antemano amigos 🙂

Espaiderman
Espaiderman
Lector
26 enero, 2012 18:51

 lA MEJOR ETAPA DE bATMAN DE LA PASADA DÉCADA. Indispensable.